martes, 21 de noviembre de 2017

LA MAFIA JÁZARA, LA "MANO NEGRA" DETRÁS DE LA HISTORIA QUE CONOCEMOS (2ª PARTE)



La mafia jázara Rothschild orquestó la Revolución Bolchevique en Rusia para cobrarse una terriblemente salvaje y sangrienta venganza contra un país al que consideraba su secular enemigo, lo que había tramado durante muchos años desde que Jazaria fue destruida: La mafia jázara Rothschild preparó el escenario y manipuló la Revolución Rusa utilizando sus bancos centrales para financiar la infiltración bolchevique de Rusia y su Revolución a favor suyo.

Los bolcheviques fueron verdaderamente utilizados por la mafia jázara como parte esencial de una venganza planeada desde hacía tiempo contra el Zar de Rusia y el inocente pueblo ruso por haber eliminado Jazaria aproximadamente en el año 1000 a causa de los robos reiterados, los asesinatos y la apropiación de identidades de los viajeros procedentes de países circundantes. Este hecho poco conocido explica la extrema violencia ejecutada en Rusia.

En un bien planeado, increíblemente salvaje e inhumano baño de sangre que asombró al mundo, los bolcheviques desataron toda su furia, violaron, torturaron y asesinaron en masa a aproximadamente cien millones de rusos, incluyendo mujeres, niños y bebés. Algunas de las torturas y orgías de sangre fueron tan extremas, que no vamos a mencionarlas en este artículo.



Pero los lectores interesados en conocer más sobre este punto pueden hacer alguna investigación en profundidad en internet acerca del «Terror rojo», la «Checa bolchevique» o leyendo este enlace.

La mafia jázara Rothschild decidió una vez más lavar su imagen y se infiltró y apoderó de todo el judaísmo:

La mafia jázara Rothschild diseñó un plan maestro para controlar todo el judaísmo y manipular la mente de los judíos. Esta mafia había dominado el judaísmo, lo había moldeado a imagen y semejanza del Talmudismo Babilónico (Luciferismo o Satanismo), y había logrado controlar la banca, Wall Street, las profesiones en general, el Congreso de los Estados Unidos, los principales medios de comunicación y había obtenido mucha riqueza y éxito.

Así, la mafia jázara Rothschild podría repartir riqueza y éxito a aquellos judíos que mordieran el anzuelo, y utilizarlos como peones, recursos descartables o informadores. De esta manera los Rothschild coparon del judaísmo.

La financiación de la Knéset israelí y la construcción de su palacio utilizando secreta arquitectura masónica, muestra su compromiso con el ocultismo y el Talmudismo Babilónico y todo el mal que lo rodea, incluyendo el sacrificio de niños en tributo a su oculto dios Baal. Establecieron un sistema de nuevo orden mundial llamado sionismo que enseñó e inculcó en la mente de judíos influenciables el delirio paranoico colectivo de su superioridad racial, convenciéndoles de que todo los goyim (gentiles) tenían la intención de asesinar en masa a todos los judíos.

Este sistema fue diseñado no sólo para utilizar a estos judíos como una tapadera, sino también para investirlos del poder del dinero babilónico usándolos como objetos descartables que luego serían sacrificados a Lucifer en dos etapas.

La primera etapa sería la planificada Segunda Guerra Mundial en los campos de trabajo nazis despojados de suministros que resultaron en la muerte por inanición y enfermedad de prisioneros, unos 200.000 judíos y unos 90.000 no judíos, según cifras oficiales de la Cruz Roja. Este número es el 5% de lo que afirma la mafia jázara, que antes aún del confinamiento de los judíos europeos ya había establecido la cifra cabalística de los seis millones.

El segundo gran sacrificio sería el último, cuando su rey luciferino del nuevo orden mundial fuera entronizado al tiempo que se erradicaran las tres religiones abrahámicas, especialmente el judaísmo, que sería culpado de todas las guerras y destrucción del mundo.

Para entonces los Rothschild habrían mutado nuevamente hacia una identidad completamente nueva desvinculada totalmente del judaísmo, incluso desligada del sionismo mundial.

Es importante darse cuenta de que la mafia jázara Rothschild redujo a Alemania a cenizas después de la Primera Guerra Mundial, creando un vacío para el fascismo, y luego la reconstruyó, creando el nazismo e instalando a Hitler como una fuerza para contrarrestar al bolchevismo ruso.

Hitler se convirtió en un problema para la mafia jázara cuando creó su propio sistema bancario independizado de los Rothschild y al servicio de la expansión territorial del Reich. El resultado fue la decretada luz verde a la destrucción total de Alemania. Los Rothschild y los jázaros nunca podrían permitir un sistema económico que no dependiera de la usura para poder existir.

Hoy vemos lo mismo con la guerra jázara contra el Islam, porque esta religión prohíbe la usura. Es por eso que Isra-Hell es tan vehemente y agresivo en el sojuzgamiento de los pueblos islámicos del mundo, en particular el pueblo palestino, al que robaron su territorio.


La mafia jázara albergaba las expectativas de que las Guerras Mundiales se prolongaran al máximo, y como apoyaron a ambas partes del conflicto, la situación pudo ser aprovechada para industrializar todo el mundo y maximizar el dinero-poder de los banqueros- gánsters.

La mafia jázara Rothschild sobornó e indujo a los miembros del Congreso de los Estados Unidos a enviar soldados estadounidenses a su pre-escenficada y fabricada Primera Guerra Mundial:

Como una continuación de su modelo bien probado de financiación de ambos bandos en una guerra para maximizar ganancias, la acumulación de más dinero de los impuestos federales y el incremento de su poder internacional, los Rothschild jázaros una vez más sobornaron, chantajearon e indujeron a miembros del Congreso de Estados Unidos a declarar la guerra a Alemania en 1917.

Por supuesto, esto fue en reacción al ataque de bandera falsa del hundimiento del Lusitania orquestado por la mafia jázara.

Desde entonces la mafia jázara Rothschild ha empleado habitualmente como patrón el lanzamiento encubierto de ataques de falsa bandera como procedimiento operativo secreto y estándar para inducir a Estados Unidos a participar en guerras en su propio y particular beneficio.

Después de que la Segunda Guerra Mundial hubo terminado, la mafia jázara Rothschild orquestó la Guerra Fría y la utilizó como excusa para reclutar hacia Estados Unidos a científicos nazis y expertos en control de la mente bajo la operación "Paperclip".

Esto les permitió establecer un sistema de espionaje mundial que superó con creces cualquiera de sus esfuerzos anteriores.

Bajo este nuevo sistema continuaron infiltrándose y se apoderaron de todas las instituciones estadounidenses, incluyendo varias iglesias norteamericanas, la masonería (especialmente el rito escocés y el rito York), los militares, los servicios de inteligencia, la mayor parte de los contratistas privados de defensa, el Poder Judicial, la mayoría de las agencias del gobierno de Estados Unidos, incluyendo gran parte de los gobiernos estatales, así como también ambos partidos políticos.

La mafia jázara Rothschild crea los campos de trabajo nazis como pretexto para manipular después a los aliados para que les concedan su propia colonia privada en Palestina, utilizando tierras robadas a los palestinos:

La mafia jázara Rothschild fue capaz de utilizar su llamado y mal caracterizado «holocausto» como mecanismo disparador de manipulación mental que bloqueara y se opusiera a cualquier crítica a sus métodos sionistas.

Lo cierto es que la mafia jázara Rothschild creó los campos de trabajo nazis para obtener grandes beneficios para sus empresas, las cuales controlaban sus campos de trabajo y proveían de suministros a la maquinaria de guerra nazi.

Una vez que la mafia jázara Rothschild obtuvo su propia tierra privada en Israel en 1947 a través de sus manipulaciones políticas encubiertas, comenzaron a considerar en secreto a toda Palestina como su nueva Jazaria, y empezaron a tramar cómo exterminar a todos los palestinos y robarles su tierra, alimentando su fantasía de construir un «gran Israel» que dominara todo Medio Oriente. Con ese propósito manipularon al tonto norteamericano goyim para que luchara y muriera en su beneficio, usurpando todas estas tierras árabes para Israel y la mafia jázara, vaciándoles todas sus riquezas y recursos naturales, especialmente su petróleo.

Una reciente investigación genética en la Universidad John Hopkins revisada por expertos y llevada a cabo por un respetado médico judío muestra que el 97,5% de judíos que viven en Israel no tienen en absoluto nada de sangre hebrea antigua, por lo tanto no son semitas y no tienen en absoluto lazos de sangre ancestrales con la tierra de Palestina, mientras que el 80% de palestinos si son portadores de la antigua sangre hebrea, y por lo tanto son verdaderos semitas. Esto significa que los auténticos antisemitas son los israelíes, quienes están robando tierras palestinas para construir asentamientos israelíes y están tiranizando y asesinando en masa a palestinos inocentes.

La mafia jázara Rothschild decide metamorfosearse de nuevo y expandir sus filas:

Mientras tanto, la mafia jázara Rothschild se dio cuenta de que no podía permanecer oculta del público por mucho más tiempo, a menos que se metamorfoseara de nuevo y expandiera su liderazgo secreto.

Así que trabajó duro para infiltrarse y adueñarse de la masonería y de sus ramas secretas, e indujo a sus miembros más prominentes a participar en sus redes de pedofilia y en el sacrificio ritual de niños.

También los miembros clave del Congreso de Estados Unidos fueron reclutados a su red satánica secreta, dándoles un poder especial, altos cargos en el gobierno de Estados Unidos, fuerzas militares y agencias de inteligencia, acompañado todo por grandes recompensas monetarias y un elevado estatus. Redes masivas de espionaje de la mafia jázara, que utilizaban individuos con doble ciudadanía israelí-estadounidense («la israelí primero») como elementos descartables, se establecieron en Estados Unidos para canalizar el dinero falso de los banqueros- gánsters jázaros hacia los políticos para sus campañas electorales, con el fin de apoderarse de ellos y controlarlos una vez que fueran elegidos.

La mafia jázara Rothschild decide manipular mentalmente a las masas norteamericanas para que sea mucho más fácil controlarlas en la aprobación de sus guerras ilegales, inconstitucionales, no provocadas, no declaradas, imposibles de ganar y permanentes, necesarias para obtener grandes beneficios y acumular más poder mundial.

También decidieron hacerse con el control total de la educación pública mediante la creación del Departamento de Educación y la instauración de planes de estudio globalistas y socialistas sobre la base de la corrección política, la diversidad y el principio de que «la perversión es lo normal». Se agregó flúor a la red pública de agua y a la pasta de dientes, y los dentistas fueron manipulados para que indujeran a la población a creer que el fluoruro, un poderoso veneno intoxicante, previene las caries, cuando en realidad es perjudicial para el funcionamiento cerebral y de la tiroides.

El agregado de flúor al suministro público de agua y la pasta de dientes están destinados a idiotizar a los norteamericanos, disminuyendo el promedio de su coeficiente intelectual operativo y haciendo a la gente mucho más dócil de lo que sería normalmente. Se iniciaron programas para desarrollar y llevar a cabo vacunaciones para idiotizar a los niños y crear un gran número de futuras enfermedades crónicas.

Los médicos han sido mentalmente manipulados y engañados por investigaciones sesgadas que recogen datos de modo selectivo, haciendo caso omiso de todos los estudios negativos que incluían la mayor parte de ellos. Todas las líneas celulares resultaron contaminadas con SV-40, un conocido virus de acción lenta que produce cáncer.

La mafia jázara utilizó el poder del dinero para controlar todas las universidades de medicina alopática y para crear y controlar la Asociación Médica Americana y otras sociedades médicas con el fin de asegurarse de que su plan de mentiras y engaños continuara.

(Fuente: http://www.rafapal.com/)

1 comentario:

  1. Aunque Rafapal es muy Polémico coincido con él en algo Demasiado Elemental que es que los Kázaros, y su grupo de Familias Dirigentes NO son Judíos, ni raciales (aunque se mezclaron con verdaderos Judíos de Sangre), ni religiosos. Los Verdaderos Judíos, Raciales y Religiosos, minoritarios, siguen sólo la Torá de Dios no ese invento llamado Talmud cuyo Dios no es el de la Torá.

    ResponderEliminar