sábado, 19 de diciembre de 2020

LA NUEVA SUBNORMALIDAD



La “nueva subnormalidad” dice que tenemos que salir a la calle con bozal, y volver a casa antes de las 12:00 de la noche, que no podemos reunirnos con más de seis personas, y que debemos evitar bailar, cantar, reír o ser expresivos, porque podríamos atraer a ese patógeno tan peligroso que sale por televisión, y te ataca si no te portas bien.

La “nueva subnormalidad” dice que la hostelería (ultimo bastión estratégico de la economía de este país) debe ser limitada, perseguida y reprimida hasta su hundimiento definitivo, y que los espectáculos en directo deben realizarse en salas transformadas en campos de concentración, donde el público permanezca sentado obligatoriamente, separado y con sus correspondientes bozales, siendo fumigados con hidrogeles de manera regular y vigilados para que no se salten estos protocolos.

La “nueva subnormalidad” dice que no podemos celebrar la navidad como hemos hecho siempre, que tenemos que hacerlo con un numero de familiares reducido y controlado, sin cambiar de provincia y evitando el exceso de euforia porque eso podría atraer al famoso virus de la televisión.

La “nueva subnormalidad” dice que no formulemos preguntas, que confiemos en los expertos, que hagamos caso a los profesionales de la salud, y que nos dejemos inyectar una vacuna transgénica con A.R.N. sintético, previa firma de un certificado que exime a sus fabricantes de toda responsabilidad por si algo sale mal.

La “nueva subnormalidad” dice que la únicas noticias validas son aquellas que ofrecen los medios de comunicación oficiales, generosamente subvencionados por el gobierno, (con el dinero de nuestros impuestos), y afirma que toda información alternativa que difiera de esa versión, es un bulo, una noticia falsa, o un invento de terraplanistas y conspiranoicos maliciosos que fomentan el caos y deben ser castigados.

Como ser humano libre y soberano declaro que “la nueva subnormalidad” no es más que una colección de abusos e imposiciones ridículos e infantiloides sin ningún tipo de fundamento médico ni científico serio, que únicamente han sido concebidas para el control de la población y el sometimiento de la misma, utilizando el miedo y la ignorancia de una parte de la sociedad como arma principal, por tanto, me niego a cumplir ni una sola de estas imbecilidades y además invito a todo el mundo a hacer lo propio.

La “nueva subnormalidad” dice que vivir miserablemente y obedecer como putos borregos es algo bueno para nuestra salud….pero el sentido común nos dice que someternos a semejante despropósito perjudicaría gravemente nuestro sistema inmune y nos convertiría en indigentes mentales, condenados de por vida a una realidad lamentable e infame, así pues, que cada uno elija…pero piénsenlo bien antes, porque el resultado de esa elección determinará el devenir de su existencia … ¡¡fuck you nueva subnormalidad!!

Energía y Rock and roll para todos

Martín Sánchez

2 comentarios:

  1. Este Martín en cada escrito se supera si eso es posible, pues me van a llevar preso porque hemos decidido celebrarlo COMO EL AÑO pasado, cosas de los terraplanistas o conspiranoicos, bueno, a mi me han dicho siempre de todo, incluso "diarrea verbal"... pobrecillas mentes cortas que habitan internet y comentan sin saber comentar y sobre todo sin argumentos, en fin, Felices fiestas amigos y enemigos, el tiempo nos ponen a todos en el lugar que nos corresponde. Siempre. Pero estamos en fechas de paz y armonía y eso siempre viene bien y ellos se alegran de que os gastéis el dinero que nos dan para distraernos un poco, preparaos para el 2021, no se presenta nada bueno. Pero ahora estamos vivos y aquí, mañana... ya veremos.

    ResponderEliminar
  2. https://www.libertaddigital.com/opinion/fray-josepho/el-belen-del-vaticano-6690279/

    ResponderEliminar