domingo, 23 de agosto de 2020

PRIMERO HAN SACRIFICADO A LOS MAYORES, EN SEPTIEMBRE IRÁN A POR LOS NIÑOS, LUEGO TODOS LOS DEMÁS



Cuando una persona tiene lepra se le van cayendo los miembros, los dientes, todo, y lo acepta inevitablemente sometido a una enfermedad que era incurable pero que aun aparece en los lugares del mundo más pobres, insalubres y alejados.

Con el coronavirus hemos visto como han logrado confinarnos en casa, aislarnos a unos de otros, impedir que nos toquemos, que sintamos cercanía, contacto y amor. Es una operación quirúrgica de amputación de miembros, impidiendo que veamos a nuestros mayores que sepamos siquiera como están y que los asesinen con vacunas para que ni siquiera podamos estar en su cremación dónde nos pueden dar las cenizas de cualquiera o siquiera eso.

Y todo ha sido llevado a cabo dentro de la Nueva Normalidad satánica del Nuevo Orden Mundial sionista.

Hemos aceptado con ´toda normalidad´que nos encierren en casa, nos tapen la boca, y nos quiten a nuestros ancianos, nos dejen sin trabajo, sin dinero, no persigan por no poder pagar la luz, teléfono, comunidad o alquiler y seamos deshauciados en silencio como en una caída de miembros de nuestro cuerpo por lepra. En silencio, con mucho dolor, sin poder reclamar auxilio, en soledad, y con el disfrute de los oficinistas bancarios de como nos pueden destruir la vida mientras nos preguntan si no tenemos algún otro recurso para confirmar que pueden meternos en su ordenador como finiquitados y fuera del sistema, proscritos y apestados del sistema neoliberal especulativo.

Segunda parte: El proceso psicológico de la represión totalitaria.

Primero fueron los viejos y nadie ha movido un dedo. Pensadlo bien, nadie, y nadie es nadie.

A través del miedo han paralizado toda reacción. Miedo a ser detenidos, multados y sin recursos. Miedo sobre todo a ir con tu opinión en solitario contra toda la masa humana enfervorecida de que se limpie a la gente de toda probabilidad del virus al precio de su muerte y eliminación como sea y como fuere, y como fue.

La parálisis que provoca el terror es superada por la pasión convulsiva de vecinos y ciudadanos por denunciar. Un toque de atención en la calle por no llevar mascarilla o llevarla semibajada. Un control de miradas muy controlado. Toda una represión dejada en manos del resto de ciudadanos.

La gran pregunta histórica cuando movimientos sociales de la historia que acabaron en desolación, guerra, y muerte, nos han hecho preguntarnos: ¿Y ustedes no vieron la que se venía encima, no hicieron nada, como pudieron colaborar con ese régimen totalitario, por qué no hicieron nada, por qué denunciaron a sus vecinos, por qué colaboraron con el sistema, por qué, por qué, por qué?. ¿Por qué ahora sigue usted igual después de que se hizo y le han hecho hacerse todas aquellas preguntas y sin embargo usted es ahora el protagonista del por qué no hizo, ni hace nada, ni hará nada?.

Silencio, asentimiento, colaboracionismo con poderes totalitarios, complicidad, delación. Usted es un criminal. Y se siente a salvo por colaborar con el sistema totalitario. NO se lo crea usted tanto, dónde hay la inacción luego hay la revancha, el paseo de los pelos por la calle hasta su ejecución o internado en un campo improvisado, mientras usted se pregunte por qué nadie le ayuda cuando usted no quiso ayudar, miró a otro lado, y favoreció al gobierno criminal. La historia iluminó de igual manera en otros de sus episodios lo mismo que está reproduciendo ahora aunque en un contexto de modernidad e informática que no por eso resulte menos doloroso. Aunque el hambre ha llegado, no ha llegado aún el hambre desgarradora que llegará con el corte de suministros.

Tercera parte: Los niños.

Vimos como nos encerraban en casa y no hicimos nada.

Vimos como nos apartaban de nuestros mayores, los mataban sin saber siquiera el cómo, como los transportaban sin saber a dónde para cremarlos sin saber siquiera de sus cenizas de cualquiera ni autopsias y no hicimos nada.

Ahora vamos a ver como aislan a nuestros niños y NO HAREMOS NADA. Como con la lepra se nos caerán los miembros, nos arrancarán los niños y no haremos nada. Y no será a los niños más desfavorecidos, no; será a todos y cualesquiera niños de cualquier lugar de nuestra geografía.


Hay un símil histórico religioso en el siglo I d. c. cuando los romanos iban casa por casa marcando las puertas dónde iba a nacer un niño para cercenar su vida y evitar la llegada del Mesías prometido. Ahora van directamente a quitárnoslos como a los ancianos diciéndonos que han contraído el virus, que no los podemos ver, que los han tenido que aislar, y que finalmente han muerto. Y nadie dirá ni hará nada como hasta ahora tampoco hemos hecho. Se nos caerán los miembros del cuerpo por lepra, y lo aceptaremos todo.

Cuarta parte: el fin del dinero físico.

El fin del dinero físico se esperaba y ha sido definitivamente propuesto por el Psoe en el Parlamento de España. País experimental a nivel mundial como el bombardeo de Guernica para medir los efectos seguimos siendo un experimento para la llegada al comunismo. “El PSOE presentó una proposición no de ley el pasado 24 de abril en el Congreso de los Diputados en el que planteaba, además de otras iniciativas, la «eliminación gradual del pago en efectivo, con el horizonte de su desaparición definitiva» “.

El primer paso ha sido el de las compañías de suministro de luz, teléfono, alquileres, y finalmente despojarnos del dinero con la excusa fiscal cuando es el año de la bestia 2020 (22, 11 más 11).

El primer asesinato COLECTIVO de niños en las granjas-colegios será el 11-S eptiembre de un año 11 dentro de tres semanas. Y lo veremos con toda calma en las televisiones como hemos visto el de los ancianos (para el sistema: viejos).

Los aislarán diciendo que han cogido un virus que les habrán inoculado con un bastoncillo del PCR, los vacunarán forzadamente, y les darán una cartilla de apestados marcados por la bestia con efecto retardado de muerte por la vacuna al reloj biológico que decidirá cuando se morirán por complicaciones de órganos activadas por ondas escalares y ondas G.

El fin del pago en efectivo o fin del dinero físico es el mayor sistema de control para generar hambre. Toda persona que no esté perfectamente estructurada en el sistema del NOM con su cuenta bancaria, e ingresos perfectamente declarados con todos su datos y metadatos, morirá.

Se impondrá un sistema de trueque subsocial, el efecto del ´mercadillo clandestino´ intercambiando cosas que las televisiones nos han ido instruyendo del cómo funcionan. Trueque y pérdidas de la mayoría de nuestros bienes, sobre todo los de valor emocional que a nadie le interesan. La mayoría como no dispone de nada de interés que no sea algunos botes de conserva, morirán en este primer experimento totalitario comunista cuyas cobayas experimentales estamos en España.

Quinta parte: nosotros.

En la lotería de la muerte hay el pánico controlado. Los candidatos del juego mortal de la ruleta rusa del revólver. Celebrando que no nos ha tocado aún aunque mueran nuestros mayores y nuestros hijos, pero nos hemos librado por poco, tenemos más días de vida. Uf, que triunfo sobrevivir como muertos vivientes sobre otros muertos. Lo vimos en los campos y lo vamos a seguir viendo este septiembre hasta que inoculen y marquen a nuestros niños, y luego seremos los demás.

Sexta parte: el fin de los partidos políticos, el fin de las elecciones, y un único gobierno mundial judío sionista.

Estamos asistiendo al gran nivel de prostitución por dinero y por obediencia masónica de todos los partidos a todas las consignas del NOM.

La esperanza de una falsa derecha CALLADA sin saber qué decir, esperando que suceda para que al final les ordenen algunas frases y reacciones que no estén fuera del Nuevo Orden sionista. Al fin y al cabo como en toda guerra sea estruendosa o silenciosa como esta pasará y los supervivientes la relatarán como otra guerra más. Igual de terrible que cualquier guerra y con millones de muertos e historias por contar. El olvido e indolencia del ser humano es incombustible. Da igual que generación sea, que asentirán ante su propio exterminio. Y quizás una especie así que como animales de granja se sacrifican ante el silencio de los demás pues merezca ser parte de la lista de la eliminación. El ser humano no está haciendo nada en general que no sea su silencio y aceptación de todo a lo que nos quieran someter. Cuando tu dolor te supere y sigas con vida, siemrpe te puedes suicidar y aquí no ha pasado nada, la historia matrix telúrica continuará replicándose cada siglo.

(Visto en https://eladiofernandez.wordpress.com/)


En vez de tanto PCR inútil, lo que nos deberían hacer a toda la población
son análisis de metales pesados en sangre y órganos, en especial de aluminio.
La narrativa cambiaría radicalmente.

3 comentarios:

  1. Lo leí esta tarde, ha tener en cuenta... 2020

    ResponderEliminar
  2. Yo dejé de leer ese blog, por desconfianza. Pero igual fue un error.

    Ahora coincido con Buscador.

    ResponderEliminar
  3. Si los padres no se oponen frontalmente y contundentemente a las medidas que quieren imponer con la entrada del nuevo curso escolar, sera el final, a partir de aquí esta sociedad se habrá ido al garete.

    ResponderEliminar