sábado, 31 de octubre de 2020

LA INCÓMODA VERDAD SOBRE LA "PLANDEMIA" COVID-19 (3ª parte: SOLUCIONES)



LA VACUNACIÓN TIENE QUE SER SIEMPRE LIBRE Y VOLUNTARIA

La libertad es un derecho fundamental y, por tanto, también lo es la libertad de vacunación. Ninguna ley puede estar por encima de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Nadie puede obligar a otro a inocularse ninguna sustancia, máxime cuando su eficacia y seguridad no están debidamente testadas y pueden tener efectos adversos a medio y largo plazo. Además, no es cierto que las vacunas hayan erradicado enfermedades o acabado con pandemias como bien explica la revista médica Discovery DSALUD en este reportaje. Es más, la última vacuna de la polio inoculada a la población de Sudán generó un rebrote de la enfermedad en el país. Así lo tuvo que reconocer la OMS.


Si la vacuna no protege (no tiene alta eficacia) es un despropósito obligar a toda la población a inoculársela, y si protege, resulta evidente que un no vacunado nunca podrá causar ningún daño a un vacunado, si acaso a otros que libremente han elegido no vacunarse. No estamos, por tanto, ante un tema de salud pública sino de temor personal. Además tanto la OMS como Anthony Fauci declararon que los asintomáticos -si son algo más que falsos positivos- muy rara vez contagian. Fauci afirmó también que el virus se puede prevenir fácilmente con las Vitaminas C y D ¿No son los zumos y el sol más agradables de tomar que las vacunas? Por si no fuera suficiente, países como China y Finlandia ya han comunicado que han acabado con la pandemia y levantado las medidas, ¡Sin necesidad de vacuna!

La asociación Dulce Revolución ha organizado una recogida de firmas en su propia web pidiendo que la vacunación sea siempre libre y voluntaria, lo más segura posible, de gestión transparente y que se informe a los que libremente elijan vacunarse de las sustancias que contiene y que efectos adversos puede provocar el producto que se les va a meter en el cuerpo. La petición ya ha superado los 106.000 firmantes. Puedes firmar haciendo click aquí.

VICTORIAS EN FAVOR DE LA VACUNACIÓN VOLUNTARIA

Nigeria fue el primer país en el que se intentó aprobar una ley de vacunación obligatoria (el Proyecto de Ley de control de enfermedades infecciosas 2020). La oposición denunció "injerencias y presiones extranjeras para que se aprobara" así como sobornos millonarios a legisladores. Esta denuncia provocó el rechazo de parte de la prensa y, sobre todo, de la población nigeriana a la vacunación obligatoria. La presión ejercida por la población obligó a la cámara de representantes a detener el trámite de la ley y a someterla a una futura audiencia pública.

En Cataluña (España), a principios de junio se intentó obligar a los niños a tener el calendario de vacunación al día para poder empezar el nuevo curso escolar. Gracias a la demanda que presentó el abogado y sanitario Luis de Miguel Ortega (de la asociación de consumidores ACUS y Scabelum) en representación de 676 familias y con la colaboración del agricultor ecológico y activista Josep Pàmies (de la asociación Dulce Revolución) la Generalitat de Catalunya rectificó y sustituyo la obligación de vacunación por una simple "recomendación". 

A finales de agosto, Anthony Fauci, director del National Institute Of Alergy and Infectuos Diseases, epidemiológo, asesor de la Casa Blanca y acérrimo defensor de las vacunas afirmó que "la vacunación NO será obligatoria en EE.UU.", lo que significa una gran victoria para los defensores de la libertad. Agregó que "no habrá una vacuna efectiva al 100%" pero que si llegara al 50% ya se conformarían, lo cual desmonta todo argumento a favor de la obligatoriedad pues con una efectividad menor del 100% es obvio que no su puede erradicar el supuesto SARS-CoV-2, como no se ha podido erradicar la gripe tras muchos años de vacunación.


ÁFRICA SE REBELA CONTRA LA OMS


Han sido muchas y diversas las acciones de distintos países africanos en contra de la OMS y la industria farmacéutica. Por ejemplo, el presidente de Ghana Nana Akufo-Addo reveló unos documentos de la Fundación Rockefeller de los que se puede inferir que la pandemia es un montaje. En Burundi, su presidente Pierre Nkurunziza expulsó a la OMS del país. El presidente de Tanzania, John Magufuli, que es doctor en química, denunció la nula fiabilidad de los test cedidos por la OMS exponiendo que dieron positivo por coronavirus una papaya y también una cabra y un pájaro llamado kware...



Pero lo más llamativo ha sido que el presidente de Madagascar Andry Rajoelina, ya a finales de abril, anunció que habían encontrado una cura eficaz para el Covid-19.

COVID-ORGANICS: LA CURA AFRICANA

Cuando empezó la pandemia, el doctor Charles Andrianjara, director del departamento de I+D del prestigioso Instituto Malgache de Investigación Aplicada (IMRA), revisó sus bases de datos, en busca de plantas que pudieran ser útiles para tratar el Covid-19. Así empezó a trabajar con la artemisia annua, planta medicinal que ya había demostrado su eficacia en el tratamiento de la malaria y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (el SARS-CoV). Con ella y otras plantas que mantienen en secreto hasta que les sea otorgada la patente (Pues temen que, si revelan la fórmula, alguna farmacéutica pueda patentarla antes e impedir su uso), elaboraron una bebida que bautizaron como Covid-Organics. Hicieron algunas pruebas con personas que habían dado positivo al Test y tenían síntomas de Covid y vieron que funcionaba. A finales de abril el presidente de Madagascar anunció al mundo que tenía una cura eficaz para el Covid-19. A partir de ahí, el Covid-Organics se fue distribuyendo por los países africanos, constituyendo así una rebelión, en toda regla, por parte de casi un continente entero, contra las directrices de la OMS. Y es que el pueblo africano ya está muy escarmentado pues durante décadas se les ha usado como 'conejillos de indias' para probar medicamentos y vacunas experimentales que han causando daños muy graves a su población, como explicamos antes al referirnos a las vacunas financiadas por Gates y la OMS.


En cuando a la artemisia annua (también conocida como ajenjo dulce), por sí sola ya demostró su eficacia en patologías consideradas graves como la malaria. Así lo explica el agricultor ecológico y activista Josep Pàmies que desde hace años viene promoviendo su uso terapéutico como antivírico y antitumoral.



Un equipo del Instituto Max Planck de Coloides e Interfaces de Potsdam (Alemania) codirigido por el doctor Jill Kolesar -de la Universidad de Kentucky (EE.UU.) y la oncóloga Susanne Arnold del Programa de Desarrollo de Medicamentos del Markey Center (Reino Unido) también están testando la eficacia de la artemisia annua específicamente para el Covid-19. Cada tratamiento propuesto por el Programa de Desarrollo de Medicamentos es comprobado por un comité multidisciplinar de la Alianza de Expertos en Investigación Unificada (CURE) que solo elige los que son inocuos, rápidamente producibles y baratos. Los primeros resultados de estos estudios han corroborado la eficacia de la planta y la propia OMS, se ha visto obligada a reconocerlo.

Lo curioso es que la farmacéutica Novartis ya desarrolló un medicamento contra la malaria, que llamó artemisinina, si bien no es tan efectivo como la planta pues al extractar lo que ellos llaman "el principio activo", alteran el equilibrio natural. convirtiendo en tóxico lo que no lo era. El principio activo por si solo se ha demostrado poco eficaz y además genera resistencias, mientras que la planta natural goza de gran eficacia y destruye esas resistencias.

En Pàmies Vitae se puede encontrar tanto la planta viva como seca, ya lista para infusión (click aquí). Aquí puedes ver cómo infusionarla.

La planta no solo se ha demostrado efectiva para curar el Covid-19 sino también para prevenir la infección por el SARS-CoV-2 (si existe) debido a que es de las plantas que más fortalecen el sistema inmune.

La artemisia annua es considerada por muchos una de las plantas con más propiedades medicinales, junto a, por ejemplo, la estevia o el kalanchoe. Puedes encontrar información sobre todas ellas en el canal de YouTube de 'Pàmies Vitae' haciendo click aquí o en el resto de redes y web de la Dulce Revolución.

Reportajes en la revista médica DSalud sobre estas plantas:

Propiedades medicinales de las kalanchoe (LEER)

La estevia, útil en casos de diabetes e hipertensión (LEER)

MÁS CURAS EFICACES PARA EL COVID-19

Cuando decimos que las mascarillas no son eficaces para evitar el contagio y que encima son dañinas para la salud o que la eficacia de las vacunas nunca ha sido demostrada y todas tienen una larga lista de efectos adversos, hay gente que reacciona con temor por creer que sin estas "protecciones" quedaría irremediablemente expuesta a la enfermedad. Sin duda es un temor del todo injustificado (Además, recordemos que, según la OMS, se trata de una enfermedad con una tasa de mortalidad del 0,6%, igual que la gripe común). Es ese temor injustificado, y por tanto, irracional, lo que les mantiene "cautivos" de la "propaganda farmacéutica".

Para la prevención, no solo de esta sino de cualquier enfermedad, lo principal es una dieta saludable, ejercicio al aire libre y buen humor (Si el miedo baja las defensas, es obvio que la alegría las sube). Los alimentos integrales siempre resultarán mejores que los refinados. (A la sal industrial, por ejemplo, se le extrae el cloruro magnésico, un regulador natural del sistema inmune, y también el cloruro cálcico, para después venderlos como suplementos alimenticios). Josep Pàmies explica como hacer sal natural en este vídeo.


Para la cura, el médico italiano Pasquale Bacco (uno de los que realizaron las famosas autopsias que han dejado expuesta a la OMS) los tratamientos indicados para curar el Covid-19 son los antinflamatorios, anticoagulantes y antibióticos, y para los casos graves la ozonoterapia y la plasmaterapia. Algunos médicos recomiendan también la hidroxicloriquina, si bien la revista médica Discovery DSALUD no la recomienda, tanto por los efectos adversos que puede provocar como por entender que hay curas más eficaces y seguras.

Muchos médicos opinan que la clave está en los tratamientos oxidativos como el ozono, el peróxido de hidrógeno y sobretodo el dióxido de cloro.

LA OZONOTERAPIA


En Italia se ha tratado a decenas de pacientes con neumonía e insuficiencia respiratoria y en China ya hay 4 ensayos clínicos puestos en marcha y los resultados provisionales son muy esperanzadores. Un artículo de la Revista Española de Anestesiología y Reanimación también afirma que podría ser eficaz para enfermos de Covid-19. En Brasil, la ozonoterapia cuenta con el aval de los consejos federales de odontología, fisioterapia, farmacéutica y enfermería, lo que ha llevado a que, basándose en estudios realizados en Alemania con muy buenos resultados, los brasileños hayan empezado a testar la eficacia de esta terapia en diversos hospitales del país. Cabe destacar que es un tratamiento barato. Cuenta con el apoyo de médicos como el anteriormente mencionado doctor Bacco, Médicos por la Verdad o la revista médica Discovery DSALUD, entre otros muchos.

Para la revista médica Discovery DSALUD algunas de las claves para prevenir la enfermedad son una dieta alcalina y cetogénica, la ingesta de prebióticos y probióticos y de cítricos como el pomelo, el limón o la naranja (las vitaminas C y D están siendo muy recomendadas para prevenir la infección, incluso por Fauci, que recientemente ha cambiado radicalmente su discurso). También especias como la canela o la pimienta, el cardamomo, el clavo, la cebolla, la espirulina, la equinácea, el saúco, el jengibre, el ajo, la clorofila, el carbón activado, el aloe vera, la planta coloidal, los interferones alfa-2b, el cobre, productos nutricionales como el Renovén o el Viusid, y el Omega 3 de buena calidad.


Vamos a entrar ahora en el que probablemente sea uno de los tratamientos más prometedores no solo para el Covid-19 sino para una larga lista de patologías: el dióxido de cloro.

EL DIÓXIDO DE CLORO: MUY EFICAZ EN NUMEROSAS PATOLOGÍAS Y SIN EFECTOS ADVERSOS

El dióxido de cloro (Clo2) es el gas que se obtiene al hacer reaccionar el clorito de sodio (NaClo2), generalmente diluido al 25% o 28%, con un activador ácido, se recomienda el ácido clorhídrico (HCL) diluido al 4%. Luego de hacer la mezcla se le añade agua y entonces el gas queda atrapado dentro de esta. Su uso terapéutico fue redescubierto por el ingeniero y buscador de oro Jim Humble (en la foto de la izquierda) quién, en una de sus expediciones, vio como algunos miembros de su equipo enfermaron de malaria y sanaron tras ingerir agua potabilizada con clorito de sodio. Después del suceso, investigó esta sustancia y decidió dar a conocer al mundo los resultados. Desde entonces, miles de médicos y profesionales de distintas materias han ampliado la investigación y ya se sabe que es capaz de curar numerosas patologías y además, sin efectos adversos (Desde que se sustituyó el ácido cítrico, como activador, por el clorhídrico, más afín al ácido estomacal humano-.


El 17 de mayo, Andreas Ludwig Kalcker, gran investigador y promotor de esta sustancia, anunció en un vídeo los excelentes resultados del primer ensayo clínico sobre las aplicaciones del dióxido de cloro para tratar el Covid-19 realizado por la Asociación Ecuatoriana de Médicos Expertos en Medicina Integrativa (AEMEMI). En Guayaquil, la zona más afectada de Ecuador por la pandemia, se trató con éxito a más de 100 enfermos. Desde entonces se han realizado decenas de ensayos clínicos en diversos países de Latinoamérica e incluso lo está investigando el gobierno estadounidense. La Coalición Mundial de Salud y Vida (COMUSAV), que cuenta ya con más de 3.000 médicos, ha reportado haber curado de Covid-19 a decenas de miles de personas, utilizando el dióxido de cloro.

El pasado día 14 de julio el Senado de Bolivia aprobó el uso del dióxido de cloro para la prevención y tratamiento del Covid-19, así como su fabricación, comercialización y suministro. Días después la decisión fue ratificada por otros órganos nacionales. Siendo así Bolivia, Ecuador, Venezuela, Uruguay y Paraguay los países menos afectados por el Covid-19 de Latinoamérica. En Bolivia y Ecuador debido al uso del dióxido de cloro, en Venezuela debido al uso pionero de terapias alternativas como la homeopatía y en Paraguay debido a que es de los países donde más conoce su población las propiedades de muchas plantas medicinales, siendo pioneros por ejemplo en el uso de la Kalanchoe (foto de la derecha) para tratar el cáncer. Cabe decir que el dióxido de cloro se vende legalmente como potabilizador de agua para consumo humano. Lo que está prohibido -excepto en Bolivia- es publicitarlo como medicamento. En cualquier caso, su uso queda amparado por la Declaración de Helsinki.

El principal problema del dióxido de cloro es que es barato, fácil de producir e impatentable y no es, por tanto, buen negocio para la industria farmacéutica. En este artículo se incluye toda la información necesaria para saber qué es, cómo consumirlo, dónde comprar y qué enfermedades se pueden tratar con este producto. En este vídeo, una médico desmiente los bulos más repetidos por los medios de masas.

Estamos tan acostumbrados a que los problemas sean difíciles de resolver que no podemos concebir que pudieran ser fáciles, pero lo cierto es que estos descubrimientos (tanto el dióxido de cloro como el resto de terapias oxidativas así como la medicina natural) tal vez podrían transformar un mundo basado en el negocio de la enfermedad por un mundo mucho más sano y feliz. Puede que, para mucha gente sea "chocante" asumir todo esto y se pregunten ¿Cómo es que los médicos no han salido a desmentir las enormes mentiras que se han contado desde los medios?

MÉDICOS POR LA VERDAD: LA REBELIÓN EN LA MEDICINA Y EN OTROS ÁMBITOS PROFESIONALES

En EE.UU. surgieron los American Frontline Doctors (los 'médicos americanos en primera línea') que, en una rueda de prensa delante del capitolio hicieron énfasis en que HAY CURA para el Covid-19 y nadie tiene porqué morir. Igualmente afirmaron que son innecesarias las medidas restrictivas de derechos que los gobiernos están implementando. 

En Alemania salieron los Médicos por la Verdad que tienen por objetivo analizar la gestión de la crisis por parte del gobierno y la idoneidad de las medidas tomadas mediante la Comisión Extraparlamentaria de Investigación sobre el Coronavirus (ACU). 

No tardó en extenderse el proyecto a la península ibérica con la creación de Médicos por la Verdad España (y posteriormente Médicos pela Verdade Portugal). En la rueda de prensa y presentación del proyecto español, que tuvo lugar el pasado 25 de julio, se opusieron al uso obligatorio de mascarillas, al confinamiento, a la vacunación obligatoria, cuestionaron las cifras oficiales de contagiados y fallecidos, pidieron que se investigara la relación de la pandemia con la Tecnología 5G y la última campaña de vacunación de la gripe y apostaron por el dióxido de cloro, el ozono y el peróxido de hidrógeno como los tratamientos apropiados para salir de esta pandemia. 

El movimiento se expandió hasta Argentina y de ahí a absolutamente toda Latinoamérica. Como se puede ver, sí hay muchos médicos que están diciendo la verdad. Cosa distinta es que no los inviten a hablar en televisión por temor a perder los ingresos en publicidad que les proporcionan la industria farmacéutica. (Ello, sin perjuicio de que alguna vez se les cuele alguno, como el Dr. Luis Miguel de Benito, que apareció en la televisión pública española desmintiendo la saturación en los hospitales y la presunta eficacia de los Test PCR. Recientemente también ha grabado este vídeo en donde expresa su opinión sobre los temas que le pregunta la gente, como por ejemplo las vacunas:



Aparte de Médicos por la Verdad, existen Sanitarios por la Verdad, Psicólogos por la Verdad, Abogados y Procuradores por la Verdad, Abogados por la Libertad, Juristas por la Verdad, Científicos por la Verdad y Ciudadanos por la Verdad, entre muchos otros colectivos. 

Recientemente salió Policías por la Libertad, que agrupa a algunos de aquellos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se niegan a poner multas por no llevar mascarilla (En recta aplicación del RDL 21/20) y que se niegan a provocar miedo en la población que juraron proteger. Así lo explica su portavoz y policía nacional Sonia Vescovacci en este vídeo:



Este colectivo ha creado una web donde se ofrece ayuda legal para evitar el uso de mascarilla y para recurrir en caso de multa.

El Dr. Rashid Buttar también ha reunido a centenares de médicos en Reino Unido para oponerse a la vacunación obligatoria y a las vacunas genéticas, igual que la viróloga Judy Mikovits, que también está exponiendo la farsa. Queremos resaltar también el trabajo que está realizando, en el ámbito judicial, el sanitario y abogado Luis de Miguel Ortega, mediante su asociación ACUS-Scabelum, luchando legalmente contra la vacunación obligatoria, contra la mascarilla obligatoria y contra muchas de las medidas impuestas. Lo mismo están haciendo otros abogados como José Ortega, que también está ofreciendo asistencia jurídica mediante su web Coronavirus Legal y Aitor Guisasola. En el ámbito de la divulgación, cabe resaltar el trabajo de Josep Pàmies, dando a conocer las increíbles aplicaciones terapéuticas de las plantas medicinales y también del dióxido de cloro.


Así pues, son muchos los médicos, sanitarios, juristas, policías, biólogos y profesionales de cualquier materia que están contando la verdad como son muchos los ciudadanos que estamos en contra de esto. Basta ver los millones de personas que se reunieron el pasado 29 de agosto, no solo en Berlín sino también en Londres, Paris, Madrid, Dublin, Polonia, Suiza, Argentina, Uruguay, Canadá, solo por poner algunos ejemplos.

Recomiendo mucho la visualización del siguiente vídeo de 7 minutos del Dr. Bodo Schiffmann, uno de los miembros fundadores de Médicos por la Verdad Alemania y ACU:



TIEMPO DE ACCIÓN

Con toda la información que he expuesto, yo me sentí suficientemente informado, y es por eso que he querido recopilarla y compartirla pues pienso que, igual que yo perdí el miedo, tú también lo puedes perder. y puedes hacer que lo pierdan tus familiares y amigos. Compartir información y ayudar a los que están luchando activamente es vital. Recordemos que, en la simulación del Evento 201 ellos admitieron que su nuevo orden distópico solo se podrá imponer si lo acepta la gente, y es evidente que la gente informada nunca lo aceptará ... Si no estás de acuerdo con la dictadura, no aceptes medidas dictatoriales! Mucha gente se está organizando -en la plataforma soberaniaysalud.com, p. ej., pero hay más-, ¡búscalas! ... 

Y no temas, lo que está ocurriendo no es nada nuevo: Son los mismos partidos corruptos de siempre, los mismos usureros de siempre, las mismas empresas farmacéuticas que tanto daño han hecho a millones de familias, las mismas empresas químicas que llevan tanto tiempo envenenando el aire, el agua, los alimentos. En resumen, es la misma guerra de siempre. La pudimos ganar hace tiempo, pero preferimos darle una patada al problema, cada vez que se presentaba, y enviarlo un poco más adelante, hacia el futuro. Tal vez, la única diferencia es que ya no podemos dar más patadas.

Nos han mentido y nos siguen mintiendo, y con ello evidencian que nos temen pues quién tiene un poder real no necesita mentir, ¡Ordena y punto! Con sus mentiras evidencian su miedo y su miedo solo puede ser debido a que creen que pueden perder y es así como nos informan que les podemos ganar ... ¡Hagámoslo de una vez!.. Afrontemos el problema. Nuestros hijos nos lo agradecerán y puedo asegurar que ellos también. Ellos necesitan perder para perder su miedo

Miquel Ruiz Ferri
(Fuente: https://periodicoelpacifico.blogspot.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario