miércoles, 8 de septiembre de 2021

ENCUENTRAN GRAFENO CRISTALIZADO EN LA SANGRE DE LAS PERSONAS VACUNADAS




En una entrada previa se identificaba lo que con gran probabilidad era un nanorobot con forma de cinta levemente enrollada, también conocidos como micronadadores, presentes en la microscopia realizada por un equipo alemán de investigadores independientes, que fue expuesta en el documental de Tim Truth "Vaccine & Blood Analysis Under Microscope" y en el programa 119 de la Quinta Columna (Delgado, R.; Sevillano, J.L. 2021). Este avance es muy relevante por ser una primera prueba gráfica de la presencia de nanorobots en la sangre de las personas inoculadas con la vacuna del coronavirus. Sin embargo, hay más imágenes que se expusieron en el documental, que deben ser comprobadas para comprender y sobre todo esclarecer la verdad acerca de los compuestos de las vacunas y aún más importante, obtener certezas sobre sus posibles y reales funciones en el cuerpo humano. Conocida la presencia de óxido de grafeno por el informe del doctor Campra Madrid, quedan por descubrir muchos detalles que están vinculados a la interacción de las vacunas del Covid en la sangre. Este es el caso que atañe a esta entrada.

Recurriendo una vez más a las muestras tomadas por el equipo alemán de investigadores independientes, abogados y médicos formado por Axel Bolland; Bärbel Ghitalla; Holger Fischer y Elmar Becker en el documental de Tim Truth se encuentra la siguiente imagen:


Si se observa con detenimiento la imagen se encuentra que existen unas líneas rectas y unos patrones geométricos que no encajan con ninguna muestra de sangre anteriormente vista, según lo reconocido por la doctora Bärbel Ghitalla. Esto resulta muy sospechoso, puesto que la sangre no suele tener esta disposición geométrica, lo que hace sospechar de la presencia de algún elemento o material que origine esta disposición. Pues bien, después de revisar la literatura científica se ha encontrado este patrón geométrico en el óxido de grafeno, de forma que ya es de todo punto irrebatible. En concreto se trata del fenómeno de cristalización del óxido de grafeno en la sangre, que produce una estructura geométrica o fractal. Por tanto la imagen corresponde a una muestra de grafeno cristalizado en la sangre. Esta afirmación se basa y justifica en una amplia documentación científica (ver artículo original).

¿Cómo se crean estas estructuras de grafeno cristalizado?

Existen varios factores que podrían operar sobre la forma y ensamblado del grafeno y su cristalización. En primer lugar la hidrogenación, tal como ya se ha referido en el trabajo de Amsharov, K.; Sharapa, D.I.; Vasilyev, O.A.; Oliver, M.; Hauke, F.; Goerling, A.; Hirsch, A. de 2020. En segundo lugar, la temperatura y condiciones termodinámicas adecuadas, tal como refleja la investigación de Zhang, G.; Weeks, B.; Gee, R.; Maiti, A. -2009- sobre crecimiento fractal en películas orgánicas de nitrocelulosa, citado por Zhang et al., 2013, en su trabajo sobre la iniciación o activación de los nanocompuestos de nitrocelulosa/óxido-de-grafeno con láser o luz infrarroja (NIR Near Infrarred). Los investigadores afirman que "Se encuentra que la temperatura del medio ambiente influye en la tasa de crecimiento de las ramas. Para cuantificar el efecto de la temperatura, medimos la tasa de crecimiento de las ramas, durante el recocido. A 30°C, la tasa de crecimiento resulta ser 0,15(±0,03)μm/s. La tasa de crecimiento aumenta casi linealmente y muestra un máximo interesante a ∼45°C, antes de caer esencialmente a cero a 60°C. El calentamiento adicional, condujo a la contracción de las estructuras dendríticas con desaparición completa a 85°C". Esto confirma fuera de toda duda que el óxido de grafeno puede desarrollar estructuras fractales dendríticas a la temperatura habitual del cuerpo humano, presumiblemente a una tasa cercana a la óptima, lo que ratifica la existencia de estructuras de grafeno cristalizado en la sangre, que por otra parte podría explicar una gran parte de los fenómenos trombóticos y adversos relacionados con el óxido de grafeno.

Otra explicación al crecimiento de estructuras de grafeno cristalizado es la técnica de CVD (deposición química de vapor), que aunque improbable en el caso del análisis de sangre que aquí se analiza, merece la pena mencionar. Según Massicotte, M.; Yu, V.; Whiteway, E.; Vatnik, D.; Hilke, M. 2013 y Zhang, X.; Zhou, Q.; Yuan, M.; Liao, B.; Wu, X.; Ying, M., 2020, la técnica CVD que da como resultado cristales hexagonales con forma de copos de nieve, "altamente dendríticos" a los que han denominado "glafocones o graphlocons". Según indican el objeto de la investigación es conseguir un método óptimo para la formación de dendritas en el fractal del grafeno, para asegurar el efecto Hall Cuántico (QHE). En palabras de los autores "Los transistores de efecto de campo (FET) se fabricaron en SiO2/Si basados en graphlocons (de grafeno) y movilidades de efecto de campo hasta 6300cm2 V−1s−1, se midieron a 4K. Estos dispositivos también mostraron características de efecto Hall cuántico (QHE) bien desarrolladas a pesar de sus bordes dendríticos". Es decir, se buscan fractales de grafeno con importantes ramificaciones que aseguren el efecto Hall Cuántico en "transistores de efecto de campo".


El efecto Hall Cuántico es el fenómeno observado en sistemas bidimensionales como el grafeno o el óxido de grafeno 2D (Wang, L.; Gao, Y.; Wen, B.; Han, Z.; Taniguchi, T.; Watanabe, K.; Dean, C.R. 2015), con electrones cuando éstos son sometidos a fuertes campos magnéticos, desarrollando valores de conductividad propios de de los semiconductores. Esto es muy relevante, puesto que es reconocido por varias investigaciones financiadas por la Unión Europea (CORDIS. UE. 2015a | 2015b) como elemento imprescindible para la creación de ordenadores cuánticos, lo que demuestra el interés de la comunidad científica y política europea en desarrollar tecnología de grafeno con efecto Hall Cuántico. Es por tanto, una propiedad muy buscada para mejorar las propiedades ópticas de las antenas, a fin de aumentar la capacidad de su ancho de banda para enviar y recibir datos, tal como afirma un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley -Bahari, B.; Hsu, L.; Pan, S.H.; Preece, D.; Ndao, A.; El-Amili, A.; Kanté, B., 2021- que demostró cómo el efecto Hall Cuántico sobre un plano 2D "sujeto a un campo magnético perpendicular permite la generación directa e integrada de haces de momentos angulares orbitales coherentes de grandes números cuánticos a partir de la luz que viaja en órbitas circulares con fugas en la interfaz entre dos estructuras fotónicas topológicamente diferentes. Nuestro trabajo da acceso directo al número infinito de elementos de base de momentos angulares orbitales y, por lo tanto, permitirá fuentes de luz cuántica multiplexadas para aplicaciones de comunicación e imágenes". Dicho de otra forma, el uso de topologías fractales de grafeno con bordes dendríticos como el observado en la muestra de sangre de la figura 1, es potencialmente una antena capaz de emitir y recibir datos, informaciones o comunicaciones. Si a estos hechos se une la evidencia de que el óxido de grafeno es un material absorbente de las ondas electromagnéticas, incluyendo el 5G -Chen, Y.; Fu, X.; Liu, L.; Zhang, Y.; Cao, L.; Yuan, D.; Liu, P., 2019-, entonces no parece haber duda alguna de que tiene una afectación directa en las personas.

¿Por qué? ¿Para qué?


Según se reconoce en el trabajo de Nourbakhsh, M.; Zareian-Jahromi, E.; Basiri, R. -2019- el fractal de grafeno es un material ideal para absorber y confinar ondas electromagnéticas (EM) de terahercios, además "La absorbancia y el ancho de banda de la estructura es casi independiente de la alteración del ángulo incidente θ hasta 60° y 30° para las polarizaciones TM (Transversal Magnético) y TE (Transversal Eléctrico), respectivamente". Esto plantea una propiedad muy importante, ya que independientemente del ángulo en el que se encuentre el fractal de grafeno, éste será capaz de recibir la onda electromagnética. Si los fractales de grafeno se encuentran en la sangre, parece lógico pensar que no siempre se encontrarán en el mismo ángulo o posición, lo que requiere que el grafeno cristalizado y dendrítico sea capaz de recibir la señal. Además se añade que "La estructura obtenida produce una absorbancia de banda ancha de más de 0,9 entre 0,88 y 8,12 THz. La frecuencia central de los espectros de absorción es de 4,5 THz y se obtiene el ancho de banda relativo del 161%". Esto coincide una vez más con los estudios ya analizados sobre la absorción de ondas electromagnéticas en el espectro del 5G.

De todos estos hechos, puede confirmarse una vez más, que el objetivo que puede perseguir la creación de estos nanocristales de grafeno fractalizados es la creación de nanoantenas tanto para la recepción como para la emisión de datos y en el peor de los casos, para la multiplicación de la radiación, como ya se ha explicado, o bien se buscan todos estos efectos, según conveniencia y necesidades. Por ejemplo, según el trabajo de Moghadasi, M.N.; Sadeghzadeh, R.A.; Toolabi, M.; Jahangiri, P.; Zarrabi, F.B. -2016- las nanoantenas de grafeno en forma fractal se utilizarían para "aplicaciones en medicina y espectroscopía... resultando en un modelado final que tiene la característica de banda dual en 46 y 86 THz, y está implementada para detección biomédica en aplicaciones de infrarrojo medio". Aunque el rango de bandas puede resultar muy alto, aún puede ser superior si se trata de una nanoantena fractal de grafeno de tipo Sierpinski, tal como explican Boretti, A.; Rosa, L.; Blackledge, J.; Castelletto, S. -2020- en su trabajo, ya que puede llegar a alcanzar frecuencias de 215 THz a 8.34 dB. De igual forma coinciden con el resto de autores, afirmando que "Las antenas fractales nanométricas extremadamente pequeñas y de frecuencia extremadamente alta basadas en grafeno, un cristal de carbono bidimensional de un átomo de espesor, pueden mejorar las comunicaciones inalámbricas para aplicaciones comerciales y militares. Las nanoantenas basadas en polaritones de plasmón de superficie permiten la conversión de la luz del espacio libre en volúmenes de sub-longitud de onda, estableciendo una forma de comunicación mediante la propagación de electrones libres dentro de redes de dispositivos nanométricos. Este enfoque puede tener un gran impacto para muchas aplicaciones, incluidos sensores bioquímicos, meta-superficies reconfigurables, dispositivos optoelectrónicos compactos, monitoreo avanzado de la salud, sistemas de administración de fármacos y redes inalámbricas de nanosensores para la prevención de ataques biológicos y químicos. El control dinámico y las propiedades reconfigurables de estas antenas también son muy deseables para las aplicaciones anteriores. Debido a sus propiedades electrónicas únicas, el grafeno ha sido identificado recientemente como una plataforma prometedora para construir nanoantenas plasmónicas activas integradas para un amplio rango de longitud de onda en el infrarrojo medio". Esto es un amplio espectro de usos, incluyendo la administración de fármacos y el monitoreo de la salud, entendiendo que la escala, permite su introducción dentro del cuerpo humano como se ha observado en la muestra de sangre de la figura 1. Esta capacidad de las antenas fractales se llega a traducir en una velocidad de datos inalámbrica de aproximadamente 1012 bits por segundo"

Esto viene a demostrar que los fractales de grafeno son sintonizables por radio en el espectro 5G, y por lo tanto, resulta perfectamente factible su modulación en el contexto de las comunicaciones inalámbricas, como bien refieren los autores del artículo.

Una vez queda claro, que los cristales de grafeno en forma de fractal son de facto antenas que actúan conforme a los campos y ondas electromagnéticas, multiplicando de forma importante el ancho de banda y la frecuencia, queda por encajar una pieza muy relevante. Se trata de la neuromodulación. Según el artículo de Park, H.; Zhang, S.; Steinman, A.; Chen, Z.; Lee, H. -2019- los microelectrodos fractales para la neuroestimulación más adecuados para prevenir la citotoxicidad provocada por la disolución electroquímica del platino en el cerebro, están recubiertos de grafeno. Los autores lo refieren de la siguiente forma: "Aunque generalmente se considera que el Pt (Platino) es un material seguro e inerte, se sabe que sufre una disolución electroquímica irreversible durante la neuroestimulación. Se sabe que los subproductos de estas reacciones electroquímicas irreversibles son citotóxicos y pueden dañar el sustrato neural circundante. Con el tamaño decreciente de los microelectrodos para interfaces neuronales de alta densidad más avanzadas, existe la necesidad de electrodos neuroestimulantes más confiables, seguros y de alto rendimiento. En este trabajo, demostramos que una monocapa de grafeno puede suprimir significativamente la disolución de Pt mientras mantiene una excelente funcionalidad electroquímica. Microfabricamos microelectrodos de Pt desnudos y recubiertos de grafeno con diseños circulares y fractales y medimos su tasa de disolución de Pt utilizando espectrometría de masas de plasma acoplado inductivamente".

Esto significa que es posible aunar las mejores propiedades del grafeno y el platino y combinarlas en un electrodo, que en realidad es la nanoantena con forma fractal que se viene explicando. Los hechos están revelando que los fractales de grafeno cristalizado son adecuados incluso como electrodos para la monitorización de la actividad cerebral y por tanto, para la neuroestimulación, usando ondas electromagnéticas EM e incluso a través de la radiación a muy alta frecuencia.

Conclusiones:

Parece quedar demostrado que la imagen de la muestra de sangre que captó el equipo de investigación alemán (anteriormente referido) en la figura 1, corresponde a un fenómeno de cristalización fractal del grafeno, provocado por hidrogenación y condiciones termodinámicas favorables, aunque no se descartan otras causas o métodos que aún deberán ser localizados.

Conforme a la literatura científica analizada, se demuestra que los fractales de grafeno son excelentes antenas de escala nanométrica para las comunicaciones inalámbricas utilizando altas frecuencias que alcanzan el rango de GHz y THz, muy probablemente debido al efecto Cherenkov. También está demostrado que las dendritas o ramificaciones del fractal multiplica la capacidad para absorber las ondas electromagnéticas EM, llegando a producir el efecto Hall Cuántico, por lo que estas estructuras pueden actuar como antenas, transistores, emisores, receptores, electrodos, conmutadores e inversores.


La cadena de re-descubrimientos y evidencias aquí presentadas, conforme a la literatura científica, pone de manifiesto aún más la intencionalidad, las finalidades, estrategias y propósitos de las campañas de inoculación. Es irrefutable que las personas inoculadas podrían tener estos compuestos a lo largo de su cuerpo, ser neuromoduladas en el mejor de los casos, o bien dañadas irreversiblemente como resultado del efecto multiplicador de los fractales de grafeno ante la radiación electromagnética (EM).

(Fuente: https://corona2inspect.blogspot.com/)

5 comentarios:

  1. Gracias, estimado amigo;

    Tu trabajo, vuestro trabajo, ya está ubicado también en nuestro blog. Repito la invitación que ya he efectuado en el comentario anterior.

    Enhorabuena: https://agoralibre.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  2. En la noche que me envuelve,
    negra, como un pozo insondable,
    doy gracias al Dios que fuere
    por mi alma inconquistable.

    En las garras de las circunstancias
    no he gemido, ni llorado.
    Ante las puñaladas del azar,
    si bien he sangrado, jamás me he postrado.

    Más allá de este lugar de ira y llantos
    acecha la oscuridad con su horror.
    No obstante, la amenaza de los años
    me halla, y me hallará, sin temor.

    Ya no importa cuán estrecho haya sido el camino,
    ni cuántos castigos lleve a la espalda:
    Soy el amo de mi destino,
    soy el capitán de mi alma.
    -William Ernest Henley-

    Aunque seguimos rodeados de idiotas, debemos seguir adelante, ellos, incluidos los idiotas y los creyentes en amores "imposibles", siguen activos, como los virus, reales...

    Saludos Poseso, me alegra tu nunca partida, pero si tu merecido descanso...

    ResponderEliminar
  3. Se ve que es posible limpiarse en más de un 80% de la vacuna si te la han administrado bajo amenazas de perder trabajo o semejante. Corregidme si me equivoco, esplico: dicho por doctores "aliados" mediante magnetismo se puede se puede romper el medio de transporte del principio activo de la vacuna (se transporta con "depositos" metálicos), al romper dichos depósitos, el cuerpo no puede absorver el principio activo y lo expulsa a través de la orina. ¿Como lo veis? Alguien tiene información al respecto? Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que con la excusa del virus y toda esta plandemia van a poner vacunas cada 6 meses o cada 3 meses así que poco puede limpiar el cuerpo. Si solo es una inocularon si el cuerpo siempre tiende a limpiarse, pero si para trabajar van a obligar a vacunar cada 6 meses pues el cuerpo va acumular grafeno y tóxicos. Aquí más que nada el objetivo es acabar con el 90% de la población mundial no es otro el motivo el resto serán exclavo del sistema.

      Eliminar
  4. No se mucho de derecho pero me pregunto ¿Cómo es posible que se pueda obligar a la población de un país a ponerse una "vacuna " que está en fase experimental y que ni el gobierno, ni tampoco los fabricantes del producto se hacen responsables de los efectos negativos que esta pudiera causar? ¿Es legal que obliguen a las personas a hacerse responsables de los efectos negativos que pueda causar el pinchazo, aun en contra de su deseo de ponerse la inyección? Parece que estamos viviendo en una gran película de terror.

    ResponderEliminar