lunes, 11 de febrero de 2013

RAJOY DECLARA A LOS CIUDADANOS UNAS CUENTAS DIFERENTES A LAS PRESENTADAS AL CONGRESO




Presentar una declaración de la renta como muestra de trasparencia es absurdo, puesto que el dinero negro procedente de la corrupción no se declara. Pero presentar esa declaración de la renta y que los datos no coincidan con los presentados al Congreso es estúpido. El Presidente del Gobierno, ese ser de mente dadaísta capaz de pulverizar el principio de no-contradicción al afirmar que las acusaciones mediáticas contra él son falsas, con la excepción de "algunas cosas publicadas en los periódicos", lo ha hecho de nuevo, y esta vez las pruebas se hallan en la Red a la vista de todos: disparidad en sus rendiciones tributarias, ausencia de cotizaciones a la Seguridad Social en los últimos años, ausencia de datos respecto al 50 % de su antiguo sueldo de registrador de la propiedad que ha seguido percibiendo gracias a una indecente ley aprobada por el PP en su día, ...

Mariano Rajoy dice que el año pasado percibió como jefe del Ejecutivo 74.912,31 euros brutos, pero se le ha "olvidado" lo que cobró como Secretario General del PP y como Registrador de la Propiedad en reserva. Un "desliz" de apenas 400.000 euros.


Al margen de las sospechas de sobresueldos en "B", ahora sabemos que también en la contabilidad "A" el tipo que "no se pasó a la política a hacer dinero" tiene muchas explicaciones que dar a los ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario