jueves, 22 de abril de 2021

YONKIS DE LAS COMPAÑÍAS FARMACÉUTICAS



Los que no queremos ponernos las “vacunas” no tenemos la culpa de que los demás hayan puesto todas sus esperanzas en ellas para recuperar sus vidas

Confiar en las "vacunas" es un acto de fe. No hay pruebas de que sirvan de algo y sí de sus efectos secundarios, incluso la muerte

Es absurdo creer que es imprescindible ponérselas para recuperar la normalidad

Sólo la desesperación, insistentemente promovida desde los medios de "aterrorización", puede explicar que la gente decida ponérsela

La solución “mágica” no son las “vacunas”

¡LA SOLUCIÓN ES PERDER EL MIEDO Y VOLVER A VIVIR!

1 comentario:

  1. La mágica si.
    Algunos vuelven felices y contentos como quien ha ido a San Andrés de Teixido, cuando les llegue la hora ya podrán morir tranquilos

    ResponderEliminar