domingo, 13 de enero de 2013

CINISMO INSTITUCIONAL (3ª parte): EL GOBIERNO MULTA A LOS INDIGNADOS PARA "CONCIENCIARLES"


Cada vez la desvergüenza de las autoridades es menos disimulada: en respuesta a una interpelación del diputado de IU Gaspar Llamazares, el Gobierno ha justificado las multas económicas de hasta 300 euros que impone a participantes en las últimas manifestaciones de indignados en que sirven para "concienciar" a los sancionados en el respeto a las normas.

Es de suponer que tan sesuda pedagogía se extiende a la ilegal falta de identificación de los antidisturbios (así la ciudadanía se conciencia de que quien tiene un arma puede hacer lo que le venga en gana), al disparo de pelotas de goma revienta-ojos en las manifestaciones (así los "perroflautas" se conciencian de que ejercer su derecho constitucional a la libre reunión sin armas conlleva riesgos), a la impunidad de los políticos (así la gente se conciencia de que quien hace la ley hace la trampa), al minucioso incumplimiento de cada uno de los puntos de su programa electoral por parte del partido en el gobierno (así los electores se conciencian de lo inútil que resulta votar una campaña de imagen, que no a partidos democráticos, hoy por hoy inexistentes) y al regalo de dinero público a bancos irresponsablemente gestionados (así se conciencia la ciudadanía de que aquí solo respondemos con nuestro patrimonio los particulares, ni la banca ni los políticos a quienes ésta condona mafiosamente sus deudas mientras ella responde de sus desmanes también con nuestro patrimonio por recíproca cortesía de nuestros gobernantes).

El Ejecutivo agrega que las sanciones son también un acicate para que los multados pasen a colaborar con las Fuerzas de Seguridad del Estado. Quizá incluso acaben por pegarse a sí mismos, ahorrándole a las fuerzas de seguridad la arriesgada infiltración entre los manifestantes para crear situaciones de violencia que justifiquen las posteriores cargas, un proceder sobradamente acreditado en las últimas manifestaciones. Como dijo aquél, "la calle es suya".

"La sanción administrativa a la que se hace referencia -afirma el ejecutivo- tiene como objeto concienciar del deber de cumplimiento con la normativa vigente y de colaboración con los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, cuya misión es proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana".

Y digo yo, ¿no podían aplicar tan refinado didactismo a reeducar a su puta madre?

(Fuente: http://www.publico.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada