miércoles, 6 de enero de 2021

HABLEMOS DE RESPETO



Últimamente, a muchos individuos, se les llena la boca con la palabra "respeto", un sustantivo abstracto tan desgastado y prostituido que de vez en cuando conviene recordar su verdadero significado, y este no es otro que el de la consideración y la tolerancia hacia aquellas opiniones y actitudes divergentes partiendo de la base de un sentimiento reciproco.

A continuación quisiera dirigirme hacia esos ciudadanos ejemplares, que siguen las normas y mandatos de las autoridades, sin apenas cuestionarlas, para romper una lanza a favor del respeto verdadero y la sana convivencia.

Si quieren ustedes creerse toda la información emitida por los medios de comunicación oficiales públicos o privados, subvencionados por el estado, con el dinero de nuestros impuestos, me parece perfecto, pero respeten que yo discrepe y me informe a través de canales alternativos, porque considero que los oficiales mienten.

Si consideran ustedes que existe un bicho fantasma, que viaja por el aire y les puede atacar en cualquier momento causándoles un daño irreparable, aún sin tener ni una sola prueba de la secuencia genética del mismo, o de la patología que supuestamente provoca, me parece perfecto, pero respeten que yo considere que esa teoría es un camelo tan falso como el ratoncito Pérez o los reyes magos.

Si a ustedes les da igual que arruinen sus negocios, que restrinjan su libertad de movimiento, que les marquen un horario para volver a casa, y que les controlen y les vigilen como si fuesen delincuentes, me parece perfecto, pero respeten que yo me salte todas y cada una de esas normas, por considerarlas inadmisibles, disparatadas e infames.

Si a ustedes les parece bien dejar de relacionarse con sus familiares y seres queridos, distanciarse de sus semejantes, utilizar productos tóxicos para lavarse las manos, ponerse un bozal cada vez que salen a la calle, e incluso dejar que les inyecten el contenido de un experimento cientifista sin ningún tipo de garantía y cuya composición es una incógnita, me parece magnifico, pero respeten que yo me niegue rotundamente a seguir esas directrices por considerar que todas ellas son altamente perjudiciales para mi salud.

Si lo que les preocupa a ustedes es que la televisión afirme que todo aquel que no siga las normas puede ser un foco de contagio e infección, y puede poner en riesgo su salud, hay una solución muy fácil, ustedes no se acerquen a mi, y yo estaré encantado de no acercarme a ustedes, para su tranquilidad seré fácilmente identificable, porque no llevaré bozal e incumpliré todas las normas arriba mencionadas.

Por supuesto, en caso de sentirme afectado por ese bicho en el que ustedes creen, me comprometo a no acudir a ningún centro médico tutelado por el estado, para evitar colapsarlo, y que puedan así dispensar su atención, a otros ciudadanos que si hayan cumplido las normas ... previa devolución como es lógico, del montante de mi cotización a la seguridad social desde la última vez que puse un pie en uno de sus santuarios ... creo que es un trato justo ... ¿no les parece?


Sin más me despido deseándoles a ustedes ciudadanos de bien, que mediten sobre mi propuesta para una mejor convivencia desde el respeto y la tolerancia mutua, y a todos vosotros, guerreros, irresponsables, negacionistas, y conspiranoicos, feliz desobediencia y prospera resistencia, energía y Rock and roll, feliz semana!!!

Mártin Sánchez

7 comentarios:

  1. Eres un maquina Martín, pero aún me entristece ver y oír absurdas creencias, justificaciones varias de lo más variopinto y no ver las cosas como la ejecutan los dueños de todo, pero en eso no puedo hacer nada, allá cada cual y sus "creencias", pero esta mañana paseando a mi mascota y escuchando la radio un programa dando voz a los niños para ver que le han traído los reyes, dos de ellos describían sus regalos y luego al terminar dicen que ya venían "desinfectados" desde oriente, me he quitado los auriculares de la indignación para dar paso a la pena y tristeza, ¿Qué coño les estáis haciendo a los niños, almas de cántaro? Muy triste, incluso algunos les viene el kit de gel de manos y la funda de la mascarilla porque eso es la normalidad actual, luego las noticias de Reino Unido y sus nuevas normas de encarcelamiento poblacional y cierres de negocios, Alemania y como nosotros somos los catetos de Europa pronto lo tendremos aquí, claro, ¿Cómo vamos a ser menos? Respeto a todos la verdad pero si se pone en peligro mi libertad estamos todos jodidos porque no soy nada "civilizado", un año duro me espera como esto siga así y la verdad, cada día hay más creyentes y es respetable pero es que se están haciendo policías y ahí ya nos perjudica al resto que aún somos muy minoritarios aunque por aquí somos muchos los que coincidimos no somos representación de nada, solo de nosotros mismos que viendo como va el sistema no es poco, gentes tristes no solo por el frio que nos azota este "calentamiento global sacado de la manga", me hace gracia los que creen que podemos evolucionar, ¿a que? pero mira si somos ridículos que ponemos nombres de persona a los tifones, huracanes, borrascas... ahora nos asola una tal "filomena", tontos no, lo siguiente como se dice ahora, niñatos de pantalones caídos. Si, años, siglos en el planeta para enseñar la goma de los calzoncillos, evolución... al homo-gilipollas. Zombis con maquinas en las manos resbalando por las aceras, golpes en las farolas, sin conversación entre ellos a no ser que se enseñen vídeos de tetas o caídas y eso es "tecnología", si, de distracción mientras nos quitan todo pero recuerda, nos quitan lo que antes ellos nos dieron porque luchar por nosotros mismos si eso mañana... hoy hace frio con la "filomena". Han hecho, hacen y harán con nosotros todo lo que les salga de los h...vos. Felices reyes desinfectados, amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que te hayas quitado los cascos.

      Esta tortura y atontamiento de los niños es un grandísimo crimen. Muy grave.

      Cualquier señal de este crimen - que vemos A CADA MINUTO - quita la poca alegría que tenemos.

      Es verdad lo otro. No hay una simetría. La gente muy fanática se hace policía y la cosa roza o toca el acoso y la violencia.

      Me voy a apuntar a un curso de defensa personal, no digo más.

      Casi todo me resulta amenazante.

      Eliminar
    2. Tienes toda la razón acerca del curso de defensa porque dentro de poco nos lapidarán por no obedecer... el pueblo , no específicamente la poli .. tendremos que saber defendernos

      Eliminar
    3. 30 años de boxeo y defensa personal, no me ha ido mal pero la disciplina y el control debe de ser una norma, no por falta de ganas alguno se llevaba un "sopapo" pero la vida siempre nos pone a todos en el lugar que nos corresponde, comprobado.

      Eliminar
  2. Lo creais o no estos son los últimos coletazos de los bastardos/as astrales a través de sus portales orgánicos.
    Que veamos o no el final de esta pesadilla autoconsentida por la mayoría debido a su ignorancia cultivada es lo de menos.
    El sistema milenario de opresión álmica ha caído desde el mismo momento del inicio de la plandemia (señal del fin) y lo que dure esta debacle planetaria no es más que la inercia de la ignorancia hacia el colapso total.

    Se ve claramente que las circunstancias están dividiendo a quienes pueden ver de los que no y cada uno a su debido tiempo tendrá el mundo que merece.

    Lo que sucede es el resultado del no querer saber y una invasión en toda regla de los parásitos astrales a través de los consentidores que devienen ya claramente muñequitos de los SIM.

    Los que ya han visto lo que es esta Plandemia ya han vencido a la mentira.

    La envidia de los "dioses" ha sido su fracaso y la prueba del hombre.

    ResponderEliminar
  3. Otro que no se entera... dios.

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo a leer el segundo comentario por quinta vez y ni puta idea que quizo decir...

    ResponderEliminar