jueves, 9 de septiembre de 2021

ÓXIDO DE GRAFENO, METALES PESADOS Y PARÁSITOS EN LAS "VACUNAS" COVID (2ª parte)




Los ingredientes no revelados de la «vacuna» de Astrazeneca

Las figuras 7 y 8 muestran un agregado de ingeniería de hierro, cromo y níquel, también conocido como acero inoxidable, de micro y nano partículas incrustadas e identificadas en la «vacuna» de Astrazeneca, vistas bajo Microscopía Electrónica de Transmisión (TEM) y cuantificadas con una microsonda de rayos X de un Sistema de Dispersión de Energía que revela la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas y su morfología.

Para evaluar los adyuvantes de la «vacuna» de Astrazeneca se utilizó el instrumento XRF (fluorescencia de rayos X), que identificó las siguientes moléculas de histidina, sacarosa, polietilenglicol (PEG) y alcohol etílico, también contenidas en las «vacunas» de Pfizer y Moderna. Los resultados de esta prueba pueden verse en la figura 9.


Figura 7:
Acero inoxidable (agregado de ingeniería de hierro, cromo y níquel) presente
en la vacuna de Moderna y que fue identificado en Japón como una presencia
extraña en la vacuna. Otro punto para los "conspiranoicos" y "negacionistas"


Figura 8: Nano partículas cuantificadas en la «vacuna» de Astrazeneca

La inyección de PEG y alcohol etílico son conocidos como cancerígenos y genotóxicos. El PEG fue el único adyuvante declarado en la hoja de datos que enumera los ingredientes de la «vacuna» de Astrazeneca, pero contenido en las «vacunas» de Pfizer y Moderna.


Figura 9: Espectro de los adyuvantes para vacunas de AstraZeneca. Se utilizan
diferentes colores para las cuatro moléculas identificadas (hacer "click" sobre
la imagen para ampliar)

Los ingredientes no revelados de la «vacuna» de Janssen


Las figuras 10 y 11 muestran un agregado orgánico-inorgánico identificado en la «vacuna» de Janssen. Las partículas están compuestas de acero inoxidable y están pegadas con un «pegamento a base de carbono» de óxido de grafeno reducido. Este agregado es altamente magnético y puede desencadenar la coagulación patológica de la sangre y la creación del «Efecto Corona» o «Efecto Proteína de Pico» a partir de la degeneración de la membrana celular debido a las interacciones con otros dipolos.


Fig. 10: Una agregación de carbono, oxígeno, hierro y níquel en acero inoxidable
con óxido de grafeno


Fig. 11: Elementos de carbono, oxígeno, hierro y níquel unidos al óxido de grafeno.

El Efecto Corona y el Efecto de la Proteína Espiga


El «Efecto Corona» y la «Proteína de Pico» creados endógenamente SON causados por el envenenamiento químico y de radiación del óxido de grafeno reducido y la radiación de microondas.

Las figuras 12 y 13 muestran el «EFECTO CORONA» en los glóbulos rojos y la figura 14 muestra el «EFECTO PROTEÍNA PICADA», ambos causados por la acidosis descompensada de los fluidos intersticiales y vasculares debido a un estilo de vida ácido y, específicamente, a la exposición a campos electromagnéticos pulsantes tóxicos de 2,4 gHz o superiores, al envenenamiento químico de los alimentos y el agua ingeridos, a la contaminación atmosférica tóxica y ácida, a las estelas químicas y, para colmo, a la inoculación de partículas químicas cargadas de CoV-19.


Figura 12: El efecto corona y la creación endógena de exosomas debido al
envenenamiento químico y por radiación de los fluidos intersticiales,
particularmente vasculares


Figura 13: «Efecto corona» y el nacimiento endógeno de los picos de
proteína S1 causados por la radiación y el envenenamiento químico


Fig. 14:
Creación endógena de la «proteína de la espiga» como una infección externa

Los ingredientes no revelados de la «vacuna» Moderna


Las figuras 15 y 16 identificaron una entidad mixta de materia orgánica e inorgánica contenida en la «vacuna» Moderna.

La microscopía electrónica de transmisión (TMS) y la cuantificación con una microsonda de rayos X de un sistema de energía dispersiva (EDS) revelaron la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas.


Fig. 15:
Compuesto de óxido de grafeno con materia orgánica y no orgánica incrustada


Fig. 16: Nanopartículas citotóxicas incrustadas

La llamada «vacuna» de Moderna es un sustrato de óxido de grafeno reducido a base de carbono en el que están incrustadas algunas nanopartículas. Las nanopartículas están compuestas de carbono, nitrógeno, oxígeno, aluminio, cobre, hierro y cloro.

Las figuras 17 y 18 muestran un análisis que también se realizó bajo Microscopía Electrónica de Transmisión (TEM) y se cuantificó con una microsonda de rayos X de un Sistema de Energía Dispersiva (EDS) y reveló la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas. Se identificaron muchos cuerpos extraños con una morfología esférica con algunas cavidades en forma de burbuja.


Fig. 17:
Nanopuntos en el óxido de grafeno que se encuentra en la «vacuna» de Moderna


Fig. 18: Nanopuntos en el óxido de grafeno de la «vacuna» de Moderna

La figura 19 muestra que están compuestos de carbono, nitrógeno, oxígeno, silicio, plomo, cadmio y selenio. Esta composición de nano partículas altamente tóxicas son puntos cuánticos de seleniuro de cadmio que son citotóxicos y genotóxicos


Fig. 19: Compuesto citotóxico y genotóxico de las nanopartículas de óxido de
grafeno encontradas en la «vacuna» Moderna

Las figuras 20 y 21 muestran un análisis más detallado de la llamada «vacuna» de Moderna, en el que se aprecia un compuesto de nano partículas de óxido de grafeno reducido de 100 micras. El rGO está compuesto de carbono y oxígeno con contaminación de nano partículas de nitrógeno, silicio, fósforo y cloro.


Fig: 20: Composite de óxido de grafeno reducido


Fig. 21: Complejo de nanopartículas que contiene la «vacuna» Moderna

Las figuras 22 y 23 muestran entidades de grafeno reducido a base de carbono en la «vacuna» Moderna mezclada con agregados rellenos de nanopartículas de silicato de aluminio


Fig. 22: complejo de óxido de grafeno y silicato de aluminio


Fig. 23: nanoelementos de óxido de grafeno y silicato de aluminio que contiene
la «vacuna» Moderna

Conclusiones:


La pandemia de SARS-CoVid-2-19 indujo a las industrias farmacéuticas a desarrollar nuevos fármacos que llamaron vacunas.

El mecanismo de acción de estos nuevos fármacos, tal como lo declara la industria farmacéutica, junto con lo que se informa en la hoja de datos de los productos de las vacunas, NO está claro para que los sabios médicos actuales comprendan que esos nuevos fármacos producidos por Pfizer -BioNTech mRNA Vaccine, la Moderna-Lonza mRNA-1273 Vaccine, la Serum Institute Oxford Astrazeneca Vaccine y la Janssen COVID -19 Vaccine, fabricada por Janssen Biotech Inc, una empresa farmacéutica de Johnson & Johnson, NO son vacunas, sino medicamentos nanotecnológicos que funcionan como terapia genética.

El nombre de «vacuna» es probablemente un engaño utilizado por razones burocráticas y tecnocráticas con el fin de recibir una aprobación urgente, ignorando todas las reglas normales necesarias para los nuevos medicamentos, especialmente para aquellos que implican novedosos mecanismos nanotecnológicos que nunca han sido desarrollados ni experimentados por los seres humanos en ningún lugar, en ningún momento de la historia del mundo.

Todas estas llamadas «vacunas» están patentadas y, por lo tanto, su contenido real se mantiene en secreto incluso para los compradores, que, por supuesto, están utilizando el dinero de los contribuyentes. Así pues, los consumidores (contribuyentes) no tienen información sobre lo que están recibiendo en sus cuerpos mediante la inoculación. La humanidad se mantiene en la oscuridad en lo que respecta a los procesos tecnológicos de nano partículas involucrados, en los efectos negativos sobre las células del cuerpo, pero sobre todo en el posible efecto magnetotóxico, citotóxico y genotóxico de nano-interacción en la sangre y las células del cuerpo.

El presente estudio de investigación, mediante el análisis directo de las llamadas «vacunas» antes mencionadas, a través de la instrumentación tecnológica de nano partículas, revela información perturbadora y que altera la vida en lo que respecta a la verdad sobre el contenido ácido tóxico real de las llamadas vacunas.

Recuerda …

¡NO DEJES QUE NADIE TE QUITE TU LIBERTAD DE SALUD!

¡Es TU cuerpo, TU vida y TU elección!

(Fuente: https://www.drrobertyoung.com/; extracto y resumen bastante completo traducido en https://extramurosrevista.com/)

2 comentarios:

  1. Quisiera saber si los vacunados pueden contagiar la proteina spike o demas toxicos a los no vacunados por el contacto.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que afirman los doctores Geert Vanden Bossche y Vernon Coleman, y reconocen "oficialistas" como Margarita del Val o la misma Pfizer en sus documentos: https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/05/documento-de-pfizer-admite-que-los.html

      Eliminar