jueves, 25 de julio de 2013

EL DESCARRILAMIENTO DE SANTIAGO, ¿FALLO HUMANO O ALGO MÁS?

Del gravísimo accidente ferroviario ocurrido en Santiago de Compostela justo la víspera de dicha festividad ya han dado rendida cuenta los medios de comunicación oficiales. Como siempre, este blog busca aquello de lo que no se ha informado. Y es que, aunque cabe la posibilidad de un lamentable fallo humano, una serie de extrañas circunstancias llevan a especular con la hipótesis de un sabotaje intencional, si no de un atentado.

En primer lugar, España está en este momento compitiendo con Francia y Alemania por un concurso muy importante para la ampliación de la red ferroviaria de Brasil. Parece ser que España es la candidata favorita y el monto de la obra es para empezar de 13.400 millones de Euros. Mucho dinero como para dejarlo escapar.

España ha liderado hasta ahora el mercado de ferrocarriles de alta velocidad. Informaciones recientes hablan del interés de E.E.U.U. en contratar sus servicios para el Ave californiano que enlazará las localidades de Sacramento y San Diego (con un presupuesto inicial de 54.000 millones de euros). Ferrovial, Acciona, ACS y Comsa Emte se hallan en la recta final de esta competición en lo que supone el mayor proyecto de infraestructuras diseñado jamás en Estados Unidos. Un oportuno "accidente" haría desconfiar de la capacidad española para acometer una empresa de tal magnitud.

Y justamente numerosos testigos hablan de una explosión previa al descarrilamiento. Y dicen "explosión" con rotunidad, no impacto o golpe, sonidos claramente diferenciables. Igualmente desmienten la tesis oficial de una excesiva velocidad, explicación fácil pero que no cuadra con todas las garantías de seguridad que ofrece un tren de tecnología punta.


También es extraña la imagen del vagón de tren que ha saltado sobre un muro de hormigón de 5 metros, si bien en otras ocasiones los vagones aparecen unos sobre otros debido al efecto tijera o aparecen en zigzag, en esta ocasión, el vagón ha sido despedido verticalmente, como si una fuerza lo lanzase hacia arriba. En un descarrilamiento (y hemos visto muchas veces esas imágenes) los vagones no se desenganchan, sino que se "pliegan" en horizontal como si se tratase de un acordeón. Para que un vagón se suelte hace falta una fuerza mucho mayor que la de un choque (¿un explosivo?).

La forma en la que ha quedado la maquina trasera así como el último tren, parece como si “algo” detonase entre ellos y en su interior.


Tampoco hay que olvidar que las infraestructuras más novedosas han sido tradicional objetivo terrorista, como nos recuerda el atentado contra la terminal T-4 de Barajas, un "trabajo que -¿cómo no?- se atribuyó E.T.A. cuando a la larga benefició a Reino Unido de cara al precio final para la posterior absorción de Iberia por British Airways.

¿Demasiado retorcido? Sin duda, pero es que vivimos en un mundo retorcido. Los intereses comerciales justifican numerosas masacres. Lo hemos visto en Irak, Libia, Siria, ... Y, ciertamente, no estamos a salvo de semejantes canalladas.

(Fuentes: Mundo Desconocido, Cinco días)

5 comentarios:

  1. Me temo que algo raro si hay, pero me parece demasiado aventurado sacar ciertas "conclusiones" hasta no saber más. No hay que ser tan alarmista

    ResponderEliminar

  2. Un saludo.

    No pretendo ser alarmista, sino cumplir con el objetivo del blog de compensar la información oficial con aquello que se silencia intencionadamente.

    Tal vez nos hallemos simplemente ante un trágico caso de irresponsabilidad, pero si es así el destino ha sido muy caprichoso con la fecha y el lugar (dia de Santiago, accidente en Santiago; retiro gallego del presidente del gobierno, tragedia en Galicia; absolución del ex-ministro de Fomento José Blanco, descarrilamiento en un tren proyectado bajo su mandato e inaugurado por él; ...).

    Tantas casualidades son extrañas, ... no imposibles, pero sí improbables.

    Y, porque sabemos cómo funciona esto, en cuestión de horas se nos va a machacar con solo una versión de los hechos, convertida en "verdad oficial".

    Ocurrió con el accidente del metro de Valencia, y solo al cabo de los años empezamos a conocer las indecentes maniobras de distracción y ocultación que orquestaron los responsables políticos de aquel desmán.

    Hay muchos casos en los que solo atisbamos el extremo del hilo del que tirar. Si es una pista falsa o la clave del laberinto lo dejo a decisión del lector.

    En cualquier caso, gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Tienes que mirar el segundo, 6 que es donde aparece la explosion...
    Dicen que es del choque con la pared.... cuando aun no ha llegado... pero si se ve que el tren se parte en dos..

    El tren tubo una inspeccion tecnica el dia anterior segun declara renfe... como paso el 11 M.

    Le quedaban 4 km para llegar a la estacion, y con esa velocidad pasaria de largo.

    la caja negra dice que hubo exceso de velocidad, y seguro que diran tambien que las balizas hicieron su trabajo controlando al maquinista y no actuar los frenos de emergencias pues este desconecto el mando y tal y tal

    tambien se puede pensar que se pudo hackear el monitor de cabina.... la baliza mandaba la señal, la recogia el ordenador central, pero no se reflejaba en el monitor por eso el conductor suponia que todo estaba bien
    Es como el hackeo de un ordenador.... se le abre la web cam sin que se encienda el piloto o led de encendido. El ordenador comienza grabar sin que el usuario sepa que lo estan grabando pues se lleva por el led.

    Si debo de apostar por alguien, apuesto por alguien que haya estado en varios escenarios de riesgo..... ya sea caerse de un helicoptero y ni despeinarse.. o estar en un aeropuerto asiatico en medio de un refriega..... y encima estar en las altas esferas sin tener merito intelectual para estarlo...

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Como bien comenta Posesodegerasa, la cosa no es buscarles tres pies al gato, pero si que es sospechoso todo el tema dado lo que estamos acostumbradonos a ver de "catastrofes intencionadas". Siendo un tren que va a Santiago en un dia tan señalado.
    Yo, por mi parte, no cierro mi mente a ninguna hipotesis sobre nada y menos cuando estan esos factores que se mencionan en el articulo de ciertos acuerdos para realizar infraestructuras en otros paises.
    Estas cosas ya huelen mal simplemente cuando aun no has visto la noticia y alguien te las comenta. Ya vas pensando ¿Por que habra pasado? ¿Quien se puede beneficiar?
    Un saludo y gracias por los aportes, Posesodegerasa

    ResponderEliminar

  5. Es que además ha habido descarrilamientos de trenes en el sur de Rusia el dia 7 y en Francia el pasado dia 12, además de una colisión de trenes en Argentina el dia 13. En todos estos casos hubo "fallos" del sistema informático que imposibilitaron el control de la situación por parte del conductor. Como dice el segundo comentarista anónimo, la cosa "huele" a hackeo, a sabotaje del software que debía garantizar el buen funcionamiento ferroviario.

    Si ha sido así, los gobiernos no van a reconocer una vulnerabilidad tan grave, pero sí que habrá indicios -a los que habrá que estar atentos- que no puedan evitar que salgan a la luz.

    Un saludo, y gracias a ambos por comentar.

    ResponderEliminar