martes, 29 de diciembre de 2020

"MENTIRAS PLANDÉMICAS", LA PELÍCULA DE ESTAS NAVIDADES



El decano del Colegio de Biólogos de Euskadi, uno de los pocos científicos que no ha secundado con un vergonzante silencio cómplice la cutre película de terror que difunde el desgobierno español, desmiente la teoría absurda de que acaba de aparecer una cepa mutante del virus que jamás fue aislado ni cultivado (una supuesta mutación que, para más INRI, no resulta ser menos dañina, sino más agresiva y letal, porque, como todo el mundo sabe, los virus no buscan perpetuarse, sino extinguirse practicando el "suicidio ampliado" con los organismos que los hospedan, ciencia pura, oiga).

Ya va para un año y seguimos esperando a que la verdadera ciencia demuestre la existencia real del bicho, no una mera construcción conceptual creada por bioinformáticos mediante software que nos quieren vender como si fuera una estructura real, cuando nunca le han encontrado aislado ni purificado ni cultivado. Contamos solo con una interpretación abstracta creada en base a un banco de genes digital ... eso tiene de real lo que tiene un videojuego.

Y con toda esta farsa anticientífica corrupta y criminal quieren someter a la humanidad. Las muertes por la vacuna transgénica se las atribuyen a la falsa nueva cepa del coronavirus.

¡Qué casualidad que la cepa aparece al mismo tiempo que se comienza a vacunar a la gente!

Pero ya se sabe que todo esto son lucubraciones delirantes de cuatro conspiranoicos. Ni caso, amigos, la vacuna es una bendición del cielo y nos traerá la salud, la dicha y la prosperidad a todos.

Bueno, a casi todos:


1 comentario:

  1. Preguntas que plantea Jon Ander Etxebarria Garate, Decano del Colegio de Biólogos de Vizcaya:

    Sin entrar a discutir los problemas que pudiera ocasionar la nueva vacuna del Covid, sobre todo desde un punto de vista genético, como ya me expresé en su momento, lo que pretendo es comentar sobre la vacuna desde un punto de vista oficialista explicando a la gente lo que es el principio esencial por el que se investigaron las vacunas, es decir, el comentario va más en el sentido de poner encima de la mesa lo que significa vacunarse, sin entrar en el problema que pudieran ocasionar determinadas vacunas.

    Las vacunas inicialmente se preparan con virus vivos los cuales contienen ese virus debilitado o atenuado e incluso con virus muertos es decir inactivados donde se utiliza una proteína del mismo.

    En cualquier caso lo que se pretende con la vacuna es que el sistema inmunitario aprenda a reconocer el virus para luego atacarlo creando anticuerpos de forma que con la propia memoria de determinadas células del organismo se pueda uno defender de la infección a lo largo de su vida. Existe una diferencia y es que si el virus muta, como ocurre con el de la gripe, esta vacuna es nueva cada año, de ahí que la vacuna de la gripe, como lo demuestran los datos, tenga una eficacia del 50% , es decir, estadísticamente no significativa, siendo por ello que la gente que no se vacuna utilice su sistema inmune de forma que al igual que se pretende con la vacuna se pueda tener la enfermedad con una sintomatología más débil e incluso sin sintomatología.

    Ahora nos dicen que el virus del Covid ha mutado, por lo que la vacuna en todo caso tendrá a lo sumo una eficacia semejante a la de la gripe, y si con la vacuna se puede tener sintomatología débil de la enfermedad, ¿no tendrán, con mayor razón, capacidad de contagiar los propios vacunados sean asintomáticos o no, al igual que se ha dicho con los falsos positivos asintomáticos?, ¿no estará expuesta la población que no se vacune a que los vacunados les contagien?,

    Ante una vacuna que, como he dicho en este escrito, puede asimilarse en su eficacia a la de la gripe anual, ¿no existe una irresponsabilidad en las administraciones sanitarias y profesión sanitaria de haber vendido esta vacuna como si fuese el santo grial que nos va a permitir dejar a un lado la pandemia?.

    Mi opinión es que, al igual que se ha hecho con la gripe, se deberían haber seguido los mismos patrones en base a lo que el sentido común de los ciudaanos ha cuidado desde siempre, como ha sido la protección de los mayores, y sobre todo con patologías de riesgo y la convivencia con el virus para que nuestro sistema inmune proteja nuestro organismo del virus.

    Háganse la pregunta ¿ quienes son los mayores beneficiarios de que con toda probabilidad ahora tengamos cada año no una sino dos campañas de vacunación?.

    ResponderEliminar