lunes, 17 de febrero de 2020

EL EJÉRCITO DE LOS EE. UU. SE PREPARA PARA UNA PANDEMIA DE CORONAVIRUS A NIVEL MUNDIAL


"¡La documentación y la cartilla de vacunación, rápido!"

El lector habitual ya sabe "de qué va la vaina". En cambio, quienes se dejan aterrorizar por las predicciones apocalípticas de los medios -olvidando que estas cantinelas se repite más que las sopas de ajo- aceptarán con alivio que sean los "expertos" los que gestionen la crisis en ciernes, aunque sea obligándonos a envenenarnos con la vacuna obligatoria, recluyendo a los afectados en campos de internamiento o militarizando las ciudades.

Y si no es esta vez, será con la próxima pandemia artificial. Armas de guerra biológica les sobran, y en cada nuevo ensayo del apocalipsis (VIH, virus del Nilo, gripe aviar, peste porcina, SARS, zika, ébola, ...) perfeccionan un poco más su "solución final" a lo que, para los psicópatas de la élite, está de más: nuestra libertad, nuestra humanidad y nuestra misma existencia. Por eso recomiendo leer la entrada que sigue con distanciamiento y sentido crítico, atendiendo a los datos que ofrece y no tanto a unas interpretaciones peligrosamente cercanas a la pedagogía del miedo con que quieren atemorizarnos.


Nos sorprendió en 2002 cuando un nuevo coronavirus llamado SARS emergió del sur de China y se extendió a 17 países, causando más de 8000 infectados y casi 800 muertes. Nos sorprendió en 2009 cuando surgió una nueva cepa de influenza H1N1 en México y causó pánico en todo el mundo.

Nos sorprendió en 2014 cuando estalló el virus del Ébola en tres países de África Occidental, con casi 30.000 casos y más de 11.000 muertes. Y aquí estamos ahora, frente al brote de coronavirus 2019-nCoV, llamado oficialmente COVID-19, a punto de convertirse en una pandemia mundial, con más de 60.000 infectados y casi 1.400 muertes (cifra aún irrelevante si la comparamos con el medio millón de muertes que llega a causar anualmente la gripe común, nota del "blogger")

Para algunos, la realidad es que la Madre Naturaleza tiene la ventaja, y está utilizando las trampas de la vida moderna: viajes aéreos, población creciente y megaciudades de países de bajos ingresos, invasión de hábitats naturales y un sistema global interconectado para extender su poder. Los investigadores aseguran que hemos recibido una advertencia justa, pero cuando acaba cada crisis, lo único que hacemos es olvidar en lugar de utilizar nuestra experiencia colectiva.

Sin duda alguna se trata de un punto de vista para reflexionar, ¿pero y si el COVID-19 no hubiera sido creado por la Madre Naturaleza? ¿Y si se este misterioso coronavirus fuera una creación humana? Sea cual fuere la respuesta a esta pregunta da absolutamente igual, ya que nos enfrentamos a la peor pandemia de nuestra historia y los militares estadounidenses ya se están preparando.

Los militares se preparan

En un comunicado oficial, el Comando Norte de Estados Unidos se está preparando para una más que posible pandemia del nuevo coronavirus. Una orden ejecutiva emitida por el Estado Mayor Conjunto y aprobada por el Secretario de Defensa Mark Esper este mes, ordenó al Comando del Norte y a los comandantes geográficos iniciar planes para contener una pandemia. Eso incluye ordenar a los comandantes que se preparen para brotes generalizados y confinar a los miembros del servicio que hayan viajado a China.

Los comunicados de la Armada y el Cuerpo de Marines emitidos el martes y el miércoles, respectivamente, hacen referencia a una orden ejecutiva que ordena al Comando Norte de los Estados Unidos implementar el plan de la Campaña Global del Departamento de Defensa para la Gripe Pandémica y las Enfermedades Infecciosas 3551-13.

El documento sirve como modelo del Pentágono para planificar y prepararse para la dispersión generalizada de la gripe y enfermedades previamente desconocidas. El Comando Norte dijo el miércoles que se le ordenó al Estado Mayor Conjunto el 1 de febrero que comenzara una “preparación prudente” en su función asignada, sincronizando los planes del departamento para la gripe y la enfermedad pandémica.

“Coordinamos con otros comandos combatientes para evaluar los posibles impactos en caso de una pandemia y nos aseguramos de que el ejército de los Estados Unidos esté preparado para responder según sea necesario”, dijo Mike Hatfield, teniente comandante de la Marina. “La profesión militar fomenta una cultura de preparación, y el hecho de que estamos coordinando los esfuerzos de planificación a través de los comandos de militares geográficos es coherente con la forma en que nos preparamos para responder, si así se indica.»

Por su parte, el presidente Trump ha ordenado un grupo de trabajo sobre el coronavirus, que el viernes anunció una serie de acciones destinadas a detener la propagación de los brotes, incluida la declaración de una emergencia de salud pública en los Estados Unidos. El equipo de investigadores dijo que, a partir del 2 de febrero, todos los ciudadanos estadounidenses que regresaron y que viajaron a la provincia de Hubei, China, en los últimos 14 días, se someterán a una cuarentena obligatoria durante 14 días. La ciudad de Wuhan, el epicentro del brote viral se encuentra en esa provincia china.

Además, Estados Unidos ya no permitirá la entrada de ciudadanos extranjeros que hayan viajado a China en los últimos 14 días, ya que representan un riesgo de propagar la enfermedad a Estados Unidos. Los familiares de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que hayan viajado al área también se enfrentarán a cuarentenas. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dijo el viernes que 195 ciudadanos estadounidenses que fueron evacuados de Wuhan a principios de esta semana fueron puestos en cuarentena federal. Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, reconoció que esta era la primera vez en 50 años que los CDC habían emitido una cuarentena.

¿Qué está pasando realmente?

Mientras que algunos medios de comunicación están restando importancia al nuevo coronavirus e incluso aseguran que está remitiendo, la verdad es otra. A medida que el número de casos de coronavirus aumenta drásticamente en China, un importante epidemiólogo advierte que podría ser mucho peor: el 60 % de la población mundial podrían contraerlo.

Ira Longini, asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se basa en datos que muestran que cada persona infectada normalmente transmite la enfermedad a otras dos o tres personas. La falta de pruebas rápidas y la relativa levedad de la infección en algunas personas también dificulta el seguimiento de su propagación. Además, si las medidas estrictas de contención de China fallan, incluidas las áreas de cuarentena habitadas por decenas de millones de personas, estaríamos ante la peor pandemia de nuestra historia. Incluso si hubiera una forma de reducir la transmisión a la mitad, eso implicaría que aproximadamente un tercio del mundo se infectaría.

Es innegable que la propagación del COVID-19 es inevitable. Y da igual que se trate de una gran conspiración o la venganza de la Madre Naturaleza, la realidad es que los países se están preparando, tanto a nivel sanitario como militarmente. Y eso incluye el control de la población.









(Fuente: https://www.mundoesotericoparanormal.com/; visto en https://buscandolaverdad.es/)

¿AÚN NO LO VES?



domingo, 16 de febrero de 2020

¿ES EL CORONAVIRUS DE WUHAN UNA CORTINA DE HUMO PARA OCULTAR LA MORTANDAD CAUSADA POR LA TECNOLOGÍA 5G?



Este blog ha informado cumplidamente de las dos grandes amenazas que se ciernen sobre el futuro inmediato de TODA la población mundial, amenazas que se nos vienen ocultando tras de tapaderas como la falsa emergencia climática y otras pamemas. De esas amenazas, la liberación del arma de bioingeniería SARS-CoV-2, diseñada en laboratorio, patentada y conocida por el público como "Coronaviurs de Wuhan", es la más notoria. Pero lo que no ha sido dado a conocer aún es su conexión con otra espada de Damocles que pende sobre nuestra salud, el uso de la mortífera tecnología 5-G, supuesto salto adelante en las telecomunicaciones que encubre, en realidad, un peligro letal para todas las formas de vida, como han demostrado sucesivas pruebas.


Pues bien, es justamente la provincia china de Hubei, cuya capital es Wuhan, el escenario del reciente despliegue de 10.000 antenas de tecnología 5-G, cuya radiación sobre la población puede haber ocasionado consecuencias fatales que la pandemia pretende ocultar.

En el momento en que activaron el 5-G en Wuhan, toda la población quedó inmediatamente expuesta a frecuencias electromagnéticas extremadamente dañinas. La radiación de microondas provoca síntomas muy parecidos a los del virus, incluyendo el deterioro del organismo en tiempo record y, consecuentemente, la muerte.


Como señala el portal Beforeitnews "La ciudad de Wuhan se estableció como una zona de demostración 5G oficial en 2019. El gobierno chino planeó usar esa gran metrópoli como escaparate de todos los beneficios "deslumbrantes" que se supone que una red de energía 5G ofrecerá a los usuarios de tecnología inalámbrica. Luego planearon establecer la ciudad de Wuhan como un buque insignia urbano para el Internet de las cosas".

Los "deslumbrantes beneficios" de una tecnología de exterminio como el 5-G a la vista están: haber convertido el escenario de instalación de Super-Hotspots 5G en "zonas de muerte", cuya despoblación es patente pese a los denodados esfuerzos del gobierno chino por censurar toda información al respecto.


El 5G no es ningún adelanto para los ciudadanos, es un arma de energía dirigida que gobiernos conscientes están rechazando mientras que otros estimulan su implementación como recurso de control de la población. Al respecto, siendo Israel el país donde se ha desarrollado esta tecnología, no se ha autorizado su despliegue en su territorio, algo que debería hacernos pensar: Jerusalén, la capital designada para el futuro gobierno mundial, debe quedar libre del arma con el que la Élite puede provocar la mortandad en masa de las poblaciones que desee diezmar.

Se que esta información resultará inasumible para quienes prefieren pensar que una conspiración contra la humanidad de estas proporciones es imposible, pero por desgracia los hechos les van a obligar a replantearse su desajuste cognitivo.

(posesodegerasa)

LA ÚLTIMA REVOLUCIÓN CONSAGRARÁ LA TIRANÍA



Es irónico, pero en cierto modo previsible, que tras la Revolución Francesa el adalid de los nuevos tiempos acabase siendo Napoleón. Se comenzó cortando la cabeza a un rey y se terminó coronando a un emperador. La mayoría de las revoluciones se hacen en nombre de la libertad, pero tras su triunfo casi siempre se acrecienta la tiranía.

El mito de la “voluntad popular” consagró la mentira de que todos mandaban. Y los que mandaban de verdad, siempre unos pocos, lo hicieran desde entonces con mayor impunidad. Como dijo Bertrand de Jouvenel, “la proclamación de la soberanía del pueblo no tuvo otro efecto que sustituir a un rey vivo por una reina ficticia: la voluntad general, por naturaleza siempre menor de edad y siempre incapaz de gobernar por ella misma”.

La primera condición para que la libertad aflore es la existencia de una tensión trágica entre una autoridad social reconocida y una fuerza estatal sin plena autoridad. Durante la Revolución Francesa los usos y costumbres que cohesionaban la comunidad política se debilitaron; y la autoridad de hombres respetados que resolvían los conflictos entre particulares, quedó definitivamente anulada. El derecho natural, por el cual fue capaz de morir Antígona, se tornó reaccionario. El político reunía en su persona auctoritas y potestas y, desde Robespierre, un halo de sacralidad laica adornaba sus palabras. La semilla del totalitarismo había sido plantada.

Durante el siglo XIX los políticos dejaron de buscar legitimación en la jurisprudencia acumulada por el tiempo, y pasaron a convertirse en santos laicos que fabricaban leyes impunemente sin someterse al mandato imperativo de sus representados. A pesar de las retóricas llamadas a Montesquieu propias de la época, la sana costumbre de sospechar del poder político fue desapareciendo

Llegamos así al siglo XX. La República de Weimar se hizo “social”. Pero, en virtud de su recién adquirido atributo, quedaba implícito el derecho a intervenir en cualquier aspecto de la vida de los ciudadanos. El Estado benefactor empezó dando pan a los pobres y beneficiando a los buenos. ¡Cómo oponerse a ello! Pero era cuestión de tiempo que el mismo Estado se arrogarse el derecho de decidir quiénes eran los pobres, los buenos y, sobre todo, los malos: poco después Hitler llegó al poder e hizo su propia taxonomía.

Tras la Segunda Guerra Mundial el modelo partidocrático de la República de Weimar que posibilitó al nazismo apropiase del Estado, se volvió a imponer en Alemania Occidental y en el resto del continente europeo. España lo asumió en la Transición. La insistente apelación al Estado social sirvió para ir mermando insidiosamente el Estado de Derecho: las libertades individuales eran adornos antiguos que podían ser gradualmente eliminados.

“Seamos realistas, pidamos lo imposible”, proclamaban jóvenes revolucionarios en el mayo del 68. La utopía se puso de moda. Se ignoró deliberadamente que la utopía bolchevique, que pretendía traernos el cielo, fue la excusa perfecta para fabricar el infierno. Por entonces ilustres intelectuales franceses alababan la revolución cubana que prometía un nuevo paraíso. Gobernantes posteriores tomaron buena nota: defender la libertad e instaurar la servidumbre era más que tolerable si se hacía en nombre del pueblo.

En nombre del pueblo en el año 2004 el gobierno de España consagró la desigualdad ante la ley entre hombres y mujeres gracias a la ley de violencia de género y, en nombre del pueblo. Muy probablemente el código penal será modificado en breve para beneficiar a los secesionistas catalanes presos.

Hoy la última resistencia que el Estado encuentra a sus propósitos absolutos es la familia. Y el último consenso social que queda por destruir, la semántica.

Rompiendo las moléculas familiares se aniquilaría lo que queda aun de sociedad civil. Tendríamos solo un conglomerado de átomos indefensos que dependerían económica, profesional y emocionalmente del poder estatal.

Pero aislados, desconfiados e indefensos aun habría individuos capaces de pensar. Urge neutralizar la amenaza. El nuevo lenguaje que se nos impone desde las élites políticas y los medios de comunicación no trata de cambiar el pensamiento, sino de anularlo. Y la manera más efectiva de hacerlo es normalizar la mentira, crear un argot ideológico e inocular en las viejas palabras significados contradictorios o difusos: democracia, feminismo o igualdad denotan cosas distintas según las personas que las pronuncian: el dialogo se hace imposible y la discordia campa a sus anchas.

Cierto que ya no tenemos gobernante absoluto ni rey soberano, pero tenemos gobernantes que, en nombre de la voluntad general y los nuevos derechos, actúan cada vez más como absolutos soberanos.


Pronto llegaremos a Utopía.

Seguirá habiendo algo a lo que llamaremos libertad, pero será ya otra cosa bien distinta.

Jesús Palomar
(Visto en https://disidentia.com/; las imágenes que ilustran esta entrada están tomadas de la reciente adaptación televisiva de la novela gráfica "Watchmen")

AVISO IMPORTANTE: LAS NOTICIAS SON UN FRAUDE


sábado, 15 de febrero de 2020

LLAMARLO "DEMOCRACIA" ES UNA BURLA



Los partidos no representan a nadie, excepto a su cúpula de paniaguados y a las multinacionales y sus intereses, especialmente a los bancos, que suelen financiarlos a fondo perdido. Puertas giratorias como pago cuando se quemen. Los partidos son todos asociaciones de delincuentes. No sólo el PP y el PSOE. Todos. Porque es inevitable. Y que nadie piense que Vox solucionará algo. Es un partido tan estatalista como cualquier otro y, por lo tanto, corrupto de nacimiento en intención.

España vive constitucionalmente una supuesta “democracia” de partidos (contradictio in terminis). Los partidos no son desde su misma base democráticos. No les interesa la democracia. A ningún partido le interesa la democracia, sino el totalitarismo absolutista, si pueden gestionarlo. El Presidente siempre trata de domeñar y usurpar los tres poderes del Estado. Ejemplos no faltan. Pondré uno que no molestará a la progresía pagafantas: Hitler llegó al poder mediante las urnas. Y después abolió todos los partidos excepto el nacionalsocialista. Otro ejemplo que sí molestará a los podemitas y socialistas más intencionalmente golpistas. Chávez llegó al poder en Venezuela por la vía electoral en una democracia que podía considerarse perfecta, con independencia de poderes desde las urnas y doble vuelta para todos los cargos. Y convirtió Venezuela en una dictadura comunista nacionalizando para sí, no para el pueblo, PDVSA. Y luego, con las sanciones, en un narco-estado al estilo de Colombia, Bolivia o México.

El problema no es ya, a estas alturas, la partitocracia. Es el Régimen al completo. No me vale la explicación de que viene del franquismo. Podría venir de la gloria divina y ser lo mismo. Con estos mimbres no pueden hacerse cestos.

De modo que el planteamiento, ya a estas horas, es: ¿Pero esto tiene arreglo o no?

La respuesta es NO, NO LO TIENE. De modo que todos los españoles indignados que votan a partidos lo más alejadamente posible del socio-comunismo equivocan el tiro, pierden el tiempo y obstaculizan el llegar a una solución. Ni una mayoría absoluta de Vox solucionaría el problema. Porque el problema es el propio Estado. Si llegara al poder, serviría al Estado y a las multinacionales que lo aúpan. Y se limitaría a ocupar cuantos cargos institucionales y funcionariales pudiera. O sea, más funcionarios, más Estado, más opresión fiscal y más corrupción.

El Estado representa un dispendio abominable. Crece como un tumor que, a estas horas, es ya más grande que el enfermo. No tiene conciencia de otra cosa más que de sí mismo. El Estado no presta servicios básicos. La SS no forma parte del Estado. Es un ente independiente, una estafa piramidal. La sanidad es lamentable, inoperante, una basura que no hace más que empeorar y empujar a los ciudadanos a contratar seguros sanitarios que son aún peores, ruinosos. La educación es lo opuesto a lo esperable. No forma, sino deforma. Los estudiantes salen de las aulas sin saber nada de nada. Y sin criterio para siquiera opinar, porque es lo que se pretende. Se les forma en el “espíritu estatalista”. Es decir, la idea es que puedes pensar en cambiarlo todo, excepto pensar que el Estado es prescindible.

El resto del estado es simplemente represión. Represión de comportamientos, de iniciativas e incluso de opinión libre. La seguridad no existe. ¿La Policía o el ejército? Son bandas de delincuentes como demuestra la Historia: participan en negocios ilegales, tráfico de personas y drogas y, cuando un estado se deshace, se convierten en verdaderas bandas armadas de delincuentes. De hecho, se dedican a oprimir y sancionar a las buenas gentes y a olvidarse de los delincuentes violentos (esas bandas latinas que se asestan puñaladas o tiros en nuestras calles, contra las que no hacen nada de nada). O los inmigrantes organizados en bandas de violadores.

¿Por qué no hablar claro de una vez? El Estado es un lastre insoportable. Igual lo es la Administración central que la autonómica o local. Nos cuesta la mitad del PIB. Y no nos da nada a cambio.

Os ruego que no seáis unos acojonados. El Estado sobra. A ver, repetidlo: El Estado sobra. No sirve para nada porque no sirve a nadie más que a sí mismo.

Sé que os acojona. Que os sentís huérfanos. Pero no lo sois. No es que vuestro padre haya muerto. Es que jamás tuvisteis padre.

(Fuente: https://acratasnet.wordpress.com/)

UNA LECTURA DEMONOLÓGICA DE LAS CEREMONIAS OSCAR 2020 Y GALA VOGUE