viernes, 9 de abril de 2021

PROHIBIDO VIVIR



Es por tu bien. No vivas. Corres el riesgo de morir. Quédate en casa. No salgas a la calle. Si lo haces, permanece en tu pueblo. Como muy lejos, dentro de los límites de tu provincia.

Obedece a tu presidente autonómico, aunque no sea nadie para decidir sobre tu movilidad en el territorio de tu nación. Llega a tu hora a casa hoy. Llega a tu hora a casa mañana. Acata cada orden que se te de, por muy ilegal que sea. Nadie las cuestiona. No lo hagas tú.

Obedece al policía que abre de una patada tu puerta y asalta tu domicilio con la excusa de que estás pasando un buen rato. Obedécele también cuando te pregunte a dónde vas, cuando te ordene volver a casa, cuando te siga hasta ahí. Cuando transgreda la ley. Son normas. No las ha puesto él.

Cubre tu rostro. Es por tu bien. Aunque lo hagas con un trapo sucio. Con lo que sea. No muestres tu sonrisa. No veas las de los demás, en el caso hipotético de que te cruces con alguna. No te reconozcas en los escaparates de las pocas tiendas que aún no han cerrado para siempre. Acepta la desaparición de los paisajes de tu infancia. Seguramente, no serían esenciales.

Es por tu bien. Calla. Sospecha. Recela del vecino. Teme a tu amigo. Incrépale llegado el caso. Delátale orgulloso. Cuanto más solo, más sano. Cuanto más lejos, aunque al lado, más seguro. Sé buen ciudadano. Ignora los hechos. Desconfía de la falta de síntomas. No los necesitas. Cumple las normas. Cualesquiera. Son normas. No las has puesto tú.


No corras. No saltes. No hables en el transporte público. De casa al trabajo. Olvida el ocio. Es cosa de un pasado en el que la vida no estaba reducida a supervivencia, en el que la Verdad no permanecía secuestrada por la percepción. Produce. Si te dejan. Y regresa. Del trabajo a casa. En silencio. Por el camino más corto.

Mira la tele. Otra vez los informativos. Cambia de canal. El programa de siempre. A cualquier hora. No importa. Sigue mirando. Mira un poco más. Conoce la jerga. Repítela. Memorízala. Asúmela. Difúndela. Repítela. Ya es tuya.

Saldremos más fuertes. Mejores. Son sólo dos semanas. La curva. Un último esfuerzo. Los héroes. La guerra.

Es por tu bien. No los abraces. No los visites. No te despidas. No los entierres.

Obedece. Corres el riesgo de vivir.

O'Mullony
(Visto en https://www.actuall.com/)

13 comentarios:

  1. Todos los articulos muy buenos articulos ... pero la Plandemia va bien, la Plandemia funciona. El Plan es muy bueno y esta destinado a ser definitivo. ((Si claro que hace falta tener comprados/untados a los periodicos, politicos, etc, etc)). Que opciones le quedan al que ve la Plandemia? Cuantos mas articulos se pueden hacer? ... pero opciones para no vivir la Plandemia, cuantas??? ((considera ademas que, los amos de la Plandemia tienen Plan B y mas aun en caso de que se tuerza))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. In the event that a tradition or system becomes harmful,
      there´s no need to insist-and-insist on following it.

      Eliminar
    2. Si es que somos tontos... tontos

      Eliminar
  2. Si los mal llamados medios de información desapareciesen se acababa en seco toda esta locura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la drogodepedencia de los media el problema.
      Si desaparecen pero no se aprende la lección el dependiente buscará las mismas referencias en otra parte.

      Los media no muestran el mundo sino una pequeñísima imagen creada del mismo que las masas toman como generalidad y que luego proyectan en sus acciones diarias como comportamientos.

      Eso sumado a la obediencia ciega hace la distopía que estamos viviendo y que tiene solución de uno en uno.

      Perdiendo el miedo ante toda esta locura construida desde los media y viendolos como lo que son, una guerra contra la población desde una ínfima minoría que da sin cuestionar cualquier noticia que favorezca a la agenda plandémica.

      Las balas son las noticias y los francotiradores los indignos periodistas al servicio de sus bolsillos y de sus miedos.Ellos sí verdaderos agentes infecciosos.

      Eliminar
  3. El lenguaje usado en la plandemia es una autentica arma de guerra para atemorizar a la población e imponer sin resistencia medidas anticonstitucionales que incluyen la perdida de derechos fundamentales

    Confinanmientos= arrestos para la supresión de todas las libertades
    Contagios= éxito de las operaciones de rastreo (PCR)
    Desescalada= golpe de estado por capítulos
    Asintomáticos= persona sana a quien el estado quiere convencer de que está enferma.

    ResponderEliminar
  4. Los medi-oscos
    Siempre quedarán los mediados

    ResponderEliminar
  5. Por la parte que me toca he desviado totalmente la atención de la narrativa oficial y llevo un tiempo sin hacer ni caso a las medidas y a las restricciones. Me pongo el bozal lo imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, no hay otra...

      Eliminar
    2. Como que no hay otra! ... o acaso eres uno mas de los Tragacionistas insatisfechos?

      Eliminar
    3. Te iba a responder pero, no lo ibas a entender... y paso de molestarme a estas alturas, si después de casi dos años comentando por aquí me ves negacionista es o eres muy corto o llevas la mascarilla en los ojos en vez en la boca, aquí poseso tiene un articulo o aporte que habla sobre el uso prolongado de la mascarilla, provoca hipoxia que consiste la falta de oxigeno al cerebro, en tu caso te afecta en la comprensión lectora, ya dije un día, no hay que comentar sobre mis comentarios por respeto al blogguer hacerlo a sus árticulos que son horas de trabajo para que gente como tu despierte de una p... santa vez. Mira, al final te has llevado respuesta, ya tienes el día ganado.

      Eliminar
    4. Gracias poseso, has sido rápido ;) a veces la mala ostia me puede, pero es que cuesta ver a "estos" y tener que controlar lo que desprenden, gracias de nuevo...

      Eliminar
    5. No hay que darlas, Buscador. Entiendo tu visceralidad, y celebro que no te tomes a mal mi empeño de moralista victoriano al intentar despejar de ciertos términos este espacio.

      Eliminar