jueves, 14 de abril de 2016

OPERACIÓN "MIRAGE": LAS ABDUCCIONES SECRETAS DE LA C.I.A. (6ª PARTE)



Sin duda el incidente OVNI que tiene más semejanzas con los experimentos desarrollados por el MK ULTRA fue el protagonizado por un militar estadounidense, Gerry Irwin. Esta es su misteriosa historia.

El 2 de marzo de 1959, el soldado Gerry Irwin se despertó en el hospital Cedar City (Utah) tras 23 horas inconsciente. No recordaba cómo había llegado hasta allí. Lo primero que dijo a los médicos fue: "¿Hubo algún superviviente?”. Todo había comenzado la noche del 28 de febrero, cuando el técnico de misiles regresaba de un permiso desde Nampa (Idaho) hacia su base de Fort Bliss, en el El Paso (Texas). Durante el trayecto, cerca de Cedar City observó un objeto brillante que cruzó el cielo y pareció “estrellarse” detrás del horizonte. El primer pensamiento de Irwin era que un avión de gran tamaño había sufrido un accidente. Decidido a prestar ayuda, el militar dejo una nota en su coche, estacionado en la misma carretera, advirtiendo que: "He ido a investigar un posible accidente aéreo. Por favor avisen a la policía".

Unos 30 minutos más tarde un vehículo se detuvo y tras leer la nota se puso en contacto con la Oficina del Sheriff de Cedar City. Tras llegar a la zona, el Sheriff Otto Pfief y sus ayudantes comprobaron que no había rastros de ningún accidente aéreo, aunque encontraron a Irwin inconsciente en el suelo, 90 minutos después de que dejara la nota en su automóvil. Al llegar al hospital, fue examinado por el Dr. Broadbent, que se sorprendió al comprobar que la temperatura corporal del paciente y su respiración eran normales, aunque era imposible despertarlo. Estuvo 23 horas inconsciente. El médico diagnosticó que el militar había sufrido una "histeria".

Inmediatamente Gerry Irwin fue trasladado en avión a Fort Bliss, y estuvo 4 días en observación en el Hospital militar William Beaumont. Irwin preguntaba insistentemente por su chaqueta que había perdido, sin saber cómo, la noche del incidente. 2 días después de recibir el alta, tras reincorporase a su puesto, se desmayó inexplicablemente cuando caminaba por las instalaciones de la base. No fue el único percance que sufrió Irwin tras su experiencia. El 15 de marzo, perdió de nuevo el conocimiento en una calle de El Paso, y fue trasladado al Hospital General de Southwest, a la sala de psiquiatría. Su estado era muy similar al del día del avistamiento. Tras despertarse preguntó alterado: "Hubo algún superviviente?", pues pensaba que era el 28 de febrero. Tras un mes en observación en el hospital, el 17 de abril, el Capitán Valentine le dio el alta médica. Al día siguiente, sin permiso de sus superiores, abandonó la base y se dirigió sin saber por qué, a Cedar City en autobús. El 19 de abril llegó a la zona de su extraño encuentro y encontró la chaqueta que había perdido aquella noche. En el ojal de la prenda había un lápiz con un papel enrollado en torno a él. Tras leer la nota le prendió fuego y salió de su aparente "trance", aunque no recordaba ni donde estaba, por lo que acudió al Sheriff Pfief que le refrescó la memoria. El 10 de julio, Gerry Irwin fue ingresado en el Hospital Beaumont. Tras ser dado de alta a las varias semanas, no se reincorporó a supuesto en la base, el 1 de agosto de 1959. Nunca más se tuvo noticias de Irwin. Desapareció sin dejar rastro.


CONCLUSIONES …

Al margen de esta crónica negra, que dibuja un marco realmente siniestro y descorazonador dentro del estudio de los OVNIs, casi todos los implicados, incluido los agentes de los servicios secretos, militares e investigadores, están convencidos plenamente, de la existencia de un fenómeno real y desconocido en el trasfondo de todo este asunto. El destacado ufólogo Jacques Vallée en su obra Messengers of Deception (1992) lo definía perfectamente cuando decía que: "No es el fenómeno en sí, sino las creencias que ha generado, lo que está siendo manipulado por grupos humanos con sus propios objetivos"…

O sea el fenómeno OVNI es real e inexplicable, aunque ha sido "explotado" y "utilizado" por los servicios de inteligencia para enmascarar sus mas oscuros proyectos. Patricio Abusleme exponía su opinión personal al autor del presente reportaje: "Si lo que cuenta Bosco resultara ser cierto, si hubiera más casos como aquel (como algunos de los que sospechamos), me parece que nos veríamos obligados a replantearnos buena parte de los casos más "espectaculares" de abducción ocurridos desde finales de los cincuenta hasta principios de los ochenta, más o menos. No creo que eventuales manipulaciones o montajes de la CIA, o cualquier otra agencia similar, expliquen al Fenómeno OVNI en su totalidad. Hay casos realmente extraños y que se remontan a cientos de años en el pasado.Pero una eventual participación de agencias militares y de inteligencia en la creación y montaje de casos explicaría, de algún modo, por que los casos más espectaculares de la ufología clásica ocurrieron en esas épocas y ahora parecen haber desaparecido, o al menos bajado en cantidad, frecuencia y "espectacularidad".Se habría tratado de un programa que probablemente gozó de su época dorada en plena Guerra Fría. Si ese programa existió, probablemente haya terminado o reducido en gran parte sus operaciones en las últimas dos a tres décadas. De ahí esta aparente "sequía" en la casuística OVNI en las últimas décadas, que ha sido notada tanto por escépticos como por estudiosos de la temática OVNI."

No obstante, está claro, que muchos incidentes de la literatura OVNI deben de ser revisados, bajo estas nuevas premisas, para replantear su verdadera naturaleza. Para ayudar a localizar estos eventos en los extensos archivos de los investigadores, del presente trabajo se pueden extraer algunas características que pueden ayudar a identificar este tipo de sucesos:

1.- TESTIGOS BAJO EFECTOS DE DROGAS: Son extremadamente sospechosos los casos OVNIs donde los testigos afirman que han sido rociados con gases, inyectados, se les ha ofrecido comida o pastillas o, se les ha aplicado alguna sustancia sobre el cuerpo. Ya que todos estos datos podrían ser delatadores de que han sido posibles víctimas de drogas alucinógenas. Por tanto, habría que anotar y estudiar los efectos fisiológicos en los testigos después de la experiencia, por si pudieran estar relacionados con la administración de drogas. Sobre todo: migrañas, mareos, parálisis, amnesias, vómitos, etc..

2.- EXAMEN MEDICO DEMASIADO HUMANO: Si estas experimentaciones clandestinas son producidas por equipos médicos terrestres, es lógico encontrar en el testimonio de las supuestas víctimas de abducción, elementos perfectamente reconocibles en cualquier prueba o práctica médica: “jeringuillas”, “correas de sujeción”, “pastillas”, “bisturí”, “muestras de sangre”, “camillas”, “cicatrices”, etc., incluido la inserción de un implante.

3.- INVESTIGACION MEDICA MILITAR: También hay que prestar especial atención, a los sucesos en los que los militares o un estamento oficial, ha demostrado un inusitado y elocuente interés por el testigo de un fenómeno OVNI. Tanto, que no han escatimado gastos ni medios para examinar a los protagonistas de estas historias en sus instalaciones y someterlos a todo tipo de pruebas médicas, y, sin importar que fuese conocido por los medios de comunicación. Todo esto no sería más que una continuación de las experimentaciones.

4.- ELEMENTOS HUMANOS: Debe revaluarse de la misma manera, todos los incidentes en los que los testigos describen demasiados elementos humanos insertados en el supuesto encuentro con seres extraterrestres. Como por ejemplo: mascaras, equipos de respiración autónoma, guantes, botas, trajes de aislamiento, presencia en el interior del supuesto OVNI de seres de apariencia humana, etc..

5.- HELICOPTEROS Y OTROS VEHICULOS: La observación de helicópteros o extraños vehículos en los alrededores de la vivienda de los testigos pueden ser un indicio de seguimiento e implicación por parte de una “agencia”.

6.- CASOS DESECHADOS: Habría que analizar con detenimiento los casos OVNI de cualquier índole, que han sido rechazados por los ufólogos por contener demasiados elementos humanos, y que en un primer momento han sido considerados como fraudes o alucinaciones. Es más que probable que en esta sistemática experimentación clandestina llevada a cabo por los servicios de inteligencia, se hayan producido errores a la hora de enmascarar o camuflar sus actividades. Siendo probable que, en ocasiones, el testigo sugestionado con las diversas técnicas empleadas por los secuestradores humanos, no haya asimilado el concepto extraterrestre totalmente, y al recordar la experiencia tenga aproximaciones reales a lo sucedido durante la experimentación. Ya sea recordando que observó un helicóptero, camión o furgoneta, o que los presuntos alienígenas parecían doctores humanos.

Si bien es cierto, que el hallazgo de una de estas características puntualmente en un incidente no ofrece una evidencia de cuanto desarrollamos en este trabajo, por el contrario, la conjunción de dos o más elementos pueden ofrecer un claro indicio de la manipulación humana soterrada en una determinada experiencia.

Si el material no ha sido destruido, como ocurrió con muchos archivos del MK ULTRA, en algún oscuro lugar reposan los "expedientes OVNIs" creados por la CIA.

Por tanto, a tenor de todas estas informaciones, si los investigadores, hasta la fecha, tenían complicado distinguir los casos fraudulentos y los errores de interpretación de los incidentes auténticos, ahora se enfrentan con otro factor que dificultará notablemente la tarea …

Puesto que las conclusiones que se extraen de todos estos descubrimientos son sencillamente demoledores. La ufología ha podido estar manipulada desde sus mismos inicios por los servicios de inteligencia con dos claros objetivos que hemos expuestos en este reportaje: 1.- Para encubrir experimentaciones prohibidas de todo tipo. 2.- Para conducir e inducir las pesquisas de los investigadores en determinadas direcciones bien planeadas y ejecutadas, con la finalidad, probablemente, de mantener la “verdad” sobre los OVNIs, cualquiera que sea, a buen resguardo de miradas indiscretas.

En 1997, el ex director del TSS (Traumatic Stress Schedule), preguntó a Sydney Gottlieb, el cerebro del Proyecto MK ULTRA, su opinión acerca de los OVNIs, su respuesta fue la siguiente: “estaban fuera del alcance de mi conocimiento. Me pareció que el tema era fascinante, al igual que una gran cantidad de personas que piensan que hay algo ahí … y que la gente ve algo, es incuestionable. Creo que, para mí, es mejor dejarlo así.”…

(Fuente: http://caravaca.blogspot.com.es)

1 comentario:

  1. Mire esto es complicado porque a veces si desdeñamos unos prejuicios caemos en otros y puede que ninguno sea cierto

    Dadoe l paradigma imperante que existan extraterretres parece algo perfectamente logico Que puedna llegar a la tierra con nuestros conocimientos imposible Que sean humanoides ¿? dentro delparadigma de la Evolucion eso e spracticamente imposible y si lo fueran habria que empezar a tomar en cuenta cosas como el diseño antropico que ahora se ridiculizan porque por ahora el panorama ideologico ordena es pensar que Dios no existe

    Que los militares USA tengan qu e secuestrar a gente para experimentos ¿? Hombre, para ver como funciona un bomba atomica la tiran y ya ven lo que pasa pero para ver temas de utilizarlos como cobayas para eso tienen presos y.... el resto del mundo Parece estupido secuestrarlos en su territorio

    Otra cosa es que los media creen alucinaciones terribles en quienes las padecen

    Yo pienso que por ahi van mas lo tiros

    la gente necesita una espiritualidad ( es parte de nuestor desarrollo cerebral ) pero en ocicidnete se la quitan a mano armada Esa espiritualidad reprimida sale por donde sea y aqui esta el tema, provocar alucinaciones y pesadillas sobre extraterrestres teribles es lo que parece quenos estan dando como sucedaneo

    Tiene la ventaja de mantenernos aterrorizados L a gestion del terror es muy util a los gobernantes

    A lo mejor no es exactamente asi pero .....

    ResponderEliminar