martes, 2 de junio de 2020

BILL GATES HA FINANCIADO LA CREACIÓN DE UN NUEVO “SUPERVIRUS”, EL MÁS MORTAL DE LA HISTORIA



Hace un mes un periodista le preguntó a Bill Gates si la actual pandemia del coronavirus era “el big one” que esperaba, a lo que Gates contestó “NO”.

Según sus propias palabras, el "filántropo global" espera “una nueva pandemia, mucho más letal, que elimine a un 30 % de la población mundial".

¿No resulta altamente sospechoso que Gates parezca saber tanto?. El blog hermano Donde la verdad nos lleva revela el por qué del aparente "don de la profecía" de Gates: sencillamente, esa catástrofe global no responde a una especulación ni es algo hipotético, sino el cumplimiento de la agenda que ha programado para materializar su proyecto genocida de reducir la población mundial.

El instrumento de esa eugenesia criminal es el supervirus “del juicio final”, una gripe mortal resistente a todas las vacunas y al sistema inmune de los seres humanos, creada y guardada en un laboratorio desde hace seis años, y cuyo diseño fue financiado por Gates.

El creador de ese supervirus es el doctor Yoshihiro Kawaoka, científico de la Universidad Madison de Wisconsin madison.

Su trabajo de investigación consistía en potenciar la virulencia de la cepa del virus de la gripe del 2009 para que tuviese la capacidad de escapar a las defensas del sistema inmunitario, algo que consiguió con creces: creó un “virus asesino” imparable, resistente a todo, capaz de eliminar a millones de personas de la faz de la tierra. El virus más mortal de la historia.

Kawaoka es un experto en experimentos de “ganancia de función” en todo tipo de virus respiratorios, los potencia para hacerlos más letales y después estudia su comportamiento.

No es nada casual que escogiera la cepa del virus de la gripe del año 2009 para desarrollar la creación de su nuevo supervirus “del juicio final”: ése fue el año en que recibió 9,5 millones de dólares de la fundación de Bill Gates, para desarrollar  su investigación.

El objetivo de la subvención, y cito textualmente, era “identificar mutaciones de virus de la influenza/ gripe que puedan suponer un riesgo pandémico potencial”; “la subvención facilitará la investigación de Kawaoka en el campo de la mutación de los virus para hacerlos que se unan de manera más eficiente a los receptores humanos”.

Es decir, la creación de un supervirus imparable, con el peregrino objetivo de “avanzarse a posibles situaciones pandémicas futuras” (situaciones pandémicas que nunca se darían sin la intervención del "bombero pirómano" que provoca aquello que dice combatir, nota del "blogger").

El criminal Bill Gates ha financiado con perfecto conocimiento de causa el desarrollo de un supervirus con capacidad para una eficiente y letal entrada en el sistema celular de los seres humanos, lo que le otorga la capacidad de aniquilar a gran parte de la población mundial (quizá ese 30 % que el criminal informático se ha fijado como meta).


Solo nos queda especular sobre si el modo de dispersar ese virus apocalíptico será administrándonoslo con la vacuna obligatoria de un Covid-19 en retroceso, o si habrá un oportuno "accidente" en su custodia que lo libere, y origine una cadena de contagios a nivel planetario.

Ese será el regalo que nos tiene preparado el gran filántropo que tanto nos ama, el redentor de la humanidad y admirado ejemplo de abnegación "Kill" Bill Gates ... HDLAGP.

(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/)

2 comentarios:

  1. El pobre ser humano se cree que todo tiene que tener una respuesta, le molesta vivir en las incertidumbres cotidianas, respuestas, y los que gobiernan de verdad les encanta tener al rebaño unido pero a la vez poderlo desunir según les convenga, por eso les dan respuestas a todos los grupos. Vamos allá; para los creyentes les damos religión y un dios, el que sea, pero para cada religión su dios “autentico”, para los no creyentes les damos otra “religión”, la ciencia, la cual si esta no dice lo que son las “cosas” todo lo demás es mentira y está llena de “expertos” educados por los amos que les dice a través de sus libros la “verdad” de las cosas, importa poco que en algún lugar determinado de escave y saque a la luz “otras evidencias”, si no está en “sus libros” y las fechas no concuerdan, es mentira. Para los ignorantes fáciles de domesticar les damos la sensación de participación en el devenir social, les educamos desde pequeños que viven en democracia, que sus opiniones se tienen en cuenta y que pueden ejercer el derecho de poner o quitar a los “gobiernos”, aparte de ignorantes, ilusos, pero oye, son felices, incluso matan o mueren por defender las democracias y los “estados de derechos”. Para los gilipollas les damos la tecnología, todo el día a la “ultima”, móviles, tablet, TV de grandes pulgadas para que el fin de semana que el sistema le da “libre” se distraigan y no piensen en sus cadenas doradas, ni sean consciente del tamaño de sus jaulas, el trabajo dignifica o como se decía en los campos de concentración, “el trabajo libera”. Nada más que añadir, un negro en los campos de algodón trabajaba 12 horas con latigazos, ahora trabaja 12 horas por dinero… no tiene el miedo del látigo y se cree libre, se ha cambiado el látigo por el dinero, depende de la percepción con que se mire, si le das la creencia de libertad trabaja contento, consume y opciones de distracción, pero son 12 horas recogiendo algodón. Recuerda, “el trabajo libera”.
    Luego están los miedosos, estos son los más peligrosos ya que su miedo les hace trabajar para los amos pensando que ellos se libran del mal, chivatos en los balcones, critican lo que ellos no se atreven hacer y se creen buenos ciudadanos, comprometidos y que miran por el bien común si hay cosas malas son siempre culpa de los otros, llaman por telefono en anónimo, ellos lo hacen todo bien, hipócritas, estos son los que suelen abusar de niños, mujeres, roban, pero de cara a los vecinos son buenos ciudadanos, curas? Políticos? Se suelen corromper con facilidad, son verdaderos psicópatas pero de buena “cara”. Suelen practicar aquello de, haz lo que yo diga pero no lo que yo haga.
    Luego estamos los de siempre, los provocadores de risas, decimos cosas con la intención de cambiar algo pero no nos hacen caso casi nadie, vemos conspiración en todo porque somos consciente de las mentiras del sistema, a veces se pueden comprobar y otras no, se meten trolls entre nosotros y somos la causa de las risas del resto de payasos que conforman esta sociedad “diversa” o circo, llenos de enanos mentales, que hacen los amos utilizando el “divide et impera” de todos los imperios que han poblado la humanidad, solo así es posible que unos pocos dominen a “unos muchos”, no sería posible de otra manera, una sociedad estúpida para habitantes estúpidos. Y así andamos por este planeta unido a un universo desconocido, tranquilos, hay un grupo que cree en la vida fuera del planeta y que encima nos visitan, como si tuviéramos algo que ofrecer a los seres inteligentes de verdad. Claro que hay vida inteligente fuera, ninguna duda, por eso nunca los veremos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, entonces ya saben ustedes que esa vacuna vendrá con premio.

    ResponderEliminar