domingo, 6 de diciembre de 2020

DETRÁS DE LAS APARIENCIAS



Nos encontramos continuamente con artículos que tratan el coronavirus como un problema sanitario, como un problema médico, sin caer en la cuenta de que la exageración con la que se está respondiendo a la pandemia y la estricta censura con la que se hacen callar las voces de los expertos que denuncian esta exageración y arremeten contra la política de confinamientos, no pueden venir, simplemente, de una errónea aproximación al problema. Tiene que ser intencionado.

El Covid-19 no es el fin, el objetivo, que se persigue, sino uno de los medios para conseguir que la gran mayoría de la humanidad acepte una nueva configuración social en todos sus aspectos –político, económico, educativo, policial, militar … Y este hecho es, precisamente, el que se oculta con este tipo de artículos, que nos proveen con una avalancha de datos, pero no dan luz sobre los resultados que el deep state espera obtener.

Sucede lo mismo con las elecciones en Norteamérica. Se discute sobre la legalidad de las mismas, sobre si ha habido o no fraude … cuando el problema es otro –el deep state ha decidido que con Trump y los republicanos le iba a ser difícil implementar su agenda, no así con los demócratas, que tienen en su haber al Pentágono, la CIA, el FBI y los medios de comunicación más relevantes del país. Carece de importancia, llegados a este punto, si ha habido fraude, si se ha amenazado a ciertos abogados y senadores, si se ha comprado a jueces … Europa hace semanas que ha felicitado a Biden, el mundo, y el hecho de que, al final, ganase Trump las elecciones, significaría que se trata de un gobierno, de una administración, contrario a la voluntad de la humanidad entera. Y en nombre de la humanidad, cualquier acción está justificada.

Por lo tanto, el hilo conductor para entender lo que está pasando en el mundo no es la forma en la que los gobiernos están tratando la pandemia o la legalidad de las elecciones en Estados Unidos, sino la implacable y devastadora materialización de la agenda del "Deep State".

Uzman García
(Fuente: https://despojosdeoccidente.org/)

7 comentarios:

  1. Pues sí, interpretar la realidad es más bien imposible si no se adquiere la perspectiva clave. Pero...¿cómo acertar?

    Ojalá sepamos aunque sea algún día qué es todo este circo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ♎ Esto es lo que lleva sucediendo toda la vida de este planeta: las disputas entre Enlil y Enky.
      Lo que se aprecia actualmente es que Enlil tiene más "poder" ahora que Enki.
      Ahora Enlil se resiste a tener que abandonar su supremacía porque su tiempo de mando ha acabado, y Enki, que llevaba eones desplazado, y también se tiene que retirar, quiere acabar su paso por la tierra, como un benefactor bueno y compasivo, por si acaso los humanos le reclamarán algo en el futuro, cosa que Enlil no persigue, pues lo que esté Satanás quiere es el fin de la humanidad, sus celos son terribles y lo carcomen.
      El aumento de frecuencias en la tierra es lo que les manda el DESTIERRO de este planeta.
      Digamosles a Dios.
      Saludos.

      Eliminar
    2. No deja de ser una imagen muy reveladora el "encierro planetario" con la excusa del falso bicho.
      Parece que tienen miedo de que algo entre.
      Quizás ya este dentro.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Y digo yo..esto de las elecciones USA no lo hablarian en las reuniones bilderberg? No es todo un plan preciso y meditado hace años?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace décadas, de hecho. Solo que, afortunadamente, quienes creen tener en su mano todos los resortes del poder y la manipulación no son infalibles, y en ocasiones su plan se trunca.

      Eliminar
  3. Ayer este blog ha expuesto un aporte o artículo donde se dice que en Francia los niños empiezan a padecer trastornos mentales, viendo algunos adultos y sus comentarios y acciones... no solo son niños, por desgracia para el resto que buscamos la verdad y no caer en las garras de las dictaduras con ideas sacadas de Oriente, que por cierto, son humanos. Vamos directo a una dictadura global de acción y control.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Vamos?
      Ya estamos en ella desde hace mucho solo que ahora empieza a ser dolorosamente descarada hasta para el "primer mundo".
      Esto es la manifestación de una guerra encubierta contra la humanidad por aquellas bestias astrales que no han sabido sino alimentarse de la ignorancia, dolor y carne humanas y que ven como llega su final inexorable.
      Su taradez les lleva a querer morir matando y como son cobardes por naturaleza y su mejor táctica ha sido siempre operar desde las sombras todo lo hacen a traves del control mental a través de los media fundamentalmente.

      Su absoluto fracaso es ya tan evidente que deja a la humanidad dividida entre quienes lo ven y quienes no.
      El animal TV se está liquidando a si mismo por no saber distinguir entre programación y conocimiento.



      Eliminar