martes, 27 de abril de 2021

LA POSIBILIDAD DE CONTAGIO AÉREO DEL COVID RESULTA SER EXTREMADAMENTE BAJA



La capacidad de contagio de los aerosoles es muy baja. El SARS-CoV2 no se transmite muy bien por las pequeñas gotas que permanecen suspendidas en el aire.

Lo asegura un estudio publicado en Physics of Fluids que ha analizado la capacidad de propagación del SARS-CoV-2 en espacios cerrados, y que concluye que la transmisión por aerosol no es una ruta muy eficiente.

Los físicos y médicos del Instituto Van der Waals-Zeeman de la Universidad de Ámsterdam (Holanda) han empleado tecnología láser para medir la distribución de las gotas liberadas cuando las personas hablan o tosen.

Las personas que participaron durante la prueba hablaron o tosieron en un rayo láser, y se utilizó una boquilla de chorro para imitar pequeñas microgotas de aerosol. Esto permitió a los investigadores medir cómo se propagan las gotitas y la probabilidad de transmitan el SARS-CoV2.

Y aunque las microgotas persistentes ciertamente no están libres de riesgos, debido a su pequeño tamaño contienen menos virus que las gotas más grandes que se producen cuando alguien tose, habla o estornuda directamente sobre nosotros, explica Daniel Bonn, uno de los autores y director del instituto.

«Según los conocimientos actuales, vemos que, en términos de aerosoles, es relativamente seguro entrar en edificios modernos bien ventilados, como aeropuertos, estaciones de tren, oficinas modernas, etc», afirma Bonn.

«La ventilación hace que el riesgo de infección por aerosol no sea muy grande. La cantidad de virus en las gotitas pequeñas es relativamente pequeña, lo que significa que se vuelve peligrosa si estás en una habitación mal ventilada durante un tiempo relativamente largo con una persona infectada, o después de una la persona infectada haya tosido allí».

(Fuente: https://aip.scitation.org/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario