viernes, 12 de julio de 2013

LA LUCHA DE TERESA FORCADES CONTRA VACUNACIONES DAÑINAS


En el año 2012 una monja catalana llamada Teresa Forcades alcanzó la popularidad a raiz de su abnegado trabajo tras una investigación sobre el fraude de la vacuna contra la gripe A. Luego de un esfuerzo realizado en base a estadísticas sobre las consecuencias severas de la aplicación de la vacuna contra la gripe, logró que la misma fuera sacada del calendario obligatorio de vacunación en España.

Ahora Teresa se encuentra abocada nuevamente a la lucha contra otra vacuna, en esta oportunidad la vacuna contra el papiloma humano. Esta monja tenaz ha abierto una pagina web donde documenta las consecuencias nefastas de la aplicación en las niñas y solicita al gobierno de España se elimine esta vacuna del calendario obligatorio de vacunación de su país.

El documento que elaboró Teresa Forcades, monja benedictina y también médica dice: “se retire inmediatamente la vacuna del calendario de vacunaciones infantiles en España y se depuren responsabilidades “a las autoridades sanitarias, a las compañías farmacéuticas y a los médicos que corresponda”. El documento se titula: “Una reflexión y una propuesta en relación a la vacuna del virus del papiloma humano“, en el mismo relata la muerte de una niña de 13 años luego de recibir la segunda dosis de la vacuna, considerando que es más probable que las niñas mueran jóvenes víctimas de la vacuna que de cáncer cuando lleguen a mayores, ya que las mujeres adultas pueden, mediante un examen indoloro anual, cuidar su salud.

La religiosa también dejo en claro que el laboratorio Merck, que elabora la vacuna Gardasil, provocó embolias cerebrales e infarto del miocardio a por lo menos 30.000 personas con un medicamento llamado Vioxx., motivo por el que retirado de la venta y, aunque se multó al laboratorio, nadie fue a la cárcel.

La monja también solicita que el personal sanitario encargado de la vacunación alerte a los padres sobre los peligros de la vacuna: . “Mi recomendación es que ningún padre ni madre dé su consentimiento para que su hija sea vacunada del papiloma. Si la niña ya ha recibido la primera dosis, que no le pongan la segunda, si ya ha recibido la segunda, que no le pongan la tercera”.

También, en caso de que la niña ya haya sido vacunada, la monja asegura a los padres que “los efectos secundarios de tipo autoinmune se pueden presentar muchos meses después de la administración de la última dosis”, alertándoles para que reaccionen de inmediato ante síntomas neurológicos “porque hay tratamiento y la niña se puede salvar.”

Teresa Forcades exige se retire la vacuna contra el papiloma humano del calendario obligatorio de España inmediatamente para evitar mas muertes de niñas.

(Fuente: http://bwnargentina.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario