viernes, 25 de junio de 2021

¿ESTÁN INYECTANDO NANOPARTÍCULAS CAPACES DE AUTO-ENSAMBLARSE PARA CONTROLAR NUESTRO CEREBRO?



¿Qué pasa si algunas vacunas son simples inyecciones de armas biológicas de proteínas, pero otras vacunas están diseñadas para colocar a las personas en una especie de “trance” donde los elementos de su neurología se controlan a través de señales y comandos externos? Nanopartículas con la capacidad de autoensamblarse en presencia de elementos comunes en nuestra sangre podrían constituirse en un “sistema operativo” de biocircuitos capaces de controlar nuestros estados de ánimo y pensamientos.


El fenómeno de la magnetización de las personas inoculadas con la "vacuna" Covid ha dejado patente que se está "marcando" a los receptores con lo que parecen ser nanopartículas magnéticas para el control mental mediante un servidor externo, una tecnología exótica que, una vez inyectada en el cuerpo, activa un proceso de autoensamblaje para construir una interfaz de biocircuitos utilizando elementos de la propia sangre de la víctima.

Aunque esto suena a ciencia ficción, lo cierto es que existe la tecnología que lo posibilita, y que vivimos en un escenario de ciencia ficción distópico con armas biológicas, tecnología de “magnetofección” de nanopartículas magnéticas, vigilancia orwelliana y propaganda gubernamental total para obligar a todos a tomar una inyección de despoblación.

Además, la empresa Moderna describe abiertamente sus inyecciones de vacunas como la instalación de un “sistema operativo”, que por definición significa una plataforma para recibir comandos o instrucciones adicionales para su ejecución. ¿Cómo se reciben esos comandos? ¿De ondas electromagnéticas externas?

El Dr. Peter McCullogh ha descrito a los médicos que impulsan las vacunas como si estuvieran en una especie de trance controlado por la mente. Sus palabras exactas de una entrevista reciente: (énfasis agregado)

Lo que hemos aprendido con el tiempo es que ya no podíamos comunicarnos con las agencias gubernamentales. En realidad, no pudimos comunicarnos con nuestros alienados colegas en los principales centros médicos, todos los cuales parecen estar bajo un hechizo, casi como si hubieran sido hipnotizados … Los buenos médicos están haciendo cosas impensables como inyectar ARN mensajero biológicamente activo que produce proteínas patógenas en mujeres embarazadas. Creo que cuando estos médicos despierten de su trance , se sorprenderán al pensar en lo que le han hecho a la gente …


¿Qué pasa si no es un hechizo o un trance, sino un biocircuito integrado y autoensamblado que ha tomado el control de su neurología?

¿Qué pasa si algunas vacunas son simples inyecciones de armas biológicas de proteínas, pero otras vacunas están diseñadas para colocar a las personas en una especie de “trance” donde los elementos de su neurología se controlan a través de señales y comandos externos?

En la investigación publicada como "Liberación de nanopartículas superparamagnéticas en la vacuna de ADN" se nos explica:

La eficacia de la administración de vacunas de ADN suele ser relativamente baja en comparación con las vacunas de proteínas. El uso de nanopartículas de óxido de hierro superparamagnéticas (SPION) para administrar genes a través de la magnetofección se muestra prometedor para mejorar la eficiencia de la entrega de genes tanto in vitro como in vivo.

Ese mismo estudio revela que los únicos dos elementos necesarios para crear “SPIONS” (nanopartículas magnéticas) son el hierro y el oxígeno, ambos presentes en la sangre humana:

Describimos la producción de SPION basadas en Fe3O4 con altos valores de magnetización (70 emu/g) por debajo de 15 kOe del campo magnético aplicado a temperatura ambiente … Se eligió polietilenimina para modificar la superficie de las SPION para ayudar a la entrega de ADN plasmídico en células de mamíferos debido a la gran capacidad amortiguadora del polímero a través del efecto de “esponja de protones”.

Aunque esto no es lo mismo que un sistema de biocircuitos de nanotecnología autoensamblado, sugiere la existencia de tecnologías exóticas que están explorando tales enfoques para controlar la neurología a través de influencias externas (como los campos electromagnéticos).

Si tal tecnología existe y se está implementando en este momento, explicaría la aparente “hipnosis” o “trance” que millones de personas parecen sufrir ahora mientras continúan exigiendo más inyecciones de armas biológicas en niños y mujeres embarazadas. Sin embargo, quizás haya una explicación más sencilla. Quizás los médicos de hoy son simplemente cobardes crédulos con lavado de cerebro a quienes no les importa si dañan o matan a miles de millones de personas, siempre y cuando no pierdan sus lucrativos salarios.


¿Se despertarán de este trance y se darán cuenta de que se han convertido en asesinos vacunales? Nadie lo sabe …

Mike Adams
(Fuente: https://www.naturalnews.com/; visto en https://ejercitoremanente.com/)

1 comentario:

  1. Buenos días
    Fragmento de Vexille (2007)
    https://www.youtube.com/watch?v=7U8xLZyVPa4
    Resistentes saludos

    ResponderEliminar