jueves, 10 de junio de 2021

EL PELIGRO DE LA NEUMONÍA BACTERIANA POR EL USO PROLONGADO DE LA MASCARILLA



Según un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information estadounidense, la mayor parte de fallecidos en la devastadora "gripe española" de 1918 perecieron debido a una neumonía bacteriana, no a un virus. Otro estudio publicado por el mismo organismo americano, extraído del Oman Medical Journal, demuestra que las mascarillas quirúrgicas pueden ser fuente de infecciones bacterianas.


¿Qué es la neumonía bacteriana?

La neumonía bacteriana es una infección que se manifiesta en uno de los pulmones o en ambos. Las bacterias hacen que los sacos de aire de los pulmones (alvéolos) se inflamen y se llenen de pus, líquido y desechos celulares. Esto, a menudo, afecta la capacidad del organismo para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono. Si se padece neumonía bacteriana, se podría tener dificultad para respirar o sentir dolor al hacerlo.


La neumonía bacteriana puede ser leve o grave e incluso dar lugar a una insuficiencia respiratoria o la muerte. Cómo se verá afectada cada persona dependerá de la potencia del agente bacteriano y de su edad, salud y sistema inmunitario.

Fue la principal causa de muerte durante la llamada "gripe española" de 1918

Según un estudio realizado por David M. Morens, Jeffery K. Taubenberger y Anthony Fauci publicado en la web oficial del National Center for Biotechnology Information de Estados Unidos, en el que examinaron información relevante de la pandemia de influenza (gripe común) que ocurrió durante la pandemia de “gripe española” de 1918-1919, llegaron a la conclusión de que la mayoría de las muertes en la pandemia de influenza de 1918-1919 probablemente se debieron directamente a una neumonía bacteriana secundaria causada por bacterias comunes del tracto respiratorio superior.

Además, en el estudio añaden que otros datos menos sustanciales de las pandemias posteriores de 1957 y 1968 son consistentes con estos hallazgos.

Para realizar este estudio examinaron secciones de tejido pulmonar obtenidas durante 58 autopsias y revisaron datos patológicos y bacteriológicos de 109 series de autopsias publicadas que describían 8398 investigaciones de autopsias individuales.

"Las muestras post mortem que examinamos de personas que murieron de gripe durante 1918-1919 exhibieron de manera uniforme cambios severos indicativos de neumonía bacteriana. Los resultados bacteriológicos e histopatológicos de las series de autopsias publicadas implicaron clara y sistemáticamente la neumonía bacteriana secundaria causada por bacterias comunes del tracto respiratorio superior en la mayoría de las muertes por influenza", revela el estudio.

Recordemos que la "gripe española" de 1918 acabó con la vida de entre 40 y 50 millones de personas, lo que supuso una mortalidad de más del 2% de la población mundial de la época, a diferencia del 0,03% de la actual pandemia de coronavirus.

Entonces, si según este estudio la mayor causa de muerte durante esa pandemia no fue un virus, sino que seguramente fuera una neumonía bacteriana (pues virus y bacterias son microorganismos diferentes), ¿cómo pudo tanta gente padecer ese tipo de neumonía en todo el mundo? ¿Qué acciones pudieron realizar las personas alrededor del globo para que hubiera tantos casos de neumonía bacteriana?


¿Puede el uso prolongado de mascarilla provocar neumonía bacteriana?

En la misma web oficial del National Center for Biotechnology Information se puede encontrar otro estudio extraído del Oman Medical Journal en el que evalúan la relación de la contaminación bacteriana y fúngica en las mascarillas quirúrgicas usadas por el personal del hospital y la calidad microbiana del aire en sus salas de trabajo. Los resultados de este estudio demuestran una alta contaminación bacteriana en el área exterior de las máscaras usadas, y mostró una correlación significativa con la calidad microbiana del aire de las salas de trabajo.

Según el estudio, "las evidencias mostraron que la mascarilla quirúrgica podría no ser suficiente para proteger a la persona de los patógenos transportados por el aire y también podría ser la fuente de infecciones transportadas por el aire o por gotitas. Este estudio tuvo como objetivo investigar la contaminación microbiana en las mascarillas quirúrgicas desechables entre el personal hospitalario y la calidad del aire microbiano en sus salas de trabajo".

"Además, algunos comportamientos con mascarillas usadas probablemente aumentaron la contaminación microbiana en las mascarillas".

Pero también existen múltiples efectos adversos que nunca mencionan las autoridades que recomiendan o incluso obligan a llevar mascarilla, como los que se indican en otro estudio científico publicado por diversos expertos alemanes, quienes concluyen que han podido demostrar "una correlación estadísticamente significativa del efecto adverso observado de la hipoxia, un aumento de la resistencia respiratoria, aumento del dióxido de carbono en sangre, disminución de la saturación de oxígeno en sangre, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de presión arterial, disminución de la capacidad cardiopulmonar, aumento de la frecuencia respiratoria, disnea y dificultad para respirar, dolor de cabeza, mareos, sensación de calor y humedad, disminución de la capacidad de concentración, disminución de la capacidad de pensar, somnolencia, disminución de la percepción, barrera cutánea deteriorada con picazón, acné, lesiones e irritación de la piel, fatiga y agotamiento percibidos en general, una generación a largo plazo de sangre alta presión, arteriosclerosis y enfermedad coronaria, inmunosupresión y síndrome metabólico con enfermedades cardiovasculares y neurológicas", entre otros efectos adversos del uso de la mascarilla.

Estas conclusiones parece que no se están teniendo en cuenta a la hora de obligar a llevar mascarilla a toda la población, enfermos y sanos, lo que podría incurrir en responsabilidades penales por parte de las autoridades al forzar a la ciudadanía a utilizar algo que, a la vista de los estudios aquí mencionados, está científicamente demostrado que puede llegar a producir múltiples efectos adversos de los que no informan.


Pero no hace falta que nos vayamos a estudios científicos publicados en otros países.

Según la médico neumólogo del hospital HM Regla de León, Laura Sierra, en la entrevista publicada en Uppers (Mediaset España), "la inhalación continuada de esos virus y bacterias acumulados en las mascarillas, sumado a la falta de efectividad derivada de su uso excesivo, predispone a nuestro organismo a padecer una neumonía".

"El problema es que gran parte de las bacterias de la boca o de las vías respiratorias superiores pueden acabar produciendo patología a nivel inferior, baja el moco a los bronquios y producen infecciones de vías respiratorias inferiores".

Por tanto, existen evidencias suficientes para creer que un mal uso de la mascarilla podría acarrear más problemas de salud de los que se intentan mitigar.

No olvidemos que en el documento actualizado de la OMS en diciembre de 2020 respecto al uso generalizado de mascarillas en la población, reconocen que "en la actualidad, tan sólo existe evidencia limitada y científicamente inconsistente que apoye la efectividad del uso de mascarilla en personas sanas de la comunidad para prevenir infecciones con virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2".

En este documento se explica que, tras realizar un gran ensayo comunitario aleatorio para comprobar la efectividad de las mascarillas en personas sanas, "la revisión concluyó que usar una mascarilla puede hacer poca o ninguna diferencia en la prevención de enfermedades similares a la influenza o enfermedades de laboratorio confirmadas".

Además, el documento muestra una lista de posibles perjuicios por el uso de la mascarilla, tales como:

• Dolor de cabeza y/o dificultad para respirar, según el tipo de mascarilla utilizada.

• Desarrollo de lesiones cutáneas faciales, dermatitis irritante o empeoramiento del acné, cuando se usa con frecuencia durante largas horas.

• Dificultad para comunicarse claramente, especialmente para personas sordas o con problemas de audición.

• Malestar.

• Una falsa sensación de seguridad que conduce a una reducción de otras medidas preventivas críticas tales como el distanciamiento físico e higiene de manos.

• Cumplimiento deficiente del uso de mascarillas, en particular por niños pequeños.

• Problemas de gestión de residuos; eliminación inadecuada de la mascarilla lo que lleva a un aumento de la basura en lugares públicos y peligros ambientales.

Según su texto actualizado, la OMS no recomienda usar mascarilla a personas sanas siempre que se pueda mantener 1 metro de distancia interpersonal y que no sean población de riesgo, ni tampoco recomienda su uso cuando se realice actividad física intensa.


El tiempo de uso recomendado por los profesionales de la salud en relación a la mascarilla no debe exceder las 4 horas, tal y como publicó OK Diario.

Uso obligatorio en España aunque estés solo

Pese a no existir evidencia científica contundente en el uso de mascarillas en personas sanas, y sí existir evidencia probada en los riesgos de un mal uso o un uso prolongado de las mismas, el Congreso de los Diputados aprobó el pasado jueves 18 de marzo la "ley de la nueva normalidad" con 199 votos a favor.

Esta ley obliga a toda la población española a llevar mascarilla en todo momento "en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público", aunque no haya ninguna otra persona alrededor, contraviniendo las recomendaciones de la OMS y de cientos de médicos y biólogos que se oponen a una medida totalitaria sin ningún respaldo científico, que además puede ser incluso perjudicial para la población.

Después de todo, y teniendo el antecedente de la cantidad de muertes producidas en 1918 por neumonía bacteriana, quizá Tedros Adhanom, Director General de la OMS, tuviese razón cuando afirmó el pasado verano que "lo peor está por llegar", sobre todo si tenemos en cuenta la cantidad de personas en todo el mundo que están haciendo un uso indebido de la mascarilla, y que esto podría producir una neumonía bacteriana a gran parte de la población, que, según el estudio ya comentado, fue la principal causa de muerte en la "gripe española" de 1918.

(Fuente: https://www.elmensajeroaudaz.com/)

9 comentarios:

  1. El uso de mascarilla, en España obligatorio, favorece un efecto que yo misma he notado, al relacionarme con las personas, esto es la despersonalización, la falta de identidad, en definitiva, la falta de empatía por la persona sin rostro, como si fuese menos persona. Todo ello nos lleva irremediablemente a un aumento de actitudes psicopáticas en esta nuestra patocracia, tal vez ese era el efecto buscado al imponer el uso de mascarilla, aparte del ya mencionado daño a nivel cognitivo, físico...insalubre. Lo que hemos vivido en Expaña con esta atroz dictadura sanitaria no tiene parangón, y ya no me siento identificada con mis congéneres, con mis compatriotas, siento una mezcla de pena, desazón y frustración al ver por la calle a casi 40 grados a personas con su bozal fuertemente apretado y siento que no nos recuperaremos de esta gran manipulación global.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anaís... trata de verlo de esta manera: esos que van por la calle con mascarilla a casi 40 grados simplemente están engañados... piensan que hacen lo que tienen que hacer... y los que nos han impuesto esto, sea cual sea su objetivo, también están engañados: lo hacen porque creen que es la única forma de proteger su "pequeño mundo"... pero nosotros CUANDO PERCIBIMOS TODO ESTO CON IRA, CON ODIO O CON MIEDO TAMBIÉN ESTAMOS ENGAÑADOS... de hecho nuestra ira, nuestro odio y nuestro miedo hacia los "otros" en realidad lo sentimos porque sentimos ira, odio y miedo contra nosotros mismos... si fuéramos capaces de darnos cuenta de lo efímero que es todo, de que todo el mundo que percibimos con nuestros sentidos es simplemente eso, una representación, un sueño, comprenderíamos que todo lo que está sucediendo es neutro, que somos nosotros los que al juzgar lo convertimos en un infierno. Deja de juzgar y cerrarás las puertas del Hades para siempre... un abrazo.

      Eliminar
  2. Alguna diferencia habrá entre las mascarillas de hace más de 100 años y las modernas no creen?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya te digo! Las de ahora vienen “enriquecidas” con tecnología de la que no pudieron disfrutar nuestros bisabuelos, como grafeno biocompatible o microplásticos tóxicos, así que ahora no se trata solo de que te obliguen a reinhalar tus desechos respiratorios, sino que la barrera que lo hace es venenosa “per se”, dándose algunos casos tan sangrantes que Sanidad ha acabado por retirar las quirúrgicas IIR y las FFP2 Healfiber, potencialmente cancerígenas.

      Eliminar
    2. Sí, las de ahora llevan lentejuelas, banderas y todo tipo de adornos. Por no hablar de que si te las cambias poco, respiras bacterias, y si te las cambias mucho, respiras el aire de la fábrica donde se confeccionó y las partículas que desprenda ese material recién fabricado.

      Eliminar
  3. En las tres grandes religiones abrahamanicas unos oran poniendo el culo hacia el cielo, otros se dan con sus cabezas en una roca y los terceros adoran a un hombre clavado en una cruz tras sufrir martirio.

    Distintas religiones mismos tarados astrales.

    El mundo lleva en manos de estos psicópatas astrales a través de sus proxies humanos desde la historia conocida porque la no conocida está bien custodiada por el Vaticano.

    Es normal el sentimiento de separación de la masa humana obediente PERO no olvidemos que la masa es lo que hacen de ella los panaderos y los sentimientos de rabia y frustración les alimentan cuando son dirigidos hacia la ignorancia humana y se nos olvida a los educadores de las masas.

    No hay más que ver ya como han usado desde hace más de un siglo el falso paradigma del contagio vírico para llevarnos a este punto de control social y seguramente usaron metodos similares en el pasdo basados en el miedo al contagio y "la peste" , "gripe española", etc que no son más que exageraciones interesadas para implantar (historia manipulada) lo que ahora vivimos.

    Los tarados astrales actuan a través de nosotros, del error en la humanidad que cuanto más sometida al miedo venga de donde venga este, más proclive es a la manipulación y a ser controlada.

    Mientras esto no se entienda las caretas humanas cambiarán pero los titiriteros seguiran jugando al mismo juego de dividir y asustar para mantener su corralito energético y su granja humana bien nutrida no les vaya a faltar la comida.

    La enquina con España y los países hispanos viene de los proxies humanos de las bestias astrales que son de origen anglosajon y España no deja de ser un crisol de culturas pero fundamentalmente Iberia es la madre de la Atlantida un pasado humano que ahora se repite en forma diferente pero con los mismos actores astrales y terrenales jugando papeles similares.

    ResponderEliminar
  4. Para que veamos el nivel de locura que estamos afrontando os remito a este enlace:

    https://divulciencia.blogspot.com/2021/06/vacunas-contra-covid-19.html

    Se las da de profesor universitario (que sí ha sido) y de científico, lo cual ni huele.
    Es la aceptación absoluta y total de la religión covidiana incluso aunque casi le cuesta la vida, como refleja él mismo y desde luego ya le ha convertido en crónico, con marcapasos incluido de por vida. ¡Aún así esta encantado con la "vacuna"!

    Esto hay que verlo para creerlo y nos da idea exacta de la catadura intelectual de las personas. Ya ni me extraña que los que puedan quieran eliminarnos del planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo los comentarios de el enlace que has puesto, bueno, lo dice todo... tampoco me extraña, uno aquí dice una cosa y en otras páginas dice otra, ¿a eso no se llama cobijarse al mejor árbol que de sombra? O comentar por comentar. Buen aporte.

      Eliminar
  5. Hola! Muy buen artículo. He leído mucho del blog dondelaverdadnoslleva pero no puedo ingresar más, me indica "Este blog está abierto solo para lectores invitados". Saben si puedo contactar al autor? o se lo cerraron?. gracias. Saludos!

    ResponderEliminar