sábado, 28 de enero de 2012

UN VISTAZO A LA PRETENDIDA SUPERIORIDAD MORAL DEL REY EN EL "CASO URDANGARÍN" (10)

.
La familia del rey de España no se queda -precisamente- corta a la hora de reunir ingresos “extras”, más allá del colchón económico que les asegura el jefe de la Casa Real. Es así como muchos de sus integrantes tienen intereses en empresas de variado tipo, aunque predominan las vinculadas al mundo financiero o asegurador.

Respecto de la reina Sofía, no se le conoce participación en el ámbito empresario. Sólo su titularidad en la Fundación que lleva su nombre y que entre otros aspectos se dedica a la lucha contra el mal de Alzheimer y contra la violencia familiar, además de apadrinar eventos y entidades dedicadas a la cultura. Sin embargo, como se citó al comienzo, es una mujer que detrás de su aspecto cándido oculta a alguien con mucho poder. Por algo, como también se señaló, es quien concurre en representación de la monarquía española a varios de los encuentros anuales del Club Bilderberg.

Las actividades del resto de la familia real se enumeran como sigue a continuación, tal como las revelara el sociólogo y periodista español Decio Machado, uno de los editores del periódico quincenal “Diagonal”, aparecido en la península ibérica hace un año.

La hermana del rey, Pilar de Borbón y Borbón, duquesa de Badajoz, es presidenta y consejera delegada de Labiernag 2000, una sociedad que invierte en la Bolsa y de la que participan como consejeros sus hijos, Simonetta y Bruno. La infanta Pilar suele apostar por gigantes empresariales tan dispares como Microsoft o Coca-Cola, pero también es accionista de Acerinox, Banco Popular, Repsol, Telefónica, Rolls Royce y Citigroup, entre varias otras compañías. También es administradora, junto a Jaime Carvajal y Urquijo –amigo de la infancia del rey y otro asiduo concurrente a las reuniones del Club Bilderberg- de Aviva Vida y Pensiones S.A. de Seguros y Reaseguros, una empresa presidida por el banquero Guillermo de la Dehesa que gana alrededor de 100 millones de euros anuales.

Su primo hermano, Carlos de Borbón-Dos Sicilias y Borbón-Parma, duque de Calabria, es consejero accionista del Grupo Dragados, Inmobiliaria Urbis y Viajes Marsans, entre otras empresas. La prima hermana del rey, Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Borbón-Parma, duquesa de Salerno, es presidenta de la bodega San Dimas SL, mientras su hija Clara es administradora de Salubre Consulting SL y propietaria de Bodegas Tarsus y de Navamayor S.A.

El primo segundo, Alfonso de Borbón y Escasany, es presidente de Ahorro Familiar SA, consejero de Axa Aurora Ibérica, presidente de Ildefonso SL y de Keka SL, consejero delegado de Gilgamesh Inmoinversión SL y de ZRZ SL, y preside la Sociedad Anónima Bribón, el citado nombre del velero de regatas del rey, cuyas actividades deportivas son patrocinadas, como se dijo, por varias firmas de renombre.

Uno de los yernos de Juan Carlos I, Jaime de Marichalar y Sáez de Tejada, duque de Lugo y esposo (separado) de la infanta Elena, es miembro de la comisión ejecutiva de Portland Valderrivas, empresa perteneciente a Fomento de Construcciones y Contratas, presidida por Marcelino Oreja, jurista y diplomático que integró el derechista Partido Popular y fue parlamentario europeo, abandonando luego la política para dedicarse a la actividad empresaria. El yerno real preside además la Fundación Winterthur, del grupo asegurador del mismo nombre, integrada en el grupo Crédit Suisse, y fue director gerente de Crédit Suisse Fist Boston de Madrid. Dada su experiencia en el mundo de la moda, el ocio y el gran lujo fue nombrado consejero de Loewe, considerada la empresa de moda y perfumería de España por excelencia. Es considerado un “genio de la promoción” por sus relaciones con Volvo, Hérmes y los modistos Christian Lacroix y Charles Jourdan.

En cuanto al otro yerno, ¿qué se puede contar que no sepa ya toda España? La fiscalía ha centrado sus investigaciones en él, obviando que era co-propietario junto con la Infanta Cristina (sin pecado concebida) de las empresas-tapadera utilizadas para lucro de ambos, en alguna de las cuales ella incluso ejercía como secretaria del consejo de administración, que las declaraciones presuntamente fraudulentas de Renta eran conjuntas, que son ya de domino público los eMails que la implican en los tejemanejes de la empresa Aizoon y que quien mejor preparación empresarial tiene es ella, pese a lo cual la justicia ha resuelto no imputarla. Está claro que se ha decidido que dé la cara el ex-jugador de balonmano, y que cargue él solito con las responsabilidades (si es que las hubiere, que no me extrañaría que al final todos los delitos hubiesen prescrito y se fuese "de rositas"). Eso sí, en la homilía de Nochebuena el monarca se permitió pontificar, sin que se le cayese la cara de vergüenza, sobre la cuestión en los siguientes términos: "La justicia es igual para todos. Cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley". ¿También las de su familia?

El "cortafuegos", una vez más, se ha instalado entre el plebeyo y la sangre real, aunque parece cada vez más difícil mantener a la "Sagrada Familia" fuera de foco ante las evidencias que la salpican: lo último que hemos sabido es que el matrimonio Urdangarín-Borbón pidió asesoramiento a la Casa del Rey para que le aconsejase sobre sus problemas catastrales en una vivienda de su propiedad. Fraude, apropiación indebida, tráfico de influencias, evasión de capitales, malversación, falsedad, prevaricación, ... ¿qué delito no concurre en esta causa, cuyo hedor a podredumbre escandaliza a todo el país?

(Fuente: http://odiseaazul.blogspot.com/2011/02/los-negocios-de-juan-carlos-de-borbon.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario