martes, 9 de octubre de 2012

ESPAÑA: LOS TRABAJADORES PÚBLICOS SÓLO COBRARÁN LA MITAD DE SU SALARIO EN CASO DE ENFERMEDAD


Se decía hace tiempo que el trabajo es salud, pero en la "Hezpaña" en que vivimos esa sentencia está mutando hacia un corolario implacable: "... y si no hay salud no hay trabajo, al menos en condiciones dignas". La protección del trabajador enfermo, una de las razones de ser de la Seguridad Social y una conquista laboral que parecía irreversible, se va por el desagüe a partir del próximo dia 15 por "cortesía" de este gobierno que solo atiende a las exigencias del capital y no a las necesidades de las personas.
Quantcast

Ni una intervención quirúrgica de urgencia, ni un ataque de apendicitis, ni una tuberculosis, ni siquiera un cáncer. Cualquier empleado público, ya sea maestro, médico, enfermera o auxiliar de geriatría, que caiga enfermo dejará de percibir un 50% de su retribución salarial durante los tres primeros días que cause baja, y desde entonces hasta el vigésimo día, un 25%.

Y es que a partir del 15 de octubre empezará a aplicarse el artículo 9 del Real Decreto 20/2012 aprobado por el Ejecutivo español. La norma abre la puerta a que los gobiernos autonómicos complementen desde el inicio de la baja la prestación que corre a cuenta de la Seguridad Social hasta alcanzar el 100% de la retribución siempre que esté “debidamente justificado”, pasándoles la patata caliente a las Autonomías con la confianza de que asuman un gasto del que la administración central se desentiende.

Mariano Rajoy asesorado por su consejero de asuntos económicos
Esta medida supone un nuevo agravio para los trabajadores públicos, ya que el 62% de convenios colectivos del sector privado contemplan una cobertura de hasta el 100% del salario en caso de incapacidad temporal.

Los sindicatos lamentan que el decreto no tenga en cuenta a los colectivos más expuestos a los contagios, como los médicos, enfermeras, maestros y profesores. Rosa Canyadell sostiene que “las bajas del profesorado son más cortas por este motivo”, por lo que “saldrán más perjudicados”. En este sentido hace hincapié en que esto pueda provocar que los docentes “vayan a clase con virus para evitar ver su sueldo reducido y que contagien a los alumnos”, que las enfermedades y postoperatorios se acaben “complicando” y que la recuperación “sea más larga”. Para Canyadell, portavoz del sindicato de docentes de Cataluña (USTEC), es “una gran coacción” al profesorado ya que “tendrá que ir a trabajar con fiebre y enfermo”, a lo que se suma el hecho de que a partir de este curso no habrá docente sustituto en las aulas hasta el décimo día de baja del titular de la plaza. A su parecer, esto comporta “un doble ahorro” para las arcas públicas.

La rebaja salarial a funcionarios en situación de incapacidad temporal se traducirá en un ahorro de 1.023 millones de euros en tres años -183 millones en 2012, 426 millones en 2013 y 414 millones en 2014-, según el Plan Presupuestario enviado a Bruselas como exigencia para conseguir la estabilidad económica en España.

(Fuente: http://www.lavanguardia.com/)

Y ahora, ¿cómo llega a fin de mes este funcionario enfermito?

No hay comentarios:

Publicar un comentario