miércoles, 14 de mayo de 2014

"CUARTO MILENIO": LA CONSPIRACIÓN DE LA EDUCACIÓN



¿Nos hacen más dependientes, más inseguros y menos inteligentes para manipularnos mejor? Hay círculos que hablan ya de “educastración”. Educadores y pedagogos afirman que el cerebro del ser humano nace con unas capacidades impresionantes que acaban reduciéndose, según algunos, por los intereses de diversos grupos de poder. Instituciones secretas, multinacionales, sociedades en la sombra, consumismo e ideología están detrás de esta limitación, elaborada para muchos conspiranoicos de manera premeditada.

El director de la Revista Año Cero Enrique de Vicente, el arquitecto Jaime Garrido y los profesores Julio Ferreras y José Carlos Aranda autores de libros de referencia como “Hacia una nueva Humanidad libre y responsable” e “Inteligencia Natural”, sacaron a la luz aspectos desconocidos de esta conspiración de la educación -o “educastración”- en el programa "Cuarto Milenio" emitido el pasado domingo.

Jaime Garrido: “De niño tus padres te entregan al colegio en manos de otros mayores, supuestamente sabios y honestos. Allí les van a insertar millones de medias mentiras entre medias verdades, no tendrán piedad de la inocencia, les descuartizarán la verdad que saben y les implantará a martillo la nueva espantosa realidad falseada”.

José Carlos Aranda: “Examinamos de Lengua, Geografía, Matemáticas, Inglés, Historia, Arte… En definitiva, capacidad de retención y expresión de información. Pero a la vez, ofrecemos información que guarda poca o nula relación con su entorno físico y emocional. En estas circunstancias, salvo que los refuerzos positivos de conducta estén muy claros en la familia, la desmotivación y el fracaso están servidos”.

Enrique de Vicente: “Esa edu-castración se debería a que el sistema educativo occidental imperante coarta y limita las capacidades del niño para que éste se adapte al sistema vigente en lugar de ayudarle a desarrollarse. Porque esta es la base fundamental del sistema de control mental al que todos somos sometidos, para que cada uno juguemos nuestro papel como piezas o engranajes de una inmensa maquinaria en lugar de aprender a cuestionarla”.

Julio Ferreras: “La educación convencional o tradicional es una educación incompleta que genera súbditos obedientes y sumisos con miedo y complejos, y los convierte en sujetos de obligaciones”.







No hay comentarios:

Publicar un comentario