jueves, 20 de junio de 2013

¿A QUIÉN SIRVEN LAS FUERZAS "DEL ORDEN"?


Pregunta nada retórica, a la luz de los varios videos que acompañan estas líneas. Empecemos por nuestro país, donde la inauguración del AVE Madrid-Alicante sirvió para escenificar el estado de cosas en que nos hallamos: silbidos y abucheos a Rajoy y al Príncipe Felipe, ese recambio supuestamente "limpio" de toda sospecha para cuando se de por amortizado a su papá; presencia de políticos imputados (como la propia alcaldesa alicantina) que el presidente del gobierno y del partido no cesa en su cargo, pero cuya cercanía en las fotos evita como la peste (¡qué severo castigo el que les impone Marianico!), discursos fatuos e irreales que silencian como ese semillero de comisiones -con algo hay que facilitarles sobresueldos a los que adjudican las obras- que son los trenes de alta velocidad -en este caso, más de 4000 millones de € para ahorrar 25 min. de recorrido- oculta la destrucción de líneas y líneas de trenes regionales por toda España, y, finalmente, absoluta falta de autocontrol y profesionalidad de uniformados que pierden la calma con facilidad (casi me sale un verso de la canción "19 días y 500 noches" de Sabina), provocando que sus compañeros infiltrados -tampoco faltan en esto- queden al descubierto, como hace el "tigre de Chamberí" que protagoniza esta vergonzosa actuación:



También, como muestra de la impunidad absoluta de que gozan los llamados "servidores de la ley" (reprimamos las carcajadas), vemos en el mismo escenario a un policía que primero golpea a un concejal de la oposición presente en el acto y luego se arranca el número de placa para evitar ser identificado.



Queda todavía mucho para que los servidores acríticos de un sistema enfermo e injusto den cuerda a su conciencia y se planteen qué es lo correcto. Solo parecen entender cuatro letras (O B D C), y eso dificulta bastante el pensar. Solo cuando se produzca el despertar de quienes ejecutan los criminales designios de la Élite oscura que nos gobierna empezarán a cambiar de verdad las cosas. Es a ese despertar a lo que más temen "los oscuros", puesto que su alineamiento junto con la humanidad puede dar al traste con sus planes de sometimiento, genocidio y gobierno mundial.

En nuestro país un cuerpo funcionarial que está despertando colectivamente es el de los bomberos, quienes ya dejaron claro en su momento su negativa a colaborar en los criminales deshaucios que promueve la dictadura de los mercados, un posicionamiento que ha supuesto sinsabores y represalias a muchos de ellos (pero también la admiración y el reconocimiento de quienes preferimos la valentía y la decencia al servilismo y a la repugnante justificación de la "obediencia debida", excusa de los canallas).

Ahí está el caso del bombero coruñés a quien la subdelegación del gobierno pretende sancionar por haberse negado a colaborar en el deshaucio de una anciana, Aurelia Rey, y para el cual Alternativa Galega de Esquerda ha solicitado la medalla al al mérito de Protección Civil como reconocimiento a su valor al defender el derecho a la vivienda de una persona mayor. Por supuesto, el PP ha vetado dicha concesión, dada su particular concepción de la solidaridad -ellos solo premian a los evasores fiscales- y su aprensión a cualquier acción en favor de las víctimas de la crisis, que, aunque sea el mero ejercicio de la objeción de conciencia, convierte automáticamente a quien discrepa de sus planteamientos -manifestantes, oposición, críticos, etc.- en "terrorista". Vaya desde aquí nuestra felicitación por este héroe anónimo, que vale por sí solo más que todos nuestros patéticos gobernantes juntos. La humanidad necesita de personas como él.

El momento de la verdad: un tipo con órdenes frente a otro con conciencia.

Afortunadamente, lo que está ocurriendo en otros países demuestra que no es imposible el necesario proceso de conversión de las fuerzas de seguridad, como prueba el caso de Brasil, donde policías militares se han unido a las protestas contra el gobierno. En el último video que enlazo, un agente descarga su arma, la arroja al fuego y declara sentirse abochornado por la situación del país. "¿Servir a un gobierno así?", se pregunta. "¡Estoy avergonzado, maldita sea! ¡Me avergüenza nuestra situación!".


No hay comentarios:

Publicar un comentario