sábado, 31 de julio de 2021

ESPAÑA: 254 NOTIFICACIONES DE EFECTOS ADVERSOS GRAVES DE LAS "VACUNAS" COVID CON RESULTADO DE MUERTE



Según el último boletín de la Agencia Española de Medicamentos, se han registrado -hasta el 11 de julio de 2021- un total de 32.901 notificaciones de acontecimientos adversos tras la administración de las “vacunas” Covid en España. Son 8.410 casos más de los notificados en el boletín del 15 de junio (un aumento del 34,3%). 6.390 se consideran "graves", y de ellos, 254 presentaron un desenlace mortal

Esta cifra de 32.901 notificaciones es claramente inferior al número de casos reales. Sabemos que si das positivo en un test, aunque estés sano como una manzana, y te atropella un coche en los tres meses siguientes, pasarás a engrosar la lista de muertos por Covid. En cambio, si estabas sano como una manzana, te pinchan una sustancia experimental y mueres a la semana siguiente, fue muerte natural y no se puede establecer causalidad con la mierda que te pincharon. Y no te pondrán en ninguna lista de muertos por la vacunación.

Todos conocemos a personas que han sufrido reacciones adversas tras ser “vacunados” pero no han acudido al Centro de Salud o al Hospital o su caso ha sido minimizado y no figura en las estadísticas. Todos supimos por la prensa cómo a primeros de año, con la “vacunación” masiva en Residencias de Ancianos, murieron cientos de mayores a los que se les diagnosticó Covid.

Sabiendo que no se han anotado muchísimos casos da miedo pensar en la cifra real.

Para valorar mejor la importancia de las cifras oficiales:

- los 6.390 casos graves (entre los que se incluyen los que acabaron falleciendo) notificados en los 7 meses que llevamos de “vacunación” superan a los 4.333 fallecidos y hospitalizados por accidentes de tráfico en España durante todo el 2020

- los 254 casos que terminaron en fallecimiento tras notificarse una reacción adversa a las "vacunas" Covid se acercan mucho a los 279 fallecidos en España por accidentes de trabajo hasta el 31 de mayo de 2021

Por productos, los responsables de estas reacciones son:

PFIZER:
70% del total de dosis inoculadas
17.387 notificaciones de acontecimientos adversos (52,8% del total)
3.361 casos graves (52,6% del total)

ASTRAZENECA:
18% del total de dosis
10.058 casos (30,5%)
2.252 casos graves (35,2%)

MODERNA:
9% del total de dosis
4.674 casos (14,2%)
614 casos graves (9,6%)

JANSEN:
3% del total de dosis
720 casos (2,2%)
140 casos graves (2,2%)

Con cifras muy inferiores, cualquier otro producto farmacéutico hubiera sido retirado del mercado hace mucho tiempo

No existen pruebas de que la “vacunación” Covid haya salvado una sola vida (por mucho que se especule con esa posibilidad) pero SÍ está constatado oficialmente que ha habido (al menos) 6.390 casos graves de los que 254 acabaron fatalmente como consecuencia de la "vacunación" en España. No son enfermos graves o fallecidos A CAMBIO DE … Son enfermos o fallecidos ADEMÁS DE …

El 88% de las notificaciones corresponden a personas entre 18 y 65 años. ¿Cómo debemos interpretar este hecho? ¿La "vacunación" afecta más a los que no son tan mayores o al tratarse de personas más jóvenes, es más difícil ocultar los efectos secundarios de la “vacunación”?

Los datos de la Agencia Española de Medicamentos hacen referencia a los efectos adversos de las “vacunas” a muy corto plazo. Teniendo en cuenta que las "autoridades" españolas están haciendo todo lo posible por evitar que se puedan demostrar una relación de causalidad, taparán fácilmente cualquier efecto adverso grave o fallecimiento derivado de la “vacunación” en el medio y en el largo plazo


Se pueden consultar los datos en: https://www.aemps.gob.es/informa/boletines-aemps/boletin-fv/2021-boletin-fv/7o-informe-de-farmacovigilancia-sobre-vacunas-covid-19/

(Fuente: https://t.me/ElContrafuerte)

LOS CDC RECONOCEN QUE CUANDO DISEÑARON LA PRUEBA DEL VIRUS ... NO DISPONÍAN DE VIRUS ALGUNO



El CDC ha emitido un documento que está repleto de admisiones interesantes y reveladoras. El comunicado, titulado "21/07/2021: Alerta de laboratorio: Cambios en la RT-PCR de los CDC para las pruebas de SARS-CoV-2" comienza de una forma explosiva:

“Después del 31 de diciembre de 2021, los CDC retirarán la solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) para la Autorización de uso de emergencia (EUA) del Panel de diagnóstico de RT-PCR en tiempo real (...). Los CDC están proporcionando este aviso previo para que los laboratorios clínicos tengan el tiempo suficiente para seleccionar e implementar una de las muchas alternativas autorizadas por la FDA ”.

Mucha gente cree que esto significa que los CDC están renunciando a la prueba de PCR como un medio para "detectar el virus". No creo que los CDC estén diciendo eso en absoluto.

Dicen que se seguirá utilizando la tecnología PCR, pero están reemplazando lo que busca la prueba con una mejor "muestra de referencia". Un mejor marcador. Un mejor objetivo. Un mejor fragmento de ARN supuestamente derivado del SARS-CoV-2.

Los CDC/FDA confiesan que ha habido un PROBLEMA con la prueba de PCR que se ha venido utilizando desde febrero de 2020 para detectar el virus.

En otras palabras, los millones y millones de “casos de COVID” basados en la prueba de PCR en uso son todos sospechosos.

Para confirmar esto, el documento de los CDC se vincula a un comunicado de la FDA titulado "Datos comparativos del panel de referencia del SARS-CoV-2", donde se reconoce que:

“Durante los primeros meses de la pandemia de la Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19), las muestras clínicas [del virus] no estaban disponibles para los desarrolladores de IVD [diagnósticos in vitro] para detectar el SARS-CoV-2. Por lo tanto, la FDA autorizó los IVD basándose en los datos disponibles de muestras artificiales generadas a partir de una variedad de fuentes de material del SARS-CoV-2 (por ejemplo, ARN específico de gen, ARN sintético o ARN viral de genoma completo) para la evaluación del desempeño analítico y clínico. Si bien la validación con estas muestras artificiales proporcionó una medida de confianza en el rendimiento de la prueba al comienzo de la pandemia, no es factible comparar con precisión el rendimiento de varias pruebas que utilizaron muestras artificiales porque cada prueba validó el rendimiento utilizando muestras derivadas de diferentes genes específicos, fuentes de ácido nucleico sintético o genómico".

Traducción: Nosotros, en el CDC, no teníamos una muestra del virus SARS-CoV-2 cuando inventamos la prueba de PCR para el SARS-CoV-2. Sí, es increíble, ¿verdad? Y esa es la prueba que hemos estado usando todo este tiempo. Así que CONTRIBUIMOS con muestras del virus. Fabricamos. Mentimos. Inventamos secuencias de genes sintéticos y DIJIMOS que estas secuencias DEBÍAN ESTAR cercanas a la secuencia del SARS-CoV-2, sin tener la menor idea de lo que estábamos haciendo, porque, de nuevo, no teníamos un espécimen del virus. No teníamos pruebas de que HABÍA algo llamado SARS-CoV-2.

Este increíble documento de la FDA dice que la Agencia ha otorgado aprobación de emergencia a 59 pruebas diferentes de PCR desde el comienzo de la (falsa) pandemia. 59. Y, "... no es factible comparar con precisión el rendimiento de varias pruebas que utilizaron muestras artificiales porque cada prueba validó el rendimiento utilizando muestras derivadas de diferentes fuentes de ácido nucleico genómico, sintético o genómico".

Traducción: Cada una de las 59 pruebas de PCR diferentes para el SARS-CoV-2 decía mentiras diferentes e inventaba diferentes fabricaciones sobre la composición genética del virus, el virus que no teníamos. Entonces, obviamente, estas pruebas darían resultados poco fiables.

PERO, no se preocupe, sea feliz, porque AHORA, los CDC y la FDA dicen, realmente tienen muestras reales del virus del SARS-CoV-2 de los pacientes; tienen mejores objetivos para la prueba de PCR, y los laboratorios deberían comenzar a prepararse para las pruebas nuevas y mejoradas.

En otras palabras, estaban mintiendo ENTONCES, pero no están mintiendo AHORA. Estaban "ideando", pero ahora, justamente ahora, están diciendo la verdad y debemos creerles.

Si cree eso, tengo a la venta agua de la Fuente de la Juventud, extraída del sistema contaminado con plomo de Flint, Michigan.

Lo que han llamado "aislamiento del virus" es lo más lejano que puede pensarse a un riguroso proceder científico:

Tienen una sopa que hacen en sus laboratorios.

Esta sopa contiene células humanas y de mono, sustancias químicas y drogas tóxicas, y todo tipo de material genético aleatorio. Debido a que las células comienzan a morir, los investigadores ASUMEN que un poco de moco de un paciente que dejaron caer en la sopa está causando la muerte, y EL VIRUS debe ser el agente asesino en el moco.

Esta suposición es totalmente injustificada. Los medicamentos y los productos químicos podrían estar matando las células, y los investigadores también están privando a las células de nutrientes vitales.

No hay pruebas de que el SARS-CoV-2 esté en la sopa, o que esté matando a las células, o, sencillamente, de que exista.

Sin embargo, los investigadores califican a la muerte celular de "aislamiento del virus".

La virología equivale a "cómo difundir estupideces para ganarse la vida y asustar al mundo". Aparte de eso, es perfecta (para hacer negocio, nota del "blogger").

Jon Rappoport
(Fuente: https://blog.nomorefakenews.com/; Traducción: Astillas de Realidad)

GRAFENO Y 5-G



¿Sabes por qué te siguen obligando a llevar mascarilla aunque estés vacunado, y aunque se haya demostrado cien veces que es una protección ilusoria contra los virus?

La respuesta es que todas las mascarillas contienen nanopartículas de óxido de grafeno que te quieren hacer inhalar.

¿Sabes por qué se nos sigue haciendo el test PCR, a pesar de que se ha dicho cien veces que este test tiene una fiabilidad inferior al 5 %?

La respuesta es que el extremo del hisopo está cargado de óxido de nanopartículas de grafeno que va directamente al cerebro.

¿Sabes realmente por qué quieren vacunar a todo el mundo?

Porque las vacunas de ARNm están atiborradas de nanopartículas de óxido de grafeno que te convertirá en una antena ambulante y reforzará el HYDROGEL DARPA.

¿Sabes realmente por qué quieren volver a vacunarnos cada 6 meses contra hipotéticas “nuevas variantes” (de la gripe)?

Para recargar el grafeno, que, al contrario de lo que afirman algunos, el cuerpo elimina poco a poco.

Por último, ¿sabías que los deportistas de alto nivel pierden entre un 10 y un 20% de su rendimiento después de la vacunación con ARNm?


Descubrir la verdad

Ya había señalado los cientos de testimonios curiosos en Internet de personas vacunadas que “pegan” magnéticamente pequeños objetos de hierro o acero inoxidable en la zona de la inyección. No es un truco ni un gag de ilusionismo.

El sitio de Orwell City fue el primero en denunciar la presencia de óxido de grafeno en inyecciones, máscaras y tests, gracias a sus traducciones al inglés del sitio de La Quinta Columna, que publicó un vídeo de síntesis titulado “el arma perfecta del crimen” en Rumble.



La Quinta Columna difunde los resultados de las investigaciones de Ricardo Delgado y del Dr. José Luis Sevillano en el último año y medio, pero sobre todo en los últimos meses, ya que han podido medir, con la ayuda de teslómetros, magnetómetros, etc., los fenómenos magnéticos o pseudomagnéticos que adquieren las personas tras la inoculación, y el almacenamiento de energía en determinados lugares, como la frente, que se puede medir con un multímetro.

Resultó que los vacunados, además de ser altamente magnéticos, se convierten en superconductores eléctricos. Fue este último aspecto el que dirigió la investigación del Dr. José Luis Sevillano en el análisis de muestras de ampollas de vacuna hacia el grafeno, que es en principio un superconductor industrial utilizado para almacenar y condensar energía eléctrica. Esta prueba se ha confirmado mediante espectroscopia UV, microscopía electrónica y frecuencias electromagnéticas.

La empresa NANOGRAFI ha admitido que el óxido de grafeno está presente en las máscaras, en los test PCR, en los tests antigénicos, en el hidrogel, y también en las vacunas contra la gripe, así como en el aerosol de la vacuna intranasal de Turquía.

Coincidentemente, el mercado nanopartículas de óxido de grafeno se disparó cuando comenzó la alerta Covid en diciembre de 2019 y enero de 2020, pero también durante la campaña de vacunación contra la gripe precedente, especialmente en Wuhan y el norte de Italia.

Posibles daños en el organismo de los vacunados contra Covid

El equipo estudió entonces la toxicidad específica del óxido de nano-grafeno, lo que nos lleva al fondo de los efectos adversos conocidos asociados a la vacunación de moda:

Neumonía bilateral, especialmente por inhalación.

Desplome del sistema inmunológico.

Sabor metálico en la boca.

Inflamaciones múltiples.

Inflamación de las mucosas.

Miles de mini coágulos circulando por la sangre.

Movimientos incontrolables.

Miocarditis y pericarditis, posiblemente irreversibles.

Pérdida del olfato y del gusto.

Y, sobre todo, trombosis repentinas e imprevisibles que puede provocar:

Afasia,

Un accidente cerebrovascular mortal,

Ceguera en uno o ambos ojos,

Embolia cardíaca fatal,

Embolia pulmonar fatal,

Parálisis,

Sordera en uno o ambos oídos.

El Glutatión: ¿solución al óxido de grafeno?

El GLUTATIÓN es un potente antioxidante sintetizado por la sangre, que contrarresta los radicales libres, los peroxidantes y todas las toxinas que entran en el organismo. Resulta que también destruye el óxido de grafeno con nanopartículas, pero sólo si está presente en cantidades suficientes; de lo contrario, el grafeno se lo comerá, ¡así que es una auténtica lucha que tiene lugar!

Y aquí es donde podemos ayudar al organismo aportando L-glutatión externo, o mejor aún, la N-acetilcisteína que es su precursor.


De hecho, los investigadores españoles descubrieron que había unos 300 estudios clínicos sobre el uso de la N-acetilcisteína por parte de algunos hospitales y universidades con resultados increíbles. Por ejemplo, 100 pacientes que se estaban muriendo de doble neumonía se salvaron en una hora tras la administración intravenosa de glutatión o N-acetilcisteína.

Desgraciadamente, el problema del aporte externo del glutatión es que su síntesis requiere grandes cantidades de leche, que es, como sabemos, sangre procesada. Estamos hablando de 600 litros de leche para obtener 1 litro de glutatión, lo que lo hace muy caro, y además su conservación es efímera.

Por lo tanto, es preferible tomar N-acetilcisteína (NAC 200 mg), un aminoácido azufrado altamente biodisponible, que se puede encontrar fácilmente en Internet o en las parafarmacias – sin receta médica, ya que no se considera un medicamento sino un complemento alimenticio: 1 sobre 3 veces al día para adultos – tratamiento de 8 a 10 días como máximo.

También hay que tener en cuenta que a partir de los 60 años la sangre produce cada vez menos glutatión. Por ello, la tercera edad es la más afectada por la vacunación. Pero esto también es cierto para las personas obesas de todas las edades. Por otra parte, normalmente, los niños que lo producen abundantemente se ven poco afectados … cuando la avalancha de vacunas del calendario de vacunación no ha dañado demasiado sus defensas inmunitarias de amplio alcance.

La “película” de las “variantes

Ahora se nos habla de una 3ª y luego de una 4ª ola, etc., en fin, una historia interminable, que justifica nuevas privaciones de libertad y nuevas vacunaciones supuestamente adaptadas. Además, es comúnmente entendido por las personalidades médicas sinceras que las llamadas variantes son generadas por las vacunas. Están en el buen camino, pero les falta una pieza del puzzle.

Hay que tener en cuenta que las personas sanas que pasaron con éxito la prueba de la primera oleada, vacunadas, semivacunadas o no, son aquellas cuyo glutatión era lo suficientemente abundante como para eliminar progresivamente el grafeno – el único objetivo de la nueva vacuna no es proteger contra una variante que en realidad es sólo un resfriado o una gripe común, sino para realizar una recarga importante de óxido de grafeno y, por tanto, una nueva estocada contra los individuos “resistentes”, cuyos daños se achacarán a un virus fantasma cada vez más dañino.

¿Por qué el 5G?


Hay más. El establecimiento criminal quería tener todas las posibilidades de éxito en su siniestro trabajo jugando con la frecuencia de resonancia del óxido de grafeno, técnicamente llamada “banda de absorción electrónica”, con el fin de una emulación y convertirla en algo aún más perjudicial frente al glutatión. Esta emulación la va a iniciar la 5G -y por eso, en contra de todas las advertencias y reticencias de todas las partes, la proliferación de antenas sigue avanzando a toda máquina como si nada.

Enero de 2020 fue un gran ensayo en Wuhan, mientras que:

Una campaña de “vacunación” antigripal había precedido (para cargar a la gente de grafeno).

Más de 10.000 antenas de retransmisión 5G habían sido instaladas.

En el día J de la declaración de la catástrofe de la pandemia, supuestamente por una fuga accidental del laboratorio P4 y un cuento chino de pangolines y murciélagos, el encendido de la red 5G se efectuó al mismo tiempo.

Recuerden a las personas aparentemente no enfermas que caían muertas en la calle (no era un montaje).

En su momento hablé de que la frecuencia de resonancia de 60 gigahercios de la 5G que convertía el oxígeno del ambiente parcialmente inaccesible para la hemoglobina de la sangre – esto debía ser cierto, pero ni yo ni nadie sabía en ese momento de la existencia añadida del grafeno (el cinturón y los tirantes …).

El objetivo de todo el montaje era hacer creer al mundo que el enemigo fatal era un nuevo virus para desviar la atención de la verdadera correlación: “óxido de grafeno/5G” – funcionó perfectamente, incluso entre los científicos … ¡el gran arte en el crimen perfecto!

Todas las aparentes inepcias de los últimos 18 meses se explican ahora claramente.

Estamos bajo las garras de la mayor mentira de todos los tiempos para asegurar el plan de despoblación de la humanidad previsto por la élite Illuminati.

Michel Dogna
(Fuente: https://micheldogna.fr/; traducción: https://ejercitoremanente.com/)

"LA NUEVA NORMALIDAD", LA ESTRATEGIA DEL 1% PARA CONTROLAR AL 99% DE LA HUMANIDAD


viernes, 30 de julio de 2021

EL GRAN TIMO DE LA “VACUNA”: LOS INOCULADOS NO ESTÁN PROTEGIDOS, DEBEN SEGUIR LLEVANDO MASCARILLA Y SIGUEN SIENDO "CONTAGIADORES".



A través de las palabras de la propia directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, la narrativa oficial sobre las vacunas y el Covid acaba de autodestruirse. Si bien en marzo de este año Walenksy había prometido públicamente que las personas vacunadas no podían propagar el virus e infectar a otros, esta semana ha reconocido que las vacunas están fallando y que las personas vacunadas ahora pueden tener cargas virales más altas que las personas no vacunadas, lo que las convierte en propagadoras del Covid.

Incluso Yahoo News, cómplice habitual de las grandes farmacéuticas, no pudo endulzar el devastador cambio narrativo, informando:

El CDC actualizó sus pautas el martes para recomendar máscaras en interiores, incluso para personas vacunadas.
La variante Delta facilita que las personas vacunadas transmitan el virus.
Las personas vacunadas y no vacunadas infectadas con Delta pueden tener cargas virales similares.


USA Today estaba tan alarmado por la confesión de los CDC que trataron de esconder los informes que citaban NBC News, borrando esta parte de la historia:

NBC News informó que nuevos datos sugieran que las personas vacunadas podrían tener niveles más altos de virus e infectar a otros en medio del aumento de casos impulsados por la variante delta del coronavirus.

El CDC actualmente está ocultando estos datos al público, por cierto, muy probablemente porque saben que una vez que se revelen los datos, cualquier fragmento restante de su narrativa pro-vacuna resultará insostenible.

La "confesión" de los CDC acaba de borrar todas las promesas hechas a los vacunados ... que ahora mismo se están dando cuenta de que son ellos los super-contagiadores.

Inmediatamente, el CDC exigió que toda la nación vuelva al enmascaramiento obligatorio, incluyendo a aquellos que han sido "completamente vacunados", una obvia cortina de humo en la medida en que las mascarillass en realidad no funcionan para bloquear partículas virales que son órdenes de magnitud más pequeñas que los huecos en los hilos de la máscara.

Y si las vacunas no funcionan, ¿para qué sirven los pasaportes de vacunas?

Todo esto es una admisión abierta de que los CDC no tienen herramientas contra el Covid y que los últimos 18 meses de promesas a favor de las vacunas no fueron más que mentiras y propaganda. Peor aún, todo el establecimiento médico ha suprimido la única solución legítima a esta pandemia, que es la inmunidad natural, que solo puede funcionar eficazmente cuando se combina con una buena nutrición y una suplementación adecuada. Sin embargo, el sistema de culto médico de talla única que domina la sociedad actual solo puede ver los productos farmacéuticos y las vacunas como posibles respuestas, nunca la nutrición o la inmunidad natural. Por lo tanto, el CDC no tiene nada más que ofrecer a Estados Unidos más que obediencia ciega a sus mentiras científicas.

Pero es aún peor: la directora de los CDC acaba de admitir que las vacunas pronto serán obsoletas

Sí, la situación es mucho peor de lo que podría parecer. En sus confesiones públicas de esta semana, la directora de los CDC, Walensky, también admitió que el Covid está “a solo unas pocas mutaciones” de hacer que todas las vacunas existentes sean completamente obsoletas:

La mayor preocupación que creo que nos preocupa a la salud pública y la ciencia es el virus y las mutaciones potenciales. Tenemos un virus muy transmisible, que tiene el potencial de evadir nuestras vacunas en términos de cómo nos protege de enfermedades graves y la muerte ...

Entonces, como cualquier persona racional podría preguntar, ¿cuál es el sentido de vacunarse? Esto es aún más alarmante cuando se da cuenta de que ahora se ha documentado que la “inmunidad” inducida por vacunas comienza a desaparecer después de seis semanas. Y una vez que la vacuna se desvanece, las personas se vuelven más vulnerables a las infecciones en comparación con las personas no vacunadas o con inmunidad natural. Es por eso que en California en este momento, el conteo más alto de nuevos casos de covid-19 se está registrando en los condados con las tasas de vacunación más altas.

De manera similar, al presionar por otro negocio de “inyecciones de refuerzo” para generar dinero, las compañías de vacunas ahora afirman abiertamente que sus propias vacunas dejan de funcionar después de unos meses, por lo que las personas necesitarán inyecciones de refuerzo para mantener el flujo de ganancias del Big Pharma.

Las personas vacunadas también son los "superproductores" de variantes del Covid

Las personas vacunadas no solo son ahora los súper esparcidores, sino que también resulta que son los "súper criadores" de las variantes de la vacuna. Como explica el científico de vacunas Geert vanden Bossche: (énfasis nuestro)

... La vacunación promueve la selección natural de variantes que escapan cada vez más a la inmunidad a la vacuna en la parte vacunada de la población. En conjunto, la vacunación masiva llevada a cabo en un contexto de altas tasas de infectividad permite que aumente la prevalencia de variantes más infecciosas, que escapan a la inmunización. Esta evolución inevitablemente da como resultado una inclinación de las tasas de morbilidad tanto en la población no vacunada como en la vacunada y precipita la aparición de variantes virales circulantes que eventualmente resistirán completamente la inmunidad mediada por vacunas. Esta es la razón por la que las campañas de vacunación masiva no deben realizarse durante una pandemia de un virus altamente mutable, y mucho menos durante una pandemia de variantes más infecciosas (¡a menos que se utilicen vacunas que bloquean la transmisión!). Es fundamental comprender que una rápida disminución en las tasas de infectividad viral que no se logra mediante una infección natural, sino que simplemente es el resultado de campañas de vacunación masiva aceleradas, solo retrasará la propagación abrupta de variantes virales emergentes totalmente resistentes a las vacunas y, por lo tanto, solo retrasará la aparición de una alta ola de morbilidad y mortalidad.

La "alta ola de morbilidad y mortalidad", al parecer, acaba de comenzar.

El Dr. Robert Malone advierte sobre el "peor escenario" y señala que la mejora dependiente de anticuerpos (ADE) está emergiendo en este momento.

Durante los próximos 12 meses más o menos, es probable que veamos una ola de muertes posteriores a la vacuna que refleje la masa de personas que obtuvieron las vacunas a principios de este año. Incluso el Dr. Robert Malone, inventor de la tecnología de la vacuna de ARNm, advierte que la admisión de los CDC es esencialmente una confirmación de que han comenzado los efectos de la mejora dependiente de anticuerpos.

En una entrevista reciente con Steve Bannon en War Room Pandemic, el Dr. Malone (quien, por cierto, es completamente pro-vacuna), declaró:

Esto es exactamente lo que vería si estuviera ocurriendo una mejora dependiente de anticuerpos ... La protección de Pfizer está menguando a los seis meses. Aquellos que recibieron Pfizer, que ahora se encuentran en la fase menguante, parecen estar infectados. Esto es exactamente lo que anticiparía que es la ventana de mayor susceptibilidad a la mejora dependiente de anticuerpos, en esta larga fase de reducción gradual a medida que disminuye la respuesta a la vacuna.

El gobierno está ocultando lo que está sucediendo aquí. Lo que parece estar desplegando el peor de los casos en el que la vacuna en la fase menguante está provocando que el virus se replique de manera más eficiente de lo que lo haría de otra manera, que es lo que llamamos ADE.


Cuando uno de los principales científicos pro-vacunas del mundo, el inventor de la tecnología de vacunas de ARNm, da un paso adelante y dice que las vacunas covid ahora representan el "peor de los casos", probablemente valga la pena prestar atención.


(Fuente: https://www.naturalnews.com/; traducción: Astillas de Realidad)

CULPAR A LOS NO VACUNADOS DE LAS NUEVAS CEPAS ES UN DISPARATE CIENTÍFICO



De acuerdo con la evidencia científica, la narrativa de que las personas no vacunadas son fábricas de virus para variantes más peligrosas es absolutamente falsa, y solo obedece al criminal proyecto de culpabilizar a los no inoculados por los efectos dañinos que producen las "vacunas".

El sentido común demuestra que antes de que éstas hicieran su aparición pasó un año sin variantes, cepas ni nuevas modalidades, justo cuando los no vacunados eran el conjunto de la población. Ha sido empezar la inoculación de los compuestos experimentales y de pronto aparecen más versiones del virus que hijos naturales de Julio Iglesias tras una gira. La razón es obvia: así como las bacterias generan resistencia a los antibióticos, las vacunas ejercen una presión evolutiva sobre los virus para acelerar las mutaciones y crear variantes capaces de evadir la respuesta inmune, por lo que serán más virulentas y peligrosas. Que justo aparezcan en los países donde la inoculación es más generalizada es otra prueba en favor de esta tesis, y en contra de la culpabilización de los escépticos.

En una persona sin vacunar el virus no encuentra la misma presión evolutiva para mutar en algo más fuerte. Eso quiere decir que si el SARS-CoV-2 muta en cepas más letales, la causa es el estímulo que la "vacuna" causa al variar las condiciones en las que se había mantenido estable hasta el momento. Toda otra versión de lo que está ocurriendo con las llamadas "nuevas cepas" es una tergiversación interesada de la realidad al servicio del nuevo genocidio tutsi al que gobiernos y medios están alentando, esta vez contra los llamados "negacionistas".


¿Las vacunas antiCOVID impulsarán que el SARS-CoV-2 mute y que pueda crear cada vez más variantes? O ¿será que las mutaciones por lo general ocurren en personas que aún no tienen la vacuna? Vamos a profundizar en la investigación científica para averiguarlo.

La mayoría de las personas en Estados Unidos no se han vacunado, a pesar de lo que dicen los medios de comunicación. Las personas que se niegan a participar en un experimento médico de modificación genética no son un pequeño grupo marginal.

Somos la mayoría, ya que representamos un poco más de la mitad (51 %) de la población de los Estados Unidos mayor de 18 años, al 12 de julio de 2021. (De forma más concreta, el 56 % ya recibió una dosis y el 49 % está completamente vacunado, lo que para Moderna y Pfizer significa haber recibido dos dosis).

De acuerdo con la evidencia científica, la narrativa de que las personas no vacunadas son fábricas de virus para variantes más peligrosas es falsa. Lo peor es que es todo lo contrario, y además ese dato oculta el hecho de que la vacuna podría ponernos a todos en una situación mucho más terrible de lo necesario.

Las vacunas provocan que los virus muten

Como se explica en el artículo: "Vaccines Are Pushing Pathogens to Evolve", publicado en la revista Quanta, "así como las bacterias generan resistencia a los antibióticos, las vacunas pueden provocar cambios que permitan que las enfermedades tomen el control".

El artículo detalla la historia de la vacuna contra la enfermedad de Marek para pollos, que apareció por primera vez en 1970. Hoy estamos en la tercera versión de esta vacuna, ya que en una década deja de funcionar. ¿Por qué? El virus mutó para evadir la vacuna. Y cada vez se vuelve más mortal y más difícil de tratar.

Un artículo publicado en el 2015 en la revista PLOS Biology examinó la teoría de que las vacunas impulsan la mutación del virus del herpes que causa la enfermedad de Marek en pollos. Para ello, vacunaron a 100 pollos y mantuvieron a 100 sin vacunar. Luego, infectaron a todas las aves con diferentes cepas del virus. Algunas cepas eran más virulentas y peligrosas que otras.

A lo largo de la vida de las aves, las que no se vacunaron esparcieron las cepas menos virulentas al medio ambiente, mientras que las vacunadas esparcieron las cepas más virulentas. Como se señaló en el artículo de la revista Quanta:

"Los hallazgos sugieren que la vacuna de Marek estimula la proliferación de virus más peligrosos. Una mayor virulencia le podría dar a los virus los medios para superar las respuestas inmunológicas de las aves que recibieron la vacuna y enfermarlas".

Aquí hay otro ejemplo: la agencia de noticias NPR informó el 9 de febrero de 2021 que "las vacunas pueden contribuir a que los virus muten". El corresponsal de ciencia de la NPR, Richard Harris, señaló:

"Es posible que haya escuchado que las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos y, en el peor de los casos, hacer que los medicamentos sean ineficaces. Algo similar también puede suceder con las vacunas.

Esta preocupación surgió en el debate sobre si se debe retrasar una segunda vacuna para que más personas puedan recibir la primera más rápido. Paul Bieniasz, un investigador de Howard Hughes en la Universidad Rockefeller, dice que el desfase dejaría a las personas con inmunidad parcial durante más tiempo del necesario".

De acuerdo con Bieniasz, las personas parcialmente vacunadas "podrían servir como una especie de campo de cultivo para que el virus pueda mutar". Esta es la afirmación exacta que utilizan las personas que no entienden la selección natural para etiquetar a las personas no vacunadas.


Ahora, la finalidad de la difusión alarmista sobre las variantes es para infundir miedo. Hasta el momento, aunque algunas variantes del SARS-CoV-2 parecen propagarse más fácil, también son menos peligrosas. La variante Delta, por ejemplo, se relaciona con síntomas más convencionales que son similares a los de la gripe, como secreción nasal y dolor de garganta, en lugar de los síntomas característicos del COVID-19 que involucran dificultad para respirar y pérdida del olfato.

En una entrevista para el documental titulado: "Planet Lockdown", el Dr. Michael Yeadon, investigador de ciencias de la vida, señaló el fraude que cometen con respecto a las variantes. En realidad, se refiere a ellas como "simios", porque son casi idénticas al virus original. Y, como tales, no representan ninguna amenaza mayor que la original.


Si alguien acepta la validez de este cartel ello no confirmará que la "vacuna"
funciona, sino que su cerebro ha dejado de hacerlo

"Es muy normal que cuando los virus de ARN como el SARS-CoV-2 se reproducen, cometan errores tipográficos", explica Yeadon. "Tienen un muy buen sistema de detección y corrección de errores, por lo que cometen solo algunos errores tipográficos que se denominan 'variantes'.

"Cuando los científicos del gobierno le digan que una variante que es un 0.3 % diferente del SARS-CoV-2 podría hacerse pasar por un nuevo virus y ser una amenaza para su salud, permítame decírselo, le están mintiendo"
, dice Yeadon.

Las mutaciones son buenas para el negocio de las vacunas. Por supuesto, al impulsar el miedo a las variantes, los fabricantes de vacunas aseguran un suministro constante de personas dispuestas a participar como conejillos de indias en su esquema comercial con fines de lucro. Pfizer ya está preparando la solicitud para que se autorice una lucrativa tercera dosis de refuerzo contra el COVID.

De acuerdo con el jefe de investigación de Pfizer, el Dr. Mikael Dolsten, los datos iniciales sugieren que una tercera dosis de la vacuna de Pfizer puede aumentar los niveles de anticuerpos neutralizantes entre cinco y diez veces. La empresa también trabaja en fórmulas específicas para las variantes.

Dolsten señala datos de Israel, donde solo se utilizó la vacuna de ARNm de Pfizer, lo que demuestra un aumento reciente en los casos. Esto sugiere que la protección comienza a disminuir alrededor de los seis meses. Por ahora, la FDA no recomienda dosis de refuerzo, pero eso puede cambiar en cualquier momento y lo más probable es que así sea.

Pfizer anunció hace poco tiempo que tiene la intención de aumentar el precio de su vacuna antiCOVID una vez que la pandemia disminuya, y durante una reciente conferencia de inversionistas, el director financiero de Pfizer, Frank D'Amelio, dijo que existe una "oportunidad significativa" de ganancias una vez que el mercado cambie a dosis anuales.

En un artículo de abril de 2021, el portal The Defender reportó las ganancias anticipadas de las vacunas y refuerzos antiCOVID en los próximos años:

Pfizer anticipa un ingreso mínimo de 15 mil a 30 mil millones de dólares solo en 2021

Moderna anticipa ventas de 18.4 mil millones de dólares en 2021; Gena Wang, analista de Barclays, pronostica que los ingresos de la compañía en 2022 rondarán entre los 11 mil y 12 mil millones de dólares en 2023

Johnson & Johnson anticipa ventas de 10 mil millones en 2021

Se aproximan muchas más vacunas de rutina

Tal como han ido las cosas, parece inevitable que nos enfrentemos a las vacunas de rutina, donde las nuevas variantes "necesitarán" refuerzos de forma regular. Los refuerzos también impulsarán la "necesidad" de pasaportes de vacunas para realizar un seguimiento de todo. Y de acuerdo con lo que informó The Defender:

"Las dosis de refuerzo anuales antiCOVID representan buenas ganancias para los inversores. Pero algunos científicos independientes advierten que intentar burlar al virus con dosis de refuerzo diseñadas para abordar la siguiente variante podría ser contraproducente, y de hecho crearían una ola interminable de nuevas variantes, cada vez más virulentas y transmisibles que las anteriores".

El Dr. Geert Vanden Bosche, vacunólogo que ha trabajado con GSK Biologicals, Novartis Vaccines, Solvay Biologicals y la Fundación Bill & Melinda Gates, publicó una carta abierta a la Organización Mundial de la Salud, el 6 de marzo de 2021, en la que advirtió que implementar una campaña global de vacunas durante el apogeo de la pandemia podría crear un "monstruo incontrolable" donde la presión evolutiva forzará la aparición de mutaciones nuevas y más peligrosas.

"No cabe duda de que las continuas campañas de vacunación permitirán que las variantes virales nuevas y más infecciosas se vuelvan cada vez más dominantes y, en última instancia, causen casos nuevos a pesar de las tasas de vacunas. Tampoco cabe duda de que esta situación pronto causará una completa resistencia a las variantes circulantes de las vacunas actuales", escribió Bossche.

Joseph Mercola
(Fuente: https://articulos.mercola.com/)

LA MAFIA FARMACÉUTICA Y SUS MÉTODOS


BLACKROCK, DETRÁS TANTO DE PFIZER COMO DE LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE ESPAÑA



Pfizer y los grandes medios de comunicación de España comparten accionista: BlackRock, el mayor fondo de inversión del mundo, dueño de parte del accionariado del Grupo PRISA, de Atresmedia o de Mediaset.

La multinacional farmacéutica estadounidense Pfizer –responsable, junto a la multinacional farmacéutica alemana BioNTech, de la vacuna contra el COVID-19 autorizada por medio centenar de Estados de todo el mundo– y los principales medios de comunicación españoles comparten accionista: el fondo de inversión estadounidense BlackRock, el mayor fondo de inversión del mundo. Así como Pfizer es el líder mundial de las multinacionales farmacéuticas, BlackRock es el líder mundial de los fondos de inversión; tanto, que en el Estado español controla parte –en varios casos, buena parte– del accionariado de la mayoría de las 35 multinacionales del IBEX 35 –incluidas CaixaBank, Banco Santander y BBVA, los tres mayores bancos de España– y de los grupos propietarios de los grandes medios de comunicación de prensa escrita, radio y televisión.

Así, BlackRock controla parte del accionariado del grupo Atresmedia, propietario de Antena 3 y laSexta; del grupo Mediaset, propietario de Cuatro y Telecinco, o del Grupo PRISA, propietario del diario ‘El País’ y la Cadena SER. En este último caso, el pasado mes de noviembre, BlackRock y otro de los mayores fondos de inversión del mundo –el británico CVC Capital Partners– compraron además, a través de sendos fondos buitre, deuda de PRISA, lo que supone que ya tienen poder de veto en cualquier operación de compraventa de ‘El País’ –diario que ya está en el punto de mira de varios inversores– o la SER.

Fuentes de defensa de la sanidad pública consultados por LUH denuncian que en el mundo capitalista la producción y distribución de medicamentos viene concentrándose en multinacionales monopolísticas al tiempo que las empresas farmacéuticas públicas vienen desapareciendo, a pesar de que la OMS (Organización Mundial de la Salud) históricamente recomienda a los Estados que cuenten con industrias productoras de medicamentos esenciales, entre los que están las vacunas. Estas fuentes manejan informes que documentan “la ausencia de escrúpulos éticos por parte de las multinacionales farmacéuticas y su inmensa capacidad de soborno de políticos, expertos y médicos”.

En el ámbito mediático, directores de prestigiosas revistas científicas han reconocido que la publicación de ciertos informes y resultados de investigaciones farmacológicas están financiadas por multinacionales farmacéuticas que los utilizan como instrumento de propaganda. Si esto ocurre con prestigiosas revistas científicas, ¿qué no podría ocurrir con medios de comunicación como ‘El País’, la SER, Antena 3, Cuatro, Telecinco y laSexta, parte de cuyo accionariado está controlado por BlackRock, el mayor fondo de inversión del mundo y uno de los propietarios de Pfizer?

Javier Lezaola
(Fuente: https://luhnoticias.es/)

jueves, 29 de julio de 2021

DIEZ RAZONES PARA NO PERMITIR QUE SU HIJO RECIBA UNA INYECCIÓN COVID



El 10 de mayo de 2021 la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) extendió su autorización de uso de emergencia para la vacuna Pfizer/BioNTech COVID-19 a adolescentes de 12 a 15 años de edad, enmendando la emitida el 11 de diciembre de 2020, que autorizó la inyección para personas mayores de 16 años. Moderna ha indicado que planea solicitar una expansión similar de EUA para niños de 12 a 17 años para su vacuna COVID, y Johnson & Johnson/Janssen está realizando ensayos clínicos en ese grupo de edad. Al dar luz verde a Pfizer, la FDA decidió ignorar los siguientes hechos, todos los cuales dejan muy claro que vacunar a niños y adolescentes contra COVID-19 es médicamente indefendible y poco ético:

1. Los niños tienen un riesgo insignificante de COVID-19. Al 29 de mayo de 2021, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) atribuyeron 366 muertes en niños de 0 a 18 años a casos con COVID, de una población infantil de 74 millones, lo que supone una tasa de mortalidad de 0,00049%. Como causa de muerte para niños de 1 a 17 años, COVID-19 se ubica detrás de lesiones, suicidio, cáncer, homicidio, anomalías congénitas, enfermedades cardíacas, influenza, enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores y causas cerebrovasculares. Desde febrero de 2020 hasta mediados de febrero de 2021, 29.094 niños (de 0 a 14 años) y 36.900 adolescentes y adultos jóvenes (de 15 a 24 años) murieron por causas distintas al COVID-19. El riesgo de que los niños desarrollen una enfermedad grave por COVID es minúsculo, como lo demuestra el CDC con niños de 5 a 17 años como grupo de referencia (el grupo con el riesgo más bajo) al describir los riesgos de infección por COVID, hospitalización y muerte para otros grupos de edad. Los médicos bien informados sostienen que ” ni siquiera un puñado de niños debería estar en peligro mediante la vacunación masiva contra una enfermedad que no es peligrosa para ellos”.

2. Las vacunas COVID son experimentales. Como la FDA declara claramente en sus hojas de datos de vacunas COVID, las vacunas administradas no están aprobadas por la FDA y ”no se han sometido al mismo tipo de revisión que un producto aprobado o autorizado por la FDA”. Las inyecciones de COVID se basan en tecnologías de vacunas experimentales; ingredientes problemáticos como polietilenglicol (PEG) y polisorbato 80; y nanopartículas de lípidos captadas fácilmente por el cerebro. Además, aunque la directora interina de la FDA, Janet Woodcock, aseguró a padres “que la agencia llevó a cabo una revisión rigurosa y exhaustiva de todos los datos disponibles”, no se han realizado estudios sobre toxicidad, carcinogenicidad, riesgos fetales y reproductivos u otros aspectos importantes de seguridad.

3. Las vacunas COVID experimentales son mucho más peligrosas para los niños que la enfermedad. Antes de la expansión de EUA (emergency use authorization (EUA) a jóvenes de 12 a 15 años, el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a Vacunas (VAERS) mostraba dos muertes en jóvenes de 15 años que habían recibido cada uno una vacuna Pfizer o Moderna. Es posible que estos adolescentes se hayan inscrito en ensayos clínicos, ya que de otro modo no podrían haber recibido las vacunas legalmente en ese momento. Con aproximadamente 1.000 adolescentes de 12 a 15 años en el grupo de vacunas de ensayo clínico de Pfizer, y aproximadamente el mismo número en el ensayo de Moderna, la tasa de muerte después de cualquiera de las vacunas en este grupo de edad puede ser aproximadamente 0.1% (dos en 2.000), más de 200 veces mayor que la tasa de mortalidad de COVID-19.

4. Los adolescentes informan sobre lesiones graves por la vacuna COVID, incluidos problemas cardíacos y muertes. Los informes de lesiones por vacuna COVID para el grupo de edad de 12 a 17 años casi se cuadriplicaron del 14 al 21 de mayo, pasando de 943 a 3.449 eventos adversos, incluidas 58 lesiones calificadas como graves. La semana siguiente, el total de lesiones por la vacuna COVID para ese grupo de edad aumentó otro 37% a 4.750, comprendiendo 209 lesiones graves y 5 muertes atribuidas a un paro cardíaco. Un estudio publicado en junio en Pediatrics documentó a 7 adolescentes hospitalizados por inflamación cardíaca dentro de los cuatro días de recibir su segunda inyección de Pfizer. Los adolescentes también están experimentando coágulos sanguíneos y síndrome de Guillain-Barré. Un atleta de Utah de 17 años desarrolló coágulos de sangre en su cerebro un día después de recibir su primera inyección de Pfizer.

5. Los efectos adversos a largo plazo de las vacunas COVID, incluidos los efectos reproductivos, “no se pueden descartar”. Los médicos advierten sobre la posibilidad de ”efectos adversos a largo plazo que aún no se han descubierto en este momento, atinentes al crecimiento, el sistema reproductivo o la fertilidad”. Ya se han documentado efectos reproductivos preocupantes tras la vacunación de Pfizer y Moderna. Un estudio de los CDC en el New England Journal of Medicine mostró que el 12,7% de las mujeres embarazadas vacunadas contra COVID perdieron a sus bebés por aborto espontáneo o muerte fetal (casi una de cada ocho mujeres). Además, 99 de 724 bebés nacidos vivos (13,7%) tuvo resultados adversos en el parto, como parto prematuro, tamaño pequeño para la edad gestacional o “anomalías congénitas importantes”. No hay evidencia que sugiera que los niños no deban preocuparse por los efectos a largo plazo de la enfermedad COVID-19. Para los niños y adolescentes que tienen la vida por delante, las posibles ramificaciones de las vacunas COVID para la fertilidad futura son preocupantes, especialmente dado que “podría pasar un tiempo relativamente largo antes de que se pueda observar un número notable de casos de infertilidad posvacunación”.


6. Los niños que reciben inyecciones de COVID enfrentarán un riesgo adicional que la mayoría de los adultos no enfrentarán: la administración simultánea de múltiples vacunas. Según Pfizer, “no hay información sobre la coadministración de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 con otras vacunas”. Los CDC también admiten que no saben si la reactogenicidad (la respuesta inflamatoria del cuerpo a la vacunación) aumenta con la coadministración de la vacuna. No obstante, los CDC permiten que los proveedores de atención médica administren vacunas COVID y otras vacunas para niños y adolescentes ”sin considerar el momento“. Considerando el calendario de vacunas de los CDC para los adolescentes, esto significa que un niño de 12 años posiblemente podría recibir una vacuna COVID experimental el mismo día que las vacunas contra la influenza, el virus del papiloma humano (VPH), meningocócica y Tdap (tétanos-difteria-tos ferina). Si la FDA expande su EUA a grupos de edad aún más jóvenes, los niños podrían recibir aún más inyecciones durante una sola visita al médico, particularmente si los médicos presionan la vacunación para ” ponerse al día ” debido a las citas perdidas durante la pandemia. Los prospectos de las vacunas autorizadas para niños y adolescentes ya enumeran casi 400 posibles eventos adversos , incluida la muerte. El Instituto de Medicina ha advertido que nunca se ha realizado una investigación sistemática sobre “elementos clave de todo el calendario [de vacunación infantil]: el número, la frecuencia, el momento, el orden y la edad en el momento de la administración de las vacunas”, una opinión compartida (aunque a regañadientes) por los expertos mundiales en vacunas en una reunión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en diciembre de 2019.

7. Los funcionarios del gobierno han indicado que están dispuestos a ignorar los derechos de los padres y la capacidad de proteger a los niños. Aproximadamente la mitad de los padres que respondieron a una encuesta de abril dijeron que “definitivamente” no recibirían la vacuna COVID para sus hijos o que planeaban esperar y ver; otro 18% permitiría la vacuna solo si las escuelas lo requieren. Para sortear el obstáculo de obtener el consentimiento de los padres, un número creciente de estados y jurisdicciones pretenden dar a los proveedores de atención médica y a las prácticas médicas un margen de maniobra para prescindir de los requisitos de consentimiento de los padres para las vacunas COVID, a pesar del estado de investigación de las inyecciones. En la actualidad, se esta intentando una reducción extraordinaria de los derechos de los padres que pone en riesgo a los niños sin un consentimiento informado digno.

8. Prometer a los niños y adolescentes un regreso a la “normalidad” es coercitivo. La comisionada de la FDA, Janet Woodcock , la directora de los CDC, Rochelle Walensky, y el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, han prometido a los jóvenes que la vacuna COVID es su boleto para una renovada “sensación de normalidad” y un “regreso más rápido a las actividades sociales”. Estas promesas están atrayendo a los adolescentes socialmente hambrientos -que son incapaces del desarrollo de sopesar los riesgos y beneficios de manera justa- a molestar a sus padres para que se pongan las inyecciones o incluso a considerar la posibilidad de vacunarse sin el permiso de sus padres. Seiscientos mil niños de 12 a 15 años recibieron inyecciones de COVID dentro de la primera semana de la expansión de EUA.

9. Los fabricantes de vacunas están exagerando lo que pueden hacer sus inyecciones de COVID, tanto para adultos como para niños. Las vacunas COVID no fueron diseñadas para bloquear la transmisión del coronavirus. Por lo tanto, la “efectividad” informada de las vacunas se refiere solo a la capacidad de las inyecciones para disminuir la gravedad de los síntomas. Además, la eficacia no puede entenderse de manera significativa a menos que se comprenda la principal distinción entre riesgo relativo y absoluto. Al informar solo el riesgo relativo, Pfizer declaró que su inyección era ”100% efectiva” para jóvenes de 12 a 15 años sobre la base de ensayos con 2.260 adolescentes más jóvenes y 18 casos de COVID-19 en el grupo de placebo (versus cero en el grupo de vacuna). Estos números equivalen a una reducción “minúscula” en el riesgo absoluto del 1,59% (18 dividido por 1,129 adolescentes en el grupo de placebo). Cuando los investigadores no informan una reducción absoluta del riesgo, “se introduce un sesgo de notificación, lo que afecta la interpretación de la eficacia de la vacuna”, lo que genera dudas sobre la intención y la integridad de los investigadores. Los padres también deben tener en cuenta que Pfizer, según un análisis independiente, modificó los resultados de efectividad de sus ensayos clínicos para adultos al excluir a miles de participantes que tenían síntomas idénticos a COVID pero no confirmados por la prueba de PCR. Se necesita acceso a “conjuntos de datos completos y escrutinio y análisis independientes” para evaluar la real eficiencia para los adolescentes.

10. Las vacunas COVID en 2021 son solo el comienzo. La mayoría de los padres y adolescentes no están reconociendo que aceptar una o dos inyecciones de COVID ahora no será el final de la historia. Las inyecciones de refuerzo de COVID ya están a la vista, presentando la posibilidad de riesgos recurrentes y acumulativos. Como pueden atestiguar los padres familiarizados con el ya oneroso programa de vacunación infantil, los requisitos de vacunas para los niños parecen ir en una sola dirección, incrementándose mientras que el estado de salud de los niños continúa en su alarmante trayectoria descendente.

(Fuente: https://childrenshealthdefense.org/; visto en https://cienciaysaludnatural.com/)