martes, 4 de agosto de 2020

NEO-FASCISMO SANITARIO



Estamos frente a una dictadura pseudo científica que nos impone un modo de vivir, enfermar y morir. Un sanitarismo carcelario. Una política persecutoria de virus que se transforma en una cacería de personas y trabajadores, como si fueran bioterroristas. Una epidemiología paranoica y manipuladora de números, destinada a aterrorizar y estigmatizar a distintos grupos sociales.

Bajo la excusa de un sistema de salud caduco y colapsado, se contagia y extiende su colapso a toda la vida de los ciudadanos. Cercenan libertades, cierran escuelas, arruinan comercios y destruyen la industria y cualquier actividad económica, social y cultural que aún quede en pie.

La vigilancia tecnológica a la que someten a la población llega niveles absurdos. Quieren controlar hasta los pensamientos y sentimientos de los ciudadanos con ese mamarracho del ciberpatrullaje del humor social. Este delirio de control llega a niveles abismales, como la idea de implantar chips a cada individuo para vigilarlo incluso cuando va hacer sus necesidades al baño. La obligatoriedad de instalar apps de vigilancia a todo viajero, y luego a los trabajadores como condición para circular, van por ese camino.

Este virus asustaviejas tiene mucha prensa amarilla por detrás, lo que nos lleva a pensar que existe un buen sponsor mundial que lo sustenta. La mirada científica queda opacada en su capacidad de observación frente a un objeto de estudio sensible de ser manipulado por la prensa y la política. La salud pública, en su afán de establecer la objetividad de sus investigaciones, pierde de vista que el objeto de estudio en el área salud, está compuesto por sujetos democráticos que esperan pacientemente ser tratados como tales. No somos meros números a ser administrados por cálculos matemáticos y logarítmicos. La medicina, se ha deshumanizado en su práctica, la salud pública y la epidemiología, mal usadas y manipuladas, le siguen los pasos.

Imaginemos por un instante qué pasaría si las demás enfermedades prevalentes de nuestro perfil epidemiológico tuvieran el mismo nivel de seguimiento mediático que el coronavirus. Me refiero a las enfermedades cardiovasculares, chagas, oncológicas, tuberculosis, dengue, accidentes de tránsito, femicidios, homicidios, adicciones, enfermedades mentales, autismo, desnutrición infantil, gripe, etc. Entraríamos, por supuesto, en un espiral vertiginoso de paranoia incompatible con la vida. Los servicios de atención médica se verían saturados y la cuarentena, utilizada como recurso sistemático, sería eterna.

La política sanitaria mediática se dedica a transformar lo normal en patológico y lo patológico en normal. Hay un manejo perverso de la información en salud. Esto no es medicina ni medicina basada en evidencias. Es medicina basada en conveniencias económicas y comerciales. Son los dueños de la "normalidad", los mismos dueños que patologizan todos los procesos normales de la vida desde el embarazo, nacimiento y hasta la muerte. Los mismos que normalizan las enfermedades crónicas para convertirlas en un objeto "normal" de comercialización a largo plazo.

Tenemos que acabar con esta práctica sanitaria vetusta y medieval, sacada del trastero de los recuerdos más arcaicos de la medicina. Dejemos de espiar y tratar a los vecinos como delincuentes por querer tomar sol, salir a correr, andar en bicicleta, dejemos de prohibir la integración de los niños en las escuelas y de los niños con trastornos del desarrollo a sus terapias ya que el retroceso se acrecienta día a día. Dejemos de estigmatizar a los adultos mayores, que son tratados como objeto de análisis y administración, que han perdido su autonomía como consecuencia del sobreactuado cuidado para con ellos.

Se han destruido de un plumazo todos los derechos constitucionales que tantos siglos y hasta sangre costaron conseguir. Han coartado hasta las libertades más esenciales del ser humano cómo la de relacionarse con el prójimo y con la naturaleza. Todo esto se pudo hacer gracias al miedo generado por un régimen autoritario que utiliza la prensa instrumentalizada para bombardear y tiranizar la mente de la población. Apelan al instinto más primitivo del ser humano, como es el temor a la enfermedad y la muerte, ante lo cual el individuo empequeñece y es capaz hasta de entregar las llaves de su propia dignidad y subsistencia.

Ramiro Salazar
(Fuente: https://www.perfil.com/)

EE.UU.: SE INCENTIVÓ ECONÓMICAMENTE EL INFLAR LAS MUERTES POR CORONAVIRUS



Un dato más viene a reforzar el hecho de que se construyó una narrativa del terror para magnificar las cifras de la supuesta pandemia: el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, Robert Redfield, reconoció el pasado viernes, durante una audiencia del panel de la Cámara de Representantes, que los hospitales estadounidenses recibían un “incentivo” monetario “perverso” cuanto más alto fuera el número de muertes atribuibles al coronavirus.

Cuando se le pidió que comentara lo que la representante Blaine Luetkemeyer (R-MO) describió como el “incentivo perverso” durante una audiencia del Subcomité Selecto de Supervisión y Reforma de la Cámara sobre la Crisis del Coronavirus, el Dr. Redfield respondió:

Robert Redfield
Creo que tiene razón en que también hemos visto esto en otros procesos de enfermedad, realmente en la epidemia de VIH, alguien puede tener un ataque al corazón, pero también tiene VIH, el hospital preferiría la [clasificación] para el VIH porque hay un mayor reembolso.

Así que creo que hay algo de realidad en eso. Cuando se trata de reportar de defunción, sin embargo, en última instancia, es como el médico lo define en el certificado de defunción y … revisamos todos esos certificados de defunción.

Así que creo que probablemente sea menos operable en la causa de la muerte, aunque no voy a decir que no hay algunos casos. Creo que cuando se trata de problemas de reembolso hospitalario o personas que son dadas de alta, podría haber algún juego en eso con seguridad.

En base a este sesgo incentivado, el almirante Brett Giroir, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos reconoció que las estadísticas que está recibiendo de los estados están sobre-infladas.

Esta evidencia fue la que llevó al presidente Trump a ordenar, a mediados del pasado mes de julio, que se dejase de considerar a los CDC una fuente fiable de datos y que se remitiesen todos los relativos al coronavirus directamente a la Casa Blanca, una medida que fue inmediatamente seguida de un borrado informático de los datos de los centros de control y prevención y su posterior subida, una vez "maquillados".

Eso sí, recuerda que, como todo el mundo sabe, las conspiraciones no existen ...

(Fuentes: https://muelasgaitan.wordpress.com/; https://www.politico.com/)

LA PANDEMIA DEL CAMBIO



En mi opinión personal, la actual pandemia del Covid-19 no es una excusa para establecer un control totalitario que lleve al establecimiento del Nuevo Orden Mundial, sino más bien un medio para conseguirlo, un eslabón más de un plan de dominación mundial que lleva siglos desarrollándose.

Una vez conseguido hacerse con los principales centros de poder económico y financiero durante el s. XIX y principios del XX, la sociedad de aquella época (grandes imperios, una alta aristocracia que acaparaba tierras y riquezas, etc.) ya no servía a los intereses de los Illuminatis, hacía falta instaurar un nuevo modelo social y económico.

Fieles a su lema de que "lo Viejo ha de ser destruido por el caos y el terror para que nazca lo Nuevo", consiguieron ese cambio con la I y II Guerras Mundiales, intercaladas por una crisis económica inducida, el crack de 1929. Comparen la estructura social de 1914 con la de 1950 y años posteriores.

Por primera vez, grandes masas de población tuvieron un fácil acceso a empleos remunerados que les permitieron un mejor nivel de vida: alimentación asegurada, acceso a un sistema de salud y pensiones para la vejez, vacaciones pagadas, una educación de alto nivel, una vivienda media dotada de notable confort (lavadora, frigorífico, televisor, etc.), coche/vehículo particular, etc. Es decir, la sociedad de consumo que hemos conocido hasta ahora.

Este nuevo modelo económico-social tiene un elevado precio: la mejor calidad de vida de la población ha hecho que su número se dispare. Según la ONU, en 1950 éramos 2.600 millones, en 1987, 5.000 millones, en 1999, 6.000 millones, en la actualidad, somos unos 7.700 millones y se espera que alcancemos los 9.700 millones en el 2050. Por otro lado, el extraordinario desarrollo industrial que se produjo, fabricando millones de productos para una amplia población con capacidad para comprarlos, ha traído como consecuencia el agotamiento de los recursos naturales (minerales, petróleo, etc.), la contaminación del medio ambiente y el cambio climático.


El cambio climático conlleva una alteración de los flujos de calor en los océanos y en la atmósfera, provocando frecuentes olas de calor extremas, cambios en la distribución de la lluvia, con la secuela de sequías y lluvias intensas, que perjudicarán la obtención de alimentos básicos, lo que traerá el desplazamiento de gigantescas masas de población en busca de sustento. Por otro lado, la actividad industrial tendrá que sufrir un descenso drástico, por los factores antes señalados, con el consiguiente gran aumento del número de desempleados.

A dónde conduciría este modelo económico-social, ya lo sabían los Illuminatis en la década de 1970. En 1973, el Club de Roma encargó al prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que desarrollara un modelo predictivo de sustentabilidad de la incipiente sociedad de consumo que empezaba a desarrollarse. El encargado de hacerlo fue Jay Forrester, pionero de la computación que empleó la novedosa técnica de Análisis de Sistemas y el computador más potente de esa época, ubicado en Australia. El resultado predicho por el modelo fue que la civilización colapsaría en el 2040-2050. El canal televisivo ABC News Australia emitió un vídeo donde explicaba las conclusiones de este modelo, vídeo que pueden ver a continuación. Observen que en este vídeo ya se hablaba, en 1973, de que las naciones no podrían resolver solas estos graves problemas, por lo que sería necesario crear alguna estructura supranacional.



A la misma conclusión llegaba en junio de 2019 el informe publicado por Centro Nacional de Restauración del Clima Breakthrough con sede en Melbourne, Australia, donde describe para esa fecha un escenario que incluye 20 días de calor letal al año, ecosistemas colapsados y 1.000 millones de personas desplazadas.

Si los Illuminati sabían lo que iba a pasar, ¿por qué siguieron adelante? Por la necesidad urgente de desarrollar tecnologías (robotización, digitalización, I.A., etc,) que les permitieran eliminar el factor humano como medio principal de producción y poder controlar totalmente a la población que les fuera necesaria. De esta manera, podrán implantar un eterno Nuevo Orden Mundial sin problemas.

Hoy en día, volvemos a 1914, nuestro sistema socio-económico actual ya no da más de sí y es necesario destruirlo para que surja otro nuevo. Este cambio comenzó ya con la crisis económica artificial del 2008, ha proseguido con la del Covid-19, también provocada, cuya dañina componente económica no se ha visto todavía en toda su magnitud, y seguirá con otras acciones que veremos a corto plazo.

A diferencia de antes, en la nueva sociedad Illuminati no estaremos todos, para ellos sobra población y medios de producción. Todo será mucho más reducido, con un personal seleccionado según sus intereses y bajo su control absoluto. Miren a China si quieren ver cómo será la sociedad del futuro.

Creo que este es el momento de releer las Piedras de Georgia.

Horacio Restrepo
(Visto en https://www.realismofantastico.net/)

lunes, 3 de agosto de 2020

DESCUBRE CUAL ES LA ACCIÓN QUE NOS PERMITIRÁ ACABAR CON LA "PLANDEMIA" DEL CORONAVIRUS



La " Plandemia" sigue su curso de manera imparable, los países en manos de los mismos que iniciaron esta operación global van pasando etapas de la agenda.

El objetivo básico es doble, conseguir una reducción drástica de la población mundial en varias fases programadas y paralelamente implementar un proceso digitalizado de control biométrico de la población superviviente.

Ese control biométrico les permitirá a los amos del precio y de la emisión del dinero, decidir de manera directa sobre nuestro sistema inmunitario y decidir quién vive y quién y cuando muere por una desgraciada enfermedad "casual" o pandémica.

En definitiva, el control y modificación a voluntad de nuestro cuerpo, ese y no otro es el objetivo final.

Este plan no va del dominio del mundo, eso ya lo tienen, va del dominio total de tu cuerpo y de tu mente con la nueva tecnología digital que están implementando en todos los países vasallos de ese poder en la sombra.

De esa manera las necesidades de reducción de población para sus planes se harán de una manera más eficiente y automatizada.

Un panorama estremecedor.

¿Y qué podemos hacer el pueblo para revertir esta situación y juzgar por crímenes contra la humanidad a los instigadores y colaboradores de este plan satánico?.

No solucionaremos el problema aplaudiendo desde el balcón. Tampoco solucionaremos el problema echando la culpa de nuevos confinamientos a las personas libres que eligen respirar oxígeno en vez de someterse a la dictadura del bozal. No solucionaremos el problema agachando la cabeza, distanciándonos de nuestros semejantes y poniéndonos una mascarilla. Ni lo solucionaremos obedeciendo a los medios de comunicación ni a los gobiernos que dependen de esta agenda.

Os pongo en este punto un par de ejemplos de propaganda del sistema muy gráficos para entender el alcance de esta operación global. La última ocurrencia del sistema es “dar a entender” que el Sars Cov-2 lo contagian los murciélagos:

https://www.elespanol.com/ciencia/20200731/pangolin-civeta-animal-escondia-sars-cov-2-medio-siglo/509200054_0.html

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200730/coronavirus-murcielagos-nature-microbiology-8059098 

https://www.lavanguardia.com/natural/fauna-flora/20200730/482582721327/el-virus-de-la-covid-19-lleva-entre-40-y-70-anos-en-los-murcielagos.html 

Todas estas noticias se basan en un estudio que en ningún momento nombra un solo contagio documentado entre el murciélago y el ser humano por ningún coronavirus, pero al que los medios acuden simple y llanamente para “desinformar”.

En cambio sí que existe un estudio de campo de la USAid en China, perfectamente documentado, que concluye que no hay ni una sola evidencia de que murciélagos chinos haya contagiado un coronavirus a la población local.

Aquí está enlazado el estudio, observad el apartado 4 (“discusión”): “We did not find evidence supporting a direct relationship between bat contact and bat coronavirus sero-positivity in the human population” (traducido: “no encontramos ninguna evidencia que respalde una relación directa entre el contacto con los murciélagos y la seropositividad al coronavirus de murciélago en la población humana”).

¿Y los gobiernos?.

Tenemos el ejemplo de España, donde se ha destapado que “el comité de expertos” que supuestamente asesoraba en la gestión de la “plandemia” al presidente Sánchez, simplemente no existía.



Esto demuestra que nos manipulan y que todos siguen la agenda globalista marcada por los amos de la emisión y del precio del dinero.

Entonces, ¿cómo paramos “la plandemia”?.

La única manera de acabar con la "plandemia" es exigir una investigación sobre quién está detrás de todo este tema. Los causantes conocen los mecanismos de contagio reales y tienen la cura real sin duda. Hay que interrogar sin más demora a todos aquellos "filántropos" obsesionados con la reducción de la poblaciónn y que incluso se han reunido para hablar de ello.

Hay que exigir que la oposición política denuncie esta situación e investigue quién hay detrás de toda esta operación global. Y si no lo hacen, no nos sirven como nuestros representantes y entonces seremos nosotros el pueblo, el que tendrá que intervenir para preservar su derecho natural a existir en libertad, sin que ningún magnate desde una mansión nos diga como y cuanto debemos vivir.

Esta y no otra es la única manera de acabar con la “plandemia”.

Dejad de enfrentaros entre vosotros, el que lleva la mascarilla no es tu enemigo, el que no lleva la mascarilla tampoco es tu enemigo.

Ninguno de nosotros tiene la culpa de que un familiar haya fallecido o de que vuelva el confinamiento.

La culpa la tienen quienes han soltado esta “plandemia”, no nos desviemos del objetivo.


El mal está en ellos y en todos los que les encubren por un puñado de dólares.

Empecemos a trabajar por nuestra libertad, empecemos a trabajar por exigir una investigación real para descubrir a los responsables de esta “plandemia”, es el momento.

Es nuestro momento.

Levántate y piensa.

(Visto en https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/)

PREGUNTAS CLAVE PARA NO PERDER LA PERSPECTIVA



¿Sabes que es la primera vez en la Historia que se confina a la gente sana?

¿Sabes que es la primera vez en la Historia que se acusa a los asintomáticos de contagiar al resto de la población?

Si hay un virus y es tan contagioso y mortal, ¿cómo no se infectaron todas las cajeras de los supermercados desde el principio de la supuesta pandemia, cuando todavía no usábamos ni mascarillas ni guantes?

Al parecer, para ese virus tan especial, todo lo que tiene relación con el dinero es sagrado… ¿no se transmite al tocar los cajeros automáticos? ¿ni al tocar los botones de los parkings? ¿ni al intercambiar billetes?

¿Sabías que es la primera vez en la Historia que se dice que el pasar la enfermedad no da inmunidad de por vida? … y aquí va una buena pregunta: Si el virus vivo no da inmunidad, ¿como narices podría una vacuna con el virus presuntamente inactivado o debilitado dar algún tipo de inmunidad?

¿Sabes que los miles de ancianos que murieron en las residencias tenían varias enfermedades previas, los metieron en respiradores muy agresivos, les dieron quimio preventiva y posiblemente murieron de hecho de miedo, de asco, de la medicación, de tristeza, solos…?

¿Sabes que la mayoría de los fallecidos tenían una edad media de 80 años?

¿Por qué durante los primeros meses en Estados Unidos no se hacían pruebas, dando siempre diagnóstico de gripe común?

¿Por qué prohibieron las autopsias cuando es el método más efectivo para confirmar la causa de la muerte?

Al confinarnos en nuestras casas, ¿cómo es que no se contagiaron todas las familias que tenían algún anciano en casa?

Si los niños no se infectaban ni contagiaban, ¿por qué podías salir a la calle con tu perro pero no con tu niño?

En todos los casos de gente famosa contagiada ¿cómo puede ser que no hay ninguno en que toda su familia se hubiera contagiado tambien?

¿Cómo puede ser que los perros pueden andar sueltos sin bozal, lamiéndolo todo, y no pasa nada?

¿Sabes que el Premio Nobel que inventó la prueba diagnóstica que dicen ser más fiable, la PCR, dijo siempre que su invento no servía para diagnosticar virus?

¿Sabes que los tests de diagnóstico se equivocan en casi la mitad de los casos? … con esos tests tan defectuosos, ¿de qué sirve rastrear como detectives los supuestos contagios?

¿Sabes que los coronavirus están presentes en todas las gripes estacionales, desde hace años?

¿Sabes que se encontró el coronavirus en las aguas residuales de Barcelona en muestras recogidas el año pasado?

¿Sabes que uno de los laboratorios que hace los diagnósticos en Cataluña es del Opus Dei y tiene un origen militar?

¿Sabes que la OMS está financiada en su mayor parte por multinacionales y laboratorios?

Si se prohibieron las autopsias y los tests son defectuosos, ¿cómo podemos estar seguros que los casos presentados en la televisión eran realmente casos de coronavirus?

¿Por qué, en tu opinión, los medios han insistido tanto, día tras día, hora tras hora, en darnos el número de casos positivos y el número de muertos y esto durante varios meses seguidos?

¿Cual era la intención de los medios al hacer esto?

¿Sabes que la OMS nunca ha recomendado el uso generalizado de la mascarilla? Si ni siquiera la OMS lo recomendaba, ¿cómo es que no ha salido en los medios ninguna persona contraria al uso continuo de las mascarillas?

¿Sabes que los virus son tan pequeños que traspasan las mascarillas y que, además, el uso continuado de las mascarillas es muy perjudicial para la salud?

¿Cómo explicas que durante el periodo de máxima virulencia del virus nos han dicho que las mascarillas no eran necesarias y ahora, cuando su presencia es insignificante, nos imponen a todos llevar una mascarilla? ¿Cómo explicas esto?

¿Que sentido tiene que personas paseando solas en playas o por el monte sean perseguidas como delincuentes, pero si que podían juntarse como si nada en locales cerrados como los supermercados?

¿Sabes que el confinamiento ocasionó un debilitamiento de nuestro sistema inmunológico?

¿Sabes que algunos países africanos expulsaron al personal de la OMS y denunciaron sobornos millonarios para obedecer sus dictados?

¿Sabias que al principio de la supuesta pandemia, cuando buscaban con urgencia a la gente que había vuelto de China, unos soldados-deportistas del cuartel de León que acababan de participar en Wuhan en unos Juegos Militares Mundiales tuvieron un episodio de neumonía? … avisaron al Ministerio de Defensa, pero no les importó, nadie les hizo pruebas ¿no te parece un poco sospechoso?

Según el portavoz sanitario del Gobierno, no se podían dar los nombres de los “expertos” (10 ó 12) que dictan las normas sanitarias porque la opinión pública y la prensa los podrían manipular, pese a que ocultarlos era ilegal. Sin embargo, y al serle exigido el cumplir con la ley de transparencia, el gobierno acabó por reconocer que dicha comisión de expertos no existía ¿Quién ha tomado entonces las decisiones y en base a qué criterios? ¿O sería más correcto decir en base a qué intereses? ¿Como no ha habido ni ceses ni dimisiones después de esta escandalosa admisión de que la mentira y la trapacería se han institucionalizado en el gobierno?

¿Sabes que NO ha muerto más gente de esta supuesta Pandemia que de la gripe estacional de cada año?

¿Sabes que hace 15 años no se hubiera podido declarar Pandemia con los datos actuales?

¿Sabes que el Gobierno dictó hace poco un decreto según el cual puede volver a declarar estado de alarma sin consultar al Parlamento?

¿Sabes que se está preparando una vacuna que no será ni eficaz ni segura? ¿Y que las farmacéuticas estarán exentas de responsabilidad por los futuros daños de la vacuna?

¿Te ha llegado el estudio de unos médicos del Hospital de Barbastro (Huesca) demostrando que la vacuna antigripal que se administró a los mayores de 65 años multiplicó por 4 la mortalidad?

¿Te has enterado de que se está creando una Comisión por la Verdad en varios países de médicos y científicos y ciudadanos denunciando que todo es mentira y aportando pruebas de ello?

¿Crees que tiene alguna relación ese despertar con los nuevos confinamientos impuestos cuando no hay ningún motivo sanitario más que un incremento de los casos, pues las UCI de los hospitales están vacías?

Seguramente pronto nos darán a escoger entre un nuevo confinamiento o una vacuna que puede ser mortal. dado que no hay garantías ni pruebas médicas contrastadas ¿No hay ninguna otra alternativa? ¿Te lo pensarás un poco, por tu bien y el de tus hijos? ¿Confías en tu Gobierno? ¿Compartirás tus dudas con tus parientes, y tus vecinos?

LA VERDAD ESTÁ AHÍ FUERA … LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES

(Fuente: canal telegram #StopConfinamiento; visto en https://invertiryespecular.com/)

domingo, 2 de agosto de 2020

DESOBEDIENCIA CIVIL MASIVA Y PACÍFICA EN ALEMANIA




1 de agosto de 2020, el día en que la Humanidad empezó a plantar cara a la Élite y a su agenda totalitaria.

Si ha de haber futuras generaciones de seres libres en este planeta, el día de ayer en Berlín, uno de agosto de 2020, será recordado y conmemorado como el día en el que empezó todo; en el que la Humanidad comenzó a plantarse masivamente ante el órdago totalitario de las élites; la jornada donde una multitud de personas conscientes desobedeció, en masa y pacíficamente, al Nuevo Desorden Mundial y su Nueva Anormalidad, negándose a llevar mascarillas y saliendo a las calles, a pesar de que la manifestación fue prohibida por el gobierno alemán. Un gobierno ilegítimo, como todos aquellos otros que, en los cinco continentes, participan en la agenda criminal que tiene al covid-19 como oportuno catalizador y comodín para lanzar toda clase de medidas abusivas e injustificadas, tendentes a la implantación de un régimen global tiránico, eugenésico y orwelliano.

Contando con la ACU alemana y plataformas de médicos por la verdad de numerosos países, así como impulsada por otros grupos de activismo, la marcha fue convocada como el Día de la Libertad y el Fin de la Pandemia, en defensa de los Derechos Fundamentales –irrenunciables– de todos los seres humanos.

Los medios de comunicación oficiales, fieles a su función de desinformadores al servicio de quienes idearon y dirigen esta plandemia, hablaron de cifras ridículas de asistencia (15 o 17.000 personas), mientras que medios alternativos la estimaron en varios cientos de miles y algunos, reportaron más allá del millón de participantes. Se terminará sabiendo el número objetivamente más aproximado, pero de lo que no hay duda (las imágenes no engañan) es del carácter multitudinario y pacífico de un evento que, en su despedida, fue interrumpido por la policía, clamorosa y naturalmente abucheada por actuar, con todo descaro, como garante de los intereses de los depredadores que todavía se aferran a sus planes de genocidio y esclavitud de la Humanidad. Pero llegaron demasiado tarde, si lo que pretendían era detener el movimiento, ahora enorme bola de nieve (hecha de consciencia y empoderamiento) bajando por una cuesta cada vez más empinada, dirigida directamente al núcleo del "establishment" elitista, que aprieta como puede y sin disimulo porque sabe que ahora sus días están contados.

Se supone que las fuerzas y cuerpos de seguridad de cualquier estado deben, teoricamente, proteger al pueblo del crimen organizado y no al revés, como ha sucedido siempre. Hoy el mundo entero toma conciencia, a través del “jarabe de palo”, de que nunca hubo “democracia” ni estado ni ley que no fuera parte de la estructura para la explotación y sometimiento de los muchos por parte de unos pocos. Ojalá los uniformados rectifiquen a tiempo (personas de bien, aunque dormidas u ofuscadas, las hay en todos los oficios), porque el dominó del levantamiento mundial -frente a la tiranía genocida coronavírica- se ha puesto en marcha y no va a haber quien lo pare. Solo la acción del propio planeta Tierra y del Sol (o, eventualmente, de otros cuerpos celestes) podrían realmente parar todo (para todos) y cambiarlo absolutamente todo de la noche a la mañana. Pocos se plantean esto, pero mejor harían en tenerlo en cuenta y prepararse para lo que pudiera acontecer. Hay ciclos en todas las cosas, en el universo. Y ninguna civilización, jamás, “ha vivido para contarlo”.



Pero, en cualquier caso, los planes de la élite global están irremediablemente destinados al fracaso: creyeron que podían secuestrar a un planeta entero y a su Humanidad, pretendiendo actuar por su cuenta y al margen de la naturaleza. Tales son los delirios de quienes desarrollaron una fría y desalmada astucia que, carente de la intuición y sabiduría del corazón, los convierte en (hablando en términos de madurez de consciencia) taimados estúpidos psicopáticos con enormes recursos materiales, activos durante el tiempo que les haya dado la propia naturaleza para realizar su función. Pues nada surge ni sucede porque sí en un universo de inabarcable complejidad, Sistema de sistemas, que se mantiene en equilibrio constante y denota un orden implicado de inconcebible inteligencia y cohesión o unicidad.

La deducible función de la élite, en gran medida podría contemplarse -desde esta perspectiva- como el potente e inevitable desafío, amenaza u obstáculo que una Humanidad aborregada, desempoderada y manipulable precisaba para -sin otra alternativa- desarrollar sus recursos internos, espabilar y recuperar el sentido de valor, dignidad y desenvolvimiento irrenunciables e intrínsecos a la Vida; de manera que cada persona y colectivo comenzase a recobrar el poder que cedió o consintió en ceder a magnates, “autoridades” e instituciones que han lucido una absoluta falta de escrúpulos y desprecio por la vida, en cualquier época y lugar de los que se tenga constancia.



Pues bien, la gente de bien de este planeta, que desea vivir en paz con sus semejantes y en armonía con toda la naturaleza, está, al fin, comenzando a responder. Y no hay vuelta atrás, porque ya no puede haberla. Es a Vida o muerte. Libertad o esclavitud. Paz o violencia. Y estos dilemas totales se resuelven infaliblemente cuando la consciencia individual y colectiva se eleva hacia una perspectiva mayor que supera el antagonismo y la polaridad (perspectiva integradora, no-dual, de la que los explotadores carecen y ante la cual quedan impotentes, neutralizados). Esta disposición sabia y resolutiva la hemos visto en acción durante este 1 de agosto de 2020, con miles y miles de personas marchando de manera serena y pacífica, desde la confianza, la comprensión y el Amor; tomando en sus manos la responsabilidad por su salud, por su destino, por sus vidas. Todo es posible de este modo. LO SIENTES, SABES QUE ES ASÍ.

Y así es.

(Fuente: https://liberacionahora.wordpress.com/)

LOS QUE" CREEN" EN LA "PANDEMIA Y LOS QUE SABEN LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO EN EL MUNDO



Existe un "mundo" de distancia entre los que "creen" en la "pandemia" y los que saben lo que está sucediendo. Los que "creen" en estos momentos están siendo programados y re-programados desde las plataformas de la pandemia. El gran portavoz de estas plataformas es la OMS, desde esa organización se anuncian las medidas sanitarias para ser convertidos en "dogmas" por los medios de la información corporativa y luego para ser ejecutadas por los gobiernos locales. Los que "creen" en la pandemia han sido convertidos en la población más vulnerable, las primeras víctimas de esta "pandemia", las muertes de momento son solo "daño colateral" de un perido de intimidación, porque primero está la ruina de la economía mundial y en consecuencia la calamidad psicosocial, y esta situación sí va a traer muertes masivas.

No se trata de asustar a la gente que "cree", porque ya está bastante asustada, se trata de prevenir, de hacer un llamado a la humanidad para que despierte y no permita más que los sigan engañando con esta perversa farsa de la "pandemia". Se trata de que la gente se entere de que los "brotes", "re-brotes", "picos", "re-picos" y la "nueva ola" son solo imposiciones de la OMS, y se convierten en una trágica realidad en cada país por sus propios gobernantes, son esos gobiernos y los medios informativos oficiales los que aplican la "pandemia", o mas bien, los que hacen realidad la mentira de la plandemia, ¡de eso se trata!

Se trata de encontrar por cualquier medio la forma de que el mundo se entere de que esta crisis mundial no es por una enfermedad infecciosa propia de algún virus, sino de una inventada "enfermedad" propia de mentes malditas o satánicas que en estos momentos están luchando por perpetuar el poder geopolítico mundial. Estos enfermos mentales son un grupo de poderosos controladores de la humanidad que pretenden convertir el planeta en una república china. En estos momentos tienen sitiada a la humanidad y están dispuestos a acabar con las economías de los países y con la mayoría de la población, para luego quedarse como los amos absolutos.

El sistema económico que habían impuesto a la humanidad ha colapsado, y eso es lo que están haciendo, imponiendo un renovado sistema, pero para eso deben llevar a la humanidad al estado de vulnerabilidad total para luego empezar con los sobrevivientes en un NOM y con las vacunas y el rastreo informático seleccionar al "más apto" (obediente) y desechar lo menos aptos (desobedientes). 

La actitud del "creyente" solo favorece los planes de estos miserables, entre tanto el "creyente" se auto-destruye, además; cada "creyente" se convierte en un activo colaborador; si, activo, tan solo trate alguien de desengañar un "creyente" y verá cómo reacciona esta pobre persona en defensa de sus gobernantes, de la "pandemia" y de la OMS, de los demás miserables no, porque ni siquiera imaginan que existen.

Esta falsa pandemia se está ejecutando por la colaboración del "creyente", pues voluntariosamente (miedosa-mente) se somete a las "medidas sanitarias" impuestas por sus gobiernos, y lo peor es que también se convierten en centinelas de sus conciudadanos, y eso que aún no están ofreciendo "puntos". En estos momentos hay que cuidarse de los "creyentes" y lo peor es que nos dicen que "no nos cuidamos". Es una tarea muy difícil despertar a un "creyente" pero esa es nuestra misión, y tenemos la información necesaria para tratar de guiar a estas gentes adormecidas, existe mucha información o investigación alterna que debemos hacer llegar a esta pobre gente que cada día se ahoga más entre la programación de los medios de la información predictiva y de sus propios gobernantes que cada día, mañana, tarde y noche están bombardeando el miedo y la indisposición psicosocial, tanto así, que cada vez que estos "pendejos" aparecen en la TV se hacen apadrinar por miembros de la fuerza pública o militar.

Es una vergüenza humana lo que estos gobernantes están haciendo con su propia gente o pueblo, tan solo por algunos ofrecimientos económicos o tal vez algún liderazgo en ese supuesto NOM, y la única manera de acabar con esta vergüenza humana es que los paises salgan al rescate de su propia identidad nacional, el día que un país se auto-rescate, ese día empezará el rescate de todos los pueblos en el mundo y ese será el despertar de la humanidad, ese será el gobierno de la nueva humanidad, no habrá ese supuesto NOM pero si habrá un nuevo mundo, el mundo de la Nueva Era: la octava Era, la Era de Acuario ...

(Fuente: https://www.r-evolucion-revelacion.es/)