lunes, 26 de julio de 2021

EL CONCIENZUDO DISEÑO DE UNA SUPUESTA "ENFERMEDAD NOVEDOSA"



La supuesta «novedad» del SARS CoV-2 no es tal. Existen 73 patentes otorgadas a diversas farmacéuticas desde hace más de una década para explotar comercialmente esta «pandemia». En una entrevista planteada por los coordinadores del Comité Alemán de Investigación del Coronavirus, el Dr. David E. Martin da detallada cuenta de la investigación que, como experto mundial en patentes de innovación, revela esta preparación minuciosa.


La secuencia genética reportada, que se dijo que fue aislada como un nuevo coronavirus, e indicada como tal por el ICTV, el Comité Internacional de Taxonomía de los Virus de la Organización Mundial de la Salud, carece de validez científica. Tomamos las secuencias genéticas reales que fueron reportadas como nuevas, y las revisamos contra los registros de patentes que estaban disponibles en la primavera de 2020. Y lo que encontramos, como verán en nuestro informe, son mas de 120 pruebas patentadas que sugieren que la declaración de un nuevo coronavirus era en realidad una falacia completa. No había ningún coronavirus nuevo.

Hay innumerables y muy sutiles modificaciones de las secuencias de coronavirus que han sido cargadas. Pero no se encontró ningún coronavirus nuevo identificado en absoluto. De hecho, encontramos registros, en los archivos de patentes, de secuencias atribuidas a lo que se consideró ahora novedoso, que se remontaban a patentes que se solicitaron ya en 1999. Así que esto no era ninguna novedad. En realidad no sólo no era novedoso el año pasado, sino que no ha sido algo novedoso por más de dos décadas. Pero vamos a hacer un breve recorrido por el panorama de las patentes para asegurarnos de que la gente entiende lo que pasó.

La proteína spike está patentada hace 21 años


Como saben, hasta 1999, la actividad de patentes en torno al coronavirus era algo que existía y se aplicaba exclusivamente a las ciencias veterinarias. La primera vacuna patentada para el coronavirus fue en realidad buscada por Pfizer. Me refiero a la aplicación [a una patente] tendiente a la la primera vacuna para el coronavirus, la cual consistía específicamente en esta proteína S, o espiga (spike). Es exactamente lo mismo que, supuestamente, nos hemos apresurado a inventar ahora. La primera solicitud fue presentada el 28 de enero de 2000. Hace veintiún años.

De modo que la idea de que misteriosamente nos tropezamos con la forma de intervenir en las vacunas no sólo es ridícula, sino que es increíble. Porque Timothy Miller, Sharon Clapford, Albert Paul Reed y Elaine Jones, el 28 de enero de 2000, presentaron lo que en última instancia se emitió como la patente de EE.UU. 6372224, que era la vacuna contra el virus de la proteína de la espiga: una vacuna para el coronavirus canino, que es en realidad una de las múltiples formas de coronavirus.

Pero, como he dicho, los primeros trabajos hasta 1999 se centraron en gran medida en el ámbito de las vacunas para animales. Los dos animales que recibieron más atención fueron conejos y perros. Así se refleja en los trabajos de Ralph Baric sobre los conejos, y la cardiomiopatía de los conejos, que se asoció con problemas importantes entre los criadores. Y luego, en el trabajo de Pfizer, el coronavirus canino, para identificar cómo desarrollar esencia del guión de la proteína S para las candidatas a vacuna de la proteína. Esto nos muestra una evidencia obvia, que dice que ni el concepto de la vacuna de coronavirus, ni el principio del coronavirus mismo, como patógeno de interés con respecto al comportamiento de la proteína espiga, es nada novedoso en absoluto. De hecho, tiene 22 años de antigüedad, según los registros de patentes.


SARS CoV explorado como vehículo para vacuna HIV y su ganancia de función inicial


Lo que es más problemático, y más grave, es que Anthony Fauci y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) encontraron que, debido a su maleabilidad, el coronavirus resultaba un candidato potencial para las vacunas contra el VIH. De modo que el SARS [Severe Acute Respiratory Syndrome: Síndrome Respiratorio Severo Agudo] no es en realidad una progresión natural de una modificación genética del coronavirus. De hecho, muy específicamente en 1999, Anthony Fauci financió una investigación en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, específicamente para crear … -y uno no puede sino lamentar lo que voy a leer, porque esto viene directamente de una solicitud de patente presentada el 19 de abril de 2002; y sí, has oído bien la fecha: 2002. En esa patente, entonces, el NIAID dice haber creado un «coronavirus infeccioso de replicación defectuosa» [an infectious, replication defective, coronavirus«], ajustado específicamente al epitelio pulmonar humano. En otras palabras, construimos la enfermedad SARS, y lo patentamos el 19 de abril de 2002.

Esto fue antes de que hubiera un supuesto brote en Asia que, como saben, ocurrió varios meses después.


La conversión del SARS CoV en un arma biológica


Esa patente se emitió como patente de los EE.UU. 7279327. Ella establece claramente en la secuenciación de genes muy específicos, el hecho de que sabíamos que el receptor de la ACE, el dominio de unión ACE2, la proteína espiga S1, y otros elementos de lo que hemos llegado a conocer como este flagelo patógeno, no sólo fueron diseñados, sino que pueden ser modificados sintéticamente en el laboratorio, utilizando nada más que las tecnologías de secuenciación de genes, tomando el código informático y convirtiéndolo en un patógeno, o un intermedio del patógeno. Y esa tecnología se financió exclusivamente, en los primeros tiempos, como un medio por el cual podríamos aprovechar realmente el coronavirus como vector para distribuir una vacuna contra el VIH.

OK. Pero luego, la cosa empeora. A mi organización se le pidió que vigilara las violaciones del Tratado de Armas Biológicas y Químicas en los primeros días del año 2000. Usted recordará los eventos de ántrax en septiembre de 2001. Nosotros formamos parte de una investigación que dio lugar a la investigación del Congreso, no sólo sobre los orígenes del ántrax, sino también sobre lo que era un comportamiento inusual en torno a la droga ciprofloxacin de Bayer, que era un medicamento utilizado como tratamiento potencial para el envenenamiento por ántrax. Y a lo largo del otoño de 2001, comenzamos a monitorear un enorme número de patógenos bacterianos y virales que estaban siendo patentados a través de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el NIAID, el AMRIID, que es el programa de enfermedades infecciosas de los servicios armados de los Estados Unidos, y una serie de otras agencias a nivel internacional que colaboraban con ellos. Y nuestra preocupación era que el coronavirus, estaba siendo visto no sólo como un potencial agente manipulable para su uso potencial como vector de vacunas, sino que también estaba siendo claramente considerado como un candidato a arma biológica.


De modo que nuestro primer informe público sobre esto tuvo lugar antes del brote de SARS, a finales de 2001. Ustedes se pueden imaginar lo decepcionado que estoy al estar sentado aquí 20 años después, habiendo señalado 20 años antes que había un problema que se avecinaba en el horizonte con respecto al coronavirus.

La detección por RT-PCR patentada también

Pero después del supuesto brote, y siempre diré supuesto brote porque creo que es importante que entendamos que el coronavirus, como patógeno circulante dentro del modelo viral que tenemos, en realidad no es nuevo en la condición humana, ni es nuevo en las últimas dos décadas. En realidad ha sido parte de la secuencia de proteínas que circula desde hace mucho tiempo. Pero el presunto brote que tuvo lugar en China en 2002, hasta 2003, dio lugar a una presentación ante la oficina de patentes muy problemática, en abril de 2003, por parte del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Y este tema es de vital importancia para precisar bien los matices. Porque además de presentar la secuencia genética completa de lo que se convirtió en el coronavirus del SARS, lo que en realidad es una violación de la Sección 101 del Código 35 de los Estados Unidos, porque uno no puede patentar una sustancia que se da naturalmente.

Tal violación de la Sección 101 del Código 35 de los Estados Unidos resultó en la patente número 7220852. Ahora bien, esa patente también tenía una serie de patentes derivadas asociadas a ella. Estas son solicitudes de patentes que se separaron porque eran de materia patentable múltiple. Estas incluyen la patente de EE.UU. 7776521. Estas patentes no sólo cubrían la secuencia del gen del coronavirus del SARS, sino que también cubrían los medios para detectarlo utilizando la RT PCR.

Ahora bien, la razón por la que esto es problemático es que si uno posee tanto la patente del gen en sí, como la patente de su detección, uno obtiene una astuta ventaja para poder controlar el 100% de la procedencia no sólo del virus en sí, sino también de su detección. Lo que significa que se tiene el control total, tanto científico como respecto de lo que se comunica. Y esta patente, buscada por el CDC, fue supuestamente justificada por su equipo de relaciones públicas como solicitada para que todo el mundo fuera libre de poder investigar el coronavirus. El único problema de esta afirmación es que es una mentira. Y la razón por la que afirmo que es una mentira es que la oficina de patentes, no solo una sino dos veces, rechazó la patente de la secuencia genética como no patentable, porque la secuencia genética ya era de dominio público. En otras palabras, antes de que los CDC solicitaran la patente, la oficina de patentes encontró un 99,9% de identidad con el coronavirus ya existente, registrado en el dominio público. Y pasándole por encima al rechazo del examinador de patentes, y después de haber pagado una «multa de apelación» en 2006, y en 2007, el CDC anuló el rechazo de las oficinas de patentes, y finalmente, en 2007, consiguió que se le otorgase esa patente del coronavirus del SARS.

De modo que todas las declaraciones públicas que el CDC ha hecho diciendo que esto era de interés público resultan ser falsas, al ver este soborno pago a la oficina de patentes. Esto no es algo sutil. Y para empeorar las cosas, pagaron una tasa adicional para mantener su solicitud privada. Si uno trata de poner información a disposición de la investigación pública, uno no paga una tasa extra para mantener esa información privada.

Ojalá pudiera haberme inventado todo lo que acabo de decir. Pero todo eso está disponible en el Registro Público de Archivos de Patentes que cualquier persona en la audiencia puede revisar. Y el Public Pair -como se le dice a la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos– tiene no sólo las pruebas, sino también los documentos reales -que tengo también en mi poder.

Esto, amigos míos, es la definición de conspiración criminal, chantaje y colusión. Esto no es una teoría. Esto es una evidencia. No se puede tener información que aun está en el futuro informando el tratamiento de una cosa que aun no existía.

Mi cita favorita de esta pandemia es una declaración hecha en 2015 por Peter Daszak. La declaración que fue hecha por Peter Daszak en 2015, reportada en The National Academies Press, el 12 de febrero de 2016. Cito: «Tenemos que aumentar la comprensión pública de la necesidad de contramedidas médicas, tales como una vacuna universal contra los coronavirus (pan coronavirus vaccine). Un impulsor clave son los medios de comunicación, y la economía seguirá la conmoción que se cree. Debemos usar esa conmoción a favor nuestro para ir a los temas reales. Los inversores responderán si ven beneficios al final del proceso«.


Peter Daszak es el principal de Eco-Health Alliance. Es la persona que estaba corroborando independientemente la no-teoría china de la no-fuga de laboratorio. No hubo ninguna fuga de laboratorio. Esto fue convertir intencionalmente la proteína espiga en un arma biológica, para inyectar a a gente y hacerla adicta a una vacuna universal contra el coronavirus. Esto no tiene nada que ver con un patógeno que se haya liberado. Y cada uno de los estudios que se ha lanzado para tratar de verificar una fuga de laboratorio es algo para desviar la atención.

La naturaleza ridícula de la historia de que esta vacuna es de alguna manera profiláctica o preventiva, se burla del 100% de la evidencia, porque la evidencia deja muy claro que no ha habido ningún esfuerzo por parte de ninguna empresa farmacéutica para combatir el virus. Se trata de hacer que la gente se inyecte con la proteína espiga, conocida por su carácter dañino. Así que la historia creada como fachada, es que si se obtiene una expresión de una proteína espiga, uno va a tener algún tipo de alivio sintomático general. Pero el hecho es que nunca ha habido una intención de vacunar a una población, si usamos la definición dentro del universo de la vacunación. Y es importante, quiero decir, vamos a revisar esto explícitamente. Cuando Anthony Fauci trataba desesperadamente de conseguir que se publicaran algunas de sus, cito, «vacunas de ARN sintético», sus propias patentes fueron rechazadas por la oficina de patentes. Y quiero leer lo que la oficina de patentes le dijo, cuando el propio Anthony Fauci del NIAID pensaba que podría generar una vacuna similar al ARNm, y patentarla como vacuna. He aquí la cita: «este argumento es persuasivo en la medida en que un péptido antigénico estimule una respuesta inmune que puede producir anticuerpos que se unen a un péptido o proteína específica, pero no es persuasivo en lo que respecta a una vacuna«.

Bien, esto es la oficina de patentes. Esto no es una especie de agencia de salud pública. Esta es la oficina de patentes. «La respuesta inmunitaria producida por una vacuna debe ser algo más que una simple respuesta inmunitaria. Debe también ser protectora. Como se señaló en la anterior Acción de la Oficina, el estado del arte reconoce que el término vacuna es un compuesto que previene la infección. El solicitante no ha demostrado que la vacuna reivindicada al instante cumpla incluso el estándar más bajo establecido en la especificación, y mucho menos la definición estándar para ser operativa. Por lo tanto, las reivindicaciones cinco, siete y nueve no son operativas, ya que la vacuna contra el VIH -que es en lo que estaba Fauci trabajando-, no es una utilidad patentable«. Así que el propio Anthony Fauci fue informado por la oficina de patentes de que lo que proponía como vacuna no cumplía el estándar de patentes, el estándar legal o el estándar clínico.

(...)

No hay nada como una variante Alfa, Beta, Gama o Delta. Este es el medio por el cual, lo que están desesperadamente buscando, es el grado en el cual puede coaccionarse a los individuos a que acepten algo que de otro modo no aceptarían.

(Fuente: https://www.algora.com/; transcripción completa -a cargo de Agustina Rocca-: https://extramurosrevista.com/)

EL BLINDAJE



Cuesta creer que haya tan pocos profesionales que estén alzando la voz contra este 'mentiravirus' que estamos viviendo desde hace ya más de un año, porque las evidencias son realmente abrumadoras. Voy a tratar de analizar los distintos niveles a través de los cuales se ha creado este 'blindaje' que por momentos nos mantiene a todos agobiados y confundidos.

El primer blindaje lo está llevando a cabo la clase política. Los políticos mienten, y si no mienten con respecto a este tema por lo menos no están contando la verdad, es decir que los políticos se parapetan tras un muro de mentiras o de medias verdades que a la postre está resultando devastador. Muchas veces no lo pensamos, pero el político es alguien que ha sido entrenado para mentir, el político considera a la propia mentira como una herramienta de trabajo, de ahí toda la degradación moral que estamos viviendo y que se deriva de esa aberración.

El siguiente nivel es el de los jueces que se ven obligados a aplicar unas leyes que en la mayoría de los casos son injustas y que emanan de las infames decisiones de los políticos, por ejemplo las leyes referidas a los cierres de negocios son todas ilegales, la misma norma de la mascarilla todavía no sabemos si es legal o no porque no ha habido ninguna aclaración oficial por parte de la judicatura, es muy probable que el Estado de Alarma que hemos tenido durante muchos meses fuera ilegal, se está esperando una sentencia que lo avale. La mayoría de los fiscales y de los abogados tampoco están alzando la voz, quizás no se hayan dado cuenta de que su silencio nos sume en un pozo de oscuridad cada vez más profundo.

El siguiente nivel son los médicos, se esperaba mucho de ellos, a la postre forman un colectivo muy cerrado y demasiado corporativo, les cuesta dar pasos para desenmascarar esta farsa, prefieren seguir atrincherados aunque eso suponga tragarse muchas mentiras. Los médicos siguen los protocolos que les marcan desde arriba y si se salen de ellos les suspenden de empleo y sueldo; para la estrategia de los regresivos era muy importante tener a los médicos callados porque normalmente lo que dice un médico va a misa, por eso para el sistema corrupto tenía mucha importancia que los médicos estuvieran con la boca cerrada.


Me parece increíble que la mayoría de los médicos aún no se hayan dado cuenta de la estafa de las PCRs, deberían de saber además que el hisopo de la PCR está saturado con óxido de etileno que es cancerígeno y que además daña el ADN produciendo infertilidad; tampoco entiendo cómo gran parte de los médicos permiten que sus pacientes estén haciendo de cobayas con el tema de las vacunas experimentales, los médicos aún no saben que no se pueden llevar a cabo vacunaciones masivas en fase 3 de ensayos clínicos de una vacuna experimental; me cuesta mucho entender que los médicos aún no se hayan dado cuenta que desde que se están poniendo las vacunas al menos un tercio de los ancianos que viven en las residencias de la tercera edad han fallecido. Los médicos aún no se han dado cuenta de que con una tasa de mortalidad tan baja no se puede ni se debe vacunar a toda la población. Los médicos deberían de saber que la élite regresiva está buscando que la vacunación sea para siempre ya que la vacuna es la herramienta clave para el control y el sometimiento futuros. Y a la hora de vacunar a los niños, que los médicos vean este vídeo de 6 minutos y escuchen los datos que en él se ofrecen.



Es obligación de los médicos conocer los efectos secundarios de las vacunas y denunciarlos, se está llevando un tremendo Holocausto a plena luz del día y la mayoría de los médicos no se están dando cuenta, ahora mismo ser tibios y mantenerse en silencio puede significar colaborar con el mal.

Los siguientes en la escala son los periodistas. La corrupción periodística en España es sencillamente alucinante, la mayoría de los periodistas se callan la boca por dinero, estamos hablando de periodistas que están participando en la destrucción calculada de nuestro país, estamos hablando de periodistas que usan la información que tienen para mentir y para manipular a la gente.

El siguiente nivel engloba a los policías, a los militares y a los maestros, por supuesto que todos ellos están ‘obligados’ a cumplir las normas, lo que en la práctica quiere decir que sólo pueden maniobrar dentro de los barrotes de la cárcel mental que ha sido creada a lo largo de todos estos meses. Apenas hay policías disidentes, muy pocos maestros dicen nada, y los militares que han alzado la voz son escasísimos. Hago desde aquí una llamada de atención a esos policías que se dedican a vigilar a los que se sientan en las terrazas y les obligan a ponerse la mascarilla entre sorbo y sorbo, que dejen en paz a la gente, muchas veces el que se sienta en una terraza lo hace para poder respirar un poco, que no caigan en el delirio orwelliano de querer controlar todo porque eso no es más que fascismo decimonónico.

Y por último está la gente, es decir todos nosotros. La gente no respira porque no quiere pagar 100 euros de multa por no llevar la mascarilla, te vas a morir envenenado por llevar la mascarilla, sin embargo no estás dispuesto a pagar 100 euros de multa, una multa que si la recurres te la quitan porque es ilegal. Pero no, la cobardía y el miedo se instalaron a unos niveles increíbles y aún persisten.


Que la plandemia haya durado tanto tiempo sólo demuestra una cosa: que la gente está totalmente atada al dinero, la mayoría no alza la voz porque temen quedarse sin dinero y piensan que se morirán de hambre si lo hacen. No te morirás de hambre si alzas la voz, lo que puede pasar si no la alzas es que tu conciencia te va a torturar los días que te restan de vida.

Debido a este blindaje que he descrito, todas las escalas de la sociedad han quedado encerradas dentro de un modelo asfixiante. Pero las cosas no suceden por casualidad, en lo Nuevo que está por llegar no habrá jueces corruptos, tampoco habrá médicos que se decanten por una medicina contraria a la esencia del ser humano, no estarán los maestros que ahora mismo están mirando para otro lado, ni por supuesto estarán los periodistas comprados, lo que estamos viviendo es la separación del grano de la paja, por eso es tan gordo lo que está ocurriendo ahora mismo.

Y al final de toda esta escala de blindajes, tan sólo estamos cuatro locos que no paramos de gritarle al viento. Estoy convencido de que los cuatro locos que gritamos desde estas plataformas digitales somos los que decidimos venir aquí sin importarnos si íbamos a sufrir o no; si vienes a esta vida y no te importa sufrir, lo tienes todo hecho, pero si vienes aquí y en todo momento vas buscando el placer y la comodidad, entonces vas jodido. España es un país tan dormido actualmente porque muchos españoles se acostumbraron a vivir muy bien, ese vivir bien nos está haciendo mucho daño ahora mismo porque la gente no reacciona, van pasando las semanas y los meses y la situación no mejora, la mayoría de las personas están a por uvas, en cuanto les pides un mínimo de esfuerzo para concienciarse, lo rechazan. Ahora sí que España se ha puesto a dormir la siesta, y esta siesta no le está haciendo ningún bien.

Conozco una residencia de ancianos donde pusieron la vacuna en Navidad, para finales de enero habían fallecido 18 ancianos de un total de 70, las explicaciones que ofrece algún trabajador de esa residencia es que los ancianos habían recibido muchas visitas en Navidad, algo completamente ridículo porque meses atrás habían recibido las mismas visitas o más y no había habido ni un solo "contagiado". Sean ustedes serios por favor, investiguen, no se conformen con obedecer órdenes porque ahora obedecer órdenes puede suponer una catástrofe, como de hecho así está siendo.


Hace unos días le pregunté a un amigo médico: "¿Qué validez temporal puede tener un test de antígenos que salga negativo y que te permita viajar? No más de 15 minutos, incluso 15 minutos igual es mucho, pongamos 5 minutos, me dice. ¿Según eso nadie podría viajar ya que el test se hace la víspera del viaje, incluso lo normal es que se haga dos días antes? Esto es lo que me responde: ¿Pero quién se cree esta mamarrachada? Todos estamos esperando que esto caiga, los médicos somos los primeros que lo esperamos, creo que esta vez nos va a tocar dar la cara, nos estamos resistiendo pero todo esto hay que denunciarlo, las cosas han ido ya demasiado lejos".


Cuánto hemos aprendido en estos últimos 14 meses; podría parecer contradictorio, pero a la vez que nos ponían el bozal muchas caretas se han ido cayendo, ahora sabemos quiénes son los que dicen palabras huecas, ahora sabemos ya quiénes son los que engañan y mienten, ahora cada uno está posicionado justo donde tiene que estar, desde hace ya unos meses se sabe quiénes son los sinvergüenzas que se han vendido; ahora llega el momento de rendir cuentas, algunos se están echando a temblar porque saben que van a tener que pagar por todo el daño que han hecho.

(Fuente: https://enelamordelavida.blogspot.com/)

AL FINAL LO NUNCA VISTO RESULTA QUE "YA SE SABÍA"



El “mantra” que, a partir de ahora, van a emplear los medios de comunicación de manera generalizada es el siguiente: “YA SE SABÍA”. Su uso será de la siguiente manera:

1.- “Ya se sabía” que, aunque estés vacunado, puedes contagiarte. Falso, cuando empezó a promocionarse la campaña de vacunación (en su inicio) nunca dijeron esto, sino lo contrario.

2.- “Ya se sabía” que, a pesar de estar vacunado, puedes transmitir la enfermedad. También falso, jamás dijeron esto cuando comenzó la vacunación, más bien todo lo contrario (“inmunidad de grupo”)

3.- “Ya se sabía” que, aunque te vacunes, no estás libre de enfermar gravemente, ingresar en UCI o incluso fallecer. Falso, nos vendieron una eficacia del 95% pero nunca dijeron que habría gente que enfermaría gravemente o fallecería. Esto lo han ido incorporando con el tiempo, cuando se constató que la vacuna ni evitaba el contagio ni la transmisión y, para compensar, introdujeron la idea nueva de que evitabas enfermar gravemente.

La frase que repitieron hasta la saciedad fue la siguiente: “Las vacunas son totalmente seguras y eficaces”.

4.- “Ya se sabía” que el virus mutaba con cierta facilidad. Falso. La frase que reiteraron, una y otra vez , fue: “Afortunadamente, este virus no muta” y posteriormente que “apenas lo hace”.

5.- “Ya se sabía” que las vacunas tienen ciertos riesgos. Mentira. Insistieron que eran totalmente seguras, salvo casos extraordinariamente aislados. (1/ millón)

Cuando aparecieron los episodios trombóticos con Astra Zeneca, dijeron que ya se sabía pero que “el riesgo de tomar una aspirina o un anticonceptivo era superior a vacunarse”.

6.- “Ya se sabía” que estas vacunas, al ser experimentales y haberse autorizado por razones de urgencia, podrían ocasionar efectos adversos graves no previstos. Falso, nunca insinuaron nada parecido, todo lo contrario, que era una tecnología que llevaba desarrollándose 4 décadas y que era muy segura.

Ante la evidencia de la falsedad, introdujeron la frase: “Los beneficios superan ampliamente los riesgos”.

7.- “Ya se sabía” que habría que incorporar nuevas y periódicas dosis de refuerzo. Radicalmente falso. Nos dieron claramente a entender que con la una única inoculación (aunque fuese mediante doble dosis) el problema estaría resuelto, especialmente al alcanzar la inmunidad de grupo, con un 60% aproximadamente de la población vacunada.


8.- “Ya se sabía” que, totalmente, la inmunidad de grupo no se puede lograr. Rotundamente mentira. Nos metieron la idea opuesta insistentemente. Una vez que el 60% no parece ser suficiente, lo elevaron al 70%, 80% o, incluso, porcentajes superiores.

9.- “Ya se sabía” que en personas con un sistema inmunitario fuerte o en personas jóvenes, las vacunas pueden dar más problemas. Nueva falsedad, jamás insinuaron lo más mínimo referente a esta idea.

Lo cierto es que resulta totalmente lógico que un sistema inmunitario fuerte, propio de una persona joven, pueda resentirse gravemente con la vacuna porque lo que hace es incidir sobre este sistema inmunitario, produciendo una sobreestimulación absolutamente innecesaria, pudiendo provocar una tormenta de citoquinas y una inflamación del organismo, especialmente del corazón, en forma de pericarditis, miocarditis y otras patologías que pueden causar la muerte.

10.- “Ya se sabía” que la proteína spike circulaba por el torrente sanguíneo, pudiendo depositarse en diferentes órganos del cuerpo. Radicalmente falso, lo máximo que llegaron a decir es que la proteína spike se quedaba en el músculo de la zona del pinchazo y que se eliminaba rápidamente sin crear problema alguno.

11.- “Ya se sabía” que la eficacia de las vacunas no era superior al 90%. Es otra trola impresionante puesto que todos los Laboratorios han insistido, e incluso siguen haciéndolo, que su eficacia es superior al 90% e incluso que se mantiene con las variantes.

12.- El mantra “YA SE SABÍA” es la fórmula ideal para encubrir cualquier mentira vertida con anterioridad. Servirá para justificar el origen del virus, la manipulación informativa en datos, cifras y estadísticas, los informes y estudios falsos, efectos secundarios , para tapar a los responsables, servirá para todo.

El “ya se sabía” sirve solamente para corroborar y constatar algo que realmente sí que sabía: que los Laboratorios constituyen la cúspide de una organización criminal repleta de psicópatas, en la que determinadas Instituciones Científicas, determinados personajes siniestros que se mueven en torno a los Laboratorios (invierten), diferentes Gobiernos y muchos medios de comunicación (en manos de unos pocos) son cómplices y cooperadores necesarios para que los ciudadanos seamos víctimas de la mayor trama criminal de la historia. Esto es lo único que ya se sabía.

Carlos A. Jaramillo

domingo, 25 de julio de 2021

NI NOS HAN VENCIDO, NI LO HARÁN



10 de mayo de 1940, Alemania lanza todos sus ejércitos hacia Francia. En horas captura Bélgica, Holanda, atraviesa el "impenetrable" bosque de las Ardenas y cruza la "indestructible" Línea Marginot. Es la famosa guerra relámpago.

Los ejércitos Británicos y Franceses retroceden al mar, o se rinden.

Pero un desconocido Coronel Francés, Charles de Gaulle, no entra en pánico, con 85 tanques y 5000 soldados contraataca contra el flanco alemán. Avanza y reconquista el pueblo de Montcornet.

- Muy bien Coronel, retrasó la inevitable derrota 7 horas, le dijeron con sarcasmo sus jefes.

- Hay formas y formas de derrota, una cosa es una derrota producto de un completo colapso moral, y otra es ser derrotado combatiendo, con la frente en alto, -contestó- Ésta última permite retroceder, rearmarse para el futuro, es la semilla de futuros triunfos.

Mientras el resto de Francia se rinde al enemigo, colabora con él, entrega a los judios y gitanos a la Gestapo, el ahora General De Gaulle salta a un avión que lo lleva a continuar su lucha en Inglaterra.

- ¿No lleva más equipaje?, pregunta el piloto.

- Llevo en mis bolsillos el honor de Francia.

Mas de 4 años le llevó volver a entrar victorioso a París.

En Marzo de 2020 el enemigo nos atacó con todo. Tiene en su poder todos los medios de comunicación, las más importantes redes sociales, en su nómina a casi todos los periodistas, a la OMS, a las Asociaciones Médicas, todo el peso de la Farmafia y a prácticamente todos los gobiernos del planeta.

La humanidad sufre un completo colapso moral, las masas se someten, denuncian a sus vecinos, entregan a sus hijos a crueles experimentos, presionan a sus empleados a ceder a la Farmafia.

Como De Gaulle, nosotros nos mantenemos, contraatacamos con nuestras armas, la verdad, la razón, los datos, el espíritu.

El Nuevo Orden ganó la batalla, nuestros Médicos por la Verdad fueron encarcelados, nos borraron de las radios, y ni hablar de la televisión, nos censuran en la redes sociales. Nuestros familiares y amigos nos van dando la espalda. Obediencia y Sumisión, no importa cuan ridículos y torcidos sean los mandatos, es hoy el lema.

¿Por que seguimos luchando, amigos? Porque hay derrotas y derrotas, solo el que se da por vencido está vencido, solo el que colapsa moralmente está acabado.

Los mismos que escupían a De Gaulle, que lo condenaron a muerte en ausencia, los mismos que encarcelaron a su hermana y sus padres, 50 meses después rogaban su clemencia. Tuvieron justicia. Recuerdo a un director de escuela parisino, juzgado por haber entregado a sus alumnos judíos a la Gestapo, "cumplía órdenes, cumplía la normativa", gritaba cuando lo llevaban a la guillotina.

Queridos amigos, seguir combatiendo en esta larga noche, cuando todavía no se vislumbra el amanecer, demuestra nuestra inmensa valía. Mientras existamos nosotros, todavía existirá El Humano.

Viva la Resistencia, viva la Libertad, hasta que nos abracemos el día de la victoria.

Horacio Rivara

EL DISCURSO DEL MIEDO



Estoy cansado de leer y escuchar a supuestos “despiertos” que dedican su tiempo y energía a promover el llamado “discurso del miedo”, impregnándolo todo con información ponzoñosa y tergiversada, fruto del morbo y la ignorancia.

¡Estamos perdidos!, ¡no podremos contra ellos!, ¡la vacunación será obligatoria!, ¡somos su experimento!, ¡nos van a hundir!, ¡nos van a arruinar!, ¡nos van a matar!, ¡nos van a dar por culo!, etc, etc.

Si analizamos la situación con la mente fría, comprobaremos que la estrategia del enemigo consiste únicamente en inocular el miedo a través de la amenaza y la coacción, así es como han logrado que un país entero se encerrase “voluntariamente” en su casa durante un año, anunciando un decreto ley por televisión que ha resultado ser un órdago, según una sentencia del propio tribunal constitucional.

El “globalismo” no puede imponerse por la fuerza, porque jamás funcionaría, pues acabaría provocando una insurrección dentro de los cuerpos de seguridad, o un estallido social en las calles, la clave está en imponerlo a través del chantaje psicológico, amenazar y coaccionar, no es lo mismo que “obligar”, es mucho más eficaz, más barato y menos arriesgado.

El slogan de su famosa agenda 2030 dice: “no tendrás nada pero serás feliz”. Ése es su propósito real, no les interesa una multitud indignada, cabreada y dispuesta a rebelarse en cualquier momento, les interesa una masa de borregos, sumisos y obedientes que cumplan sus “recomendaciones” dócilmente, creyendo que todo es por su bien.

Por eso no han aplicado, ni aplicarán nunca, la “obligatoriedad” por la fuerza de ninguna medida, pues todo su plan es un enorme farol, basado en el miedo, y el chantaje emocional.

Los que compartís esas noticias sensacionalistas, donde dicen que nos van a obligar a hacer esto y lo otro, sin querer les estáis haciendo el juego sucio a los malos, promocionando su discurso del miedo, yo propongo despollarnos de risa y escupirles a la cara, cada vez que saquen un nuevo decreto ley, u otro de sus órdagos amenazantes, pues ya sabemos que nunca los van a cumplir, porque no tienen cojones, y porque carecen de los medios necesarios para ello.

Feliz semana a todos los desobedientes respiracionistas, y a todos los que se ríen de los planes y las agendas “globalistas”, energía y Rock and roll, la cabeza alta, y la cara descubierta siempre!!

Mártin Sánchez

"VACUNARSE" CON EL VENENO QUE SUMINISTRAN LAS FARMACÉUTICAS ES JUGAR A LA RULETA RUSA CON LA INSUFICIENCIA CARDIACA




El Dr. Hoffe, que ejerce la medicina en Lytton BC Canadá, explica:

"Ahora sabemos que sólo el 25 por ciento de la 'vacuna' inyectada en el brazo de una persona permanece realmente en su brazo. El otro 75 por ciento es recolectado por su sistema linfático y literalmente alimentado a su circulación, por lo que estos pequeños paquetes de ARN mensajero, y por cierto, en una sola dosis de 'vacuna' Moderna hay literalmente 40 billones de moléculas de ARNm. Estos paquetes están diseñados para ser absorbidos por sus células. Pero el único lugar donde se pueden absorber es alrededor de los vasos sanguíneos y el lugar donde se absorben son las redes capilares, los vasos sanguíneos más pequeños donde el flujo sanguíneo se ralentiza y donde se liberan los genes. Luego, su cuerpo se pone a trabajar leyendo y luego fabricando billones y billones de estas proteínas de pico. Cada gen puede producir muchas, muchas proteínas de pico. Luego, el cuerpo reconoce que estos son cuerpos extraños, por lo que produce anticuerpos contra ellos, por lo que está protegido contra el COVID. Esa es la idea."

"En consecuencia, es absolutamente inevitable que se formen coágulos de sangre porque las plaquetas de la sangre circulan por los vasos sanguíneos y el propósito de las plaquetas de la sangre es identificar los vasos dañados y detener el sangrado. Entonces, cuando las plaquetas pasan a través del capilar, de repente golpean todos estos picos de COVID y se vuelve absolutamente inevitable que se formen coágulos de sangre para bloquear ese vaso".

"Por lo tanto, estas proteínas de pico pueden causar coágulos de sangre de manera predecible. Están en sus vasos sanguíneos (si el ARNm está 'vacunado') por lo que está garantizado. El Dr. Bakhdi me dijo entonces que la manera de demostrar esto es haciendo un análisis de sangre llamado un análisis de sangre D-dímero".

"Los coágulos de sangre que escuchamos acerca de los cuales los medios afirman que son muy raros son los grandes coágulos de sangre causantes de accidentes cerebrovasculares y que aparecen en tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, o en cualquier clase escaneo ... pero los pequeños coágulos solo se pueden detectar mediante la prueba del dímero D".

El Dr. Hoffe explica que ha estado realizando pruebas de dímero D en sus pacientes "vacunados" con ARNm y ha identificado de manera preocupante que el 62 por ciento de ellos tenían estos coágulos de sangre microscópicos.

(Fuente: https://www.bitchute.com/)

sábado, 24 de julio de 2021

LAS MUERTES TRAS VACUNAS COVID SON UN 79% MÁS QUE LAS MUERTES POR EL PROPIO COVID EN EL REINO UNIDO




Según los datos publicados por el NHS sobre las muertes causadas por el Covid-19 sobre las muertes relacionadas con el Covid-19 desde el inicio de la “pandemia” hasta el 10 de junio de 2021 (15 meses) se han producido 87.253 muertes en los 28 días siguientes a un test positivo en el Reino Unido. (De ellas, sólo 3.591 se han muerto por el propio Covid-19, el resto tenía importantes condiciones preexistentes).

Hay que tener en cuenta que los hospitales han estado obligando a realizar pruebas antes de tratar a los pacientes por cualquier enfermedad, y una solicitud de FOI reveló que el NHS ha estado utilizando un umbral increíblemente alto de 45 ciclos de PCR. Juntos, estos dos trucos garantizan que un porcentaje muy alto de pacientes que están a punto de morir por cualquier causa den “positivo” en la prueba de COVID y cuenten para la temerosa estadística de muertes por COVID del gobierno.


Un umbral de ciclo significativo debería estar muy por debajo de 30, especialmente teniendo en cuenta que el protocolo de PCR de la OMS, que todos los países siguen, era el protocolo Drosten, totalmente desacreditado, que carece deliberadamente de la alta especificidad normalmente requerida para el diseño de kits de PCR (véase la mordaz revisión realizada por 21 expertos externos presentada a la autoridad europea para la respuesta pandémica Eurosurveillance 2020). Del mismo modo, el sitio web de la Asociación Búlgara de Patología publicó un artículo titulado: “Las pruebas de PCR de COVID19 carecen de sentido científico”.

Además, cuando un área tiene una baja prevalencia del virus, entonces casi TODOS los resultados positivos son falsos positivos, incluso sin considerar el mal diseño de la PCR, ver aquí, aquí y aquí. Incluso el NY Times estuvo de acuerdo.

Ahora, según un informe y la correspondiente hoja de cálculo proporcionada por Public Health Scotland, desde el 17 de diciembre de 2020 hasta el 10 de junio de 2021 (menos de 6 meses), 5.522 personas en Escocia murieron dentro de los 28 días de recibir una dosis de la vacuna Covid.

Dado que Salud Pública de Inglaterra sigue negándose a publicar su estadística de muertes equivalente, y dado que la población de Inglaterra es más de 10 veces la de Escocia (56,287 frente a 5,463 millones, según el censo de 2019), una estimación aproximada de las personas que deben haber muerto en Inglaterra dentro de los 28 días siguientes a recibir una dosis de una vacuna Covid-19 (suponiendo una proporción similar a la de Escocia) sería de unos 56.892, lo que eleva el total de Escocia + Inglaterra a la asombrosa cifra de 62.414 muertes post-vacuna (dentro de los 28 días). Esto ni siquiera incluye las muertes por vacunación en Gales.

Esto significa que la media mensual de muertes a los 28 días de recibir la vacuna (62.414/6) es aproximadamente el 179% de la media mensual de muertes a los 28 días de un test COVID “positivo” (87.253/15), o sea, un 79% de AUMENTO de la tasa de mortalidad debida a la vacuna respecto a la ya enormemente inflada tasa de mortalidad por el virus; que, para empezar, la mayoría de las personas que dieron “positivo” probablemente ni siquiera tenían.

Además, las vacunas están matando a un grupo demográfico más joven que el virus, que en su inmensa mayoría sólo mataba a las personas muy mayores y ya enfermas. En particular, las vacunas mataron a muchos trabajadores de la salud en su mejor momento. Y está claro que el gobierno quiere vacunar a todo el mundo con este “preventivo” mortal, incluidos nuestros niños.

Los gobiernos están enterrando las estadísticas de muertes por vacunas tan duramente como pueden. Lo que hizo Public Health Scotland parece ser una anomalía. No tengo conocimiento de que ningún otro gobierno haya divulgado esta información vital. Claramente, la intención es culpar de las muertes por vacunas a Covid-19, quizás a una “variante”…


Por favor, comparta esta información con tanta gente como pueda, antes de que la inyección sea obligatoria para todo el mundo, y sea demasiado tarde para oponerse.

Maggie Zhou (doctora en genética)
(Fuente: https://cyprusindymedia.blogspot.com/; visto en https://trikooba.com/)