domingo, 12 de julio de 2020

CORONAVIRUS Y BLACK LIVES MATTER, TERAPIA DE CHOQUE MEDIANTE LA HISTERIA SOCIAL



La imposición de la cuarentena y los cierres a nivel nacional requirieron el consenso de la élite. No hay forma de que un proyecto de esa magnitud se hubiera podido llevar a cabo sin el apoyo casi universal de las élites del establishment y sus lacayos en la clase política.


También debe haber habido una estrategia mediática bastante detallada que excluyera las voces de los opositores mientras que, al mismo tiempo, se promovía una teoría extremadamente dudosa de la cuarentena universal que no tenía ninguna base en la ciencia, ningún precedente histórico y ninguna posibilidad de prevenir la propagación a largo plazo de la infección.

Todo esto sugiere que los confinamientos no fueron una reacción exagerada espontánea a un virus bastante leve que mata aproximadamente a 1 de cada 500 víctimas, principalmente ancianos y enfermos, sino un plan exhaustivo y minuciosamente estudiado para imponer una "terapia de choque" a la economía estadounidense (y otras) con el fin de lograr las ambiciones estratégicas a largo plazo de las élites de la clase dirigente. Como opinó un funcionario sarcástico, "Nunca desperdicies una crisis".

Estaba claro desde el principio, que los cierres iban a tener un efecto catastrófico en la economía, y así ha sido. A día de hoy, 30 millones de personas han perdido sus empleos, decenas de miles de pequeñas y medianas empresas han sido cerradas, el PIB del segundo trimestre ha caído en picada -45,5 por ciento (Reserva Federal de Atlanta), y la economía ha experimentado la mayor conmoción de la historia. Aun así, los expertos de los principales medios de comunicación se mantienen firmes en su oposición al levantamiento de los cierres o a la modificación de los edictos de la ley marcial médica que han sido impuestos arbitrariamente por gobernadores, principalmente liberales, en todo el país. ¿Por qué? ¿Por qué los llamados "expertos" se oponen a una política tan poco clara cuando saben el sufrimiento que va a causar a la gente trabajadora común? ¿Y por qué los medios de comunicación han seguido atacando a países como Suecia, que se limitaron a adoptar un enfoque más convencional en lugar de imponer un bloqueo total?

Los líderes y epidemiólogos suecos no eran conscientes de que la adopción de su propia política sería vista por sus señores globales como una señal de desafío, pero así fue. Las élites han decidido que no puede haber ningún desafío a su estúpido modelo de bloqueo, por lo que Suecia tuvo que ser castigada y ridiculizada. El tratamiento de Suecia subraya aún más el hecho de que la política de bloqueo (y la destrucción de la economía de EE.UU.) no fue un acto aleatorio e impulsivo, sino una parte de un plan más amplio para reestructurar la economía para servir mejor a los intereses de las élites. Eso es lo que realmente está pasando. Los confinamientos están siendo utilizados para "reajustar" la economía e imponer un nuevo orden social.


¿Pero por qué los mandarines corporativos aceptarían un plan que redujera sus ganancias y destripara la rentabilidad a corto plazo?

¿Por qué? Por el mercado de valores. El reciclaje de las ganancias en activos financieros ha reemplazado a la venta de productos como el principal motor de las ganancias. Como habrán notado, tanto la Fed como el Tesoro de los EE.UU. han tomado medidas sin precedentes para asegurar que los precios de las acciones sólo suban. Hasta la fecha, la Fed y el Tesoro han comprometido 8 billones de dólares para respaldar las áreas más débiles del mercado en un esfuerzo por inundar el mercado con liquidez. "Respaldo" es una palabra inocua que los analistas utilizan para ocultar lo que realmente está pasando, es decir, la Fed está "fijando los precios", comprando billones de dólares de deuda corporativa, ETF, MBS, y bonos del Tesoro de EE.UU. para mantener los precios artificialmente altos con el fin de recompensar a la clase inversora a la que sirve en secreto. Es por eso que las corporaciones y los gigantes de la tecnología no están preocupados por la vasta devastación que se ha infligido a la economía. Seguirán obteniendo grandes beneficios a través del mercado de valores mientras la economía real se hunde en un coma a largo plazo.

Además, cuando se levanten los cierres, estas mismas corporaciones verán una oleada de consolidación provocada por la destrucción de muchas industrias pequeñas que no pudieron sobrevivir a la crisis. Sin duda, la expansión de los tenaces monopolios de Estados Unidos fue un factor importante en el cálculo para hacer estallar la economía. Mientras tanto, la profundización de la caída creará indudablemente una clase baja permanente que trabajará ansiosamente por una miseria de lo que ganaban antes del crack. Así que, ahí lo tienen: Rentabilidad, consolidación y mano de obra barata. ¿Por qué no les encantaría a los jefes de las corporaciones la idea de hacer caer la economía? Es una situación en la que ellos sólo pueden ganar.

Deberíamos haberlo visto venir. Ha estado claro desde el fiasco del Russiagate que las elites se habían establecido en una forma más agresiva de control social a través de una continua desinformación presentada en los titulares de las noticias y basada en acusaciones falsas de fuentes anónimas, ninguna de las cuales fue identificada, y ninguna pudo ser verificada. Los medios de comunicación continuaron esta rampante campaña de saturación sin pausa y sin la más mínima vacilación, incluso después de que sus afirmaciones principales se expusieran como mentiras. Si usted es un liberal que ve los canales de cable liberales o lee el New York Times, puede que todavía no sepa que la afirmación central de que los correos electrónicos fueron robados del DNC por Rusia (o por cualquier otra persona) no sólo ha sido refutada, sino también que Mueller, Comey, Clapper, etc. sabían que la historia era falsa allá por el 2017.


Pensemos al respecto por un minuto. Todos sabían que era una mentira después de que el equipo de seguridad cibernética (Crowdstrike) que inspeccionó las computadoras del DNC testificara que no había evidencia de que los correos electrónicos hubieran sido "exfiltrados". En otras palabras, no había pruebas de que los correos electrónicos fueran robados. No había justificación para la investigación de Mueller porque no había pruebas de que los correos electrónicos de la DNC hubieran sido pirateados, descargados o robados. Todo el asunto fue un engaño desde el principio.

No hay manera de exagerar la importancia de estos recientes hallazgos, de hecho, nuestra comprensión del Russiagate debe aplicarse a los confinamientos, las protestas de Black Lives Matter y otras operaciones psicológicas que aún se están realizando. No solo es fundamental comprender que las acusaciones se basaban en afirmaciones falsas (y lo eran), sino que un gran número de funcionarios de alto nivel de las fuerzas del orden (FBI), los organismos de inteligencia, los medios de comunicación y la Casa Blanca sabían con absoluta certeza que las afirmaciones eran falsas (a partir de 2017), pero siguieron propagando historias falsas, espiando a los miembros de la nueva administración y utilizando las herramientas que disponían para derrocar a un presidente electo. Los culpables de este ardid nunca han admitido su culpabilidad ni han cambiado su argumento ficticio que sigue apareciendo habitualmente en los medios de comunicación hasta el día de hoy. Lo que podemos deducir de este incidente, es que hay un vasto estado secreto operando dentro del gobierno, los medios de comunicación y el DNC, que no acepta nuestro sistema de gobierno, no acepta los resultados de las elecciones, y mentirá, engañará y robará para lograr sus nefastos objetivos. Esa es la lección del Russiagate que debe aplicarse tanto a los confinamientos como a las protestas de Black Lives Matter. Son sólo la siguiente fase de la actual guerra contra el pueblo estadounidense.


Los cierres son una versión americanizada de la "Doctrina del Shock", es decir, el país ha sido empujado a una grave crisis que dará lugar a la aplicación de políticas económicas neoliberales como la privatización, la desregulación y los recortes de los servicios sociales. Muchos de los gobernadores liberales ya han llevado a sus estados a la bancarrota, asegurándose de que los presupuestos tendrán que ser recortados, se perderán más empleos, se reducirán los fondos para la educación y la infraestructura vital, y se reducirá drásticamente la asistencia a los pobres y necesitados. El cierre de la economía de los EE.UU. creará una catástrofe como nunca antes se ha vista en los Estados Unidos. Los bonos del Tesoro de los EE.UU. probablemente perderán su estatus de libre de riesgo mientras que los días del dólar como "moneda de reserva mundial" probablemente estén contados. Ese "privilegio exorbitante" se basa en la confianza, y la confianza en el liderazgo de los EE.UU. está en su punto más bajo de la historia.

No es sorprendente que las protestas de "Black Lives Matter" hayan tenido lugar al mismo tiempo que los encierros. El saqueo, los disturbios y las profanaciones de estatuas proporcionaron el golpe perfecto para aquellos que ven alguna ventaja táctica en la intensificación de la ansiedad pública, exacerbando las tensiones raciales y dividiendo al país en dos campos de batalla. Dividir y conquistar sigue siendo el modus operandi de los imperialistas en todas partes. La misma regla se aplica aquí. Aquí hay más antecedentes de un artículo en el Off-Guardian:

"No es coincidencia que otro grupo de activismo financiado por Soros, Black Lives Matter, haya desviado la atención del impacto que tuvo el confinamiento en los derechos humanos fundamentales de miles de millones de personas, utilizando los métodos fiables de divide y vencerás, para poner de relieve la difícil situación de estratos específicos de la sociedad, y no de todos.

Vale la pena señalar que la actividad de BLM aumenta cada cuatro años. Siempre antes de las elecciones en los EE.UU., ya que los afroamericanos constituyen un importante segmento social de los votos demócratas. Los mismos demócratas que juegan en ambos lados como cualquier jugador inteligente lo haría. Los Clinton, por ejemplo, invierten en el socio de BLM, los "antifascistas" ANTIFA, mientras que el mentor de Hilary Clinton (y mejor amigo) fue el ex-líder del KKK Robert Byrd.

BLM es un evento masivamente exagerado, hecho por la TV y politizado, que satisface el apetito populista y escapista de la gente. Cegándolos de su verdadero llamado a las armas en defensa de los derechos universales de todos. Aprovechando la agresión acumulada por los jóvenes... Y armando al tigre encerrado en una jaula de aturdimiento durante 3 meses, y desatado por los titiriteros como una horda...



Como regla general, es seguro asumir que si un movimiento social tiene el respaldo de la gran industria, la gran filantropía o la gran política, entonces sus ideales van en contra del empoderamiento de los ciudadanos". ("La cooptación del activismo por el Estado", Off-Guardian)

Las protestas de Black Lives Matter proporcionan otra desviación significativa de la destrucción masiva de la economía de los Estados Unidos. Este plan básico se ha utilizado eficazmente muchas veces en el pasado, sobre todo en el año siguiente a la invasión de Irak. Algunos lectores recordarán cómo los militantes iraquíes lucharon contra las fuerzas de ocupación estadounidenses tras la invasión de 2003. La escalada de violencia y el aumento de la cifra de muertos crearon una pesadilla de relaciones públicas para el equipo de Bush que finalmente se decidió por un plan para aplastar la resistencia, armando y entrenando a los escuadrones de la muerte chiitas. Pero los Bush querían confundir al público sobre lo que realmente estaban haciendo, así que inventaron una narrativa sobre una "guerra sectaria" que pretendía desviar la atención de los ataques a los soldados estadounidenses.

Para hacer la narrativa más creíble, los agentes de inteligencia de EE.UU. idearon un plan para volar el sitio religioso más sagrado de los chiitas, la Mezquita Cúpula Dorada de Samarra, y culpar a los extremistas suníes. El incidente fue utilizado para convencer al pueblo estadounidense de que lo que estaba ocurriendo en Irak no era una guerra por la ocupación extranjera, sino un amargo conflicto sectario entre suníes y chiitas en el que EEUU era sólo un árbitro imparcial.


El asesinato de George Floyd ha sido utilizado de la misma manera que la explosión de la mezquita. Crea una narrativa creíble para protestas masivas y coordinadas que tienen poco que ver con la injusticia racial y más con desviar la atención de la destrucción de la economía, y sembrar la división entre el pueblo estadounidense. Este es un ejemplo clásico de cómo las elites utilizan los mitos y los medios de comunicación para ocultar sus problemas, y escapar de cualquier responsabilidad por sus acciones.

Echa un vistazo a este extracto de un artículo de Carlo Caduff, un académico del King's College de Londres, en una revista llamada Medical Anthropology Quarterly. Se titula "Lo que salió mal: Corona y el mundo después del punto final":

"En todo el mundo, la pandemia desató anhelos autoritarios en las sociedades democráticas permitiendo a los gobiernos aprovechar la oportunidad, crear estados de excepción e impulsar las agendas políticas. Los comentaristas han presentado la pandemia como una oportunidad para que Occidente aprenda el autoritarismo de Oriente. Esta pandemia corre el riesgo de enseñarle a la gente a amar el poder y a exigir su aplicación meticulosa. Como resultado de las imprevisibles consecuencias sociales, políticas y económicas de las graves medidas actuales, los gobiernos de todo el mundo han lanzado facturas de "estímulo" récord que cuestan billones de dólares, libras, pesos, rand y rupias ...

Los billones que los gobiernos están gastando ahora en paquetes de "estímulo" superan incluso a los de la crisis financiera de 2008 y tendrán que ser pagados de alguna manera. [...] Si las políticas de austeridad del pasado están en la raíz de la crisis actual, con los sistemas de atención de la salud desbordados en algunos países, el rápido aumento de la deuda pública está creando las condiciones perfectas para una mayor austeridad en el futuro. La respuesta a la pandemia tendrá importantes repercusiones en la financiación pública de la educación, el bienestar, la seguridad social, el medio ambiente y la salud en el futuro". (Lockdownskeptics.org)

Esto es precisamente lo correcto. El país se ha sumido deliberadamente en otra Gran Depresión con la clara intención de imponer duras medidas de austeridad que destriparán la Seguridad Social, el Medicare, el Medicaid y cualquier otro programa de la red de seguridad social que beneficie a los trabajadores ordinarios, a los jubilados o a cualquier otra persona. Nada de esto es aleatorio, espontáneo o improvisado. Todo está sacado de un Libro de Jugadas Imperial de siglos de antigüedad que está siendo usado por las élites mafiosas para implementar su plan final para EEUU: Derribar las estatuas, destruir los iconos y símbolos, reescribir la historia, aplastar la resistencia populista, crear una clase baja permanente que trabaje por centavos de dólar, enfrentar a un grupo contra otro incitando al odio racial, la polarización política y la guerra fratricida, promover a los vándalos que queman y saquean nuestras ciudades, atacar a cualquiera que diga la verdad, y ofrecer apoyo ilimitado al partido que se ha alineado con las agencias corruptas de Intel, los medios de comunicación traidores, el siniestro estado profundo, y las elites tiránicas que están decididas a controlar todas las palancas del poder estatal y aplastar a cualquiera que se interponga en su camino.

Mike Whitney
(Fuente: https://www.unz.com/; traducción: https://es.sott.net/)

2 comentarios:

  1. Vamos a ver cosas que jamás se hubieran imaginado, mientras seguiremos debatiendo, discutiendo y enfrentados entre nosotros como si fuéramos el enemigo a batir, incluso en medios alternativos entre nosotros nos vemos como enemigos y criticando datos o comentarios en vez de estar unidos contra los que provocan de verdad como nos vemos, somos sus empleados en todos los sentidos por eso siempre ganan sus batallas, solo deseo a todos suerte, vienen curvas y nos han dejado sin frenos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, y ponte el cinturón.

    ResponderEliminar