sábado, 5 de diciembre de 2020

LOS SUECOS DESCONFÍAN DE LA VACUNA (Y TIENEN BUENAS RAZONES PARA ELLO)



Durante la pandemia los medios de comunicación han sustituido a Corea del norte por Suecia porque siempre necesitan un espantapájaros que les sirva de contrapunto. En una película hacen falta buenos, pero también malos. Los primeros no parecerían tan buenos sin los segundos.

Intoxicadores como ElDiario.es han dirigido su artillería contra los fracasos, reales o imaginarios, del gobierno y de los responsables de la política sanitaria sueca, encabezados por el malvado Anders Tegnell.

Pero ahora llegan las vacunas y el asunto cambia de tono. Suecia ya se parece más a los otros países civilizados, como España, por ejemplo. El gobierno recomienda a la población que se vacune y Tegnell secunda el llamamiento.

No obstante, a pesar de los buenos consejos del gobierno, la población desconfía y son menos de la mitad los que se quieren vacunar, según una reciente encuesta del Instituto Novus.

Aunque la Inquisición diga otra cosa, los suecos tienen buenos motivos para rechazar la vacuna contra el coronavirus: por consejo de su gobierno y de Tegnell, en particular, una parte de la población que se vacunó contra la gripe H1N1 en 2009 padeció importantes efectos adversos, como la narcolepsia.

Once años después la prensa sueca no lo puede ocultar y le han puesto el altavoz a algunos de los afectados, como Meissa Chebbi. “Nunca lo volveré a hacer de nuevo, a menos que sea absolutamente necesario tomarla, es una amenaza para la vida”, dice. “Esperaré cinco años, hasta que sepamos los riesgos”, añade.

En 2009 Suecia pidió a la población que se vacunara contra la pandemia de gripe con la vacuna Pandemrix producida por la multinacional británica GlaxoSmithKline. Más del 60 por ciento, casi seis millones de personas, respondieron positivamente al llamamiento, un récord mundial en un país donde ninguna vacuna es obligatoria.

Pero cientos de personas, en su mayoría niños y adolescentes, desarrollaron narcolepsia como efecto secundario. La causa: un coadyuvante cuyo papel era multiplicar el efecto inmunológico. “Destruyó mi vida”, explica Meissa, que tenía 11 años entonces. “Me quedo dormido todo el tiempo, en todas las situaciones y en momentos inapropiados: en la mesa, en las entrevistas de trabajo, en los discursos, seminarios y en la universidad. Me dormí en el trabajo, en los autobuses, en todas partes”.

Casi 440 de las 702 víctimas tuvieron que ser indemnizadas por el Fondo de Seguro Farmacéutico, que pagó un total de 100 millones de coronas. Al año siguiente dicha vacuna se dejó de administrar.

El 18 de febrero de 2011 tanto la Agencia Española de Medicamentos como la Europea dijeron que no había una relación causal entre la vacunación con Pandemrix y la narcolepsia. Pero los españoles no debían estar muy convencidos de ello porque retiraron el comunicado de internet. Ya sólo queda la referencia europea.

Con el comunicado de la OMS ocurrió lo mismo: tras publicar una primera versión, desaparecida, lo sustituyeron por otro que se anda con pies de plomo y es bastante demostrativo de la verdadera naturaleza de este lamentable organismo internacional.

Lo que no se puede olvidar del Caso Pandemrix es que la olvidada pandemia de gripe de 2009 fue un gran pelotazo farmacéutico. Como dijo la revista British Medical Journal, fue una “catástrofe evitable”.

Tampoco se debería olvidar que la multinacional GlaxoSmithKline ocultó información sobre su vacuna, pero ese tipo de prácticas mafiosas no deberían sorprender a nadie. “¿Por qué nadie avisó a las víctimas de la vacuna?”, pregunta la revista British Medical Journal. Esa es la cuestión: ocultaron información a las víctimas, pero las burocracias sanitarias de cada país estaban al tanto de los efectos adversos de la vacuna, es decir, que los gobiernos son cómplices del pelotazo y la salud de las personas les importa un bledo.


Óscar Miguélez
(Fuente: https://insurgente.org/)

7 comentarios:

  1. Por cierto, que cuando el Ministro de Insalubridad, el señor Rat-Illa, afirma muy vehemente que la Agencia Europea del Medicamento nunca aprobaría una vacuna que no fuera segura, como si lo que relata esta entrada no hubiera sucedido, demuestra 1º) el nivel o de ignorancia o de cinismo que le caracteriza, y que le hacen indigno de toda credibilidad; 2º) la parcialidad del Ministerio de la Verdad, que debería ser el primero en denunciar la falsedad de sus declaraciones: son muchos los precedentes de medicamentos inseguros que fueron aprobados por dicha agencia.

    Si de verdad pretende hacer frente a los mentirosos, el señor Rat-Illa debería irse buscando un espejo.

    ResponderEliminar
  2. Son psicópatas completamente programados.
    Recomiendo este libro que aunque fué escrito hace 10 años es de total actualidad con lo que está sucediendo y nos muestra de forma clara como se ha manipulado (lavado de cerebro) a la sociedad con el bombardeo de cifras.

    La danza final de Kali ...

    https://onedrive.live.com/?authkey=%21ADj4Jt84nXvWoko&cid=2F58B1BB7DC63823&id=2F58B1BB7DC63823%21117&parId=root&o=OneUp

    ResponderEliminar
  3. Una cita del libro... La danza final de Kali...

    “El colapso mental a través de la información: Bombardear con datos una mente. ¿Qué importa que sean ciertos o falsos? Lo que se busca es que la mente se entregue a la fuerza manipuladora, que la inteligencia llegue a su mismo límite de autonomía, que el criterio se rinda arrojando la toalla. Un hombre moderno medio se expone cada día a una cantidad de información mediática que es incapaz de asimilar en términos psicofisiológicos: telediarios, periódicos, internet, radio, televisión, publicidad, pop… el hombre moderno es incapaz de integrar esos datos en su conciencia. ¿Por qué se coloca al hombre moderno en una situación que le resulta insoportable? Pues precisamente porque es insoportable: la mente se rinde a tal sobre-estimulación, la capacidad cognitiva colapsa, y el runrún informativo se manifiesta triunfante como diabólico sustituto invertido del conocimiento.”

    ResponderEliminar
  4. Ibn Asad? Hace tiempo dejé sus lecturas... Retomaré. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Aquello que de ordinario denominamos “opinión pública” se basa sólo mínimamente en la experiencia personal del individuo y en sus conocimientos; depende más bien casi en su totalidad de la idea que el individuo se hace de las cosas a través de la llamada “información pública”, persistente y tenaz. La prensa es el factor responsable de mayor volumen en el proceso de la “instrucción política”, a la cual, en este caso se le asigna con propiedad el nombre de propaganda; la prensa se encarga ante todo de esta labor de “información pública” y representa así una especie de escuela para adultos, sólo que esa “instrucción” no está en manos del Estado, sino bajo las garras de elementos que en parte son de muy baja ley.

    ResponderEliminar
  6. Cuando leí que un miembro de la familia "real" sueca había dado positivo en el pcr, pensé que Suecia era el siguiente país en la lista

    ResponderEliminar
  7. De siempre nos han avisado, incluso en sus películas del sistema pero el borrego se lo toma como una simple cinta de distracción...
    https://www.youtube.com/watch?v=lsZ7BkjC67Y aconsejo esta enorme obra que nos explica clarito como funciona el mundo de hoy, en mi opinión de siempre pero con otros medios, cada época un medio pero el objetivo SIEMPRE es el mismo, control, sencillo de entender.

    ResponderEliminar