domingo, 2 de agosto de 2020

DESOBEDIENCIA CIVIL MASIVA Y PACÍFICA EN ALEMANIA




1 de agosto de 2020, el día en que la Humanidad empezó a plantar cara a la Élite y a su agenda totalitaria.

Si ha de haber futuras generaciones de seres libres en este planeta, el día de ayer en Berlín, uno de agosto de 2020, será recordado y conmemorado como el día en el que empezó todo; en el que la Humanidad comenzó a plantarse masivamente ante el órdago totalitario de las élites; la jornada donde una multitud de personas conscientes desobedeció, en masa y pacíficamente, al Nuevo Desorden Mundial y su Nueva Anormalidad, negándose a llevar mascarillas y saliendo a las calles, a pesar de que la manifestación fue prohibida por el gobierno alemán. Un gobierno ilegítimo, como todos aquellos otros que, en los cinco continentes, participan en la agenda criminal que tiene al covid-19 como oportuno catalizador y comodín para lanzar toda clase de medidas abusivas e injustificadas, tendentes a la implantación de un régimen global tiránico, eugenésico y orwelliano.

Contando con la ACU alemana y plataformas de médicos por la verdad de numerosos países, así como impulsada por otros grupos de activismo, la marcha fue convocada como el Día de la Libertad y el Fin de la Pandemia, en defensa de los Derechos Fundamentales –irrenunciables– de todos los seres humanos.

Los medios de comunicación oficiales, fieles a su función de desinformadores al servicio de quienes idearon y dirigen esta plandemia, hablaron de cifras ridículas de asistencia (15 o 17.000 personas), mientras que medios alternativos la estimaron en varios cientos de miles y algunos, reportaron más allá del millón de participantes. Se terminará sabiendo el número objetivamente más aproximado, pero de lo que no hay duda (las imágenes no engañan) es del carácter multitudinario y pacífico de un evento que, en su despedida, fue interrumpido por la policía, clamorosa y naturalmente abucheada por actuar, con todo descaro, como garante de los intereses de los depredadores que todavía se aferran a sus planes de genocidio y esclavitud de la Humanidad. Pero llegaron demasiado tarde, si lo que pretendían era detener el movimiento, ahora enorme bola de nieve (hecha de consciencia y empoderamiento) bajando por una cuesta cada vez más empinada, dirigida directamente al núcleo del "establishment" elitista, que aprieta como puede y sin disimulo porque sabe que ahora sus días están contados.

Se supone que las fuerzas y cuerpos de seguridad de cualquier estado deben, teoricamente, proteger al pueblo del crimen organizado y no al revés, como ha sucedido siempre. Hoy el mundo entero toma conciencia, a través del “jarabe de palo”, de que nunca hubo “democracia” ni estado ni ley que no fuera parte de la estructura para la explotación y sometimiento de los muchos por parte de unos pocos. Ojalá los uniformados rectifiquen a tiempo (personas de bien, aunque dormidas u ofuscadas, las hay en todos los oficios), porque el dominó del levantamiento mundial -frente a la tiranía genocida coronavírica- se ha puesto en marcha y no va a haber quien lo pare. Solo la acción del propio planeta Tierra y del Sol (o, eventualmente, de otros cuerpos celestes) podrían realmente parar todo (para todos) y cambiarlo absolutamente todo de la noche a la mañana. Pocos se plantean esto, pero mejor harían en tenerlo en cuenta y prepararse para lo que pudiera acontecer. Hay ciclos en todas las cosas, en el universo. Y ninguna civilización, jamás, “ha vivido para contarlo”.



Pero, en cualquier caso, los planes de la élite global están irremediablemente destinados al fracaso: creyeron que podían secuestrar a un planeta entero y a su Humanidad, pretendiendo actuar por su cuenta y al margen de la naturaleza. Tales son los delirios de quienes desarrollaron una fría y desalmada astucia que, carente de la intuición y sabiduría del corazón, los convierte en (hablando en términos de madurez de consciencia) taimados estúpidos psicopáticos con enormes recursos materiales, activos durante el tiempo que les haya dado la propia naturaleza para realizar su función. Pues nada surge ni sucede porque sí en un universo de inabarcable complejidad, Sistema de sistemas, que se mantiene en equilibrio constante y denota un orden implicado de inconcebible inteligencia y cohesión o unicidad.

La deducible función de la élite, en gran medida podría contemplarse -desde esta perspectiva- como el potente e inevitable desafío, amenaza u obstáculo que una Humanidad aborregada, desempoderada y manipulable precisaba para -sin otra alternativa- desarrollar sus recursos internos, espabilar y recuperar el sentido de valor, dignidad y desenvolvimiento irrenunciables e intrínsecos a la Vida; de manera que cada persona y colectivo comenzase a recobrar el poder que cedió o consintió en ceder a magnates, “autoridades” e instituciones que han lucido una absoluta falta de escrúpulos y desprecio por la vida, en cualquier época y lugar de los que se tenga constancia.



Pues bien, la gente de bien de este planeta, que desea vivir en paz con sus semejantes y en armonía con toda la naturaleza, está, al fin, comenzando a responder. Y no hay vuelta atrás, porque ya no puede haberla. Es a Vida o muerte. Libertad o esclavitud. Paz o violencia. Y estos dilemas totales se resuelven infaliblemente cuando la consciencia individual y colectiva se eleva hacia una perspectiva mayor que supera el antagonismo y la polaridad (perspectiva integradora, no-dual, de la que los explotadores carecen y ante la cual quedan impotentes, neutralizados). Esta disposición sabia y resolutiva la hemos visto en acción durante este 1 de agosto de 2020, con miles y miles de personas marchando de manera serena y pacífica, desde la confianza, la comprensión y el Amor; tomando en sus manos la responsabilidad por su salud, por su destino, por sus vidas. Todo es posible de este modo. LO SIENTES, SABES QUE ES ASÍ.

Y así es.

(Fuente: https://liberacionahora.wordpress.com/)

7 comentarios:

  1. Ha sido algo fantástico y emocionante. Qué gran lección de civismo y dignidad!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente noticia. Ojala se replique aunq los medios bombardean a diario su plandemia controlando la mente

    ResponderEliminar
  3. 'Las máscaras son bozales': los manifestantes se reúnen frente a la sede de la BBC y marchan hacia Downing Street después de que el gobierno del Reino Unido amplíe las órdenes de usar máscaras
    https://www.rt.com/uk/496879-london-mask-protest-bbc-downing-street/

    ResponderEliminar
  4. Aquí estamos pendientes de la champions league, cada uno a lo suyo... jugará Messi? y cosas así... Españistan

    ResponderEliminar
  5. ♎ ⚽⚽⚽⚽⚽⚽👏👏👏👏👏🤢😆

    ResponderEliminar
  6. En España nos hemos aborregado-emburrado definitivamente.

    ResponderEliminar
  7. aqui no hay huevos,solo gallinas

    ResponderEliminar