lunes, 12 de agosto de 2019

LOS MUERTOS NO HABLAN: EL FINAL DEL CASO JEFFREY EPSTEIN



Otra vez el mundo de la información alternativa -los "conspiranoicos", en despectiva calificación de los medios al servicio del Poder que disfrazan su propaganda de "información"- nos hemos adelantado a la realidad al predecir que el proxeneta de la élite pedófila, Jeffrey Epstein, no llegaría a testificar lo mucho que sabe sobre los vicios de los poderosos, y que su final lógico era ser "suicidado", como ha ocurrido en una cárcel de máxima seguridad donde -qué despiste- a los guardias de la prisión se les olvidó hacer la ronda obligada cada quince minutos justo durante el lapso de tiempo en que Epstein dejaba el mundo de los vivos. Nadie informado podía esperar otra cosa. Pero es que -repito una vez más- "hoy en día quien no es conspiracionista es que no se está enterando de nada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario