domingo, 25 de julio de 2021

"VACUNARSE" CON EL VENENO QUE SUMINISTRAN LAS FARMACÉUTICAS ES JUGAR A LA RULETA RUSA CON LA INSUFICIENCIA CARDIACA




El Dr. Hoffe, que ejerce la medicina en Lytton BC Canadá, explica:

"Ahora sabemos que sólo el 25 por ciento de la 'vacuna' inyectada en el brazo de una persona permanece realmente en su brazo. El otro 75 por ciento es recolectado por su sistema linfático y literalmente alimentado a su circulación, por lo que estos pequeños paquetes de ARN mensajero, y por cierto, en una sola dosis de 'vacuna' Moderna hay literalmente 40 billones de moléculas de ARNm. Estos paquetes están diseñados para ser absorbidos por sus células. Pero el único lugar donde se pueden absorber es alrededor de los vasos sanguíneos y el lugar donde se absorben son las redes capilares, los vasos sanguíneos más pequeños donde el flujo sanguíneo se ralentiza y donde se liberan los genes. Luego, su cuerpo se pone a trabajar leyendo y luego fabricando billones y billones de estas proteínas de pico. Cada gen puede producir muchas, muchas proteínas de pico. Luego, el cuerpo reconoce que estos son cuerpos extraños, por lo que produce anticuerpos contra ellos, por lo que está protegido contra el COVID. Esa es la idea."

"En consecuencia, es absolutamente inevitable que se formen coágulos de sangre porque las plaquetas de la sangre circulan por los vasos sanguíneos y el propósito de las plaquetas de la sangre es identificar los vasos dañados y detener el sangrado. Entonces, cuando las plaquetas pasan a través del capilar, de repente golpean todos estos picos de COVID y se vuelve absolutamente inevitable que se formen coágulos de sangre para bloquear ese vaso".

"Por lo tanto, estas proteínas de pico pueden causar coágulos de sangre de manera predecible. Están en sus vasos sanguíneos (si el ARNm está 'vacunado') por lo que está garantizado. El Dr. Bakhdi me dijo entonces que la manera de demostrar esto es haciendo un análisis de sangre llamado un análisis de sangre D-dímero".

"Los coágulos de sangre que escuchamos acerca de los cuales los medios afirman que son muy raros son los grandes coágulos de sangre causantes de accidentes cerebrovasculares y que aparecen en tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, o en cualquier clase escaneo ... pero los pequeños coágulos solo se pueden detectar mediante la prueba del dímero D".

El Dr. Hoffe explica que ha estado realizando pruebas de dímero D en sus pacientes "vacunados" con ARNm y ha identificado de manera preocupante que el 62 por ciento de ellos tenían estos coágulos de sangre microscópicos.

(Fuente: https://www.bitchute.com/)

3 comentarios:

  1. Tal cual..
    Estoy viendo en personas cercanas, adelantar procesos, y que están relacionados con la sangre..😑😶
    Para mi está claro clarísimo. Pero no puedo decirlo porque se ofenden. Yo pido RESPETO, pues me callo y les respeto en sus creencias y decisiones. Libre albedrío.💖🌟

    ResponderEliminar
  2. Los que han decidido vacunarse pensando que así dejarían de tener miedo ahora se encuentran con que incluso vacunados siguen teniendo miedo... ¡incluso más que antes! Y el hablar con quienes no tenemos miedo del virus ni nos hemos vacunado les resulta muchas veces insoportable... porque les hace sentirse culpables.

    Yo lo he visto con varios amigos que han dejado de hablarme. Y no porque hayamos discutido ni porque yo les haya querido convencer de nada, sino porque tienen pánico de estar con cualquiera que les recuerde que pueden haberse equivocado.

    Así que es muy importante que nos apoyemos y nos demos cariño todos los que hemos plantado cara al miedo y al chantaje.

    Y a los que han cedido... no guardarles rencor sino todo lo contrario. Bastante tienen con lo que les espera.

    Dios sabe escribir recto con renglones torcidos.

    ResponderEliminar
  3. No tiene nombre esto que está pasando en el mundo con las "vacunas covid19" Si no lo veo no me lo creo. Me parece una película de ciencia ficción. No parece realista esto solo debería pasar en las películas y no en la realidad.

    ResponderEliminar