miércoles, 29 de noviembre de 2017

IMPLANTES CEREBRALES PARA CONTROLAR NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO Y NUESTRA CONDUCTA



La agencia estadounidense de proyectos de investigación avanzada de defensa (DARPA) ha llegado a la última fase de pruebas del arma más terrible: un implante capaz de controlar nuestro estado de ánimo y en definitiva nuestros deseos y voluntades. El arma definitiva para crear un rebaño de borregos agradecidos.

Dos equipos científicos financiados por la oscura agencia gubernamental estadounidense están en la última fase de pruebas, uno en la Universidad de California y otro en el hospital de Boston (Massachusetts).

Llevan meses perfeccionando estos grilletes mentales que con la excusa del tratamiento de la esquizofrenia y otras enfermedades mentales (el objetivo oficial es la lucha contra el “estrés post-traumático de los veteranos de guerra”) está siendo financiado por la élite oscura.

Los dos equipos científicos han comenzado los ensayos definitivos con implantes en seres humanos, implantes que utilizan oscuros algoritmos para detectar los “trastornos” del estado de ánimo y administrar efectivamente impulsos eléctricos al cerebro para inducir a un estado mental “mas positivo”.

Dichos implantes se activan cuando el algoritmo identifica un “estado de ánimo inadecuado” o una actividad neuronal “no deseada”.

En la Universidad de California han experimentado en concreto con seis epilépticos. El implante rastreó su estado de ánimo durante tres semanas. Luego desarrollaron el algoritmo de reconocimiento de estado de ánimo mediante el mapeo de amplias zonas del cerebro. El equipo de Massachusetts se centró en la investigación de diversas variables de trastornos emocionales como la falta de empatía o la dificultad para concentrarse. Su implante centró la estimulación en las áreas del cerebro involucradas en la toma de decisiones y la emoción.

Los resultados de los test están siendo plenamente satisfactorios para sus desarrolladores.


Con estos implantes la élite va a conseguir uno de sus más oscuros objetos de deseo: el control y la modificación de nuestra voluntad.

Pero aún pueden ir más allá con esta tecnología, pueden provocar cambios bioquímicos en el cerebro que den como resultado la evolución del hombre-masa directamente al zombie teledirigido.



El fin de la mente libre está en manos de estos peligrosos psicópatas

(Fuente: http://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/)

5 comentarios:

  1. Yo creo que estos microchips, ya estan implantados en las nuevas generaciones de los independentistas catalanes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una comunidad de fieles como otra cualquiera.

      Eliminar
  2. experiencias con estas tecnicas ya se hicieron con monos Se les permitia estimular un electrodo que tenian implantados en el centro del placer del cerebro ¿Que sucedia? Que los monos se dedicaban a estimularse hasta el punto que no hacian otra cosa y...morian

    Funcionaba como una droga.

    Ahora imaginense que el poder de esa estimulacion esté en manos de terceros. Control de masas electrocico

    ResponderEliminar
  3. Todo depende de nosotros, siempre ha sido así, lo que ellos nos hacen es siempre con nuestro consentimiento, si no nos levantamos por nada viviremos siempre de rodillas... y llevamos siglos en esa posición, no querer verlo no significa que no sea.

    ResponderEliminar
  4. y porque no se les ocurre implantarse a ellos mismos un consolador en el ojt de manera perenne.

    Asi estando a gusto es probable que dejasen de jorobarnos permanetemente al resto de la humanidad, aparte que al ser solo el 1 % de la poblacion global nos saldria mucho que mas barato que implantar los "chips perrunos" al 99 % restante.Por no decir lo que nos ahorrariamos en guerras.

    saludos.

    ResponderEliminar