jueves, 17 de octubre de 2019

"ORDO AB CHAOS": LA CRISIS DE CATALUÑA, PARTE DE LA ESTRATEGIA DE LA ÉLITE



A raíz de los últimos acontecimientos vividos en Cataluña, rescatamos un artículo de Andrei Kononov del 22 de septiembre de este año que quizá pueda ayudarnos a entender lo que se puede estar cociendo entre bambalinas.

Ya está decidido. Los poderes fácticos del establishment, el corrupto y traidor Deep State del Régimen del 78, cree que ha llegado el momento de lavar la imagen de estos 40 años de impostura e inaugurar una nueva etapa en el irreversible proceso de desintegración nacional que tanto interesan a los poderes financieros y supranacionales que oprimen sin piedad al pueblo español.

El objetivo que estas élites han prefijado no es otro que el de provocar las condiciones para una Segunda Transición que desembocaría en la modificación del modelo territorial de nuestro país a través de un proyecto de «Monarquía Federal» que, de consumarse, debilitaría exponencialmente la autoridad política representada por el gobierno central, que tras la mencionada reforma quedaría a merced de las grandes corporaciones y los poderes supranacionales de la Unión Europea.

Para ello, han decidido escenificar una crisis de Estado motivada por un supuesto «bloqueo político» que en estos días paraliza y mantiene en vilo al país, el cual no es más que un burdo montaje urdido por los líderes de los tres partidos llamados «constitucionalistas» (que no españolistas, ya que no hay nada más antiespañol que la sacralizada Constitución del 78): Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Casado. Casualmente, estos tres líderes han acudido en diferentes ediciones a las reuniones del Club Bilderberg, cónclave anual donde los dirigentes políticos son llamados a filas para recibir órdenes directas del poder económico y financiero global.

Detrás de esta aparente «ausencia de consenso» orquestada para hacer inviable cualquier tentativa de formar un gobierno estable y poner en marcha la legislatura (forzando con ello la intervención del Rey), se halla la agenda marcada por un selecto grupo de dirigentes alineados con los intereses de las más importantes empresas del IBEX y de las élites que rigen los designios de la Unión Europea, así como de importantes multinacionales extranjeras (principalmente de EE.UU.). Se trata del Círculo de Empresarios, que desde al menos 2016 clama sin cesar por una «gran coalición» formada por PP, C's y PSOE. Curiosamente, este influyente think tank es el que también viene promoviendo una reforma  de la Constitución, para la cual sería necesario contar con el apoyo de mayorías reforzadas, una circunstancia que sólo podría cuajar con la fórmula de gobierno que defiende este poderoso lobby empresarial.

No olvidemos que el Círculo de Empresarios publicó en 2017 un manifiesto para exponer su visión sobre un conflicto de Cataluña que por entonces vivía sus momentos álgidos, donde dicha organización expresó su voluntad de acometer en España «grandes reformas» estructurales, destacando en primer lugar la de «la financiación de las Comunidades Autónomas y su mejor encaje en el ordenamiento constitucional». Sin duda, toda una declaración de intenciones que deja entrever cuáles son sus prioridades para el futuro que nos aguarda. Junto a ellos opera el no menos influyente Cercle d' Economia, sin duda el lobby más importante del empresariado catalán que no hace mucho también ha exigido «descentralizar más España» para solucionar los problemas territoriales que aquejan a nuestra nación.

Claro que esta Transición cuidadosamente diseñada por estos plutócratas sin escrúpulos, y que en buena medida supondrá la culminación de la que ya sufrimos 40 años atras (y de aquellos polvos, estos lodos), precisará de la entrada en escena de un líder carismático, con aires tecnócratas y de prestigio internacional, que haya sido previamente encumbrado mediáticamente por los voceros del actual Sistema por su incólume neutralidad y sólida moderación, así como por su aséptico sentido de Estado: ese líder no puede ser otro que Manuel Valls, un político de corte europeísta que cumple a la perfección con esos requisitos.

Y es que, en efecto, Valls es la figura estelar que ha de ser elegida 'a dedo' por el actual Jefe del Estado (no por los votos del pueblo) para dirigir al país en tiempos convulsos (ya sea ocupando la inédita figura de mediador o facilitateur a las órdenes de Felipe VI) y que el Deep State viene cocinando a fuego lento, en secreto y con especial alevosía. Un personaje de biografía más que inquietante que desde que llegó a España de la mano de Societat Civil Catalana (plataforma que es financiada por el Círculo de Empresarios a través de la Fundación Joan Boscá, tal y como desvelé en su día) no ha cesado de repetir la conveniencia de un «gran pacto de Estado» entre las tres principales fuerzas constitucionalistas.

Ahora bien, ¿cuál es el proyecto concreto que Valls tiene en mente? ¿Qué clase de reformas pretende llevar a cabo en España? Un buen indicio de cuáles son sus planes podemos deducirlo en la noticia que Crónica Global publicó en julio del año pasado y en donde se relata la comparecencia del ex Primer Ministro francés en un seminario que tuvo lugar en Santander junto a Joaquim Coll y el por entonces Ministro de Exteriores (y actual máximo responsable de la diplomacia europea) Josep Borrell. Según la crónica que Manuel Manchón realizó de aquel evento:

«Manuel Valls, ex primer ministro francés. Relajado. A su lado Josep Borrell, ministro de Exteriores, también en disposición de expresar todo aquello que ha ido madurando en los últimos meses. El marco una sala repleta, en la UIMP, en Santander, en el seminario Anatomía del Procés organizado por la Fundación Joan Boscà. Y una primera declaración para quien quiera leer entre líneas: "Yo no soy un jacobino, entré en el Partido Socialista Francés de la mano de Michel Rocard, identificado con la corriente girondina.»

Más adelante, Manchón describe un suceso que ha pasado desapercibido para la mayoría de periodistas pero que, mirado con lupa, nos adelanta algunas claves sobre cómo planea Valls enfocar el desafío independentista en Cataluña:

«Valls, en cambio, se guardó un mensaje, aunque fue producto de una pregunta de los asistentes al seminario, sobre su posible candidatura por Barcelona. No concretó nada, pero señaló, en relación a la necesidad de llegar a acuerdos para completar, en clave federal, como reivindicó Borrell, el Estado autonómico español, que "a veces el PP, PSOE y Ciudadanos coinciden en muchas cosas, pueden acordar cuestiones que son positivas para todos, el problema es que ellos mismos no lo saben".

Un dato muy interesante es que algunos meses después de la llegada de Valls a la política española, aterrizó en Barcelona otro francés, el filósofo Bernard Henri Levy (BHL), también de la mano de Societat Civil Catalana y bajo la excusa de presentar su obra de teatro 'Looking for Europe', en la cual proclama la necesidad de una alianza entre populares, liberales y socialdemócratas europeos para construir las bases de los futuros 'Estados Unidos de Europa' y frenar así el ascenso de los nacionalismos y populismos en todo el continente. Se trata de un intelectual conocido en Francia por haberse convertido en el oficioso «Ministro de la Guerra» de Nicolás Sarkozy, así como por su indisimulado sionismo y euroatlantismo, además de por ser el más fiel escudero ideológico de Manuel Valls durante su mandato en Francia, un Valls que mostraría su compromiso con su prolífico compatriota y hagiógrafo asistiendo a este evento organizado por SCC en primera fila.

Semanas más tarde, BHL reunió al establishment político y financiero en la presentación de su obra en Madrid , acompañándose de dos invitados de lujo: Félix Revuelta, el empresario de Naturhouse (que es uno de los principales financiadores de SCC), y el siempre polémico periodista Pedro Jota Ramírez, conocido por defender con insistencia la necesidad de un gran pacto entre el PP, el PSOE y C's. Claro que BHL no desaprovechó su visita a la capital para acercarse al plató de uno de los principales canales de televisión españoles, La Sexta, donde explicó con pelos y señales cuál era, a su entender, la fórmula ideal para que España pudiese sortear la situación de ingobernabilidad en la que ya por entonces se hallaba inmersa:

«Creo que la mejor manera de que España pueda tirar hacia adelante es que ustedes, que tienen tres partidos constitucionales (el PP, Ciudadanos y el PSOE) se imaginen por un minuto que, ya sea por uno, dos o tres años, los tres decidieran juntarse (sin abandonar sus opiniones y sus diferencias) para tratar de afrontar, por una duración limitada, las reformas que necesita España.»



Aquí BHL prefirió no concretar a qué clase de «reformas» se estaba refiriendo, pero sobre Casado, Rivera y Sánchez el filósofo proclamó que:

«Los tres son hombres de buena voluntad, los tres son hombres honestos que están siendo amenazados a izquierda y derecha por los populismos de Vox y Podemos».

No cabe duda que detrás de estas palabras de Bernard Henri Levy, así como de Manuel Valls, Pedro Jota Ramírez o incluso de los dirigentes de Societat Civil Catalana (cuyo actual presidente, Sánchez Costa, no sólo defiende la necesidad de un «pacto de Estado» entre las fuerzas constitucionalistas para Cataluña, sino que también ha protagonizado en los últimos meses un más que inquietante giro catalanista en su discurso), se halla la presión de los lobbys que actúan al servicio de los principales poderes corporativos y empresariales de nuestro país.

Dicha presión también ha influido de manera decisiva para que el presidente en funciones se haya negado en redondo a pactar ningún acuerdo de gobierno con Unidas Podemos, un partido que desde su nacimiento ha cumplido una impagable función de disidencia controlada, y que tras ser encumbrado durante años por el Sistema con la misión encubierta de liquidar a Izquierda Unida (objetivo que hoy parece más que consumado), ahora sufre la traición de sus antiguos valedores, encaminándose hacia su ocaso e irrelevancia política después de constatarse que, como muchos ya intuían, el partido socialista jamás permitirá que alcance puestos de gobierno. Seguramente es esta traición (acompañada de la desvergonzada promoción de Íñigo Errejón como nueva alternativa socialdemócrata a la izquierda del PSOE, una operación cuyo principal cometido es el de apuntalar la actual parálisis política al fraccionar el voto en el bloque de izquierdas) la que en buena medida explica que el eurodiputado podemita Miguel Urbán haya decidido desvelar en TV3 el plan de Pedro Sánchez tras las elecciones del 10-N, el cual consiste en pactar con el PP y C's para emular así la coalición que el PSE forma con los populares y liberales en el Parlamento Europeo ... Una maniobra centrista que también en estos días está siendo denunciada a los cuatro vientos por otros despechados líderes izquierdistas como Felipe Alcaraz.

Tampoco parece casual que, en previsión de estos acontecimientos que parecen encaminar a España hacia un futuro federalizante, Pedro Sánchez eligiese nada menos que al filósofo Manuel Cruz para ocupar la presidencia del Senado, ya que se trata del fundador y primer presidente de Federalistes d' Esquerres, un think tank vinculado al PSC del cual ya nos ocupamos en un artículo anterior. Se da la curiosa circunstancia de que el señor Cruz, que ya ha expresado su intención de reformar el Senado en cuanto arranque la legislatura, ha sido acusado de cometer diversos plagios en varias obras de su autoría, lo que al parecer no le ha supuesto mayores contratiempos a la hora de seguir ejerciendo su cargo como cuarta autoridad del Estado... Al menos de momento.


Es necesario, además, insistir en que la coalición de los tres partidos constitucionalistas se producirá pase lo que pase y con total seguridad, no importa cuál sea el resultado de las elecciones del 10N, ni tampoco si el PP y C's deciden presentarse bajo la fórmula de España Suma o si concurren por separado. Que el partido de Pablo Casado no tendrá problemas en coaligarse finalmente con los otros dos partidos que componen el «núcleo duro» del Sistema lo podemos comprobar en un revelador documento interno disponible en la web de esta formación, que bajo el título de «Coincidencias PP-PSOE-C's» afirma de manera contundente que las tres formaciones «comparten principios y prioridades esenciales para el interés general de los españoles». También este texto señala que en el llamado «pacto del abrazo» formalizado entre PSOE y C's en 2016 «se concretan planteamientos y propuestas que, en bastantes casos, resultan coincidentes o coherentes con los del Partido Popular». Entre las numerosas coincidencias que dicho documento desgrana pormenorizadamente, figura nada menos que la de la «Reforma del modelo de financiación autonómica» (página 5), en una clara alusión al Estado Federal que Sánchez y Rivera pactaron por aquellas fechas.

En cuanto a la figura del Rey, todo indica que su acercamiento a los poderes económicos lo convierten en un dócil instrumento de las oligarquías que aceptará sin rechistar esta 'Segunda Restauración borbónica' a cambio de que la Monarquía mantenga la mayoría de sus privilegios (quizá con la excepción de renunciar a su condición de inviolabilidad). De hecho, el propio monarca se mostró partidario de reformar la Constitución siempre y cuando, claro está, existiese el consenso necesario ... Una búsqueda de consenso que, tras el insólito espectáculo de cuatro votaciones fallidas, aparece ahora ante los ojos de los españoles como una urgente obligación para no poner en serio riesgo la estabilidad del país.

No nos engañemos. La reforma de la Constitución que se dibuja en el horizonte como solución a la artificial «crisis de Estado» (una pantomima a todas luces creada ad hoc), se nos presentará a los españoles como necesaria e incluso inevitable para normalizar y actualizar el funcionamiento institucional del régimen, siendo el debate sobre la modificación de la Ley Electoral sólo el primer detonante que se encargará de «abrir el melón» de una revisión en profundidad de la Carta Magna que ha sido planeada décadas atrás. Tratarán de incluir en ella nuevos derechos y normativas, sobre todo las relacionadas con la ideología dominante (feminismo, ecologismo, derechos digitales, etc.). También puede que se añadan algunas reivindicaciones sociales ante la grave crisis económica que se avecina, como el blindaje de las pensiones, pero todo ello como parte del envoltorio que encubrirá una gran traición, el «caramelo envenenado» destinado a que el pueblo español trague con la fragmentación de nuestra nación, y sobre todo, la liquidación total de su soberanía, que quedará definitivamente a merced de los mercados financieros y de la Unión Europea (recuerden las palabras de Pedro Sánchez nada más acceder a la Moncloa: «Europa es nuestra nueva patria»), o más exactamente, del proyecto de Europa de las Regiones, tal y como el propio Sánchez se encargó de recalcar en su último discurso de investidura fallido.



Esta y no otra es la verdadera hoja de ruta esclavizante que ha sido proyectada por las élites partidarias de la globalización, y que con el tiempo impondrán con paso lento pero seguro, ya que cuentan con el beneplácito de casi todo el espectro político y mediático. Y cómo no, exactamente igual que sucedió cuarenta años atrás, tratarán de vender esta Transición como la culminación de «un nuevo triunfo de la democracia, que sólo fue posible merced a la «admirable capacidad de reconciliación del pueblo español»... De un pueblo español que tiene poco de lo primero y casi nada de lo segundo, dado que se muestra completamente incapaz de ejercer su soberanía y reaccionar frente a la amenaza que se cierne, cada vez más aletargado y sometido a los poderes hegemónicos que imperan con mano de hierro en la incipiente era de la mundialización.

Andrei Kononov
(Fuente: AZ periodistas)

3 comentarios:

  1. lo que hay detrás de esta conspiración de las elites burguesas en el reino de España para modificar con una segunda transición la Constitución es adaptarse a las exigencias de la UE para construir la Europa de las Regiones como eufemísticamente la denominan o Europa de los pueblos como dirían los troskos,los social-fascistas y los abertchales,esa Europa de los pueblos es una vieja aspiración del nazismo alemán,para construir la UE de als regiones necesitan de destruir la naciones políticas nacidas en el siglo XIX,herederas muchas de ellas de las naciones históricas.

    https://guerrasposmodernas.com/tag/europa-de-los-pueblos/

    Hablando en plata,significa la balcanizacion encubierta de España,Francia,Italia,Portugal y el Reino Unido,dejando a Alemania intocable como centro de poder al mando de unos reinos de taifas medievales en pleno siglo XXI, es volver a la alta edad media o sea en esencia neofeudalismo,pequeñas naciones que no dispondrán de un PIB suficiente como para manutener un ejercito fuerte por ende mas dependientes de la fuerza bruta de la OTAN, tampoco dispondrán de los recursos necesarios para mantener una economía medianamente autosuficiente ,lo que los hará aun mas esclavos de las políticas económicas imperialistas de las naciones fuertes como Alemania o EEUU y sus multinacionales.

    El monarca es un muñeco de paja que puede tener su opinión pero que no tiene poder efectivo,incluso con las reformas de Aznar el ejercito se ha convertido en un cuerpo de mercenarios al servicio de la burguesía,el rey sirve a los intereses de la burguesía que es la que gobierna el Estado español desde la constitución de este país como nación política en el sgilo XIX, los británicos como buenas ratas son las primeras en abandonar el barco de la UE para no convertirse en provincias del reich alemán,es por eso que la corona británica esta promoviendo el Brexit,ya que los reyes de Inglaterra si que tienen mucho mas poder efectivo que el borbón en la política nacional.

    Los traidores dentro de nuestro país están promoviendo una falsa federalizacion, España ya es un estado federal pero no se le puede llamar así porque no existen los reinos federales, así que contamos con un sistema análogo al federal pero dentro de una monarquía, si el rey traga con esa reforma perderá la corona,un rey sin reino, ya que se trata de una reforma para implementar un sistema CONFEDERAL una nación de naciones donde cada burguesía periférica constituirá con un estado propio,las diferencias entre estado federal y confederal son claras,pese a que ahora el poder intentara confundir los términos en sus altavoces mediáticos para manipùlar a la población española.

    Los países federales son aquellos en los que hay una descentralización del poder, este está repartido entre una Administración Central y las territoriales, se llamen estas estados,regiones o comunidades, que tienen asumidas competencias para gobernar los asuntos correspondientes a cada territorio, pero el Gobierno Central conserva la soberanía nacional y las competencias y los recursos necesarios para garantizar la igualdad de todos los ciudadanos y la solidaridad interterritorial, ergo nuestro sistema territorial es análogo al federal y no necesita ninguna reforma.

    A diferencia del modelo Confederal,donde las Confederaciones, son naciones formadas por territorios con soberanía propia que lo que hacen es ceder parte de las competencias de cada territorio para que sean administradas por un gobierno común, pero las competencias fundamentales y las decisiones últimas de temas importantes corresponden a cada territorio,este es el modelo a instalar con la reforma de la Constitución en ciernes ya que los vasquistas y catalanistas no van a ceder parte de sus privilegios ya obtenidos previamente con el estado autonómico al estado central para que este sea viable.

    continua...

    ResponderEliminar
  2. segunda parte...


    En Yugoslavia que tenia un estado débil y muy deficiente debido a las peregrinas ideas de Tito sobre el socialismo, los imperialistas instalaron a través del cabildeo y el soborno a un cuerpo de ejercito político imbricado dentro de las instituciones federales yugoslavas al caer la URSS Yugoslavia quedo sola a merced de los buitres imperialistas que le pasaron factura y la despedazaron principalmente por no disponer de un estado fuertemente centralizado, en primer lugar le negaron los prestamos necesarios al estado yugoslavo para salir de la crisis económica,sin embargo no tuvieron ningún reparo en prestar dinero a las diferentes repúblicas de la federación,así provocaron la secesión de esas repúblicas a las que armaron hasta los dientes,para agredir al estado yugoslavo y al ejercito federal ,provocando su independencia por la fuerza bruta y apoyados por Berlin y los EEUU, repúblicas etnicistas que proclamaron su superioridad racial sobre los serbios que vivían en esos territorios desde hacia siglos, provocando un genocidio y un éxodo en la krajina donde los serbios que vivían en esa fueron expulsados con lo puesto teniendo que dejar atrás sus anteriores vidas sus trabajos sus casas y gran parte de sus pertenencias, por otra parte Eslovenia proclamo en su constitución que el estado esloveno es la patria de los eslovenos únicamente, dejando a la minoría serbia y otras sin derechos considerandos como extranjeros, y el catalanismo sigue esos mismos principios y pautas etnicistas racistas e imperialistas aunque luego como buenos hipócritas se ocultan detrás de bonitas y amables palabras para esconder sus verdaderas intenciones que no son otras que las de construir un reino de ensoñacion que nunca existió pues cataluña no fue nunca ni nación ni reino ni nada...unos pequeños condados de la marca hispánica absorbidos por el reino de Aragon en el siglo XI y que tenían como lengua vehicular un dialecto derivado del provenzal,esos que hoy quieren anexionares (aschlund) a Valencia y a las Islas Baleares ,y a los que están invadiendo culturalmente con su gramática de Pompeu y Fabra para destruir la diversidad lingüística en esas regiones de España,tanto el mallorquín como el Valenciano son reconocidos como lenguas del estado español, el Valenciano es un dialecto derivado del Occitano, el lemosín, no del provenzal pero al que se le ha contaminado con catalanismos, el Valenciano si que tuvo naturaleza de lengua oficial y tenia su propia gramática definida,su literatura y universidades, es mas gran parte de la cataluña occidental aun habla valenciano.

    https://www.tabarnia.org/web/wp-content/uploads/mapa-paises-catalanes-lengua-tabarnesa.jpg

    continua...

    ResponderEliminar
  3. tercera parte...


    Y el catalán moderno es un recreación romántica del viejo lenguaje valenciano ,en el siglo XIX la burguesía catalana recrea sus ensoñaciones cuando Prat de la Riba encarga a Pompeu y Fabra la fabricación de la lengua catalana. En 1912 se publica la primera gramática catalana independiente de la valenciana, mezcla de arcaísmos, valencianismos, galicismos y palabras inventadas por Fabra. La pretensión de imponer esta jerga o esperanto catalán a valencianos y mallorquines para amalgamarlos en un aberrante reino de “Países Catalanes”, responde a un chauvinista deseo catalán de dominar estas dos regiones que acumulan el 75% de la riqueza nacional.Es la razón por la que recrean una nueva historia, una nueva literatura y una nueva lengua para dar carta de naturaleza a la Gran Cataluña, y así anexionares por la cara el Reino de Valencia y las Baleares. Y en Valencia ya tenemos un quinta columna política catalanista llamada Compromis que muy ufanos el otro día publicaron un mapa de la futura euro-región que es un calco de los sueños calientes y húmedos de la gran cataluña...

    https://fotos00.levante-emv.com/2019/09/21/690x278/mapaeuroregion.jpg

    ...donde la diversidad lingüística necesaria con España desaparece dentro de sus territorios sustituida por la normalización del catalán por pelotas a todos sus habitantes,como vemos la ley del embudo lo ancho para mi lo estrecho para los demás eso si con unas de dotes cinismo y victimismo donde la zorra acusa a las gallinas de comerse los pollos.


    saludos.

    ResponderEliminar