lunes, 29 de mayo de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO: DEL DIAGNÓSTICO EQUIVOCADO AL DISPARATE


Jamás ningún energúmeno maltratador ha explicado su violencia diciendo que
quería dañar a la población femenina en genérico. Y sin embargo nos siguen
repitiendo machaconamente que esa era su intención. Cuando el diagnóstico
es tergiversado de ese modo es que la gran manipulación viene detrás. 

Esta frase de apenas nueve palabras, “acabar con la asimetría penal por cuestiones de sexo” desató una tormenta colosal durante la última campaña electoral. Todos los partidos, de izquierda o derecha, excepto lógicamente la formación que la había incluido de manera disimulada en su programa, comenzaron a golpearse el pecho con violencia y a tachar la ocurrencia de barbaridad. Cual jauría de lobos al olor del voto fácil, se lanzaron de inmediato sobre su víctima. Incluso, el socialista Antonio Hernando quiso mostrarse más calvinista que Calvino, llegando a afirmar: “Si ustedes no son conscientes de que las mujeres mueren y son asesinadas precisamente por su condición, es que no han entendido nada”. En realidad, el inconsciente e irresponsable, amén de desaforado demagogo, era él.

En su novela “1984”, George Orwell describió un régimen totalitario, regido por un dictador omnímodo, el “Gran Hermano”, que vigilaba permanentemente a sus súbditos a través de la policía del pensamiento. E imponía a la población la neolengua, una jerigonza donde el significado de las palabras era justo el contrario al habitual. Existía un “Ministerio de la Verdad”, cuya misión era manipular la historia o un “Ministerio de la Paz”, con el objetivo de alentar la guerra. Pero ni siquiera Orwell podía imaginar que, casi 70 años después, la España actual desbordaría por todos los flancos su genial distopía. Con extremada insensatez, nuestros dirigentes proclaman que buscan la igualdad… ¡generando desigualdades ante la ley!, creando leyes, como la de Violencia de Género (LVG), que no solo atenta contra la gramática; lo más grave es que violenta principios básicos del Estado de derecho.

LA IGUALDAD ANTE LA LEY NO SE NEGOCIA

Lamentablemente, la machacona propaganda ha convencido al público de que la democracia no es más que la decisión de la mayoría. Pero no es cierto: la democracia es mucho más que eso. El voto es sólo una parte, un mecanismo último de control del poder. Hay elementos cruciales, fundamentales, principios que no pueden conculcarse ni por presión de la opinión pública, ni por la tan sobada como manipulada sensibilidad social, ni mediante el voto mayoritario. Son la columna vertebral, la piedra angular sin la cual la democracia degenera en la pavorosa ficción orwelliana.

La incultura política fomentada desde el poder lleva a pensar
que "democracia" es sinónimo de dictadura de las mayorías
¿Se podría privar de derechos a un colectivo racial si la mayoría de la población lo votase afirmativamente? La respuesta es taxativa: no. ¿Se podría enviar a la cárcel a un inocente si la mayoría de la gente estuviese de acuerdo? De nuevo, la respuesta es clara: jamás. Hay ciertos valores que no pueden estar al albur de las modas, las sensibilidades, los grupos organizados, la presión mediática, las encuestas o los votos, sin que el Estado de derecho acabe quebrando. Los principios fundamentales de la democracia no son discutibles… sin que se ponga en cuestión la propia democracia.

El principio deigualdad de todos los ciudadanos ante la ley constituye el pilar básico de la democracia moderna. Y una de sus consecuencias lógicas es que los delitos deben quedar definidos por la propia naturaleza del acto y no por el grupo social al que pertenece quien lo comete. La LVG viola flagrantemente este principio al establecer el delito de autor, una aberración que se suponía extinguida con la caída de los regímenes totalitarios del pasado siglo XX. Contempla determinadas conductas que constituyen delito si las lleva a cabo un hombre pero no lo son si las comete una mujer, al igual que en la Alemania Nazi determinados actos eran punibles si los cometía un judío pero no si los llevaba a cabo un ario. Lo mismo sucedía en la Sudáfrica del apartheid racial. Tal como hoy, sus promotores inventaron justificaciones absurdas que, desgraciadamente, convencieron a buena parte del público.

Peor aún. Cuando el activismo reemplaza a la política, cuando los grupos mejor organizados y más ruidosos, que suelen ser los menos respetuosos con la libertad individual, acaparan los focos mediáticos y convencen a los negligentes legisladores para retorcer el Estado de Derecho, la democracia ni siquiera alcanza a ser ese remedo basado en la imposición de la voluntad de la mayoría, sólo lo aparenta. Mediante el ruido, la algarada, el matonismo dialéctico, la hiperreacción, el señalamiento del disidente, se apropian en su propio beneficio de ese concepto gelatinoso que es la “sensibilidad social”. Y al final, por más que los electores sean convocados a las urnas, los programas de todos los partidos quedan censurados en origen. El totalitario ha impuesto sus cláusulas y depurado cualquier discordancia. No way out.

UNA LEY DE CORTE TOTALITARIO

Hay que decirlo claramente: la LVG es una ley de corte nítidamente totalitario, no sólo por violar principios fundamentales, como la igualdad ante la ley y la presunción de inocencia, también por utilizar el derecho penal de forma abusiva. En lugar de reservarlo para lo que fue ideado, para casos graves, introduce el delito, de forma sesgada y discriminatoria, en cualquier discusión de pareja que suba de tono y emplee palabras vulgares. Cualquier actitud como insultos, comportamientos poco educados o menosprecios de un hombre a su mujer, nunca al revés, se convierten en delitos, cuando frecuentemente no son más que meras manifestaciones de grosería o, a lo sumo, faltas.

Para resolver estas controversias cotidianas leves siempre se apeló a la buena voluntad, al sentido común de la inmensa mayoría de las gentes, nunca al derecho penal. Los ciudadanos, y las mujeres en concreto, son adultos responsables, no críos que deban chivarse porque un amiguito les sacó la lengua. De ahí que sea intolerable esa manipuladora propaganda televisiva y esas organizaciones malintencionadas e interesadas que animan alegremente a las mujeres a denunciar cualquier menosprecio, como si de personajes asiduos a los reality shows se tratase. Incluso si el menosprecio de tu pareja, sea hombre o mujer, no es ya puntual sino reiterado, tampoco es solución llamar a las fuerzas de seguridad. Simplemente es una señal de que la relación está rota, que lo mejor es que cada uno siga su propio camino.

DE LA NEOLENGUA AL PÁNICO MORAL

La “violencia de género” es un término orwelliano, un concepto propio de la neolengua, que los manipuladores inventaron para crear lo que el sociólogo Stanley Cohen denominó Pánico Moral, una moderna caza de brujas, una histeria colectiva para dividir a la sociedad, para sustituir a “la persona” por “los colectivos”, alistando a hombres y mujeres en dos cuerpos de ejército irreconciliables. Lo que existe en realidad es laviolencia a secas, sin apellidos, que debe ser perseguida y condenada contundentemente con independencia de quien la ejerza y de quien sea la víctima. Es ahí donde pueden y deben intervenir las autoridades. Las personas honradas, con corazón, repudian el maltrato de cualquier mujer, por supuesto, pero también el de todo hombre, anciano o niño en igual medida. Todos son seres humanos. A los ciudadanos de bien les repugna el hecho en sí; a los fanáticos descerebrados tan sólo les preocupa el grupo al que pertenece el agresor o la víctima.

A esto le llaman "igualdad". No cabe mayor cinismo
Pero todo es susceptible de empeorar. Acaparados los nichos de mercado iniciales, que en su día fueron los matrimonios consolidados y, después, las parejas más jóvenes, la LVG apunta ahora a los adolescentes, a los chicos de entre 13 y 20 años de edad, dispuesta a convertir la mera desavenencia, las peregrinas discusiones adolescentes en denuncias. No pocas mujeres, hasta ayer ajenas a esta aberración o, incluso, partidarias, están descubriendo el peligro, porque la injusticia está entrando en su casa a través de sus hijos varones. Error sobre error. Las relaciones entre los seres humanos son demasiado complejas y están condicionadas caso a caso por tantos y tan diversos factores que es estúpido y simplista interpretarlas en clave de apartheid sexual. No hay hombres o mujeres; hay personas. Y sus comportamientos, sus actos, son propios e intransferibles; no el resultado de un malvado y generalizado conciliábulo.

PRINCIPIOS A CAMBIO DEL VOTO FÁCIL

Si ya no hay partido que proponga la restauración de la igualdad ante la ley, que defienda los principios de la Democracia, del Estado de Derecho,ninguno de ellos merece nuestro voto. En circunstancias tan graves es mezquino actuar por temor a perder votos. Y extremadamente cobarde quedarse de brazos cruzados para no enfrentarse a una horda de fanáticos, con conocimientos que no van más allá de las consignas que escuchan en televisión, pero todos ellos enrolados en la policía del pensamiento.

Todavía estoy intentando averiguar cuáles son los cacareados
"privilegios masculinos"
Si algún partido planteara la derogación de la LVG y el restablecimiento del principio de igualdad ante la ley, seguramente no perdería votos; es más, quizá los ganaría. Nuestros políticos ignoran que sus posaderas se asientan sobre una bomba de relojería, que tras 12 años de pasar por la trituradora a demasiadas personas, la opinión pública se encuentra mucho más volteada de lo que parece. Se han perpetrado tantos atropellos, tantas injusticias a cuenta de la LVG, que hay muchísima gente indignada y cabreada, aunque por ahora silente. No sólo se trata de hombres, también son sus madres, sus hermanas, incluso sus hijas. En cuanto se rasgue el velo del tabú, el clamor de la indignación va a ser atronador. Y no es descartable que, dado los destrozos causados, las magnitudes se inviertan súbitamente, generando, como tantas otras veces en la historia, un indeseable efecto péndulo. Es el resultado lógico de intentar resolver un problema con el remedio más inapropiado.

Javier Benegas y Juan M. Blanco
(Fuente: https://benegasyblanco.com/)

GEOINGENIERÍA EN UN MOMENTO


domingo, 28 de mayo de 2017

OPPT, UNA INICIATIVA DE LA QUE NUNCA TE HABLARÁN LOS MASS-MEDIA



El concepto de soberanía no es el que se atribuye comúnmente a un privilegiado que domina a otros individuos, sino la capacidad personal de tomar decisiones únicas, que están relacionadas con nuestra elección individual. A menudo dejamos nuestras vidas en manos de otras personas, como cuando vamos al médico, sin preocuparnos por discernir, ni por hacer un esfuerzo personal.

El poder constituido, que hemos delegado idealmente a la administración del Estado, toma decisiones autónomas, a menudo no conformes a las que nosotros desearíamos. Pensemos por ejemplo las veces que, de hecho, se decide que vayamos a la guerra, que se apliquen políticas monetarias ineficaces, etc. 

Además existe un monstruo llamado deuda pública, que se nos impone como concepto de verdad creado por alguien, que en lugar de cumplir con nuestros intereses se convierte en nuestro verdugo. Y nuestra reacción, en lugar de librarnos de dichos administradores corruptos, es la de ¡padecer, padecer y seguir padeciendo porque tenemos deberes, deberes y más deberes, pero no tenemos ningún derecho y estamos obligados a pagar, pagar y seguir pagando! En fin, el estado de conciencia de la persona media es el de ser un esclavo, es decir, incluso por debajo del status de súbdito. Por lo tanto estamos muy lejos de la condición de ser soberanos: aceptamos todos los abusos que se nos hacen, quitándonos derechos y recursos.

Este cambio ocurrió poco a poco, se puede decir que nos hemos acostumbrado pasiva y lentamente a esta condición. Mucho de todo esto es gracias a una clase corrupta de periodistas casi en su totalidad y cómplice de las decisiones de los poderosos que nos hacen creer cualquier cosa, bombardeándonos con una información ridícula, falsa y tendenciosa.

La fotografía de nuestra clase política dirigente es deprimente, es una de las mejor pagadas, pero al mismo tiempo una de las más corruptas del mundo.

Podemos tomar las riendas de nuestras vidas lo único que hace falta es tener el valor y hacer el cambio que queremos vivir. Como afirma el Evangelio, “Pedid y os será dado, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá”... significa que el universo responde inmediátamente a la acción, a nuestra toma de posición. De lo contrario todo lo que se queda en el simple pensamiento jamás provocará un cambio, ni en el mundo ni en nuestras vidas.

Tenemos que recuperar nuestra responsabilidad sobre nuestras vidas. Esto se llama “Soberanía Individual”.

El argumento es complejo porque rompe todos nuestros esquemas, todos los que hemos construido hasta ahora, cambiando el paradigma de todo lo que sabemos.

Ser soberano significa interactuar con el sistema y generar acciones iguales y contrarias.

En toda esta situación se encuadra un hecho ocurrido a finales de 2012, cuando unos abogados presentaron ante la UCC, que significa Uniform Commercial Code, unos documentos que han demostrado un enorme fraude perpetrado en todos los campos a nivel internacional.

En la UCC se constituyó la OPPT, One People Public Trust, que quiere decir el Trust de todos los ciudadanos de la Tierra. Estos abogados presentaron una denuncia, concediendo todos los términos de la ley para recibir contestación, según la UCC. Ya que ninguno de los llamados en causa rechazó las acusaciones, acusaciones que terminaron siendo ciertas, por lo tanto todo lo depositado ante la OPPT se convirtió en legal, incluidas las penas y las conclusiones.

Según esta declaración, todas las Corporaciones, privadas y estatales (que siempre tienen que registrarse como sociedades privadas), están embargadas, son ilegales e ilegítimas. Ya sea desde el punto emocional, espiritual, legal ... dicha declaración es algo impresionante. Gracias a OPPT todas las sociedades y las propiedades de las Corporaciones decaen en beneficio de toda la humanidad. 

Estos abogados que presentaron el Trust de OPPT conocen perfectamente las reglas del sistema porque formaban parte de ese tipo de sistema y luego salieron de él.

No logramos poner en práctica nuestra responsabilidad individual porque nacemos como esclavos y vivimos como hijos no emancipados ... y cuando nos toque el turno seremos padres no emancipados. Un padre no es solo aquel que engendra a su hijo, sino aquel que lo cuida y lo educa con los valores de la vida, no de una vida formada de nada, de imágenes falaces y engañosas.

Sabemos muchas cosas pero de hecho no sabemos nada. Perdemos de vista las cosas primordiales de nuestra vida. Por ejemplo, una de las principales que ocupa nuestra existencia, nuestra mente, nuestro espíritu, es el dinero. Sin embargo no sabemos nada de cómo funciona, y ni siquiera nos hacemos las preguntas más sencillas.

Si este zapato estrecho que se llama dinero no nos queda bien ¿porqué no lo tiramos? Si es el mal el que lo administra ¡cambiemos las reglas del sistema! Nuestra vida está en las manos de hombres, no de Dioses. Hombres que hacen las mismas cosas que hacemos nosotros... ¡ellos también nacen y mueren!

El dinero es un pedazo de papel, no es una riqueza. A los billetes de euro les han quitado la inscripción que figuraba en los billetes de antaño, como “el Banco de España pagará al portador”, mientras que lo que si aparece es el símbolo de marca registrada “©”, y eso significa que es un bien del BCE, un fiat, una obra de arte... ¡es decir, no tiene ningún valor real como equivalente!

El Estado tendría que producir lo que hace falta para nuestras necesidades. En cambio lo pide prestado a los banqueros privados como el BCE ... ¡¡¡porque el dinero no es un producto de Estado!!!

El endeudamiento es ilógico e ilegal.

Este tema de las presentaciones de OPPT en UCC nos da la posibilidad de reaccionar, si queremos, ya que ahora somos conscientes. Lo que tenemos que rescatar de OPPT es la voluntad de despertar y el espíritu de responsabilidad individual para cambiar las cosas que no están bien, no se trata solo de módulos que completar para resolver un problema económico/legal. ¡¡¡Pero gracias a OPPT podemos protegernos de organizaciones criminales como los bancos, que llevan a las personas a la quiebra y al suicidio, exigiendo y estorcionando algo que no les corresponde, violando las leyes actualmente existentes!!!

Nuestro país no es un Estado de Derecho (público), sino una sociedad de derecho privado, cuyo bien somos nosotros. Nosotros somos una posesión del Estado. Según la ley hay deberes que la administración tiene hacia nosotros en cuanto a nuestras preguntas legítimas. Si no responden a estas preguntas se convierte en un derecho adquirido nuestro el no deberles más lo que nos piden.

Gracias a OPPT podemos anular y enviar al remitente facturas que sean inícuas, boletas fiscales que no correspondan y multas injustas, pero eso no significa que gracias a esto podemos comportarnos como se nos ocurra y hacer daño, porque esto se volvería en nuestra contra. Siempre tenemos que actuar en forma responsable. Podemos creer o no en Dios, eso no tiene nada que ver, de todos modos la ley de la naturaleza y del karma actuarán sobre nosotros. Las leyes que gobiernan la vida son las únicas leyes vigentes y son superiores a todas las que han sido creadas ilegítimamente por el hombre.

Pero ¿de dónde nacen todos estos problemas que afligen al mundo? Todo nace de una bula Papal de Bonifacio VIII, en 1302, que se llama “unam sanctam ecclesiam”, según la cual la iglesia se arroga el derecho de propiedad del planeta, a través del principio que se remonta al arca de Noé, aplicando el “derecho marítimo” o “Admirality law”.

Bonifacio VIII manipuló y malinterpretó algunas palabras del Evangelio y así justificó su iniciativa: el razonamiento está basado en el hecho de que después de la inundación el único hombre que se salvó, junto a su familia, fue Noé, y el único que quedó en lugar seco; como el Papa era el descendiente directo de Noé, y como no había nadie más que se hubiera notificado que estaba a salvo y en lugar seco, el único que si lo estaba era él, es decir, era el único en todo el planeta. ¡Por lo tanto se apropió de todo!

Cuando el Papa escribió dicha bula, todos callaron, por lo tanto todo se convirtió en ley.

Posteriormente Nicolás V, Sixto IV y Pablo III dictaminaron con bulas sucesivas que:
- la Iglesia quita el derecho a la propiedad de los seres humanos
- la Iglesia se apropia de la libertad de los seres humanos
- la Iglesia se apropia de la intimidad espiritual y del alma de los seres humanos

De esta forma se instaura un Trust, un artificio jurídico compuesto por un administrador, un beneficiario y un fiduciario. ¡El nombre y apellido que se encuentran escritos con letra mayúscula son el “Alter Ego” que nos encierra en la Ficción Jurídica hasta que la muerte nos separe!

Sobre la persona física el sistema no puede hacer nada. En cambio sobre la persona jurídica puede hacer lo que quiera. Y en el momento que le damos nuestro nombre jurídico a un oficial público, hasta incluso a un Juez, de hecho le estamos cediendo la gestión de nuestra administración y por lo tanto pueden hacer lo que quieran.

Hay leyes canónicas que regulan nuestras acciones en el plano civil, pero de todos modos están relacionadas con las leyes universales y son secundarias a las mismas, ya que son las verdaderas leyes que regulan nuestro nacimiento, nuestra vida y nuestra muerte. Estas leyes son humanas, por lo tanto alguien las inició y nosotros somos cómplices si no nos rebelamos. ¿Acaso queremos aceptar pasivamente lo que nos hacen, o queremos organizar la resistencia? Tenemos que rebelarnos ante este sistema porque de alguna forma estamos entre los privilegiados. ¡Estamos dotados de inteligencia y sensibilidad, así que tenemos el deber moral de rebelarnos!

Fabio Maggiore
(Fuente:http://www.unpuntoenelinfinito.com/)

TERROR CONTRA LOS CRISTIANOS



28 muertos anteayer en Minya. 45 en un doble atentado apenas dos meses antes. Mientras en Europa la corrección política imperante nos lleva a hacer encaje de bolillos para no ser tachados de islamófobos, la población cristiana de un número cada vez mayor de países de mayoría musulmana es masacrada ante el silencio de los medios, como si se tratase de víctimas de segunda. Lo que acabamos de presenciar en Egipto viene sucediendo con preocupante regularidad en Nigeria, Irak, Pakistán, Somalia, Sudán, Eritrea, etc. No olvidemos que la libertad de culto que reclamamos como derecho humano fundamental asiste también a coptos, asirios, maronitas y otras creencias cristianas.

(posesodegerasa)

ALFREDO JALIFE: JÁZAROS NO-SEMITAS, SIONISMO Y NUEVO ORDEN MUNDIAL"


sábado, 27 de mayo de 2017

MANCHESTER, EL MI6, AL-QAEDA, DAESH Y LOS ABEDI



Según Scotland Yard, el atentado del 22 de mayo de 2017 contra los espectadores del concierto de Ariana Grande en la Manchester Arena fue perpetrado por Salman Abedi, identificado gracias a la tarjeta de crédito hallada en un bolsillo de la ropa del cadáver destrozado del «terrorista».

Este atentado está siendo presentado como prueba de que el Reino Unido no está implicado en el terrorismo internacional y que es, por el contrario, otra víctima de los terroristas.

Salman Abedi nació en el Reino Unido, en una familia de inmigrantes libios, y en los últimos meses viajó a Libia en varias ocasiones, a veces con su padre y otras veces sin él.

El presunto terrorista vivía en Manchester con su padre, Ramadan Abedi. Este último es un ex oficial de los servicios de inteligencia de Libia especializado en la vigilancia del movimiento yihadista. Sin embargo, al cabo de 20 años, ahora resulta que Ramadan Abedi no fue capaz de darse cuenta de que su propio hijo se había enrolado en el Emirato Islámico (Daesh).

En 1992, el MI6 británico reclutó a Ramadan Abedi, quien participó entonces en un complot británico para asesinar a Muammar el-Kadhafi. Cuando la operación fue descubierta, el MI6 sacó a Ramadan Abedi de Libia y lo llevó al Reino Unido, donde se le otorgó el asilo político. En 1999, Ramadan Abedi se instaló en Whalley Range –sur de Manchester– donde reside la pequeña comunidad islamista libia presente en el Reino Unido.

En 1994, Ramadan Abedi regresó a Libia, enviado por el MI6. A finales de 1995, participó en la creación del Grupo Islámico Combatiente en Libia (GICL), rama local de al-Qaeda, junto a Abdelhakim Belhadj. Al GICL se le confió entonces la misión de asesinar a Muammar el-Kadhafi, por la módica suma de 100 000 libras esterlinas. Esa operación, también fracasada, desató un gran debate en el seno de los servicios secretos de Su Majestad y dio lugar a la dimisión de nuestro amigo David Shayler.

También han vivido en Whalley Range numerosos «ex miembros» del GICL, como el amigo de los Abedi: Abd al-Baset Azzuz. Este último se unió a al-Qaeda en Pakistán y llegó a convertirse en un personaje cercano al jefe de ese grupo yihadista, Ayman al-Zawahiri.

En 2011, Abd al-Baset Azzuz fue miembro de los grupos de al-Qaeda que conformaron la fuerza terrestre de la OTAN durante la operación contra Libia. El 11 de septiembre de 2012, fue precisamente Abd al-Baset Azzuz quien dirigió la operación contra el embajador de Estados Unidos en Libia, J. Christopher Stevens, asesinado ese día en Bengazi. Finalmente fue arrestado en Turquía y extraditado, en diciembre de 2014, a Estados Unidos, donde aún está pendiente de juicio.

Se ignora si Ramadan Abedi se unió en 2005 a los miembros del GICL para formar al-Qaeda en Irak. También se ignora si participó en 2011 en la «primavera árabe» orquestada por el MI6 y en el papel de fuerza terrestre de la OTAN que el GICL desempeñó en Libia. En todo caso, después del derrocamiento de Kadhafi, Ramadan Abedi se instaló en Libia y trasladó su familia a ese país, pero dejó a sus hijos mayores en la casa familiar de Whalley Range, en Manchester.

Según el ex primer ministro español José María Aznar, Abdelhakim Belhadj participó en los atentados perpetrados en Madrid el 11 de marzo de 2004 y más tarde la CIA lo arrestó secretamente en Malasia, desde donde fue trasladado a Libia para ser torturado allí, pero no por funcionarios libios ni estadounidenses sino por agentes del MI6 británico, antes de ser finalmente liberado en virtud del acuerdo entre Saif al-Islam Kadhafi y los yihadistas.

Durante la guerra en Libia, Belhadj, quien estaba exilado en Qatar, volvió a Libia en un avión del emir de Qatar y dirigió las operaciones terrestres de los yihadistas, coordinadas con la OTAN. El 28 de julio de 2011, Belhadj organizó el asesinato del general Abdelfattah Younes, quien simulaba haberse unido a los «rebeldes» pero a quien los yihadistas reprochaban haber dirigido anteriormente la lucha contra el GICL, en los años 1990. En septiembre de 2011, después del derrocamiento de Kadhafi, la OTAN nombró a Belhadj gobernador militar de Trípoli.

En 2012, secundado por el irlandés Mahdi al-Harati, Abdelhakim Belhadj creó en Siria el Ejército Libre Sirio y volvió después a Libia. El 2 de mayo de 2014 viajó a Francia, donde fue recibido en el ministerio francés de Relaciones Exteriores.

En diciembre de 2013, al descubrirse en los archivos de la Yamahiriya Árabe Libia una carta del ex jefe del MI6, Belhadj inicia en Londres un proceso jurídico contra el Reino Unido por haberlo secuestrado y torturado 9 años antes. Los servicios secretos británicos interceptaron entonces ilegalmente las comunicaciones telefónicas de sus abogados, antes de verse finalmente obligados a destruir las grabaciones así obtenidas.

Según denuncias del fiscal general de Egipto, Hichem Baraket, en mayo de 2015, Abdelhakim Belhadj se convirtió en el principal líder del Emirato Islámico (Daesh) en el norte de África, información que ha retomado INTERPOL. Belhadj instaló 3 campos de entrenamiento de Daesh en la antigua propiedad de Abd al-Baset Azzuz en la localidad libia de Derna, en Sirte y en Sebrata. En octubre de 2016, Belhadj abrió en Londres un nuevo procedimiento legal basado en el secuestro y torturas a los que fue sometido por la inteligencia británica y acusando ahora directamente al ex director del MI6, sir Mark Allen.

El Califato Islámico se atribuyó la autoría del atentado de Manchester, aunque sin utilizar el calificativo de «mártir» para Salman Abedi. Después del atentado, Ramadan Abedi, se declaró hostil a la yihad ante los periodistas que lo interrogaron telefónicamente. Afirmó además que su hijo Salman tenía previsto pasar el ramadán con él, en Libia, y dijo estar personalmente convencido de su inocencia.

A pedido del Reino Unido, Ramadan Abedi ha sido detenido e interrogado por uno de los cuerpos de policía existentes en Libia.

(Fuente: http://www.voltairenet.org/)

FLAKKA, LA ATERRADORA DROGA ZOMBI QUE SORPRENDIÓ AL MUNDO