sábado, 19 de septiembre de 2020

EL CONFINAMIENTO SELECTIVO EN MADRID ES UN FRAUDE SIN RESPALDO LEGAL NI CIENTÍFICO


(Hacer click sobre la imagen para ampliar)

Otra vez la mafia criminal PPSOE ha vuelto a prohibir el ejercicio de los derechos y dignidad de cientos de miles de personas en base a unos datos tergiversados: los positivos -ni "contagiados" ni "contagiadores"- de unos test PCR que no son válidos para detectar ningún virus, como ya han demostrado diferentes científicos e institutos oficiales por todo el mundo -como la FDA-, puesto que dan un margen de error entre el 30-80 %: FALSOS POSITIVOS, es decir personas sanas.

Por otra parte, si los test fueran eficaces detectando coronavirus, quedaría el problema de su especificidad. Un positivo PCR en coronavirus puede serlo en Hcov-229E, Hcov-OC43, Hcov-NL63 o Hcov- HKU1, y cualquiera de ellos significa, sencillamente, que usted está pasando un resfriado común, no el Covid-19 "asustaviejas". ¿Desde cuándo un catarro justifica el secuestro domiciliario de la población?

El fraude es de proporciones bíblicas, puesto que solo se justificaría una emergencia sanitaria en caso de colapso hospitalario, mortandad disparada o infecciones masivas (que no se están dando más que bajo la absurda óptica de calificar a una persona sana de "positivo asintomático", lo que equivale a algo así como sostener que un corredor de maratón es un "tetrapléjico asintomático", sarcasmo cuyo mérito es de El Roto y no mío). Y son los datos oficiales del gobierno los que desmienten rotundamente que se de ninguna de estas circunstancias.

Tal como explica el portal http://pensaresgratis-mafiappsoe.blogspot.com/, y según la página del Ministerio de Sanidad, la comunidad de Madrid tiene en los ultimos 7 dias un total de 369 hospitalizados (sólo TRES de ellos en la UCI), y el total de fallecidos es de 144.

369 hospitalizados salen a 3,6 personas por hospital, con un insignificante 0´02 de ocupación de UCI por coronavirus ¿dónde está el desbordamiento?

Los datos no justifican en modo alguno ningún confinamiento ni restricción de derechos fundamentales y constitucionales. Estamos ante un absoluto despropósito y un inadmisible ataque directo a la población.

NO HAY NINGUNA PANDEMIA ACTUALMENTE 

El numero total de hospitales en la Comunidad de Madrid es de 102, contando con que además de con los hospitales públicos de la Comunidad el plan anti-Covid cuenta con los hospitales privados. Según datos de la Fundación IDIS, Madrid cuenta con 49 hospitales privados, el 69% de ellos, con concierto con la sanidad pública. Además, disponen de casi 7.000 camas. 

No hay saturación, ni de hospirales ni de UCIs, todo es una monumental mentira urdida por politicos y medios de comunicacion, con TODOS los partidos utilizando la falsa plandemia por intereses politicos y la misma Comunidad de Madrid dando por buenos unos datos que en absoluto justifican la histeria y las campañas de miedo y recortes de derechos fundamentales.

Estamos ante un inaudito un atentado a la democracia.

Ayuso, dictadorzuela ensorbecida, ¿qué recompensa te han prometido tus amos por ser la más entusiasta ejecutora de la agenda globalista eugenésica del NOM?

Algún día tendrás que justificar tus decisiones, y ese día no tendrás excusas que ofrecer. Has vendido tu alma al diablo. Disfruta mientras puedas del pésimo negocio que estás haciendo, porque te queda toda una eternidad para pagar la deuda que has contraído.

(posesodegerasa)

EL ORIGEN REAL DEL COVID-19



En las últimas horas los medios oficiales de todos los gobiernos del mundo alineados con la plandemia, han difundido una curiosa noticia, “un informe de una científica china probaría que el Coronavirus Sars Cov-2, causante oficial de la enfermedad Covid-19, tendría un origen artificial”.

Incluso La Sexta se ha hecho eco del supuesto origen artificial del Coronavirus.

Después de años de investigación sobre el poder que maneja los hilos y sus métodos de manipulación te puedo prácticamente asegurar que esta nueva noticia de los mass media, si la evaluamos desde el prisma de la verdad, nos confirmaría justamente lo contrario. 

Es decir, que el Sars Cov-2 no habría tenido nada que ver con la enfermedad llamada Covid-19, pese a las decenas de informes “técnicos” pagados por la élite que afirman lo contrario. 

¿Cómo es posible esta afirmación?. 

Acércate a la mecánica de la élite. Los mass media oficiales forman parte del “equipo” del poder., de esos “clusters” al servicio de la élite con sede en Londres. Tal como afirmaba el prestigioso periodista alemán Udo Ulfkote

Si algo se publica en los medios de masas es porque la élite quiere que se publique. Y a la élite le encanta crear frentes ficticios para distraer al personal. Y es precisamente en aquellas afirmaciones que los medios intentan ridiculizar como “conspiranoicas” donde encontramos la realidad que quieren ocultar. 

Si la élite ahora afirma que el coronavirus es producto de un laboratorio y así lo publica, significa en la práctica que toda la historia del coronavirus no tiene absolutamente nada que ver con la enfermedad del “Covid-19”, ya que si su plan real se basara en un virus de laboratorio, jamás sería expuesto en sus medios de comunicación, al igual que jamás han expuesto la verdad sobre el autoatentado de las Torres Gemelas

Precisamente es lo que yo defino como la paradoja de la exposición y la ocultación en el teatro de la realidad: te expongo una realidad ficticia mientras te oculto una ficción conspiranoica que en la práctica es real. Esta es la mecánica de los medios. 

Observa “las huellas” que el plan oculto de la élite deja a su paso. El Covid-19 es una enfermedad que se caracteriza por la falta de oxígeno en la sangre. Casualmente, una falta de oxígeno que puede ser causada por la manipulación de campos electromagnéticos

Esta hipótesis es tildada de “locura” por los medios oficiales, lo que quiere decir, sin lugar a duda, que vamos por el buen camino en la búsqueda del origen real de la enfermedad Covid- 19. Es la siguiente regla: Exposición= ficción enmascarada de realidad. Ocultación= realidad enmascarada de ficción conspiranoica. 

Los pacientes que sufren esta falta de oxígeno en las células producida por el Covid-19, si tienen previamente inoculado en su organismo el polisorbato 80 vía vacuna de la gripe, podrían experimentar el colapso de su sistema inmune, la llamada “tormenta de citoquinas”. 

Todo esto vuelve a ser tildado de “locura” por los mass media. Nuevamente vamos por el buen camino. 

Solo una enfermedad “teledirigida” mediante campos electromagnéticos o radiofrecuencias, tendría la capacidad de crear “zonas libres” de Covid-19 rodeadas de zonas con una alta tasa de enfermos. Esto pasa justamente en el lugar donde reside el propio Bill Gates

Viendo la noticia en los mass media “ de los malvados científicos chinos que crearon un terrible virus de laboratorio” como causa del Covid-19, una noticia que ya está en el campo de la “exposición mediática como “ficción real”, podemos ir más allá y afirmar en el campo de la “ocultación de la realidad conspiranoica” que subliminalmente, esta noticia nos dice que el Covid-19 no se contagiaría por ningún virus si no que se induciría mediante campos electromagnéticos, en función de una agenda política marcada previamente por la élite. Por eso las pruebas PCR no detectan carga viral y por eso se les llama "contagiados" a personas que dan positivo a una prueba que detecta restos de ARN de "algo" a lo que la élite llama "Covid-19". Esa sería la clave de la ocultación mediática que trae implícita esta noticia. 

Por ejemplo, el hecho de la obligatoriedad de usar mascarillas entre toda la población sana, no hace más que reforzar esta hipótesis, ya que un uso prolongado de estos bozales puede provocar hipoxia según expertos como el doctor neurocirujano Russell Blaylock

Y si no hipoxia como mínimo el debilitamiento que propicie una “mejor entrada” de esas radiaciones electromagnéticas que reactivan los exosomas naturales que desprende nuestro cuerpo para convertirlos en una enfermedad llamada Covid-19, programada por la élite desde hace 30 años

Otra locura, ¿verdad?. Vamos por el buen camino. Cada afirmación de la élite a través de sus medios de masas nos van despejando más dudas. Siempre recordando el “modus operandi” mediático. Exposición de una ficción vestida de realidad. Ocultación de una realidad vestida de ficción conspiranoica. Los mass media son los difusores en la realidad de la ficción creadora de la élite y guardianes morales de la realidad enmascarada de ficción conspiranoica. Son los que canalizan esa ficción desde los “think tanks” de la élite y la convierten en una realidad ficticia, utilizada precisamente como frente moral y científico para la ocultación del plan real.  

Es un perfecto mecanismo generador de distracción y discusión entre las masas desorientadas que no entienden estas mecánicas. No podemos acceder a su plan real pero si podemos seguir las huellas que dejan a su paso sus vasallos instrumentalizados: gobiernos, burocracia sanitaria y por supuesto medios de comunicación. Cada argumento que pasa al campo de la realidad ficticia mediática nos acerca más al plan real ocultado tras la máscara de la ficción conspiranoica. 



Estamos muy cerca de descubrir la verdad siempre que entendamos esta mecánica. 

Levántate y piensa.

¿NADIE MÁS LO VE?



viernes, 18 de septiembre de 2020

LA GRAN ESTABULACIÓN




La nueva subnormalidad nos va matando poco a poco, nos cocemos en nuestro propio jugo bajo las mascarillas. La ansiedad aumenta, la sensación de estar viviendo una pesadilla absurda, una película de catástrofes cutre y con toques almodovarianos. Me da vergüenza mirar a los embozados y a la vez me da pena ver el miedo en sus ojos. Unos temen a un virus y otros tememos a la dictadura y el totalitarismo. Unos temen contagiarse de un virus supuestamente muy peligroso y otros temen la multa o la represión.

Saldremos más malos, más ruines. Saldremos diciendo: Yo sólo cumplía órdenes. Me dijeron que no visitara a mi padre en la residencia y lo hice. Me dijeron que lo encerrarían en una habitación de dos por dos y no hice nada. Me dijeron que me quedase en casa y lo hice. Me dijeron que saliera a determinadas horas y lo hice. Me dijeron que los coles cerraban y ahora los abren con la misma arbitrariedad con la que los cerraron. Pusimos bozales a nuestros propios hijos y aceptamos que les tomaran la temperatura, para acostumbrarles a ser ganado humano o futuros soldados de guerras absurdas. Porque esto es una guerra en la que uno mismo se impone la pena y se autodestruye. ¡Suicídate! ¡Y nos suicidaríamos!

Tengo miedo del ser humano. En pocos meses hemos comprendido cómo pudieron suceder todas las masacres del pasado ordenadas por el poder. Yo sólo cumplía órdenes. Así se lo contaremos a nuestros nietos. ¿Nietos? ¿Alguien tendrá nietos? Queridos niños, en la “gran estabulación” de 2020 yo sólo cumplía órdenes.

¿Y dónde están los psiquiatras preocupados por la infancia? ¿Y los pediatras con sensibilidad? ¿Dónde están los colectivos antisistema y la izquierda, siempre tan crítica con el poder? ¿Y la “derechita valiente” con bozal? No están o se han hecho policías del pensamiento, policías de balcón o de los parques infantiles. O quizás están esperando a ver qué dice tal o cuál líder de opinión para repetir como un papagayo la frase de moda del mes.


Pero hay otras frases atemporales que deberíamos recordar: Divide et impera. Primero no dañar.

Lo que también ha quedado claro es que la gente que rondamos los 40 años somos una generación de mierda, capaz de hacer las mayores atrocidades y encima sentir que uno es muy bueno, buenísimo, con los demás. Es lo que en neolengua se denomina ser un “responsable”.

Dan ganas de huir y de salir corriendo, de buscar un refugio cuando ya no se pueda luchar más contra el ataque psicológico y cognitivo que estamos sufriendo. Nacimos para amar y ser amados, para cuidar unos de otros. No para abandonarnos o separnos en nombre de una hipócrita y falsa “responsabilidad”.

La metamorfosis del ser humano en animal de ganado va a necesitar de muchos especialistas en veterinaria e informática. No sabíamos bien por dónde llegaría la estabulación, si sería en nombre del ecologismo o el cambio climático y, por nuestro bien, se nos delimitarían zonas y horarios de entradas y salidas en los smart guettos. Ahora parece que va a ser la amenaza de un virus la que nos estabule y nos marque. Por nuestro bien, siempre por nuestro bien. Por nuestra seguridad, por nuestra Gran Seguridad.

Dicen los que saben de estas cosas que “diabolos” viene de “diaballein” que es desunir, separar. Podemos, por tanto, afirmar sin asombro que imponer una “distancia de seguridad” desde las administraciones del estado podría ser descrito como algo diabólico. No existe la distancia de “seguridad” porque distanciarse, dependiendo de en qué contextos, es inseguro. El ser humano no puede vivir aislado y necesita convivir, hablar y relacionarse con las personas que ama, sus afines. Por supuesto, con otras personas necesita mucha distancia, la máxima posible. Es realmente siniestro decirle a unos niños que no pueden jugar juntos porque pertenecen a “burbujas” diferentes. Donde dicen “burbujas” se refieren de nuevo a estabulaciones.

En fin … Que Dios nos coja confesados en esta epidemia de hipocresía, crueldad sin límites y acedia.

Tania Gálvez
(Visto en https://www.lasinterferencias.com/2020/09/11/la-gran-estabulacion/)

jueves, 17 de septiembre de 2020

TERRORISMO INFORMATIVO



Sí, la prensa casi no existe, la mayoría es amarillista y por tanto histérica y sádica. Pero ha de haber algo más

Pasaron julio y agosto,y, según la prensa y las autoridades (desde el inoperante y marrullero Gobierno de Sánchez hasta la última comunidad autónoma), todo ha ido a peor. La prensa, con las televisiones a la cabeza, ha logrado hacernos creer que la situación es más grave que en marzo o abril, cuando estábamos confinados.

Como salta a la vista que esto es falso, no alcanzo a entender el propósito de semejante catastrofismo, que además lleva meses ocupando las 24 horas del día como tema único. He contado aquí que, por razones de horario, las noticias que más veo (veía; ya no paso de los titulares) son las de TVE a las 3. Esta cadena, sufragada con dinero público y que por tanto nos “pertenece” a todos; que obedece al Gobierno con más servilismo que nunca (y ya es decir en España), se ha convertido en uno de los espectáculos más vergonzosos que recuerdo. Omite sistemáticamente cualquier indicio esperanzador, venga de científicos o investigadores extranjeros, de médicos españoles o de reconocidos virólogos. Tuve ocasión de ver una escena especialmente bochornosa: en un programa matinal, la periodista conectaba con un doctor de El Escorial, y le insistía —es la tónica— en lo fatal que iba todo, en la saturación de los hospitales y el colapso que los aguardaba en cualquier instante.

Como el doctor no le daba la razón y contaba su experiencia (pocos ingresados en su centro, pocos en los otros de que tenía conocimiento), la periodista se enfurecía y le insistía una vez y mil: “¡Pero las cifras…!” El médico, paciente, le explicaba la diferencia entre un “positivo” y un enfermo (la mayoría de los primeros no están lo segundo y no requieren hospitalización, etc), lo cual encolerizaba aún más a la mujer y también a un compañero varón que se entrometió desde el plató:

“¡Doctor, está llamándonos imbéciles al resto de la población!”, le espetó airado.

Fuera quien fuese ese médico, tuviera razón o no tanta, sabía más del asunto que quienes lo zarandeaban con malos modos por no decirles lo que ellos querían oír y transmitir a esa población que ansiaban aterrorizar. Mucho temple tuvo el doctor para no contestarles: “No, sólo se lo llamo a ustedes dos”.



La prensa en general, y TVE en particular (luego el Gobierno Podemos-PSOE), no consienten el menor optimismo ni el menor alivio. He visto Telediarios en los que se ha destacado a reporteros a pueblos minúsculos (de 400 o hasta 200 habitantes) para que desde allí emitieran largos minutos porque —albricias— había unos cuantos casos de coronavirus.

Es decir, han rastreado como locos dónde había algo alarmante o desalentador, para crear una psicosis —dura ya más de la cuenta— de verdadero terror, por lo que no sería exagerado afirmar que practican terrorismo informativo.

Procuran dar los datos de la manera más caótica y confusa posible, pero siempre dirigida a que la epidemia luzca más terrible de lo que sin duda es. Tanto el Gobierno central como los autonómicos —sin excepción— contribuyen al caos, a la sensación de vacío de poder, de irresponsabilidad, vagancia, ineptitud y dejadez.

Los segundos se distinguen por su absoluta insolidaridad, y se los percibe preocupados tan sólo por su imagen y por los votos regionales futuros que puedan ganar o perder, nunca por los ciudadanos ni por el país en su conjunto. Esta epidemia ha puesto de manifiesto que, si pudieran, serían reinos de taifas … siempre que sus gastos corrieran a cuenta del Estado.

El mensaje de todos viene a ser: “Queremos ser independientes de España y que España sostenga económicamente nuestra independencia”.

He visto a locutoras (una tal Alejandra de torpeza infinita, una tal Melanie que contaba al menos con el pretexto de su bisoñez) anunciar con una gran sonrisa y expresión triunfal:

“España lidera” (ya el verbo delataba sus intenciones) “el número de contagios en Europa, y hemos batido el récord en un solo día”.

¿Por qué esa propensión aviesa? ¿Mero sadismo? Sí, la prensa casi no existe, la mayoría es amarillista y por lo tanto histérica y sádica.

Pero ha de haber algo más, sobre todo en la cadena que, desde que está un tal Enric Hernández al frente de Información y Actualidad, es dócil portavoz de las órdenes de Sánchez e Iglesias. (Nos han informado con profusión del ruido padecido por éste, pero apenas nada de las vicisitudes judiciales de su partido.)


Esas noticias infladas, que suscitan un pavor continuo, son las responsables de que cada vez más países desaconsejen pisar España, con el consiguiente quebranto para una nación sustentada en el turismo y el ocio. ¿La consigna es dañar más la economía? ¿Destrozar la salud mental de la ciudadanía? Una ciudadanía atemorizada y machacada no produce, no rinde.

¿Es eso lo que se busca? No me lo explico. Claro que hay que seguir siendo prudentes y tomándonos muy en serio la plaga. Pero ¿por qué se oculta siempre lo medio bueno y se subraya o se inventa lo pésimo? No cabe sino pensar mal, la verdad: nuestros gobernantes, ¿son tan autoritarios que prefieren que el país se vaya a pique antes que renunciar a nuestra mansedumbre? Sería propio de Maduro o Trump o Bolsonaro o Erdogan. Esperemos que no lleguen tan lejos. Nada amansa tanto como el miedo permanente y cerval.

Javier Marías
(Fuente: https://elpais.com/)

miércoles, 16 de septiembre de 2020

SUECIA: ÉXITO DE LA ESTRATEGIA DE NO HACER CONFINAMIENTOS



La estrategia que adoptó Suecia para combatir el coronavirus ha despertado vehementes reacciones a favor y en contra. Cuando en marzo, a diferencia de todos los demás países de Europa, se apegó a su plan de larga data y se negó a introducir una cuarentena obligatoria, inmediatamente los ojos del mundo se volvieron hacia el "experimento sueco".

Las autoridades alentaron el distanciamiento social y recomendaron que las personas mayores y vulnerables se protegieran, pero todas las escuelas para menores de 16 años permanecieron abiertas, al igual que los restaurantes y bares mientras continuaban los eventos de hasta 50 personas.

Anders Tegnell
Tampoco decretó el uso obligatorio de mascarillas y muy poca gente las utiliza en los supermercados, autobuses y transporte suburbano de Estocolmo.

El razonamiento dado por el arquitecto de la estrategia sueca, el epidemiólogo estatal Anders Tegnell, fue considerar la salud pública en general, y solo introducir medidas que fueran sostenibles a largo plazo.

En un principio, la audaz estrategia parecía haber fracasado. La infección se apoderó rápidamente de la capital sueca, en parte por el gran número de personas que visitaron los Alpes italianos en febrero; y muchas de las grandes residencias de ancianos tuvieron brotes. Ya a finales de abril las muertes per cápita en Suecia superaron drásticamente a las de las vecinas Noruega y Dinamarca, de las cuales más del 70 por ciento se produjo en geriátricos.

Sin embargo, seis meses después, la apuesta sueca comienza a dar sus frutos; al tiempo que otros países europeos vaticinan una segunda oleada de la pandemia. Si bien hubo un claro exceso de mortalidad en abril y mayo, desde junio las tasas de mortalidad de Suecia han vuelto a la normalidad. De hecho, desde fines de agosto, los decesos diarios no superan los cuatro y en la última semana solo se reportaron fallecimientos un día, según el sitio Our World in Data.


Y aunque junio vio un aumento en el número de casos nuevos, principalmente entre los jóvenes y principalmente debido al aumento de las pruebas, nunca se tradujo en más hospitalizaciones o muertes. De hecho, el número total de pacientes en cuidados intensivos con Covid-19 en este país de 10 millones de habitantes es actualmente 13.

Las infecciones comenzaron a caer rápidamente en julio y más aún en agosto hasta que se alcanzó el momento decisivo la semana pasada, según informó Evening Standard.

Hoy, Suecia no solo está por debajo del Reino Unido en nuevos casos positivos per cápita, sino que ha caído por debajo de sus vecinos escandinavos, Dinamarca y Noruega, anunciados como "naciones ejemplo" por su acción decisiva, pero que ahora sufren una aceleración de los contagios.

Los esperanzadores resultados de Suecia han suscitado una multiplicidad de teorías en todo el mundo. La densidad de población es diferente, dicen algunos; el alto número de hogares individuales significa que el virus no se propaga, dicen otros; son culturalmente fríos y no tienden a acercarse demasiado, dice otra teoría popular. Pero la posibilidad políticamente explosiva, que las autoridades sanitarias suecas defienden, es que están alcanzando un alto grado de la llamada "inmunidad colectiva" o"inmunidad de rebaño"; en otras palabras, que suficientes personas se han contagiado y ahora son inmunes y por lo tanto actúan como barreras contra la propagación del virus, explicó Evening Standard.

En una entrevista con el periódico The Guardian en Londres este mes, Tegnell afirmó que hasta el 30 por ciento de la población del país podría ser inmune.

Si esto es cierto, las ramificaciones políticas son difíciles de estimar. Significaría que los encierros y las mascarillas podrían estar extendiendo, en lugar de resolver, la crisis, ya que la damnificación económica será muy difícil de sobrellevar en la mayoría de las regiones del mundo.

Y aunque el PBI sueco cayó un 8% en el segundo trimestre, la contracción fue de las menos intensas de Europa, si se tiene en cuenta los números de las economías de Alemania (-10,1%), Italia (-12,4%), Francia (13,8%) o España (-18,5%).

(Visto en https://www.lanacion.com.ar/)

jueves, 10 de septiembre de 2020

AVISO



Durante un periodo de tiempo que no puedo concretar ahora me va a ser imposible subir nuevas entradas al blog. Intentaré seguir publicando los comentarios, pero no puedo garantizarlo en este momento. Agradezco anticipadamente la comprensión por parte de los lectores habituales u ocasionales del blog.

miércoles, 9 de septiembre de 2020

A LOS ESTRAGOS DEL CONFINAMIENTO SOBRE LA SALUD MENTAL DE LOS NIÑOS SE SUMAN LOS DEL DESCONFINAMIENTO



Ghita Benjelloun, jefa del departamento de psiquiatría del Hospital Infantil Ibn Rochd de Casablanca, en Marruecos, ha presentado datos impactantes sobre el impacto del confinamiento en la salud mental de niños y adolescentes. “El cierre de escuelas asociado al confinamiento ha tenido realmente efectos extremadamente negativos. Es importante señalarlo porque si no se reanuda la escuela será aún más perjudicial para la salud física y psicológica de los niños”, explica.

“Cuando se enfrentan al estrés, los niños reaccionan de maneras muy diferentes”. “Durante el confinamiento tuvimos la impresión de que algunos niños se encontraban bastante bien y que estaban felices de estar fuera de la escuela. Este es el caso de los niños que se preocupan por la escuela, que no les gusta mucho la escuela… Pero nos sorprendió mucho durante el desconfinamiento y actualmente tener durante las consultas una bandada de niños extremadamente ansiosos, deprimidos y suicidas… que finalmente experimentaron el confinamiento con un retraso como en el estrés postraumático”, añade.

“Los niños reaccionan de manera diferente según su edad, su apego a sus padres, su capacidad de comprender y lo que se les dijo, su historial psicológico y psiquiátrico, y el lugar en el que fueron confinados”, dice Benjelloun.

La maestra explica que “el período sin escuela generó mucho miedo, ansiedad e inseguridad. El no ir a la escuela y las actividades extracurriculares causaron una pérdida de puntos de referencia, estructura y bienestar, lo que generó inseguridad. Entonces, los períodos sin escuela generalmente conducen a un aumento de peso, a horarios de sueño completamente interrumpidos y a un aumento del tiempo de pantalla frente a los videojuegos”.

¿Cómo se tradujo esto en el servicio de psiquiatría infantil en Casablanca? “En la atención ambulatoria, observamos más intentos de suicidio entre los pacientes (niños y adolescentes combinados) durante el período de confinamiento (del 21 de marzo al 10 de junio) en comparación con el período anterior al confinamiento (del 1 de enero al 20 de marzo)”, dice Benjelloun. “Y casi el mismo número de casos de violencia y trastornos del comportamiento entre los dos períodos”.

“Por otra parte, en los 20 días siguientes a la apertura, hubo tres veces más intentos de suicidio (18 casos en 20 días), tres veces más casos de violencia (13 casos) y tres veces más casos de problemas de conducta (7 casos)”, añade.

La tendencia es casi similar en lo que respecta a las hospitalizaciones. En cuanto a los adolescentes (de 12 a 18 años), la profesora Benjelloun sostiene que hubo “tantos intentos de suicidio durante el período de reclusión (del 21 de marzo al 10 de junio) como antes (del 1 de enero al 20 de marzo), el triple de casos de trastornos de conducta y el mismo número de casos de ideación suicida grave que requirieron hospitalización”.

Las cifras se dispararon tras la apertura. Los servicios del hospital de Harouchi observaron tres veces más intentos de suicidio (7 hospitalizaciones en 20 días, incluido un paciente hospitalizado dos veces), tres veces más casos de violencia (13 casos en 20 días), tres veces más trastornos de conducta (4 hospitalizaciones en 20 días) y casi el mismo número de casos de ideas suicidas graves.


“Hospitalizamos durante el confinamiento al doble de niños de 6 a 12 años que habían intentado suicidarse. Esto sigue siendo raro a esa edad. En el momento de la apertura, hubo siete veces más hospitalizaciones por intentos de suicidio entre esta categoría de niños”, añade.

(Fuente: https://www.medias24.com/; visto en https://mpr21.info/)

BILL GATES RECONOCE QUE MILES DE PERSONAS MORIRÁN CON LA VACUNA



En una entrevista reciente que Bill Gates brindo en el canal CNBC de los Estados Unidos, reconoció públicamente un dato terrorífico y aconseja a los gobiernos a que se protejan legalmente de las muertes que necesariamente van a ocurrir culpa de la vacuna contra el COVID-19.



En la entrevista Gates afirma como las vacunas actuales no funcionan realmente en los ancianos, por lo que la vacuna contra el COVID-19 tiene que ser verdaderamente efectiva y proteger a ese segmento de la población. Sin embargo, vacunar a la población siempre conlleva muchas muertes, por lo que hay que apuntar a la menor cantidad de muertes posibles por la vacuna. ¿El ideal? Lograr que solo 1 de cada 10 mil personas vacunadas muera, eso sería un buen resultado según Gates. Pero como la vacuna pretende ser obligatoria, los gobiernos se van a tener que proteger de alguna manera y ofrecer algún tipo de indemnización debido a la cantidad de personas que van a morir por la vacuna contra el COVID-19, que en el mejor de los casos sobrepasará las 770,000 muertes.


Entonces veamos con números concretos qué significaría esto para algunos países en el mejor de los casos según Bill Gates:

China: 143,930 muertes.
India: 138,000 muertes
USA: 33,100 muertes.
Indonesia: 27,352 muertes.
Pakistán: 22,055 muertes.
Brasil: 21,255 muertes.
México: 12,893 muertes.
Colombia: 5,088 muertes.
España: 4,675 muertes.
Argentina: 4,519 muertes.
Canadá: 3,774 muertes.
Perú: 3,297 muertes.
Venezuela: 2,847 muertes.
Chile: 1,911 muertes.
Ecuador: 1,764 muertes.
Paraguay: 713 muertes.


Veamos por REGIONES:

En Asia: 464,105 muertes.
En África: 134,059 muertes.
En América: 102,283 muertes.
En Europa: 74,763 muertes.
En Oceanía: 4,267.

TOTAL DE MUERTES por la vacuna: 779.477 muertos.

¿Ahora entienden por qué Bill Gates habla tanto de “reducción de la población”, aborto y vacunas?

(Fuente: https://telegra.ph/)

OTRA VEZ "THE ECONOMIST" ANUNCIÓ UN NUEVO MÉTODO DE CONTROL DE LA POBLACIÓN



La primera imagen que acompaña estas líneas es la portada de la revista de los Rotshchild del pasado diciembre. La noticia de "La Vanguardia" es de este domingo. Juntas son una bofetada en la cara de todos los que nos tachan de "conspiranoicos". Vamos a ser pioneros en 5G en Europa y pioneros en vigilancia totalitaria y crédito social al estilo de China (o incluso peor, dado que aquí la gran masa aplaude las medidas restrictivas del gobierno). Por supuesto, esto servirá para controlar a los delincuentes y será un bien para la gente "normal".

Atención al titular que nos anuncia el sistema mediante el cual nos tendrán localizados y bajo control en cualquier situación.

El programa permitirá rastrear millones de caras por segundo en grandes concentraciones, sean estadios de fútbol, estaciones de transporte, conciertos, centros comerciales, ferias o manifestaciones.

Las cámaras policiales barrerán el público y, en un cotejo prácticamente inmediato en los centros de control, podrán detectar sospechosos y alertar a los agentes sobre el terreno, que los verán marcados en sus propias gafas. La latencia entre el barrido de caras en una muchedumbre y la alarma que recibirá en su pantalla interna el agente podrá ser cercana a cero. Décimas de segundo. Será posible gracias a las redes 5G, que están en pleno desarrollo. Esta conectividad es la que hace único el proyecto a nivel europeo.

¿Sospechosos de delitos contra la vida y la propiedad o sospechosos de ser críticos con el gobierno y pensar por sí mismos?

Ya conoces la respuesta.


Y el nombre del programa te lo anunció la Élite de forma encubierta en su publicación-oráculo, que tiene poco que ver con las finanzas en sí y mucho con el totalitarismo orwelliano que están implantando mientras la gente se distrae con pandemias y similares: AI MARS (Artificial Intelligence system for Monitoring, Alert and Response for Security in events).

No dan puntada sin hilo.

Pero si lo denuncias eres un conspiranoico.

martes, 8 de septiembre de 2020

DOCTORA ARGENTINA HACE UN LLAMADO A RECUPERAR LA CORDURA



Como siempre es importante escuchar todas las voces, me siento obligada a elevar la mía: luego de haber leído algunas notas de Instituciones, tales como la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y la Facultad de Medicina de la U.B.A., siento mucha tristeza y vergüenza ajena por el grado al cuál ha llegado la corrupción y deshumanización en este país y en el mundo entero.

Quiénes me conocen saben de mi perfil académico, que no es menester en este momento aclarar ni pretendo darle relevancia. Simplemente lo menciono porque he sido y sigo siendo parte de muchas de estas instituciones y hoy generan mi más profundo cuestionamiento acerca de los intereses por los cuáles ellas se mueven o defienden. De seguro, con este tipo de comunicados, puedo darme cuenta que no están en la línea de descubrir la verdad y abrir verdaderas líneas de investigación respecto a lo que está sucediendo.

Hoy, ¡ninguna de ellas me representa! Y lo quiero decir con énfasis.

¿Por qué? Simplemente porque no se puede responzabilizar a la población de acciones que le corresponden al Estado y a los gobiernos. Es responsabilidad de ellos ofrecer la adecuada infraestructura tanto edilicia como en recursos humanos y materiales para cualquier contingencia de Salud. Y han dejado de hacerlo hace mucho tiempo. El Sistema de Salud no colapsa desde marzo del 2020 y ni siquiera desde ahora: eso es una mentira. ¡El sistema de salud colapsa hace mucho tiempo y cada año!

Los médicos no estamos desbordados desde ahora, estamos agotados desde hace años en este sistema perverso, del cual ahora muchos dirigentes de obras sociales, gremialistas, dueños de instituciones privadas y prepagas se jactan. ¡Ellos son a quienes deberían dirigirse! Es una vergüenza y grave error realmente responsabilizar a la población y hacerse eco de esto que no es más que otra estrategia, inhumanamente planificada, con el simple objetivo de enfrentarnos, de ser nuestros propios espías y custodios.

Hoy la población está sin trabajo, muchos perdieron sus inversiones de toda una vida, sus pequeñas o grandes Pymes, están sin salud, viviendo una situación de estrés crónico y agotador que la enferma más que cualquier nueva enfermedad que se pretenda frenar o prevenir. Sus sistemas inmunes están al borde del abismo a consecuencia de las medidas tomadas. Se necesita un gran altruismo para reconocer el error y poder enmendarlo. Este Gobierno debería hacerse cargo. Y nosotros, como médicos, exigírselo y no responzabilizar a la población.

La gente está sufriendo, ¡agotada también! Agotada del miedo, que les transmiten minuto a minuto a través de los medios de comunicación y, ahora, a través de instituciones como éstas. Me parece vergonzoso que se presten a este tipo de acciones.

La gente está quebrada, sin trabajo, agotada emocionalmente. Sin controles todos aquellos con patologías crónicas, con enfermedades graves. Pero los CEOs de las prepagas, sindicatos y obras sociales nunca dejaron de recibir sus pagos y no prestaron servicios en todos estos meses. ¿Y le pedimos responsabilidad a la gente?

¿Qué nos pasa?

El gobierno les ofreció a los médicos un bono que nunca pagó. Los jueces y senadores cobran más que un médico que hoy en fundamental en este escenario ¿y nosotros responsabilizamos a la gente?

¿Qué nos pasa?

Tenemos cuatro trabajos habitualmente para llegar a vivir dignamente. Corremos de punta a punta la ciudad en la que vivamos, tenemos condiciones laborales inconstitucionales. En un 80% no tenemos relación de dependencia, no gozamos de vacaciones pagas ni ningún beneficio que cualquier trabajador tiene y lo merece tal cuál lo dice la constitución argentina. ¿Y nosotros hoy responsabilizamos a la gente?

¿Qué nos pasa?

Nos aplauden y nos hacen creer héroes ¿y compramos la infamia?

¿Qué nos pasa? ¿Cuándo dejamos de ser empáticos con el sufrimiento del otro?

Esto es un llamado de atención a ustedes, a mis colegas.

¡Vuelvan, por favor, a sí mismos! Simplemente dejen de repetir protocolos. Razonen, hagan medicina. Piensen cada cosa que se les está pidiendo que hagan. ¡Nada tiene lógica ni sentido común!

Repasen como se hace una PCR, lean ciencia independiente ... así pueden entender lo que está pasando y salir de sus miedos.

En un grito desesperado. Les pido que despierten y dejen de repetir órdenes. No somos soldados en guerra, somos médicos.

Nada es lógico en esta “pandemia” (que ni siquiera debiera llamarse así). Leamos y repasemos conceptos de salud pública y epidemiología.

No asustemos a la gente. Y salgan de sus miedos. ¡Salgan de sus miedos!

La gente está sufriendo. Lo vivimos en cada consulta, en cada historia que es desgarradora. ¿Nos estamos deshumanizando?

¿Qué nos pasa?

Exijamos que las muertes se investiguen. Aprendamos como aprendimos siempre. Hagámonos preguntas. Busquemos respuestas. Dejemos de rendir honores a quien necesita exponer su ego para sentirse seguro y nuestra sumisión y ausencia de pensamiento libre para que eso simplemente sea.

¡Cuestionen esos protocolos que están repitiendo sin pensar y en automático!

Hicimos un juramento hipocrático que está por encima de cualquier Institución y entidad. Juramos no hacer daño. ¡No dejemos que nos usen!

Es responsabilidad del Estado que un sistema de salud funcione adecuadamente y que nuestros sueldos sean acordes a nuestra labor. ¿Por qué se lo cobramos a la gente?

¿Qué nos pasa?

Eleven una nota al Presidente, al senado y exijan el pago de honorarios justos. En seis meses se podrían haber construido cinco hospitales nuevos. Si faltan camas o elementos o recursos, no es a la gente a quien se lo tenemos que reclamar. Ellos son a quienes tenemos que cuidar, y ayudar a sanar.

El periodismo se ha ocupado de manejar información que no entiende y ha generado mucha confusión. Se ha puesto en manos de la gente información que no sabe procesar por no tener el background para hacerlo.

Lean más allá de los papers de revistas prestigiosas. Investiguen. Repasen conceptos que aprendimos en primer y tercer año de la facultad de Medicina.

Salgan de su sillón de comodidad dejando que otros piensen por ustedes. Les grito: ¡Despierten! La gente nos necesita más lúcidos que nunca. ¡Y sin miedos!

Todos nos necesitamos para poder salir de esta situación.

Exijamos a quienes tengamos que exigir.

Dejemos de sostener que los “respiradores” son la única solución o la única terapéutica en este contexto porque no es así. Dejemos de creer que los “antivirales” más caros de la historia son la única solución a estas neumonías. Hay muchísimos tratamientos probados en el mundo y nosotros tenemos el acceso a todos ellos y poder usarlos incluso en etapas no complicadas de la enfermedad. Abrámonos a toda terapéutica para salvar a nuestros pacientes, como siempre lo hicimos.

Dejemos de “aislar” a las personas, sin base científica. Dejemos que un padre se encuentre con su hija. Dejemos que una paciente grave pueda ser abrazada en el momento que más lo necesita ¡Dejemos de internar a la gente sana! Dejémosla vivir. Están asustados, angustiados y sin entender. Yo sé que ustedes también, pero tienen la posibilidad de abrirse a otras respuestas y poder salir de sus miedos.

Reforcemos nuestros sistemas inmunes, salgamos al sol, miremos la luna, pisemos la tierra, riamos. ¿Cuándo nos dio tanto miedo vivir?

Dejemos de llamar “enfermo” a una persona sin síntomas, con un test positivo. Un test que tiene pésima especificidad. Los científicos del mundo lo están diciendo. Investiguen. Las secuencias genéticas que detectan estos test son comunes a otros coronavirus y otros virus respiratorios que viven con nosotros. Eso nos explica los falsos positivos o falsos negativos.

¡Despierten! La gente nos necesita.

Cuestionen a las Sociedades, a las Instituciones, a la OMS. ¡Pidámosles respuestas a ellos! No a la gente que no puede más. Y nosotros no podemos ser cómplices y seguir con miedo.

Abramos una investigación científica y seria, como siempre lo hicimos.

Exijamos auditorías, autopsias.

Exijamos honorarios justos para todos los médicos. ¡Nunca más médicos fuera de relación de dependencia! Ni en este Gobierno ni en ninguno.

Responsabilicemos a quién corresponde.

¿Qué nos pasa?

¿Existe un protocolo para humanizarnos? Si existe, te lo pido en un grito desesperado, activá ese protocolo. Volvamos a nosotros mismos. Volvamos a ser humanos. Volvamos a vivir.

¿Sabés qué es lo contrario al miedo? ¡El amor!

Abrí tu corazón. Abrilo a vos mismo, abrazate, querete, perdonate y desde esa vibración hacelo con cada ser a tu alrededor. Todos somos uno. Viví en ese amor y el miedo simplemente se diluirá. Te lo puedo asegurar.

Todos nos necesitamos, y volver al corazón es nuestra única esperanza.

Dra. M. Cecilia López, cardióloga (M.N. 134.504)
(Fuente: http://www.laprensa.com.ar/)

PELIGROS DEL 5-G



El 5G es una frecuencia que absorbe el oxígeno allá por donde penetra. El gobierno de España lo reconoció en su boletín oficial de junio del 2018. La Banda 60 Ghz (5G) -que no es la de los móviles (las bandas asignadas para 5G- L están en 1.5Ghz y la 5G normal en 3.5Ghz), sino la prevista para el Wifi Ad- incide sobre la hemoglobina de manera perjudicial, rompe el flujo habitual de oxígeno en la sangre y produce shock respiratorio o hipoxia cerebral. Estos trastornos respiratorios graves se están empaquetando como Covid para desviar la atención del verdadero problema. En efecto el uso de esta banda de frecuencia debería estar prohibida porque afecta a la salud humana. No es casualidad que este 2020 haya coincidido el surgimiento de un nuevo virus y un nuevo salto tecnológico.

El 5G hace que los electrones que rodean las moléculas de oxígeno giren de manera similar a los microondas de alta potencia, causando roturas de cadena simple y doble de ADN, daño oxidativo con interrupciones del metabolismo celular, aumento de la permeabilidad de la barrera hematoencefálica, reducción de melatonina con interrupciones del metabolismo de la glucosa cerebral y generación de proteínas del estrés.

CAMBIANDO LA ÓPTICA:



lunes, 7 de septiembre de 2020

LA PLANDEMIA SE DESMORONA: LOS TEST PARA EL COVID-19 ESTABAN SIENDO COMERCIALIZADOS AÑOS ANTES DE QUE SE DIERA A CONOCER LA ENFERMEDAD


SI EL CORONAVIRUS NO EXISTE, ¿DE QUÉ MURIÓ LA GENTE?



Si un virus no está aislado no existe virus que desencadene ninguna enfermedad. Llámese ésta, por ejemplo, Covid-19. Y el Sars-Cov-2 continúa sin hallarse aislado. Ergo sin aislamiento/purificación, la secuenciación genética del ARN de virus sin aislar deviene obligada y necesariamente falsa. Con esos dos datos, farsa desnudada ...

¿Y los muertos?

- ¿Y los muertos? ¿Y los muertos de marzo y abril? Luys, puedes tener razón. Virus y enfermedad inexistentes. PCR absurda al no poder "detectar" el ARN de un virus sin aislar. El test rápido, lo mismo. ¿Dónde se encuentra la proteína de un virus sin aislar? Te puedo dar la razón incluso cuando afirmas que la farsa ahora está fabricada mediante test PCR masivos. Pero mucha gente murió en abril ...

- ¿Seguro? Este dato que te voy a dar es demoledor. Instituto Nacional de Estadística. Incluye los "horribles" meses de marzo y abril de 2020. Entre el 1 de mayo de 2017 y el 30 de abril de 2018 fallecieron 431.127 personas. En cambio, entre el 1 de mayo de 2019 y el 30 de abril de 2020 murieron 424.462. Hace dos años, 6.565 muertos más. ¿Dónde está la súper pandemia? Cuando a principios de 2021 veamos los datos de defunciones de este año, se verá lo evidente. Semejantes, ligeramente superiores. Siempre existen oscilaciones todos los años, pero en 2020 no se podrán atribuir esas muertes de más a un virus y a una enfermedad que no existen. Ese leve repunte obedece a otras causas mucho más macabras ...

- Pero la gente moría...

- Como siempre. La gente nace y muere, como siempre. Primera clave. Marzo y abril, paranoia de masas prefabricada. Se mató a muchos ancianos por omisión. Comencemos con lo más suave. Por omisión. No fueron atendidos. Ni adecuada ni inadecuadamente. Recuerda los protocolos "sanitarios", preferentemente de las autonomías.

Gerontocidio por omisión

-¿De la Comunidad de Madrid?

- De todas. Y del ministerio de enfermedad. No eran atendidos en hospitales. Se les invitaba a quedarse en casa. En los geriátricos, lo mismo. Nada de ir al hospital. Incluso si alguno lograba ir a un hospital, el caos. ¿Te imaginas un hospital esos días? ¿Salas de espera, pasillos, Urgencias, UCIs? Lo más parecido al infierno de Dante. ¿Y la cantidad de gente sin protección de ningún tipo, apelotonada, como en un campo de concentración, pillando infecciones de todo tipo y condición?

- Tremendo...

- De todas formas te hablaba del anciano solitario. Tras ir al hospital se le invitaba a regresar. Prevalecía la "salud" gente joven. Cínicamente lo denominaron ética utilitarista...

- Joer, los dejaron morir. No me lo creo...

- Jajaja. ¿Existieron esos protocolos? Lo creas o no, existían directrices para dejar morir a los ancianos. No atender es dejar morir...

- Por omisión, decías antes...

Gerontocidio por acción

- Y, claro, gerontocidio por acción. Consciente o inconscientemente. Llámalo eutanasia de Estado. Te recuerdo que la morfina mata. Y muchísimos recibieron cloruro mórfico. Los tratamientos utilizados resultaron ineficientes. Esto en el mejor de los casos. En muchos casos, agravaron las dolencias previas. Y, en bastantes, el tratamiento remató al enfermo. Y eso por no hablar de los contraproducentes respiradores

- ¿Y fue gripe?

- Obvio. Al virus Influenza lo llamaron Sars-Cov-2. Cambio de etiqueta de los negros ilusionistas que han pergeñado el horror presente. Por mucho que los expertuzos estén todo el día dando la brasa buscando diferencias entre ambos virus, nada de nada. Idénticas sintomatologías. La inexistente enfermedad es la unificación de toda la sintomatología gripal. La posibilidad de morir de gripe, como todas las gripes estacionales de toda la vida, afecta a gente mayor muy deteriorada. En algunos casos la denominada Covid se cargó a las personas con patologías previas. Y al contrario. A las que mueren por esas patologías se les certifica el fallecimiento por Covid.

- ¿Entonces manipularon los certificados de defunción colocando Covid?

- Tan claro. La única duda es si fueron untados por hacerlo. En Usa sí recibieron pastuqui fresca.

Más causas de mortalidad

- ¿Y más causas reales de muertes, además del deliberado gerontocidio?

- No podemos olvidar antes de continuar que el 98% de las muertes atribuidas al Covid se produjeron entre mayores de 80 años con una salud muy jorobada. Y lo que te decía, más causas. El miedo mata. La angustia mata. El sistema inmunitario de mucha gente -incluso joven, pero afectada de enfermedades previas- se averió hasta límites insospechados. O, por ejemplo, personas que murieron esperando una operación urgente porque todo era Covid. La única prioridad terapéutica. Se aplaza el asunto y mueres. Y esto ocurrió muchísimo.

- El confinamiento ...

- El secuestro domiciliario mata. Y mucho. El sistema inmunitario durante semanas hecho papilla...

- ¿Y la vacuna de la gripe?

- En este caso detecto correlación, no causalidad. Igual que con la tecnología 5-G. Incluso con la contaminación atmosférica. Distinguir entre correlación y causalidad, honestidad intelectual. Pero al menos, qué menos que investiguen esos posible vínculos. No te apures, la mafia médica (y otras mafias, eléctricas, por ejemplo) lo impedirá.


Siempre en lontananza, demografía

- Me dejas acojonado con el asunto del "asesinato" de ancianos. ¿Para ahorrar pensiones?

- Pozo sin fondo, pozo tenebroso. Habrá que ir pensando si todo esto es algo fortuito o provocado. La pirámide poblacional se está invirtiendo aceleradamente sin que las infraestructuras estén preparadas para asumir tanta gente mayor. ¿Qué va ocurrir con tantos ancianos? ¿Quién los va a cuidar?

- ¿Inmigrantes latinas?

Bueno. Estamos asistiendo, vista la falsa pandemia y lo que hablábamos antes, al inicio de un gerontocidio durante los próximos años. De inquietantes dimensiones.

- Yo me hago muchas preguntas, Luys. Siempre repites que la palabra clave es demografía. Entonces, ¿de dónde va a venir la mano de obra próximamente? ¿Por qué no nacen niños en los países desarrollados? ¿Se sustituye población autóctona por población inmigrante? ¿Vamos hacia una mutación étnica en Occidente? ¿A quién beneficia la muerte de tantos ancianos? ¿Es esto un "reajuste" de la población del mundo?

- Si te das cuenta, esas preguntas y sus respuestas están perfectamente relacionadas con esta falsa pandemia.

- Pues quedamos otro día y las intentamos contestar ...

- Hecho.

Me despido de él. En fin

Luys Coleto
(Visto en https://elcorreodeespana.com/)