miércoles, 31 de marzo de 2021

LA JUSTICIA BELGA OBLIGA AL GOBIERNO A RETIRAR TODAS LAS MEDIDAS ANTICOVID EN 30 DÍAS



Frente al contubernio hispano, la independencia de los jueces se ha hecho sentir en el mismo corazón de la U.E.: el tribunal de primera instancia de Bruselas ha declarado abusivas las medidas anti-Covid adoptadas por el gobierno belga y le da un mes de plazo para retirarlas bajo amenaza de multa diaria de 5000 € por cada día de retraso que tarde en cumplir la sentencia.

La decisión del alto tribunal responde a una reclamación formulada la Liga de los Derechos Humanos, asociación que "reprocha a las autoridades haber adoptado medidas liberticidas menoscabando las normas constitucionales y legales", según recoge el diario Le Soir.

La sentencia califica las medidas adoptadas por el gobierno de Alexander de Croo de "ilegales": "El cierre de establecimientos (culturales, festivos, deportivos, recreativos, eventos, catering, profesiones de contacto), la suspensión de la educación obligatoria, la limitación de reuniones públicas o privadas, la limitación de movimiento desde y hacia Bélgica van mucho más allá de lo contemplado bajo los términos requerimiento y evacuación".

(Fuente: Diario El Mundo)

DEL DECRETO DE LOS PARTIDOS ESTATALES PARA REGULAR EL USO DE LOS BOZALES Y SU OBLIGATORIEDAD



El corrupto y dictatorial (des)gobierno de España acaba de cruzar una de
las líneas rojas que separan a un poder legislativo de un poder asesino. La
infame obligación de enfermar impuesta a los ciudadanos es una norma
ilegítima y contraria a los derechos humanos más elementales.

"Cuanto más corrupto es un estado, más leyes tiene"
(Tácito)

El nuevo decreto-ley aprobado recientemente para sustituir el anterior 21/2020 del 9 de junio elimina de su articulado el supuesto de la distancia mínima que hacía exigible el uso del bozal. Sin embargo, hay que tener siempre presente que sigue sin ser obligatorio su uso y que, por lo tanto, todas las personas que lo llevan como hasta ahora, contribuyen al perjuicio social de los demás al colaborar voluntariamente con la costumbre impuesta por los Partidos del Estado.

En concreto, el texto literal de la nueva ley aprobada dice lo siguiente en uno de sus puntos:

"Tampoco será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias."

Conforme a mi conocimiento jurídico y del Derecho, quiero señalar lo mas relevante ahí, que es lo que se refiere a "las autoridades sanitarias" en plural. Lo que significa esto jurídicamente, es que cualquier médico individual, en el propio ejercicio de la autoridad derivada de su conocimiento de la ciencia de la salud, puede indicar que no debe llevarse. Esto implica que cualquier persona, siguiendo el sabio consejo e indicaciones de ese médico o grupo de médicos, puede no llevar el bozal, debido a que impida su respiración saludable, a que suponga un riesgo por acumular bacterias, o a cualquier otra causa que le sea informada y que podría suponer un riesgo físico para él. Por este motivo que digo aquí y que señalo, es por lo que han visto todos, y lo seguirán viendo, a periodistas y "youtubers" que no llevan bozales en espacios cerrados que comparten con otros individuos, tales como los platós de televisión, a pesar de que luego desarrollan una escenificación teatral cuando salen a las calles, donde se los colocan cobardemente para colaborar con el Estado de Partidos.

Lo que causa que las personas vayan con un bozal por las calles es únicamente su cobardía y, generalmente, salvo circunstancias excepcionales de la salud, ninguna otra cosa que no sea eso.


A las cuestiones que suponen una flagrante prevaricación y abuso de autoridad por parte de los agentes de la policía no voy a dedicar mayores explicaciones, puesto que esta cuestión ya está siendo informada por muchos abogados, a pesar de que, la falta de medios y la censura de las televisiones y periódicos, impidan su mayor conocimiento popular. Debería de ser sabido por todos que un simple agente policial no está autorizado, ni tiene un derecho legítimo para exigir que se le presente ningún documento con información médica de una persona y tampoco para pretender que se cumpla su mandato si pretende obligar a alguien por la fuerza a que se coloque un bozal. Ninguna persona en España tiene la obligación legal de obedecer a una orden de esa clase, dirigida a forzarle a llevar un bozal en ningún lugar. Supone prevaricación la denuncia presentada por cualquier agente policial que aduzca una infracción por desobediencia, si previamente había sido informado por la persona requerida de las circunstancias legales que concurren. Más aun si le fue mostrada una declaración jurada responsable, por parte del intervenido, donde se diga que actúa asumiendo su total responsabilidad y según las indicaciones que ha escuchado o recibido de un médico en el cual confía para el cuidado de su salud.

Entendiendo lo anterior, deben saber ya, que absolutamente todas las personas que están viendo por las calles con sus bocas y sus narices tapadas, impidiendo además ser correctamente identificadas para cualquier asunto, lo hacen voluntariamente, para contribuir a un mayor mal público y demostrar así su apoyo y adhesión a las facciones del Estado. Su número supone, para quienes estamos en la verdadera oposición, la fuerza de la coacción del Estado en el desarrollo de unas medidas administrativas dirigidas a causar la muerte y el mayor mal público.

Atanasio Noriega



P.D. 22,20 h:

Como viene siendo habitual en este (des)gobierno de redomados chapuceros, la elaboración legal de la norma que nos obliga a asfixiarnos es tan dudosa que abre la puerta a poder reclamar toda multa basada en ella a partir de su posible inconstitucionalidad. De acuerdo con lo divulgado en el Canal de Telegram de Trota Poker -un saludo, guerrero- tenemos que:

- Todo ejercicio y limitación de un derecho fundamental debe estar regulado por una Ley Orgánica (artículo 81 de la Constitución).

- Estamos ante una Ley promulgada por el procedimiento de urgencia en virtud de un Real Decreto-ley. Por tanto, no hay Ley Orgánica y el artículo es contrario a la Constitución.

- La disposición derogatoria de la Ley 2/2021, de 29 de marzo, no deroga expresamente el Real Decreto-ley 21/2021, de 9 de junio, sino que establece una derogación genérica a todas aquellas normas con rango de ley o inferiores que se opongan.

En consecuencia, conforme establece el artículo 2.2 del Código Civil: “Las leyes sólo se derogan por otras posteriores. La derogación tendrá el alcance que expresamente se disponga y se extenderá siempre a todo aquello que en la ley nueva sea incompatible con la anterior.”


Es decir, dado que la nueva Ley no se opone expresamente a la posibilidad de no utilizar la mascarilla cuando se respete la distancia de 1,5 metros y, por tanto, no se deroga, y dado que la restricción o limitación de DDFF debe ser interpretada siempre de forma restrictiva, (...) la no obligatoriedad de la mascarilla a 1,5 metros del artículo 6.1.a) del Real Decreto-ley 21/2021, de 9 de junio, seguiría estando vigente.

De la falta de firmeza y trapacería de las que hace gala el gabinete Sánchez da fe que primero publican en el BOE la norma y luego plantean el negociarla: https://elpais.com/sociedad/2021-03-31/sanidad-y-las-comunidades-autonomas-crearan-una-mesa-tecnica-para-abordar-el-uso-de-las-mascarillas.html

Dada la complejidad jurídica del asunto, si algún abogado o persona conocedora de las leyes lee este blog, le agradecería una aclaración sobre si hay que considerar tanto la ley como el Real Decreto normas complementarias, y no son normas que se opongan.


ES USTED IMBÉCIL




Estimado conciudadano, usted que se sube el bozal hasta los ojos, que se traga sus excreciones respiratorias, que destroza su epidermis rociándose con hidrogel cada cinco minutos, que se atiborra de comida basura y fármacos tóxicos a diario, pero cree que lo que puede poner en riesgo su salud es un supuesto patógeno de dudosa existencia que anuncian por televisión, permítame decirle, sin ánimo de ofender … que es usted imbécil.

Si después de un año de dictadura sanitaria sigue usted creyendo en la leyenda de ese ente volador no identificado, altamente letal y selectivo, que le ataca cuando se levanta de la mesa de la cafetería y le deja en paz cuando se sienta, me sabe mal decirlo … pero es usted imbécil.

Si está dispuesto a inyectarse una vacuna experimental, que contiene acido ribunonucleico (ARN transgénico), mercurio neurotóxico, aluminio y células MRC-5, a sabiendas de que los fabricantes de la misma han afirmado que no asumirán responsabilidades en caso de efectos adversos, voy a tener que insistir, aun a riesgo de parecer cansino, pero es usted imbécil.

Si cree que su gobierno quiere lo mejor para usted, que las autoridades sanitarias al servicio de la industria farmacéutica trabajan para proteger su salud, y que el globalismo es un plan de intercambio cultural y hermandad fraternal entre los pueblos … no solo es usted imbécil, es además muy ingenuo.

Si se tragó la estafa del cambio climático, la perversión de la ideología de género, la fantasía de la guerra de sexos, la majadería del lenguaje inclusivo, y todas las mamarrachadas post-modernas de diseño e ingeniería social, que le han vendido, no quiero pensar lo que hará cuando le sugieran la eutanasia voluntaria y responsable a partir de los 60 años … ¿me sigue?

Si es usted de los que saludan con el codo, si ha renunciado al contacto social, si se niega a estrechar la mano de un amigo, a abrazar a un ser querido, o visitar a sus familiares, me va a perdonar, pero además de imbécil es usted un miserable.

Apreciado paisano, la verdad duele, pero hay que afrontarla, mientras usted se esforzaba por cumplir a rajatabla toda esa ridícula liturgia sanitaria, creyendo que salvaba al mundo, e increpando a aquellos que no participaban de su neurosis, lo que ha hecho en realidad es colaborar activamente con el desmantelamiento sistemático de sus propios derechos constitucionales y con el saqueo de la estructura económica de su país. Podríamos hablar de falta de información, de disonancia cognitiva o de ignorancia congénita, pero después de un año, y a tenor de lo arriba expuesto, creo que no exagero si afirmo … que es usted un perfecto, rotundo y completo imbécil.

Feliz semana a todos los desobedientes, conscientes y respiracionistas, energía y Rock and roll, la cabeza alta y la cara descubierta siempre!!!

Mártin Sánchez

SEGÚN PUBLICACIONES CIENTÍFICAS, LA CREENCIA EN QUE LAS VACUNAS HAN REDUCIDO LA MORTALIDAD ES UN MITO INSOSTENIBLE (1ª parte)



Desde 1900, se ha producido un descenso del 74% en las tasas de mortalidad en los países desarrollados, en gran parte debido a una notable disminución de las muertes por enfermedades infecciosas. ¿Hasta dónde podemos atribuir este descenso a las vacunas? La historia y los datos aportan respuestas inequívocas de gran importancia en medio del vitriólico debate actual sobre las vacunas.

Desde 1900, la tasa de mortalidad en Estados Unidos y otros países del primer mundo ha descendido aproximadamente un 74%, lo que ha supuesto una espectacular mejora en la calidad y esperanza de vida de los estadounidenses.

Una sencilla pregunta: "¿Cómo se explica?"

¿Por qué esta disminución tan precipitada de la tasa de mortalidad? Prestando atención a los promotores de vacunas, la respuesta sería sencilla: las vacunas salvaron nuestras vidas. Lo endeble de esta narrativa reside en lo fácil que resulta refutarla, dado que los datos se ocultan a plena vista. Sin embargo, el hecho de que esta narrativa falsa, y de una falsedad fácil de probar, persista es muy ilustrativo del mundo en el que vivimos, en que se aceptan acríticamente relatos que nadie contrasta cuando en la era de Internet si hay algo fácil es emprender una recogida de datos básica.

El 19 de octubre de 1970, el Dr. Edward H. Kass, de Harvard, pronunció un discurso ante sus colegas en la reunión anual de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América que probablemente haría que lo destituyeran de esta misma profesión hoy en día. En aquel momento, el Dr. Kass era en realidad el presidente de la organización, lo que hizo que lo que tenía que decir sobre las vacunas y su impacto en la reducción de las tasas de mortalidad estadounidenses fueran aún más impactantes, al menos según los estándares actuales. Cuarenta y ocho años después del discurso del Dr. Kass, las vacunas han adquirido un estatus mitológico en muchos rincones de nuestro mundo al contar con la exageración de las personas que más se benefician de su uso. Que si las vacunas han salvado el mundo, que si es incuestionable que todos los niños tienen que recibir todas las vacunas, que si ustedes no se vacunan volverán las enfermedades infantiles mortales, que si no se vacuna, sus hijos morirán. En cuanto cuestionamos las vacunas, aunque sólo sea un poquito, ¡ya se nos moteja de "antivacunas", con todo el sambenito asociado a dicho epíteto!


Pero, ¿y si la mayor parte de las historias sobre el papel de las vacunas en el descenso de la mortalidad ni siquiera fuera cierta?

En su famoso discurso, el Dr. Kass retó a sus colegas del ámbito de las enfermedades infecciosas, advirtiéndoles de que al sacar falsas conclusiones acerca del motivo por el que las tasas de mortalidad habían disminuido tan drásticamente, eso podría alimentar sus enfoques en la dirección equivocadas. De acuerdo a su explicación:

"...aceptamos algunas verdades a medias y dejamos de inquirir en verdades reales. Las principales verdades a medias eran que la investigación médica había acabado con los grandes aniquiladores del pasado -la tuberculosis, la difteria, la neumonía, la sepsis puerperal, etc.- y que la investigación médica y nuestro sistema superior de atención médica eran los principales factores responsables del alargamiento de la esperanza de vida, proporcionando así al pueblo estadounidense el nivel de salud más elevado del mundo. Que estas son verdades a medias se sabe, pero quizás no lo suficiente".

A continuación, el Dr. Kass compartió algunos gráficos reveladores con sus colegas. Estoy intentando imaginarme a un presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos compartiendo uno de estos gráficos en una reunión de funcionarios de la salud pública, se apagarían las luces de la sala de presentación y sería abordado y expulsado del escenario... vean aquí el primer ejemplo de un gráfico que el Dr. Kass compartió en 1970:

(Media anual de muertes por el sarampión en niños menores
de 15 años, datos de Inglaterra y Gales)

Pero, no tan de prisa, el gráfico del Dr. Kass ni siquiera incluye la vacuna contra el sarampión... ¿por qué? Bueno, en 1970 el despliegue de la vacuna contra el sarampión estaba en sus inicios y, como la evidencia nos lo confirma, hacía mucho tiempo que el sarampión había experimentado una drástica disminución de la mortalidad. Elaboró un gráfico similar con la tosferina:

(Media anual de muertes por la tos ferina en niños menores
de 15 años, Inglaterra y Gales)
 

En este caso, se puede apreciar cuándo se introdujo la vacuna contra la tos ferina. El Dr. Kass también mostró un gráfico de la fiebre de la escarlatina, lo que aumenta la confusión sobre el papel de las vacunas ya que nunca existieron vacunas contra la fiebre de la escarlatina, y sin embargo el gráfico que marca una enorme disminución de la mortalidad por la fiebre de la escarlatina se parece mucho al del sarampión y la tos ferina:

(Media anual de muertes por la escarlatina en niños menores
de 15 años, Inglaterra y Gales)

El Dr. Kass trataba de explicar algo sencillo a sus colegas, algo con profundas implicaciones para la salud pública. Su argumento era sencillo pero impactante:

"Esta disminución de las tasas de ciertos trastornos, la cual se correlaciona aproximadamente con las circunstancias socioeconómicas, representa nada menos que el acontecimiento más importante en la historia de la salud del hombre, y sin embargo sólo tenemos nociones muy vagas y generales sobre los motivos y los mecanismos que explican cómo la mejora socioeconómica y la disminución de las tasas de ciertas enfermedades van en paralelo."

El Dr. Kass rogó a sus colegas que se mantuvieran receptivos para poder entender el motivo por el que las enfermedades infecciosas habían disminuido tan drásticamente en los Estados Unidos (así como en otros países del primer mundo). ¿Fue la nutrición? ¿Los métodos sanitarios? ¿Una reducción del hacinamiento en los hogares? (Desde entonces hemos aprendido que la respuesta a las tres preguntas es un "Sí"). Animó a sus colegas a que tuvieran cuidado de no sacar conclusiones prematuras, a mantener la objetividad y a "abrirnos ante nuevas posibilidades".

Por suerte para nosotros, el discurso del Dr. Kass de aquel día se guardó para la posteridad ya que se publicó íntegramente en una revista médica. De hecho, es una revista que el propio Dr. Kass fundó, The Journal of Infectious Diseases, y su discurso se titula "Infectious Disease and Social Change" (Enfermedad infecciosa y cambio social). Hay unas cuantas cosas en el discurso del Dr. Kass que me parecen impresionantes, especialmente teniendo en cuenta que era el presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. A saber:

Nunca se refirió a las vacunas como "el mayor invento de la humanidad" o una de las otras muchas formas hiperbólicas en que los promotores de las vacunas las describen asiduamente en la prensa actual. Las vacunas no fueron responsables de salvar "millones de vidas" en Estados Unidos, como bien sabía el Dr. Kass.

De hecho, nunca le dio a las vacunas mucho crédito en cuanto a la dramática disminución de la mortalidad en el mundo desarrollado. Tiene sentido porque ninguno de los datos que disponía habría apoyado esa opinión. Lo que hizo que me preguntara: "¿alguien ha intentado poner en contexto la contribución de las vacunas en el descenso de la mortalidad humana durante el siglo XX?". Dicho de otro modo, ¿Existe algún dato que mida exactamente el impacto de las vacunas en la salvación de la humanidad? Sí, desde luego que existe. Veámoslo.

1977: McKinlay & McKinlay: El estudio más famoso del que nunca habrán oído hablar

En 1977, los epidemiólogos de la Universidad de Boston, John y Sonja McKinlay (marido y mujer) publicaron el trabajo fundamental sobre el papel que las vacunas (y otras intervenciones médicas) desempeñaron en el descenso masivo de la mortalidad observado en el siglo XX, esa cifra del 74% a la que me refería en mi párrafo inicial. No sólo eso, sino que su estudio hacía referencia a este mismo comportamiento que estamos observando ahora en el mundo de las vacunas. En concreto hacían hincapié sobre un grupo de especuladores que podría atribuirse más mérito de lo que les correspondería por los resultados de una intervención (las vacunas), para luego utilizar esos falsos resultados en la creación de un mundo donde su producto tiene que ser utilizado por todo el mundo. En serio, eso fue lo que predijeron que ocurriría. (Me parece importante señalar que el Estudio McKinlay solía ser de lectura obligatoria en todas las facultades de medicina).

...hicieron hincapié sobre un grupo de especuladores que podría atribuirse más mérito de lo que les correspondería por los resultados de una intervención (las vacunas), para luego utilizar esos falsos resultados en la creación de un mundo donde su producto tiene que ser utilizado por todo el mundo.


Publicado en 1977 en The Millbank Memorial Fund Quarterly, el estudio de McKinlay se titulaba "La cuestionable contribución de las medidas médicas en el descenso de la mortalidad en Estados Unidos durante el siglo XX". El estudio demostraba sin lugar a equivocación, apoyándose en datos, algo que los McKinlay reconocían que podría ser interpretado por algunos como una "herejía" médica. A saber:

"que la introducción de medidas médicas específicas y/o la ampliación de los servicios médicos no son, por lo general, responsables de la mayor parte del descenso moderno de la mortalidad."


Por "medidas médicas", los McKinlay se referían realmente a CUALQUIER invento de la medicina moderna, ya fuesen antibióticos, vacunas, nuevos medicamentos recetados, o lo que fuese. El estudio de 23 páginas de McKinlay debería leerse de principio a fin, pero dicho en pocas palabras, lo que McKinlay trató de analizar concernía el impacto de las intervenciones médicas (antibióticos, cirugía, vacunas) en el descenso masivo de las tasas de mortalidad entre 1900 y 1970:


Estos son algunos de los puntos principales de su estudio:

- El 92,3% del descenso de la tasa de mortalidad se produjo entre 1900 y 1950 [antes de que existieran la mayoría de las vacunas].

- Las medidas médicas apenas "parecen haber contribuido a la disminución general de la mortalidad en los Estados Unidos a partir de los alrededores de 1900 ya que en muchos casos se introdujeron varias décadas después de que se hubiera producido dicho marcado descenso, y no tuvieron influencia detectable alguna en la mayoría de los casos".

Y aquí están los dos puntos más importantes ...

El primero se refiere a las vacunas. Escriben:

"Aunque asumiéramos que este cambio es enteramente atribuible a las vacunas, entonces sólo alrededor del uno por ciento de la disminución posterior a las intervenciones para las enfermedades consideradas aquí podría atribuirse a las medidas médicas. De forma algo más conservadora, si atribuimos parte del posterior descenso de las tasas de mortalidad de la neumonía, la gripe, la tos ferina y la difteria a las medidas médicas, entonces tal vez el 3,5% del descenso de la tasa de mortalidad global pueda explicarse a través de la intervención médica en las principales enfermedades infecciosas consideradas aquí. De hecho, dado que precisamente estas enfermedades son las que la medicina clama ser el mayor de sus éxitos en la reducción de la mortalidad, probablemente que el 3,5 por ciento representaría una estimación razonable del límite superior de la contribución total de las medidas médicas en el descenso de la mortalidad en los Estados Unidos desde 1900."

Hablando alto y claro: Respecto del descenso total de la mortalidad desde 1900, y recuerden esa cifra del 74% que he mencionado, alrededor del 1% al 3,5% de las vacunas (y otras intervenciones médicas como los antibióticos) son atribuibles a dicho descenso. Dicho de otro modo, al menos el 96,5% del descenso (y probablemente más ya que sus cifras incluyen TODAS las intervenciones médicas, no SÓLO las vacunas) no tuvo nada que ver con las vacunas.

No se puede afirmar haber salvado a la humanidad cuando un 3,5%, a lo sumo, sería responsable del descenso de las tasas de mortalidad desde 1900 (probablemente se acerque más al 1%).

Y entonces los McKinlay escribieron algo que me hizo reír a carcajadas, porque es lo que estamos presenciando todos los días en el mundo exagerado actual en la cuestión de vacunas: "Hoy en día, no es raro que se invoquen los conocimientos biotecnológicos y las intervenciones médicas específicas como la razón principal de la mayor parte del descenso moderno (del siglo XX) de la mortalidad. Los que se atribuyen la responsabilidad de este descenso, o a quienes se lo atribuimos son a menudo los principales beneficiarios actuales de esta explicación predominante."

¿Les suena familiar?

2000: el CDC (Control de enfermedades y prevención) fija el último clavo en el ataúd

En 1970, el Dr. Kass planteó la idea de que los responsables de la salud pública tuvieran cuidado de no atribuir a las cosas equivocadas el mérito del enorme descenso de la tasa de mortalidad del siglo XX en el mundo desarrollado. En 1977, los doctores McKinlay & McKinlay revolvieron datos en torno a las ideas del Dr. Kass y demostraron que las vacunas (y otras intervenciones médicas) eran responsables de entre el 1 y el 3,5% del descenso total de la mortalidad desde 1900.


En el año 2000, los científicos del CDC volvieron a confirmar todos estos datos, proporcionando además información adicional sobre aquellos aspectos que incidieron de verdad en el declive de mortalidad.

Publicado en septiembre de 2000 en la revista Pediatrics y titulado "Annual Summary of Vital Statistics: Trends in the Health of Americans During the 20th Century" (Resumen anual de estadísticas vitales: tendencias en la salud de los estadounidenses durante el siglo XX), los epidemiólogos del Johns Hopkins y de los Centros de Control de Enfermedades reafirmaron lo que ya habíamos aprendido a través de McKinlay y McKinlay:

"Así pues, la vacunación no explica los impresionantes descensos de mortalidad observados en la primera mitad del siglo... casi el 90% del descenso de la mortalidad por enfermedades infecciosas entre los niños estadounidenses se produjo antes de 1940 cuando los antibióticos o vacunas disponibles eran escasos".

Así seguía explicando dicho estudio los aspectos realmente responsables del descenso masivo de la mortalidad:

"El tratamiento del agua, la seguridad alimentaria, la eliminación organizada de los residuos sólidos y la educación pública sobre prácticas de higiene", además del papel importante que desempeñaron las mejoras en el hacinamiento de las ciudades estadounidenses". Agua limpia. Alimentos seguros. Nutrición. Alcantarillado. Higiene. Estas fueron las principales razones de la disminución precipitada de la mortalidad. Al menos según los datos y la ciencia publicada.

JB Handley
(Fuente: https://childrenshealthdefense.org/; visto en https://es.sott.net/)

martes, 30 de marzo de 2021

EL CONFINAMIENTO GLOBAL FUE PROGRAMADO POR LA FUNDACIÓN ROCKEFELLER EN 2013




En 2013 la Cumbre de Salud Global celebrada en Beijing, China, reunió a 112 representantes de gobiernos, el sector privado, organizaciones internacionales y otros grupos para discutir cómo se enfocarían las cuestiones referentes a salud global durante el siglo. La cumbre publicó un libro blanco, titulado: "Soñar el futuro de la salud durante los próximos 100 años", que fue financiado por la Fundación Rockefeller.

En una sección del informe, que detalla en qué estaban de acuerdo los participantes, hay una descripción de la cotidianeidad futura que tiene muchas similitudes con lo que ha ocurrido en respuesta a Covid, incluido el aislamiento y una vida cada vez más virtual:

"La abundancia de datos, el seguimiento digital y la vinculación de personas pueden significar la 'muerte de la privacidad' y reemplazar la interacción física con una conexión virtual transitoria, generando aislamiento y planteando preguntas sobre cómo se configuran los valores en las redes virtuales ... La educación experimentará la mayor transformación debido a la convergencia de conocimientos de la psicología cognitiva y nuevas herramientas en línea (fragmentación, crowdsourcing, salas de chat, cursos en línea abiertos masivos) creando espacios de aprendizaje en las formas de aprendizaje entre pares 'de muchos a muchos', fuera de las aulas formales" (pág. 8).

Luego, el informe pasa a formular hipótesis sobre cuatro escenarios diferentes que podrían tener lugar en el futuro, en una sección titulada: Despertar en 2050.

En el Escenario 1, La lucha por los recursos de salud, hay una descripción distópica de cómo podría ser la vida en enero de 2050: ...

"Muchos están preocupados por la posibilidad de que las enfermedades infecciosas de la Sección X se propaguen a su vecindario. Sus esquemas privados de gestión de la salud han enviado mensajes tranquilizadores de que están cubiertos en sus paquetes por un sistema de vigilancia sin fallas que puede detectar cualquier enfermedad, y recordatorios para asegurarse de que hayan tenido sus controles anuales de sensores "( p.13 ).


En el Escenario 2: Salud si lo hacemos realidad, el informe analiza la posibilidad de una Agencia de Estándares Globales en Beijing, y una moneda internacional común, para enero de 2050 :

"Fuimos informados por videoconferencia de la Agencia de Estándares Globales en Beijing sobre las últimas normas que las ciudades deben alcanzar sobre el medio ambiente, el bienestar, la producción local y el reciclaje. Expresamos nuestra preocupación de que las autoridades estatales no están haciendo cumplir los estándares. La Asociación de Productores de Alimentos de la Comunidad preguntó por qué los hallazgos de la evaluación de 2047 sobre la inversión en la aplicación estatal y ciudadana no se estaban tomando en cuenta. El representante de la GSA nos dijo que es un asunto local, pero Greg de la CFPA planteó que los fondos del gobierno local colapsaron después de la moneda internacional común (CIC ) fue adoptado "(p. 14).

Hay muchas otras secciones de este documento que vale la pena mencionar, ya que brindan información sobre cómo las redes de élite ven el futuro. Por ejemplo, el documento sostiene que probablemente habrá una disminución de la fecundidad, una tendencia que ya estamos viendo en muchos países:

"La gente vivirá más tiempo y la fertilidad disminuirá, y las mujeres ejercerán sus derechos reproductivos" ( p . 6 ).

El informe señala que lo más probable es que los humanos "interactúen más con la inteligencia artificial" y prevé que la reingeniería puede dar lugar a seres híbridos humano-robot:

"Interactuaremos más con la inteligencia artificial. El uso de la robótica y la bioingeniería para aumentar el funcionamiento humano ya está en marcha y avanzará. La reingeniería de los humanos en formas potencialmente separadas y desiguales a través de la ingeniería genética o la combinación de humanos y robots suscita debates sobre ética e igualdad. Se prevé que, después de 2030, surja una nueva demografía de tecnologías (robótica, ingeniería genética, nanotecnología) que produzcan robots, organismos diseñados, 'nanobots' e inteligencia artificial (IA) que puedan auto-replicarse. Los debates crecerán sobre la implicaciones de una realidad inminente de la vida humana diseñada "( p.7 ).


En relación con el poder de los estados-nación, el documento sostiene que el poder de los estados puede disminuir más, dando lugar a megaciudades, políticas de identidad local y redes globales:

"El poder de los estados y su capacidad para proporcionar un nexo efectivo entre los niveles local y global pueden disminuir ante el crecimiento de las megaciudades, las políticas de identidad local, el aumento de la exclusión social, el aumento de la influencia privada en todas las esferas de la vida, la ampliación de la liberalización y el fortalecimiento global redes "( p.10).


Claramente, este informe incluye muchas ideas relacionadas con el tipo de redes de poder de élite mundial que se vislumbran, desde la muerte de la interacción física hasta una moneda internacional global. Sin embargo, el futuro no se decide y, en última instancia, tu futuro será moldeado por ti, por lo que aceptes, te opongas y desees.

(Fuente: https://www.henrymakow.com/; visto en http://pensaresgratis-mafiappsoe.blogspot.com/)

LA AGENCIA FRANCESA DEL MEDICAMENTO CONFIRMA LA PROPENSIÓN DE LOS VACUNADOS CON ASTRA ZENECA A SUFRIR TROMBOSIS



La Agencia francesa del Medicamento (ANSM) ha confirmado la existencia de un riesgo “extraño” de trombosis atípica asociada a la vacuna de AstraZeneca tras la aparición de nuevos casos -entre los que se encuentran dos muertes- en el país galo.

“Se han notificado nueve casos de trombosis de grandes venas, atípicas por su localización (sobre todo cerebrales, pero también digestivas), que pueden estar asociadas a trombocitopenia -disminución del número de plaquetas en la sangre- o a trastornos de la coagulación”, seis más que la semana anterior, señala la ANSM en su última actualización sobre las vacunas del coronavirus.

Estos casos se produjeron “en una mediana de 8,5 días después de la vacunación en personas sin antecedentes específicos identificados hasta la fecha”, añade, y señala que siete pacientes eran menores de 55 años y dos mayores de 55.

Entre estos casos, se registraron “dos muertes” entre el 12 y el 18 de marzo, incluida la de un estudiante de medicina de Nantes que falleció el 18 de marzo varios días después de ser vacunado, mencionada el lunes por la noche por la ANSM en un comunicado y sobre la que se están realizando análisis adicionales en el marco de una investigación judicial.

La agencia sanitaria explica que “el carácter muy atípico de estas trombosis, sus cuadros clínicos similares y el retraso homogéneo de aparición llevan al comité de seguimiento a confirmar la aparición, muy rara, de este riesgo trombótico en las personas vacunadas por la vacuna AstraZeneca”.


La vacuna desarrollada por el laboratorio sueco-británico y la Universidad de Oxford fue suspendida el 15 de marzo por varios países europeos tras los informes sobre coágulos de sangre, varios de ellos mortales.

(Fuente: https://www.jeanmarcmorandini.com; visto en https://mpr21.info/)

EL INFANTILISMO DE LAS MASAS



Sabemos, sin lugar a dudas, que los políticos mienten y ocultan sus conexiones, que las corporaciones rutinariamente desprecian de forma absoluta las normas morales, que la corrupción nos rodea.

Sabemos que las esferas corporativa y política, los lobbys, los reguladores corruptos, los medios de comunicación y el poder judicial representan puertas giratorias que implican que las irregularidades prácticamente nunca rindan cuentas ante una justicia genuina.

Sabemos que la prensa a veces hace ruido sobre estos asuntos pero que nunca los aborda con verdadero vigor.

Sabemos que en los servicios de inteligencia y en los cuerpos de seguridad las infracciones a la ley son lugar común y que, nuevamente, la justicia nunca llega.

Sabemos que los gobiernos ignoran o pisotean repetidamente los derechos individuales y abusan y maltratan activamente a las personas, sin que nada de esto sea cuestionado.

Entonces, ¿qué es exactamente lo que los negadores de la conspiración se oponen a reconocer con tanto fervor, fariseísmo y condescendencia? ¿Por qué, contra toda evidencia, defienden con desdén y desprecio la ilusión que se derrumba? ¿Cuán arriba están los que saben y que son buenos, y que lo tienen todo controlado, siendo escrupulosos, sabios y sinceros con la preocupación en mente de nuestros mejores intereses? ¿Creen que la prensa sirve a las personas y a la verdad, en lugar de a los delincuentes? ¿Que injusticia tras injusticia sean el resultado de errores y descuidos, y nunca de esa terrible palabra: conspiración?

¿Qué persona razonable seguiría habitando en este mundo de fantasía?

¿Qué ocurre cuando hay una necesidad infantil dentro de nosotros que nunca ha evolucionado más allá de su función original de supervivencia, de confiar en aquellos en nuestro entorno que son, simplemente, más poderosos, presentes y activos?

Sugiero que la respuesta es simple, y que la evidencia de este fenómeno y los estragos que está causando está a nuestro alrededor: el impulso innato de confiar en la madre nunca evoluciona, nunca se encuentra y se contrapesa con la razón (o fe madura), y permanece para siempre en su configuración infantil predeterminada.

Si bien la psique inmadura ya no depende de los padres para su bienestar, el principio fundamental motivador que he descrito permanece intacto, indiscutido y subdesarrollado. Y, en un mundo en el que la estabilidad y la seguridad son recuerdos lejanos, estos instintos de supervivencia, en lugar de estar bien afinados, considerados, agudos, perspicaces y actualizados, siguen siendo, literalmente, los de un bebé. La confianza se deposita en la fuerza más grande, más fuerte, más presente e innegable que existe, porque el instinto decreta que la supervivencia depende de ello.

Y, en esta gran "guardería mundial", la fuerza más omnipresente es la red de instituciones que proyectan consistentemente una imagen inmerecida de poder, calma, experiencia, preocupación y estabilidad.

Esta es la reconfortante ilusión nuclear de la mentalidad del negacionista de la conspiración, la base decrépita sobre la que construye un encumbrado castillo de justificación desde el cual burlarse pomposamente de aquellos que ven lo contrario.


Esto explica por qué el negacionista de la conspiración atacará cualquier sugerencia de que el arquetipo (materno) del cuidado ya no está presente, que los sociópatas están detrás de la puerta enrejada, que nos desprecian a todos o nos ignoran por completo. El negacionista de la conspiración atacará cualquier sugerencia de este tipo con tanta crueldad como si su supervivencia dependiera de ella, lo cual, en cierto modo, dentro de la composición de su psique inconsciente y precaria, así es.

Su sentido de bienestar, seguridad, comodidad, incluso de un futuro, está completamente (y completamente inconscientemente) invertido en esta fantasía. El niño nunca ha madurado y, debido a que no es consciente de esto, más que como un profundo apego a su seguridad personal, atacará ferozmente cualquier amenaza a su cosmovisión inconsciente.

Tim Foyle

lunes, 29 de marzo de 2021

PIÉNSELO DOS VECES …



¿Cedería usted la llave de su casa a un desconocido que le intimidase o coaccionase para hacerlo?

Seguramente no, ¿verdad? Entonces, ¿cómo es que usted cede el acceso de su propio cuerpo al Estado y sus subordinados, bajo la orquestada presión del terror mediático e institucional y la amenaza de sanciones o perjuicios económicos, laborales y de todo tipo si usted decide no vacunarse?

Piénselo, por favor, al menos dos veces, antes de jugar a la “ruleta rusa” con su salud y con su vida. Usted no puede decir que no se le avisó, ni tampoco podrá negar la censura y descrédito sistemáticos a todo médico o científico cuyo dictamen profesional pone en evidencia las manipulaciones y falsedades de la versión oficial sobre la enfermedad y en torno a las “nuevas vacunas”.

Si por ceder a la presión institucional -o temeroso de ser señalado por la muchedumbre alienada- le sucediera algo lamentable a usted o a su familia, no podrá levantar el dedo acusador contra nadie (ni nadie le ayudará, de entre las “autoridades” e instituciones que se lavaron las manos y a cuyas consignas usted se entregó imprudentemente), pues la responsabilidad sobre su salud y sobre su vida siempre fue suya.

Alan James (Beev Rations)

UNA IMAGEN PARA REFLEXIONAR



El controlador, por supuesto, sin mascarilla. Tal aditamento
es solo para el ganado destinado al sacrificio.

La fotografía que abre esta entrada fue hecha en Japón en diciembre de 1944. Dos jóvenes pilotos kamikazes se disponen a despegar para su vuelo final. Su misión es estrellarse contra los portaviones del Almirante Mitscher.

¿Qué llevan en la boca? Si, exactamente el mismo bozal que usan las masas covidianas.

A esos muchachos les quedan horas de vida, así que no es para no contagiarse, pues antes de que termine la tarde estarán reducidos a miles de pedacitos quemados en el fondo del mar. Están sanos, porque sino no habrían sido elegidos para tan importante objetivo, habiendo miles de voluntarios para sacrificarse por el Emperador.


¿Por que los usan, si faltan 76 años para que los engañabobos de la OMS inventen el concepto de "asintomático"?

Por lo mismo que lo usan las mujeres del harén, y los esclavos recién capturados (Negro Bozal en el Rio de la Plata, Iron Face en Jamaica). Porque quitarle la cara alguien es despersonalizarlo, volverlo dócil, sin conciencia del yo. Para convertir a la persona en medio, y no en fín en si mismo.

Si todavía te crees que te están cuidando, estás en la más absoluta inopia.

Horacio Rivara

domingo, 28 de marzo de 2021

LAS VACUNAS DE ARNm PUEDEN FAVORECER LA APARICIÓN DE TUMORES CANCERÍGENOS



Existe una capa o revestimiento informativo en sus células llamada ARN mensajero que se encuentra entre el ADN y las proteínas, a las que sirve como enlace. Muy recientemente el equipo científico del Sloan Kettering Institute ha descubierto que el ARNm puede inactivar las proteínas supresoras de tumores, abriendo la puerta al cáncer por medio de cambios que las pruebas genéticas ni siquiera analizan, y que hasta ahora habían pasado completamente desapercibidos a los oncólogos de todo el mundo.


Bienvenido al mundo de las vacunas sucias e inseguras conocido como “tecnología” de ARNm.

Es el momento de que los laboratorios independientes que no son fabricantes de vacunas (o trabajan con ellos) realicen pruebas de diagnóstico del amplio abanico de vacunas Covid, y descubran si se trata de inoculaciones que causarán tumores cancerosos en las masas vacunadas apresuradamente por la psicosis de miedo inducido por la propaganda.


Mensajeros hasta ahora desconocidos, portadores de cáncer, se esconden en el ARN, no en el ADN


Este inesperado descubrimiento debería publicarse en todos los medios, en los portales de noticias médicas, periódicos, televisión y en el sitio web de los CDC, pero a menos que esté leyendo este artículo y use DuckDuckGo como motor de búsqueda, probablemente nunca lo verá, ya que Google solo sirve a la información útil al Big Pharma y a sus intereses comerciales.

Las instrucciones que da a las células del organismo la molécula portadora de información, el ARN mensajero, funcionan de la misma manera que los impulsores del cáncer, desempeñando un papel importante en hacer que el cáncer prospere mientras inactiva las proteínas supresoras de tumores naturales que el cuerpo humano crea para salvarlo de él. Esto es todo lo contrario de lo que los CDC y los fabricantes de vacunas están diciendo a todos en este momento sobre las vacunas Covid, y esto se basa en la investigación clínica de biólogos moleculares del Sloan Kettering Institute.


Incluso la secuenciación del ADN en las células cancerosas no revela estos cambios, así de engañosas son las vacunas. Es como un caballo de Troya que le dice a sus células que permitan que se realicen estos cambios, como si fueran seguros, pero no lo son. Todas las suposiciones que se hacen acerca de que el ARNm es "seguro" en este momento acaban de experimentar un giro de 180 grados con esta investigación. Considere esto con mucho cuidado si aún no ha sido vacunado con tecnología de ARNm.

Después de su vacunación con Covid, el ARN se transporta fuera del núcleo de su célula y ya no funcionará correctamente como supresor de tumores cancerosos.

Bill Gates y el Complejo Industrial de Vacunas son, como es sabido, muy tortuosos, pero crear vacunas que truncan (desactivan cortando) los supresores de tumores cancerosos y destruyen la capacidad del cuerpo humano para protegerse contra el cáncer supone una locura total. Las proteínas supresoras de tumores truncadas son similares a las mutaciones del ADN que hacen que las células cancerosas muten y se multipliquen sin control. ¿El mundo verá cómo los casos de cáncer se dispararán en los próximos años debido a las vacunas Covid? Solo el tiempo lo dirá, pero ahora mismo, la ciencia está revelando que es probable.

Por lo tanto, cualquiera que esté aterrorizado por las vacunas Covid no puede ser calificado de anti-ciencia, porque la ciencia muestra que la tecnología del ARNm es muy peligrosa, especialmente en lo que respecta a las proteínas que alimentan los tumores cancerosos. Digámoslo de nuevo: la ciencia muestra que la tecnología de ARNm puede impulsar el crecimiento de tumores cancerosos.

Muchas personas con leucemia padecen la misma inactivación de genes supresores de tumores a nivel de ARNm


Los científicos también han descubierto que una cantidad sustancial de personas con cáncer en la sangre, el conocido como leucemia linfocítica crónica (CLL), tienen exactamente la misma inactivación de genes supresores de tumores a nivel de ARNm. De hecho, los cambios en el ARNm que detectaron posiblemente podrían explicar las mutaciones del ADN que faltan, y eso significa malas noticias para todos los que se han creído que la serie de vacunas Covid es "segura y efectiva". Solo es efectiva para suprimir las proteínas anticancerígenas, se podría concluir.

Incluso si se produjeran sólo la mitad (truncamiento parcial) de los cambios de ARNm en las células humanas sería suficiente para "anular por completo la función de las versiones normales que están presentes", según el equipo de científicos de Sloan Kettering. Estos cambios pueden sucederles a 100 genes diferentes al mismo tiempo, por lo que los cambios se acumulan rápidamente y causan terribles repercusiones en la salud. Por supuesto, los principales medios de comunicación descartarán lo revelado por estos descubrimientos, pero se les paga para reproducir el discurso farmacéutico, por lo que no hay que sorprenderse.


Es importante señalar que, según los investigadores, los cambios en el ARNm no se limitan al cáncer de sangre, sino que se han relacionado con el cáncer linfático agudo y el cáncer de mama. ¿Podría esto significar que estamos ante un nuevo mecanismo de reducción de la población oculto en el ARN mensajero?

Aproximadamente 20.000 personas en los EE. UU. desarrollan leucemia linfocítica crónica "CLL" cada año. ¿Cuántos comenzarán a desarrollarlo silenciosamente ahora, y luego de repente se manifestará dentro de cinco años?

Los síntomas incluyen fatiga, ganglios linfáticos agrandados y sudores nocturnos. ¿Se vacunó con ARNm y ya experimentó esos síntomas? ¿Se advierte de ellos síntomas en el prospecto de la vacuna?

En este momento, el Complejo Industrial Pharma ofrece solo un "tratamiento" para la CLL, y es el trasplante de médula ósea de células madre. Pero solo se recomienda si es "probable" que su CLL avance. ¿Sus vacunas de ARNm lo calificarán ahora como "propenso" al avance del CLL?

¿Le han informado debidamente de que se enfrenta a la supresión de genes que combaten el cáncer?

De haber sido así, ¿consentiría Vd. en participar en este experimento?


S.D. Wells
(Fuente: https://www.naturalnews.com/; traducción: Astillas de Realidad)