miércoles, 6 de febrero de 2019

¿QUIÉN AGREDE A LAS MUJERES?


Ojalá no sucediera, pero sucede. Y cada vez más.

Nos dicen que hay una guerra contra las mujeres y que los culpables son los hombres, en genérico.

El varón es anatemizado y culpado por cada cobarde agresión, cada intolerable violación, cada trágico asesinato.

Pero si miramos de cerca lo que está sucediendo resulta que los hombres que cometen violencia contra la mujer tienen en su mayoría un patrón que les define, y frente al cual los medios mayoritarios y la ideología de odio en que se ha convertido el feminismo hegemónico prefieren no darse por enterados. Los profesionales de la culpabilización colectiva han elegido ya el "cabeza de turco": el hombre español, heterosexual, masculino ("tóxicamente" masculino, en la farisea terminología al uso), y preferiblemente arraigado, conservador y creyente.

Hay quien sostiene esta burda tergiversación sin que se le
caiga la cara de vergüenza
Solo que mirar de cerca la realidad desmiente radicalmente esa proyección. La verdad no es la que el maquiavelismo "de género" querría, sino otra más incómoda, ante la que se resisten con uñas y dientes con los consabidos eslóganes autistas: "los agresores son hombres, y punto", porque "están programados por el pérfido heteropatriarcado para hacer lo que hacen".

Si existe ese indefinido y espectral patriarcado, ¿dónde se da? ¿qué culturas proclaman la inferioridad de la mujer respecto al varón? No, desde luego, en una España donde la igualdad legal es un hecho, y donde un cierto machismo residual, torpe y acomplejado, va quedando cada vez más en evidencia, donde no es la coacción legal, sino la educación, el ejemplo y el debate bien articulado lo que puede cambiar las mentalidades, pese a que haya quien prefiera volver al totalitarismo de la penalización del piropo, decretada durante la dictadura de Primo de Rivera, o el agravante de "desprecio de sexo" con que la legalidad franquista pretendía proteger a la mujer (sí, así de "progresistas" son las medidas a las que algunos quieren recurrir).

Si esa falsa superioridad masculina existe en alguna cultura de hoy no es en la que compartimos los herederos de la Ilustración, el laicismo y los anhelos libertarios que trajeron nuestra (imperfecta) democracia. La prueba fehaciente la obtenemos al desvelarse justo lo que los medios oficiales están ocultando: la procedencia de los agresores, cuya violencia, misoginia y barbarie están pagando tantas compatriotas nuestras, a las que "defienden" de boquilla los mismos que exigen papeles para todos: trabajadores y parásitos, pacíficos y violentos, agradecidos e ingratos, perseguidos y perpetradores de las mayores bajezas.

Si pides racionalizar la inmigración, inmediatamente eres tachado de "fascista".
Si miras hacia otro lado, puedes seguir haciéndote pasar por noble, concien-
ciado, progresista y "aliado". No se trata de lo que eres, sino de lo que se acep-
ta que aparentes. Porque, sencillamente, eres un impostor y un hipócrita.

El Correo de Madrid, un medio minoritario, se ha tomado la molestia de listar los datos de agresiones a mujeres en lo que llevamos de 2019, y el resultado de su investigación es demoledor para el buenismo ambiental: de los 91 violadores de mujeres de este año, 82 son inmigrantes o de origen/etnia extranjera. En otras palabras, por cada violación cometida por un compatriota indecente hay nueve perpetradas por gentes de otras nacionalidades. Ese es el dato objetivo, del cual sacar conclusiones puede ser muy delicado, pero necesario si de verdad hay voluntad de parar esto.

Otra cosa es que el lucro de los chiringuitos "concienciados", la carnaza para la exhibición de buena conciencia y la adopción de medidas totalitarias compense a la alianza progre-estatal que tan poco hace para defender a las víctimas. Al menos a las menos rentables, porque "manadas" ha habido muchas (y este bloguero ya dejó clara su condena de la más mediática), pero contra las magrebíes no se moviliza ninguna indignación, ninguna solidaridad con la víctima, ninguna manifestación de repulsa, no sea que nos califiquen de racistas o, peor aún, de islamófobos.

Nadie abre las puertas a sabiendas a los monstruos. Solo los
que han elegido serlo también.
Algo va muy mal cuando se empieza a segregar a las víctimas de segunda de las de primera, cuando a la niña de Sabadell o a la de Alicante no se las hace merecedoras del título de "hermana" que se otorgó a la víctima de Pamplona.

Exponer su caso puede desmontar mucho postureo, mucha hipocresía y mucho fariseísmo.

A diferencia del discurso del feminismo hegemónico, no estoy condenando a ningún colectivo en cuanto a tal, sino señalando que hay culturas que producen victimarios y que representan lo peor de un pasado del que nos hemos alejado.

No condeno en plural porque cada cual es responsable de lo que individualmente decide, pero afirmo rotundamente que si queremos seguridad para las mujeres hay que combatir las mentalidades que exigen su sojuzgamiento, apartar a los depredadores y sustituir la queja generosamente subvencionada por obtusas -o cínicas- administraciones por las soluciones eficaces, que no son las que vemos en los países de nuestro entorno.

En ellos no nos faltan, precisamente, ejemplos de esa estupidez suicida:

Si se teme más a ser tachado de xenófobo que a asistir a la
destrucción de seres inocentes, ¿quién protege a las niñas?
Desde que Suecia decidió convertirse en el santuario de la inmigración de "puertas abiertas" el número de violaciones se disparó en un 1.572 %.

En Alemania una media de 773 mujeres son agredidas A DIARIO.

Y eso significa, con escalofriante frecuencia, robo, violación o asesinato, con todas las macabras combinaciones que admiten.

Tal vez Merkel piense que un posible Nobel de la Paz merezca ese precio, dado que no es ella quien lo paga.

Y me gustaría saber si las feministas sueñan con ese futuro para nuestro país. ¿Son malvadas, estúpidas ... o simplemente son incapaces de establecer prioridades?

No pido cerrar la puerta a los refugiados, sino asegurarnos que entre las víctimas que acogemos no se esconden lobos camuflados que provocarán nuevas víctimas entre nosotros.

Porque los hay, y están actuando.

(posesodegerasa)

8 comentarios:

  1. ¿Dónde están las del "mee too" y la p-t.s feminazis?. Ni están, ni se las espera porque las patrocinan los mismos (soros y otras malas hierbas), que están propiciando la invasión de nuestro país y del resto de Europa con esta escoria, que ni siquiera merece el calificativo de hombre.

    Dices que no pides cerrar la puerta a los refugiados, pero la gran mayoría de los que llegan a diario a nuestro país, no son refugiados de guerra, sino inmigrantes, que se creen que aquí atamos los perros con longaniza y que son soltados por todo el territorio, así se apañen.
    Algunos acaban en el top manta y otros, malviviendo y/o delinquiendo y ocupando naves industriales en desuso.

    Curiosa "solidaridad" la de los estúpidos buenistas, que se llenan la boca con que se debe dejar que entren a espuertas todos los inmigrantes que lleguen. ¿Es ése el futuro y la "vida mejor" que dicen tendrán los inmigrantes si llegan sin control?. ¿No sería mejor que se quedaran en su casa, con los suyos e intentaran levantar sus respectivos países, al igual que hicieron nuestros mayores en el pasado tras la Guerra Civil o los alemanes, tras la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo?. ¿Nadie se ha parado a pensar en el perjuicio que se está ocasionando también a los países de los inmigrantes, que pierden día a día a miles de sus jóvenes y que son su fuerza de trabajo?.

    Siento discrepar, pero, mientras siga habiendo cada vez mayor miseria y carencias entre los nuestros, se debería cerrar la puerta a los que vienen de fuera e intentar que se les ayudase en origen...

    ResponderEliminar
  2. Las noticias de hoy son también de "aliviarse y no echar gota": Condenada una menor a 8 fines de semana de arresto y a pagar 4.000 euros por una falsa acusación de violación (que hubiera podido llevar a la cárcel durante 21 años a un inocente); Detenido por tratar de cortar la lengua a su pareja en Leganés tras darle una paliza un hombre al que se identifica como de "nacionalidad española", pero natural de Honduras; ...

    Yo solo veo resentidas intentando arruinarle la vida a hombres incautos y violencia "de extranjénero" a granel.

    Luego nos dicen que el hombre español es violento, pero con el singular deben referirse al reo que mató a su abogada en Zaragoza, porque el resto es de importación: Mes de Enero 2019: 55 agresiones sexuales, casi todas con violación durante el último mes (en su mayor parte sobre menores de entre 12 y 17 años). 31 asaltantes son Marroquíes (3 de ellos menores), 2 Argelinos, 1 Libanés, 1 Pakistaní que violó a su hijastra, 2 Gitanos Rumanos, 2 Guineanos, 1 Senegalés, 4 son Ecuatorianos nacionalizados (y otro ecuatoriano más mató a su mujer), 4 Colombianos, 1 Costaricense. Además 3 Africanos (un matrimonio de 46 años y su hijo de 24) dan una paliza a la médico que les atendió en Salamanca y vuelven a atacarla en la comisaría cuando acude a cursar la denuncia. A sumar un alemán que mató a puñaladas a su expareja en Fuengirola el día 13.

    Si los medios no dicen la nacionalidad de los agresores, está cantado que son inmigrantes. Si dicen "de nacionalidad española", inmigrante regularizado, pero nacido y "programado" mentalmente fuera, y solo si dicen que es español puede que haya nacido aquí.

    ¡Qué malo es el varón español (y que guay es la inmigración)!

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo una anécdota con un compañero de trabajo de Sierra Leona acusado de violar a su mujer española. Cuando se reincorporó a su puesto de trabajo le pregunté: ¿y tú como se te ocurre violar a tu propia mujer? a lo que él me responde: " estaba desnuda en la cama, ¿que quieres que hiciera?"

    ResponderEliminar
  4. ¿¿¿O sea que solo los pobrecitos blancos son víctimas de falsas denuncias, mientras los hombres de esas razas de salvajes son violadores sí o sí??? ¿¿¿No cabe la posibilidad de que hayan sido denunciados falsamente por las empoderadas mujeres de esas razas de salvajes??? ¿¿¿O es que el empoderamiento es desconocido aún por las mujeres de esas razas de salvajes???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dado que tu comentario aparece alineado con las otras réplicas al artículo, en vez de aparecer como respuesta específica a la anécdota referida por Alfonso, la tengo por enmienda a la totalidad de lo que expongo, por lo que asumo el responder una por una a cada una de tus preguntas:

      ¿Sólo los pobrecitos blancos son víctimas de falsas denuncias ...

      Parece que estás sacando una conclusión apresurada. De hecho, en todo el artículo no aparece tal imputación (ni en el comentario previo, respecto al cual no es lógico pretender elevar la anécdota a categoría).

      Lo lógico, en cambio, es suponer que las falsas denuncias hechas por despecho o interés son mayoritariamente contra los españoles de origen, puesto somos la mayoría de la población.

      Además, cuando la falsa denuncia busca algún tipo de ventaja económica, vuelve a ser de cajón que se dirijan contra la población masculina asentada y pudiente, a la que es más fácil “desplumar” que a inmigrantes en situación precaria.

      … mientras los hombres de esas razas salvajes son violadores sí o sí?

      La tipificación de los inmigrantes como “salvajes” es, nuevamente, algo que no puede inferirse del texto, en el que escribo literalmente: “A diferencia del discurso del feminismo hegemónico, no estoy condenando a ningún colectivo en cuanto a tal”, y en el párrafo siguiente: “no condeno en plural porque cada cual es responsable de lo que individualmente decide”, para terminar con un “no pido cerrar la puerta a los refugiados, sino asegurarnos que entre las víctimas que acogemos no se esconden lobos camuflados”.

      Interpretar correctamente esa secuencia de frases no es tan complicado. Vuelvo a considerar que tal vez tu ánimo sea contestar solo al comentarista que firma como Alfonso, pero incluso si es ése el caso, el habla de un origen (Sierra Leona), no de “razas salvajes”. Y el modo en cómo introduces el concepto de “raza”, ajeno a ambos, parece delatar una obsesión exclusivamente tuya. En el artículo se habla de “cultura”, algo modificable, mientras que la raza no lo es.

      Por cierto, ¿has visto el vídeo enlazado a partir de la expresión “lobos camuflados”? Te lo pongo más fácil: https://www.youtube.com/watch?v=pgqGxXgQbUo. Dudo que lo aguantes sin vomitar. En él hay confesión de culpabilidad, no “denuncia falsa de mujeres empoderadas”, algo en lo que me detendré en la continuación.


      ¿¿¿No cabe la posibilidad de que hayan sido denunciados falsamente por las empoderadas mujeres de esas razas de salvajes???

      No solo cabe la posibilidad, sino que se ha detectado la existencia de numerosos casos en que la denuncia de malos tratos es pactada por una pareja de inmigrantes para poder embolsarse la “paguita” del estado que el gobierno regala. Y a vivir, que este país es Jauja.

      Pero es que además, frente a las sospechas mas o menos tortuosas que cada cual pueda hacer están los hechos, y uno de ellos, bastante difícil de torcer, es que de todas las mujeres tristemente asesinadas el pasado mes NINGUNA había denunciado a su pareja.

      Es decir, los mecanismos legales diseñados para proteger a las mujeres amenazadas no se han activado en estos casos, mientras que las trampas que la ley fomenta van a toda máquina. Y me adelanto al posible contraargumento de que la cifra de muertes podría ser mayor porque en otros casos sí habría funcionado el protocolo de denuncia implementado por la LiVG recordándote que la cifra de mujeres asesinadas antes y después de su aprobación no ha variado sustancialmente. De hecho, ha aumentado ligerísimamente: media 1999-2003 (antes de la “inocentada” de la LiVG, aprobada un 28 de diciembre): 58´4 víctimas mortales; media 2005-2018: 59,4.

      Por cierto, deduzco que en tu laberinto mental “empoderada” significa “aprovechada”. ¿Es así?

      Eliminar
    2. ¿¿¿O es que el empoderamiento es desconocido aún por las mujeres de esas razas de salvajes???

      A estas alturas del partido, es evidente que asignas el significado que te conviene a las palabras y que tergiversas la recta interpretación de mis argumentos, que son los que voy a defender frente a lo que tú querrías leer, aunque tendrás que hacerlo en otra parte (Vox tiene página web, puedes probar ahí).

      En relación no con “razas salvajes”, sino con nacionalidades distintas de la nuestra, pensemos, como ejemplo más a mano, en nuestros vecinos marroquíes, que juegan con escaso disimulo a enviarnos a los delincuentes que no quieren ver en sus calles:

      Según el Informe estadístico sobre extranjeros y delincuencia elaborado por el Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior en España, se cometen al año algo más de 300 asesinatos. La población inmigrante marroquí cometió en 2016 el 18% de ellos (53), aún componiendo solo el 1,5% del total de la población en España, asesinatos que representan para ellos un aumento de casi el 30% respecto al año anterior.

      Entre los no españoles presos en cárceles de nuestro país, los marroquíes ocupan el primer lugar. Suponen el 10% del total de la población reclusa pese a ser sólo el 1,5% de la pobl. general. Concentran los crímenes de mayor gravedad : asesinatos, violaciones, maltrato o tráfico de drogas.

      Para La Brigada de Extranjería de la Policía Nacional se dan tres razones principales: religiosas, culturales y sociales.

      Tampoco ellos hablan de razas, y menos para motejarlas de “salvajes”.

      Espero haber dado cumplida respuesta a un cuestionario que rezuma mala fe, pero que al menos me brinda la ocasión de ampliar y matizar lo expuesto en la entrada.

      Por esa ocasión te agradezco el comentario.

      ¿Te queda alguna otra cuestión por aclarar?

      Eliminar
  5. "...aunque tendrás que hacerlo en otra parte". Cuando el ultimátum hace presencia, es mejor saber retirarse.

    Un único consejo, aquí entre amigos: en un blog tú puedes amenazar con lo de "como sigas así no te publico más", pero EN LA VIDA REAL debes estar preparado para debatir un argumento. Y créeme, no lo estás, sin importar lo mucho que escribas.

    No obstante te seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cita completa: "lo que tú querrías leer (descalificaciones genéricas y culpabilizaciones colectivas)... tendrás que hacerlo en otra parte". Yo no veo el ultimatum, pero si se me escapa el sentido de lo que yo mismo escribo estoy dispuesto a aceptar enmiendas bien expuestas (y de momento inexistentes).

      Muchas gracias, anónimo, por confirmarme tu fidelidad a esta página, pero se me escapa la esencia de tu intervención: publico todo comentario bien articulado, sea a favor o en contra de mis tesis. No he amenazado a nadie con no publicarle ... mientras cumpla con el mínimo de respeto y corrección sin el cual nadie razonable discute (supongo que tú tampoco, aunque solo puedo hablar por mí).

      En cuanto a estar preparado para "debatir" un argumento, ¿seguro que no querías decir "rebatir"? Lo digo porque el "debatir" sin una preposición (sobre, acerca de, contra, ...) suena un poco abstracto-inconcreto-arbitrario-delirante-patafísico.

      Dicho lo cual, tu capacidad para determinar qué es LA VIDA REAL me fascina. ¿Es lo real lo objetivo? ¿Es subjetivo? ¿Es lo que provoca consecuencias? ¿Es lo que Berkeley apoyaría? ¿Es lo que determinas tú desde tu privilegiada torre de márfil? ¿Es tu torre de algún otro material? ¿Existe como ser-en-sí, como arquetipo jungiano, como noúmeno kantiano, ...?

      Celebro que me sigas leyendo. Yo también te seguiré publicando los comentarios, pero creéme que lo que me gustaría es entenderlos.

      Eliminar