martes, 15 de junio de 2021

UN DESCUBRIMIENTO LIBERADOR



Ocho años antes de escribir Juan Salvador Gaviota, Richard Bach no podía mantener ningún empleo, el aburrimiento literalmente lo aplastaba.

Así que ingresó en la Guardia Nacional de Nueva Jersey.

Allí pilotaba cazabombardeos relativamente viejos un fin de semana al mes, cobraba la cuarta parte de un salario y, como bien dijo: "podía aportar poder de ataque si el país me necesitaba".

Pero surgió la crisis de Berlín, y el Presidente Kennedy envió la Guardia a Wiesbaden, Alemania Occidental.

Una vez a la semana pasaba la noche encerrado en un búnker secreto. Si se encendía una luz roja debia correr a su caza F84, despegar, volar hasta Leningrado y arrojar la bomba atómica adosada a la panza del jet.

Un día comenzó a imaginarse a su contrincante, Ivan, un muchacho de su edad, en un búnker similar, en Siberia, esperando un luz roja para lanzar su artefacto sobre Nueva Jersey, y matar a su esposa y a su hijita así como él estaba dispuesto a matar a Irina y Nadia.

Ivan y yo somos parecidos, pensaba, nos aburre cualquier trabajo normal, pero amamos volar y amamos nuestros respectivos paises, así que era natural terminar aquí.


Podemos matar a 2´6 millones de personas porque una luz roja se prende, pero no somos responsables de nada, porque la decisión la toman nuestros presidentes, y ellos tienen todo la información y saben lo que hacen ...

¿Lo saben?

La crisis pronto remitió, y Richard volvió a su vida normal, abandonó la Guardia, se puso a escribir y compró un antiguo biplano: "Pasé de volar a 1500 km/h a 110 km/h, pero durmiendo bajo las estrellas, sin luces rojas que me cominaran a convertir en vapor a millones de personas, y la verdad a esa velocidad se disfruta más".


Muchos años después vió a sus hijo menor preocupado.

- ¿No vas a salir esta noche?

- No, ya no la paso bien con mis amigos, porque no me gusta beber cerveza, y ellos se burlan, me dicen que soy un niñito. Trato de beber, pero no me gusta su sabor.

- Bien, tal vez necesites otros amigos, y no ser "uno de la pandilla". Ellos no son malos, tampoco buenos, como el 90% de la gente solo tiene un mando a distancia en la cabeza.

-¿Un mando a distancia?

- Si, les aprietan el botón "conformismo": no eres adulto si te niegas a beber cerveza agria, o a tragarte el humo de estos cigarrillos que te vendo. Está el botón "patriotismo": No amás a tu país si te negás a matar a otro chico de tu edad en una guerra, o a incendiar Leningrado. Hay muchos botones que presionar. Desde que naces te van creando el mando. Hasta que empezás a hacerte preguntas, como yo me hice en Wiesbaden.

Hoy el principal botón que la gente tiene la cabeza es el de miedo. Más que miedo a la muerte, es terror a quedar fuera de la manada.

Hoy nos dicen: - No seas egoísta, no hagas lo que quieras, haz lo que nosotros queremos.

- Sé empático, respira mal, usa un ridículo y nocivo pedazo de tela en la cara, que te hace ver como un estúpido, aunque tu sentido común clame a gritos, porque si no esto no se termina.

- Inyéctate esta falsa vacuna, no seas egoísta. A nosotros, la Farmafia nos deja tres dólares de ganancia por cada una, por 8.000 millones de humanos, dos veces al año. 48.000 millones de dólares de ganancia anual. No te da inmunidad, a nosotros sí, los gobiernos votaron leyes otorgando inmunidad legal. Son tan buenos ...

- No viajes, generas carbono, no seas egoísta, solo la élite va a viajar, tu lugar es éste. Pero vamos a subir videos de viajes para que no los eches de menos.

¿Cómo liberarte de esto? Tócate la nuca, encuentra el mando, es invisible pero se siente en el alma, arráncalo y nunca dejes que te implanten otro.

La alternativa es ser como esas muñecas a pilas, rogando que el que apriete tus botones sepa lo que hace. En realidad lo sabe, pero no te va a gustar.

Horacio Rivara

3 comentarios:

  1. Que vivimos en un circo es algo evidente viendo como vamos por el mundo, de pequeño cuando nos llevaban al circo solo se esperaba la entrada de los PAYASOS, solia ser el ultimo espectaculo ya que el final era reir, ahora en este circo social, los PAYASOS no tienen gracia, ninguna y estamos algunos muy hasta los.... cansados de todo esto, en fin, otra cosita graciosa para bajar el "animo" que me provoca lo que vemos cada día. El miedo es inevitable y pegado al ser humano desde los tiempos de maria castaña, pero husemos la lógica joder, si hay DINERO por medio es NEGOCIO y aquí, en toda esta farsa se maneja mucho DINERO, mucho. Hechar un vistazo a los balances, como hago yo cada semana, de las farmaceuticas químicas que nos venden el "antidoto" milagroso surgido en un plazo de ¡¡¡ 6 MESES !!! que compran nuestros gobiernos con NUESTROS impuestos. Tienen el IVA de las mascarillas obligatorias, 45 millones semana, pruebas PCR miles al día, 120€ unidad y se hacen 5.000 cada día, antigenos, geles, guantes. Bienvenidos a la nueva realidad donde los listos de siempre se "forran" a nuestra costa. El imperio romano nos dejo un idioma que dominó el mundo conocido durante cientos de años, el latín, por eso nos gusta tanto cuando nos llaman a todos "paganinis", pagamos por todo y sobre todo, pagamos por vivir.
    https://www.youtube.com/watch?v=N-9QzELPfKA

    ResponderEliminar
  2. El problema lo tenemos y lo vemos, ( aunque no todos ) pero . . . . ¿ Como lo resolvemos ?

    ResponderEliminar