martes, 19 de febrero de 2013

PPOLÍTICOS, GENTE CORDIAL


"Tenemos un presidente de plasma, pero los corruptos se ríen de nosotros en 3-D"
(Ricardo, humorista, en la edición de hoy del diario "EL MUNDO")

Y adjetivo "cordial" haciendo referencia al dedo que la R.A.E. identifica como "dedo más largo de la mano, con tres falanges (omitiré los chistes fáciles sobre esa circunstancia), situado en el centro de la mano", que, dadas las circunstancias, también es una mano muy larga, amén de trincona, trapichera y omnivoraz en algunos (y no señalo, como hacen estos sujetos, que es de mala educación). 

¡José Mari, que estudiaste en el Colegio del Pilar!
Luis Bárcenas, tesorero del PP a quien su partido ha negado el pan y la sal después de haberle estado pagando la Seguridad Social durante dos años en los que teóricamente su situación era de cesante ("¡cosas veredes, amigo Sancho!"),  tuvo el domingo con los medios el simpático y dicharachero gesto que recoge la imagen que antecede a estas líneas, gesto que no deja de recordarnos el que tuvo en su momento José Mª Aznar con algunos críticos, estudiantes ovetenses para más INRI (y lo digo por lo de estudiantes, que son gentes en proceso de formación necesitada de buenos ejemplos).

No sabemos si el correcto, contenido e indiscutido líder pretendía pedir educadamente la palabra para contestarles o mostraba orgulloso los resultados de alguna reciente manicura. Esta gente pone el corazón en todo lo que hace (el dedo corazón quiero decir). José Mari hubiera preferido ovejunos a ovetenses, pero con los astúres ya se sabe, son gente levantisca que no se calla fácilmente, y por eso el prócer usó su dedo como severa batuta con que reconducir al coro discordante.

"Trillo, que te pillo" pensó el fotógrafo.
Eso sí, cuando el necio señala la luna, el sabio mira el dedo, que no suele estar muy limpio después de tanto enlodarse en embustes, puñaladas traperas y manejos del dinero peyorativamente llamado negro, dinero sucio y mugriento al que nunca hacen ascos, ¡Con los buenos colegios de pago a los que han ido! Deberían tener mejores modales, pero de la educación de pago al final se evapora la educación y solo queda el gusto por el pago, si puede ser "en B" mejor que "en A".

La higa de anteayer ocurrió en el aeropuerto de Madrid-Barajas, convertido por mor de los despidos en la compañía Iberia en escenario de protestas, cargas policiales y crispación de los que no comprenden que los recortes son imprescindibles para poder llenar con algo sustancioso los sobres amistosos que los corruptos intercambian como los niños cromos en el patio de recreo. Venía el trabucaire Bárcenas de esquíar en Vancouver, y las incómodas preguntas de los reporteros sumadas a las recriminaciones de algún plebeyo le hicieron perder las formas de tan fastuosa manera, dando al traste con todo el relax que debía traer la criatura después de deslizarse por la virginal nieve canadiense. O quizá tan solo pedía un donut, y lo que vimos fue una "higa" publicitaria.

Y usted, abuela, ¿también es del PP?

En fin, que el de las patillas bandoleriles ha quedado como todo un caballero. En el país de Andrea Fabra tampoco es para tanto. Y si no, consideremos el ejemplo que dio en su día ese "primus inter pares" sin par entre primos (que es lo que somos los ciudadanos) que soltó en su día el insuperable chiste de que todos somos iguales ante la ley. "Campechano", dirán los pelotas viendo esta imagen. "Soez, ordinario y maleducado" digo yo.

A ver, amiguitos, el primero que se apunte al exilio que
se lo saque de la nariz y levante el dedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario