martes, 5 de marzo de 2013

"EUROVEGAS" EMPIEZA A MOSTRAR SU NATURALEZA MAFIOSA


Posible aspecto de Euro-Vegas Alcorcón, paraíso del chanchullo
¿De qué otro modo calificar lo que supimos ayer acerca de Las Vegas Sands, la empresa que pretende construír una Meca del juego en Alcorcón? Resulta que esta gentuza  ha admitido formalmente ante la SEC (la Comisión del Mercado de Valores de EEUU) haber sobornado "probablemente" (¿qué demonios querrán decir con probablemente? Las cosas se hacen o no se hacen) a funcionarios extranjeros, algo que las leyes estadounidenses penalizan.

Inmediatamente, el protavoz de la Comunidad de Madrid se ha apresurado, con sospechosa prontitud (ya se sabe, "Excusatio non petita, acusatio manifiesta") a afirmar que eso es algo que ha ocurrido en Asia -que pilla muy lejos- , que "es una cuestión que afecta a los organismos de control americanos y a la propia empresa en Estados Unidos" (es lo que pasa cuando existen mecanismos de control, que igual descubren chanchullos que, si nadie busca, nadie encuentra) y que la "probable" práctica del soborno no inhabilita a la tropa ésta para concurrir al proceso de licitación de su macro-proyecto. Vamos, que no hay que ser tan escrupuloso como para cerrarse a tratar con gentes que, en "A" o en "B", pagan, que es de lo que se trata.

Solo le ha faltado añadir (aunque ahí ya las carcajadas de los periodistas hubieran sido estentóreas) que aquí ni en el gobierno ni en el partido ha habido la menor sospecha de corrupción, sobornos ni sobres bajo cuerda. Por Dios, que este es un país honrado, y si alguien piensa en Bárcenas, Naseiro, Gürtel, Camps, Sepúlveda, áticos en Marbella, paradas del AVE en fincas de parientes, Urdangarín, Filesa, GAL, Roldán, ... pues son ganas de amargar la fiesta. La pretensión de cambiar un sinnúmero de normas y leyes para que el "capo" Adelson pueda desplumar impunemente a menores, ludópatas e incautos en general es una concesión de buena voluntad, "gratis et amore", para demostrar que lo primero es la hospitalidad, y que mafiosos, chulos, prostitutas, narcotraficantes y demás afines a nuestros políticos tienen la puerta abierta. Eso sí, todo con una transparencia que no veas, como se hacen las cosas por aquí, donde nadie se deja comprar ... hasta que la oferta le parece razonable.

Nos han tomado por imbéciles. Pretender que lo acaecido en Asia no va a ocurrir con nuestra "incorruptible" clase política es como esperar que España ganase Eurovisión cuando enviamos allí al tal Rodolfo Chikilicuatre. No solo se trataba de algo descabellado, sino que necesitaba que todo el orbe mirase hacia otro lado y se tapase la nariz. Aún no se ha colocado la primera piedra del super-mega-hiperputiclub y ya esto apesta a detritus hispánico. Adelson sabe que ha elegido bien el cortijo donde emplazar su chiringuito, y que podrá entenderse fraternalmente con la ralea de políticos que a estas horas estarán estableciendo turnos para poner el cazo. ¡Asco de país!

A ver, ¿cuánto cuesta hacer las cosas a mí manera, "pringaillos"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario