lunes, 21 de diciembre de 2020

MIKLOS LUCKACS: ESTA “CRISIS SANITARIA GLOBAL” ES SOLO UN GIGANTESCO PROYECTO DE INGENIERÍA SOCIAL



Declaraciones del profesor Miklos Lukacs, investigador de Ciencia y Tecnología de la Universidad de San Martín de Porres en Lima, Perú, a Josep Maria Francàs.

El guión de esta crisis es exactamente el mismo (en todos los países en que se da): narrativa polarizante de una prensa sostenida con los impuestos de los contribuyentes y coludida con el poder político de turno encabezado por políticos progresistas —no solo de izquierda sino también de un sector pro-aborto y agendas LGBT, feminista y cientifista de la derecha «libertaria-liberal”— para alimentar estas tensiones. Vemos también un ataque frontal político-mediático a personajes públicos no alineados con la agenda progresista, el surgimiento de violentas protestas “espontáneas”, presión creciente sobre los derechos de la ciudadanía, infiltración y debilitamiento de todos los poderes del estado, intervencionismo de ONGs, caos, inseguridad, golpe a la iniciativa y emprendimiento privados y “legitimación” posterior de parte de una población ignorante, asustada y/o cómplice de todas estas políticas liberticidas.


En todos los países de Occidente se apunta hacia nuevas constituciones o reformas constitucionales mayores para homogeneizar la institucionalidad formal a nivel global. La estandarización de la arquitectura institucional facilita el control sobre las poblaciones y el libre flujo de data y activos financieros entre otros.

- Si hay un guión, hay un escritor, ¿quién hay detrás?

- La intuición popular apunta a esta abstracción llamada “Nuevo Orden Mundial” que no es otra cosa que la verticalización y concentración de poder político a nivel global. Los villanos más conocidos son Gates, Soros y el Sistema de Naciones Unidas. Es justo señalar que esta intuición es correcta pero incompleta y poco precisa. En la cima de la cadena de poder actual se ubican los metacapitalistas, término de Olavo de Carvalho, referido a individuos con tanto poder económico que son capaces de jugar fuera de las reglas del capitalismo e incluso, redefinir esas reglas. Otro nombre que reciben es el de “filántropos”. Gates y Soros no son los únicos. Para efectos didácticos los podemos agrupar según su principal rubro empresarial. Big Tech o gigantes tecnológicos (Amazon, Apple, Facebook, Microsoft, Google, etc.), Big Finance (fondos y banca de inversión como Blackrock, Vanguard, JP Morgan, etc.), Big Pharma, etc. Son los fundadores, directores y/o principales accionistas de estas organizaciones.

Un punto revelador es la endogamia de pensamiento. Todos están identificados con y son promotores activos de la agenda progresista (ambiente, aborto, género, LGTB, racismo, multiculturalismo). Los más activos política y mediáticamente operan mediante “fundaciones” para canalizar dinero a todas las estructuras de poder que literalmente alquilan. Naciones Unidas, ONG, prensa, universidades, think tanks, partidos políticos, etc. Lo hacen a través de “donaciones”, “fellowships”, invitaciones a eventos internacionales, etc. El abanico de incentivos no se restringe a la entrega de dinero. En términos estrictos no cometen actos ilegales, pero sí compran de facto esas estructuras de poder para implementar su visión de progreso.

La idea clave es esta: a través de la “filantropía”, los “filántropos” privatizan el poder político a nivel supranacional, nacional, regional y local. Se puede hacer un símil con el modelo de Trickle down de la economía. Incentivos para los operadores, desincentivos para los opositores. Una organización central en este esquema que funge de plataforma “independiente” y tecnocrática es el Foro Económico Mundial. Davos es solo el inicio de un calendario anual de reuniones en las que estos sujetos y sus operadores políticos, mediáticos y/o académicos en planilla literalmente definen qué dirección tomará el mundo. Luego usan las estructuras de poder para implementar esas agendas en todos los países. Por ejemplo, las políticas de enfoque de género. Su bandera es la del arcoíris, esa es la bandera del progresismo globalista y no del colectivo LGTB.

- ¿Qué países son objetivo y van a empezar a desestabilizarse?


- Finalmente todos los países serán el objetivo. Desconozco el orden pero es razonable pensar que irán cayendo por su peso político y económico. Revisemos las seis economías más grandes de Hispanoamérica. Salvo Brasil, debido a la presencia del presidente Bolsonaro, y México, liderado por el impredecible López Obrador, los demás ya han caído. Argentina se hunde bajo la mafia kirchnerista, Colombia, está totalmente contaminada por el progresismo mediático, oenegero y académico con la venia cómplice de Duque y el Chile de Piñera está completamente sometido. Este último, ejemplo de desarrollo y civismo en la región, tendrá nueva Constitución. Ahora le toca a Perú bajo la mafia de los progresistas locales que han podrido todo el aparato de justicia, copado el poder ejecutivo y prostituido el legislativo. El ‘presidente’ Sagasti proviene del Partido Morado, el partido con menos representación en las últimas elecciones pero hervidero de caviares oportunistas. Vendrán los demás, sin duda alguna. En el caso de Brasil, la propaganda anti-bolsonarista de la prensa progresista local e internacional será brutal. Tendrán que sacarlo, legal o ilegalmente, como están intentando hacer con Trump en EE.UU. Ninguno se salva, el proyecto globalizador no hace distinciones. Como mencioné anteriormente, nueva constitución o grandes reformas constitucionales para estandarizar la institucionalidad.

- Esos metacapitalistas o filántropos, ¿qué buscan, si dinero ya tienen y de sobra?


- Pensar que solo buscan dinero es un error mayor. Cuando te sobra dinero, tus intereses y objetivos cambian. Tu autopercepción también. La arena no es valiosa porque sobra, igual pasa con el dinero cuando sobra. Lo que se busca entonces es trascender, dejar un legado, una marca en la historia tan grande como la arrogancia que los motiva. Lo que algunos ‘filántropos’ buscan -Gates y Soros son solo dos de los más mediáticos- es imponer su visión de progreso en el mundo. Y aquí cabe señalar que, independientemente de sus sectores económicos, todos comparten una visión utilitarista, materialista, relativista y universal de progreso en donde se busca que el cristianismo -gran dique de contención contra el relativismo globalista- sea remplazado por el cientificismo, que no es otra cosa que la fe en la ciencia. A esto me refería con la endogamia de pensamiento. Además, todos abrazan la misma bandera, la del arcoíris.

- A todo esto aparece un virus con ‘pandemia’, ¿casualidad?

- Es muy difícil probar que la pandemia fue planificada pero también que no lo fue. Yo tiendo a pensar en la primera opción en base a los siguientes hechos:

1) El virus se origina en China, un paìs impermeable a la fiscalización externa e interna;

2) El epicentro de la pandemia fue Wuhan, segundo cluster biotecnológico en importancia en China y ciudad que alberga un Instituto de Virología BS-4, el nivel más alto de bioseguridad posible. Solo unos pocos laboratorios cuentan con esta calificación y esto indica que en estos laboratorios se manipula material vivo genéticamente.

3) Pocos meses antes de la ‘espontánea’ aparición del virus se realizó el Evento 201, un simulacro de pandemia que contó con el auspicio, entre otros, de la Universidad de Johns Hopkins (fuertemente financiada con “donaciones” de la Bill & Melinda Gates Foundation, Michael Bloomberg y demás fundaciones “filantrópicas”), la propia Bill & Melinda Gates Foundation y el Foro Económico Mundial. Todos estos gigantes son parte interesada en la narrativa de nueva normalidad, reseteo y cuarta revolución industrial que se está impulsando contra viento y marea.

4) La respuesta de la prensa y los gobiernos sometidos a la agenda progresista celebrando la “valentía y liderazgo” de Xi Jinping mientras atacaban duramente a Trump, Bolsonaro y Orban por sus políticas sanitarias domésticas;

5) La actuación tardía y ambigua de la Organización Mundial de la Salud con el comunista, Tedros Adanom a la cabeza, candidato de China y ex-asalariado de la Fundación de Gates.

6) La inmoral intervención de la prensa en una campaña de desinformación y confusión de la opinión pública a niveles nunca antes vistos. Todo esto con la venia de los gobiernos que las financian con dinero de los contribuyentes.

7) Las desmedidas políticas de confinamiento y restricción de libertades cuyo impacto económico es completamente desproporcional al grado de virulencia, letalidad y mortalidad del virus.

Hay más elementos que me llevan a pensar que esta “crisis sanitaria global” es solo un gigantesco proyecto de ingeniería social pero creo que los señalados constituyen sólida evidencia que, en el peor de los casos, sirve para inferir inequívocamente que esto fue deliberado. No hay que olvidar otro detalle más: Trump es el principal obstáculo para la implementación de la agenda del Foro Económico Mundial pero también de los planes expansionistas de China. Biden apunta al mismo multilateralismo aplicado por Obama. Trump es el enemigo común de estos cómplices que comparten aspiraciones por la supremacía tecnológica, control total y una visión utilitarista y materialista de progreso. No tengo la menor duda que en Occidente se pretende implementar un modelo de vigilancia y control igual o similar al que ya opera en China desde noviembre del año pasado.


- ¿El modelo de futuro para todos es China?

- Estimo que sí, por lo menos para los próximos 10-20 años. Lo que se busca es el control total de la población, principalmente con fines demográficos (reducir y estabilizar la producción, la abundante evidencia la encontrarán en miles de documentos y discursos de agentes de la ONU, “filántropos”, artistas de Hollywood, académicos rentados, prensa, etc.) pero también con fines de refinamiento tecnológico. Durante estos confinamientos a nivel global se han estado “entrenando” diferentes modelos algorítmicos de inteligencia artificial para medir consumo, producción, tráfico, transporte, emisiones contaminantes, inversión, seguridad, etc., toda actividad en diferentes países para refinar las capacidades predictivas y la toma de decisiones por parte de algoritmos. Por eso notarán que se toman medidas absurdas en algunos países que luego se replican en otros.

Espero que entiendan la idea. La gigantesca data generada por este paro forzado y deliberado de las sociedades y sus economías -la famosa Big Data- se está usando para entrenar estos algoritmos. Sugiero que estudien los conceptos y aplicaciones básicas de IA para que no les parezca ciencia ficción. No lo es, la ignorancia generalizada sobre estos temas fuerza a la gente a calificar esto de “conspiración”.

Retomando la respuesta, controladas las poblaciones, las asimetrías de poder político, económico y de información entre controladores y controlados serán tan gigantescas que no veo posibilidad alguna de revertir esa tiranía durante varias décadas.

(Entrevista completa en https://gaceta.es)

5 comentarios:

  1. Pues totalmente de acuerdo, sacado de todos mis comentarios y de todos los artículos aquí expuestos, si muchos decimos lo mismo, ¿Todos estamos equivocados? Pero seguimos siendo minorías... seguimos siendo muy pocos y en diversos ámbitos no nos hacen ni caso... incluso se ríen.

    ResponderEliminar
  2. ♎ Después de leer esta entrada, me he puesto ha ver videos de este Sr. y cada vez más, siento que lo que ya he dicho en algún comentario anterior aparece más claro. Y es que lo que pretenden las élites no solo es el control del rebaño, su fin es un total poder y apropiación del planeta.
    Sí, con la vacuna, lo que quieren lograr es un total control del ADN. Frenar la evolución de la especie humana y con ello que ésta se estanque, permaneciendo en el grado evolutivo que está, o degradarla. Esto último ya lo estaban consiguiendo, no hace falta nada más ver el grado con que el 90% o 95%, del total de la población acatan las medidas tan absurdas que nos ponen con el tema del bicho, muchísimos lo han con fervor, (se preocupan por nosotros, es por nuestro bien), dicen muchos con orgullo. Pero algo les hace temer no conseguir frenar a los que no tragan su caprichos y que estos pudieran alterar sus planes, y eso les hace acelerar y aumentar la cuota de miedo inducido a la masa. La vacuna se está haciendo imprescindible imponerla para conseguir sus objetivos.

    Una paralización de la evolucion los pone en total control del planeta, libres de cuidados de que la epigenética modifique el ADN de alguna forma que estos controladores no puedan parar o controlar, y con ello poner en peligro su poder logrado desde hace milenios.

    Ni que decir tiene que, somos pocos los que no tragamos y que somos una minucia para poderes tan "megapoderes", cierto, pero si tan poco poder tenemos ante ellos, ¿Porque tanta prisa? ¿acaso minusvaloramos nosotros el poder que tenemos? o ¿es que no es tan poco ese poder nuestro? o ¿temen que por alguna razón ignota, descubramos ese poder en nosotros, que pudiera ser inmenso?¿temen que descubramos el modo de "activar" el potencial dormido en el humano?

    Por si las moscas (dirán) durmamos a esos díscolos en posición de despertar, durmamolos, y la mayoría durmiente, pues que siga dormida.

    Completado el plan, el planeta está a salvo de intrusos que quieran venir a este planeta con otras intenciones que no sean las de sus dueños, así definitivamente el planeta tierra será la granja perfecta en la que los corderos defenderán con uñas y dientes a sus amos, como ya se demuestra con la inmensa mayoría de colaboracionistas, atacando a los negacionistas y que de buena gana los denunciarán ante sus amos. Y los negacionistas si no se aborregan, cuando mueran, si quieren encarnar en la tierra no podrán hacerlo, como un estudiante de 5° no puede volver a 3°.

    Ojala me equivoque, y que la vacuna eleve la consciencia hasta límites insospechados, a todo aquel que se preste a tan magno regalo. Este que escribe, los regalos de tamaña índole prefiere que se queden para el que los necesite o los acepte. Por mi parte digo: no, gracias, y además de todo corazón.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos sus videos, lo que mas me gusta es cuando debate con alguien que no tiene su misma ideología, esto son debates constructivos y no lo que tenemos en este país donde los insultos, la falta de educación y un bajísimo nivel es lo que abunda, y no me refiero a tv que hace muchísimo tiempo que no la miro, me refiero a algunos canales de youtube.

    ResponderEliminar
  4. MANE
    La cuestión está en saber si nuestra "inmolación" será de provecho para alguien más que para nosotros mismos. Porque a los que negamos el tinglado nos acosarán por todos los medios a fin de no poner en evidencia y "descarriar" a tantos convencidos. En fin, amor y serenidad.
    Joan Martí
    elcamidelavida@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. Hola.Preadolescentes

    Que se sabe del científico ruso? Iva a cantar?

    https://www.google.com/search?sxsrf=ALeKk01jqALOY-QwUvEDAiQNCRqTF3ZCKg%3A1608597287327&q=Alexander+‘Sasha’+Kagansky&oq=google&aqs=heirloom-srp..

    ResponderEliminar