viernes, 22 de enero de 2021

SU MIEDO NO ES MI PROBLEMA



El miedo es una de las armas de guerra psicológica más antiguas y poderosas que se conocen. Tiranos y sátrapas de todo pelaje se han servido de ella siempre, para manipular y someter a las masas. Pero el miedo en realidad, no es más que una proyección temporal de nuestra mente, hacia el pasado o el futuro, es decir, que no existe en el momento presente, por lo que podríamos afirmar, que es una mera ilusión, y que no tiene un poder real, sólo el que cada individuo decida otorgarle. A continuación, me gustaría dirigirme a ese sector de la población, que ha decidido (mal)vivir instalado en el miedo, para presentarles mis respetos y expresarles mi negativa a participar de su liturgia.

Estimado vecino, conciudadano o simple transeúnte anónimo, me dirijo a usted para tratar de aportar, desde mi humilde posición, un granito de arena que pueda contribuir de manera pacífica y serena a la resolución de este conflicto tan absurdo e incongruente, en el que nos encontramos inmersos usted y yo por voluntad interesada de terceros.

Lo primero que debo decirle, sin ánimo de ofender, es que me niego rotunda y categóricamente a formar parte de esa “ceremonia del miedo covldiano” de la que usted y muchos otros participan actualmente, pero le respeto, y le doy mi palabra de no importunarle por ello en lo sucesivo.

Me comprometo a no increparle por llevar mascarilla, a no insultarle por inyectarse la nueva vacuna, y a no menospreciarle por aceptar el toque de queda, o cualquier otra medida relacionada con eso que llaman “crisis sanitaria” siempre y cuando, como es lógico, usted adopte la misma postura respecto a mi y a cualquiera que decida no participar de esas acciones.

Como seres adultos que somos, convendrá conmigo en que los miedos, temores, y fobias de cada uno debieran de afrontarse -y en todo caso tratarse- de manera particular e individual, sin pretender hacer partícipes a aquellos que por la razón que fuere, no los desean, así como el cuidado o dejación de la salud de cada uno debe ser esencialmente, un asunto personal e intransferible.

Ya he dicho en más ocasiones, y vuelvo a reiterar, que en caso de que mi salud se viese afectada por la existencia de ese bicho volador en el que usted cree y yo no, me comprometo a no acudir a ningún centro médico público, para evitar así ese colapso que tanto temen. Lo único que pido a cambio, como es lógico, es la devolución de mi cotización a la seguridad social, desde la fecha de mi última visita a uno de sus ambulatorios hasta el día de hoy.

En otras palabras, perdóneme si soy un poco brusco, pero su miedo no es mi problema. Me niego a ser participe del mismo, y me niego a condicionar mi vida por ello, le respeto, y no me acercaré a usted si así lo desea, pero le pido por el bien de todos, que jamás bajo ningún concepto o circunstancia, se dirija a mi con el objeto de llamarme al orden o increparme por no cumplir con los cánones de miedo y fobia que usted considera legítimos, porque si así lo hiciera, tendríamos que hablar en otros términos, y eso solo nos llevaría a usted y a mi, a una situación incómoda y posiblemente desagradable.

Nuestros niños interiores tan sólo quieren acercarse desde su esencia inocente, natural, auténtica y espontánea. Lo único que puede dar miedo es la conexión con esa pureza que nos desbarate el personaje que creímos crear para protegernos de las 'amenazas' de la vida.

¡Salud para todos!! ¡Salud de Verdad!!

Martín Sánchez

5 comentarios:

  1. SALUD !!! Salut i Força!!
    Y Alegría..
    Sigamos observando cómo se desarrolla la ViDa...
    Es un caxondeo brutal...
    Pa que queremos neflix..��✌����

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Poseso, por publicar mi comentario.
    Os leo ya de tiempo y comparto la visión que expones y algunos de los comentarios de los bloggeros..
    Buscador es cañero.., mola. 😁✌😉

    ResponderEliminar
  3. Por tus miedos estas en contra de todo.... Si tan solo miraras en profundidad lo que te mueve te darias cuenta que el miedo es tu motor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues..igual al tener algo de miedo me sale la valentía..
      Intento no alimentar el miedo, que es más mentaloide que otra cosa.. The mind, la mente es poderosa..cuidadin con ella que puede volverse demente..y así vemos a la mayoría de humanos...
      A mi me mueve la Confianza..La fe...en qué??? Rn la ViDa, que da y se lleva. La muerte forma parte de la VIDA.
      Dejar pasar los pensamientos..mientos...y observar....y cedazo, criba, colador..😂😉 Se queda lo Esencial para Vivir....intentando vivir lo más serena y pacíficamente que sepa.
      Eso si, se puede tener mala ostia, de ver la miseria e imbecilidad humanoide, y estar en paz. Ahi estamos...😊✌💖🌟
      SaludiCos..

      Eliminar
    2. No, el miedo es el recurso del mal pastor.
      Tomado de miedo, fui a esconder tu denario en la tierra...

      Eliminar