domingo, 1 de enero de 2012

"VIÑETAS PARA LA CRISIS", EL CERTERO DIAGNÓSTICO DE UN HUMORISTA IMPLACABLE

En el prólogo a la compilación de viñetas de Andrés Rábago, "El Roto", que acaba de publicar Robin Books, este pensador gráfico sin parangón afirma lo siguiente: "Es evidente que todos hemos participado de alguna manera en la creación del monstruo económico que nos devora, pero nada nos impide tampoco restaurar la cordura que perdimos (...). El instrumento de la sátira nos dota de esos rayos X con los que, literalmente, podemos verle los huesos al sistema. La sátira es aquel niño que señaló un dia que el rey iba desnudo y que, cuando se hizo mayor, comprendió que ni siquiera había rey".

Al margen de sus dibujos, acerados y expresivos como los de un Hogarth o un Tenniel, las frases que los acompañan desnudan el cínico planteamiento de quienes han diseñado esta crisis a la medida de su codicia:

- Es necesario recuperar la confianza de la gente en los estafadores.

- No se puede devaluar la moneda, habrá que devaluar a la gente.

- Nos llevamos millones y el Estado los repuso, ¿cómo pueden decir que el sistema no funciona?

- ¡Depositad vuestros ahorros en los bancos para asegurar las pensiones de sus directivos!

- Unos tienen mucho y otros nada, pero la media es la correcta.

- Los empobrecidos por la crisis están poniendo en peligro a los bancos que la crearon.

- Pero, ¿cómo va a ser delito la maquinación para alterar el precio de las
cosas? ... ¡Si precisamente eso es el mercado!

- Si se encienden todas las alarmas es que aún no nos han cortado la luz.

- Hay que buscar posibles alternativas al sistema ... para evitar que prosperen.

También da voz el Roto al sentido común de la gente trabajadora empobrecida por este brutal y depredador sistema:

- Si nada ganábamos cuando se forraban, ¿por qué hemos de perder cuando se
la pegan?

- No podemos aumentar nuestra competitividad al ritmo de su codicia.

- El trabajo de economista consiste en que parezca necesario lo intolerable.

- Rescatadnos a los que estamos con el agua al cuello, no a los que nos ahogan.

- La economía la lleva una casa de apuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario