martes, 17 de noviembre de 2020

EL LAVADO DE CEREBRO COVID, CALCADO DE LAS SECTAS (1ª PARTE)



“La manipulación consciente e inteligente de las opiniones y hábitos organizados de las masas juega un papel importante en una sociedad democrática. Los que manipulan este imperceptible mecanismo social forman un gobierno invisible que realmente dirige el país" (Edward Bernays, Propaganda, 1928).

Si la teoría del condicionamiento de Iván Pavlov es bien conocida, la teoría de la reflexología desarrollada por su rival, Vladimir Mijailovic Bekhterev, lo es menos. Sin embargo, no es menos relevante, especialmente en medio de una crisis sanitaria cada vez más dudosa, explotada por una élite cuyo objetivo declarado es imponer una "nueva normalidad" y vacunar al planeta.

Los métodos utilizados para hacernos aceptar esta "nueva normalidad" son prácticamente idénticos a los utilizados por ciertas sectas y se remontan a Bekhterev.

Antes de explorar los principales elementos de esta teoría y las tácticas manipuladoras de las sectas, veamos a lo que estamos sometidos diariamente. Nos centraremos en el Gobierno de Quebec, aunque no está en el origen de las tácticas utilizadas desde el comienzo de la crisis y sólo sigue la corriente impuesta.

Desde hace meses, el Gobierno de Quebec nos ha venido dando regularmente conferencias de prensa, en las que se nos ha dicho que debemos "seguir protegiéndonos", que el mundo nunca será el mismo "mientras no tengamos una vacuna" y que debemos "seguir las instrucciones", o de lo contrario seremos castigados.

Como si eso no fuera suficiente, y ya que nuestro buen gobierno se preocupa por nuestra salud, los anuncios de COVID se reproducen una y otra vez en la televisión, la radio y en las tiendas, recordándonos que nos lavemos las manos, guardemos distancia, usemos la máscara, etc.

Nos están infantilizando.

Agregue a eso las noticias diarias con la foto del Primer Ministro junto al eslogan "seguimos protegiéndonos", otros innumerables artículos sobre COVID, el recuento de muertes, casos y hospitalizaciones en la portada de muchos medios de comunicación, los artículos y discursos casi diarios sobre "los conspiradores", a los que se asocian todos los discursos detonantes y la ausencia casi total de puntos de vista disidentes, y tenemos todos los ingredientes para un buen lavado de cerebro.


Ah, no olvidemos un elemento crucial: el confinamiento.

Así que tenemos los 5 ingredientes esenciales de una buena secta:

- Establecimiento y la repetición de un discurso por parte de las autoridades

- Imposición de normas estrictas a seguir

- Castigo por desobediencia

- Reprobación, represión, censura y ostracismo de los disidentes

- Aislamiento

La teoría de Bekhterev de la reflexología: disminuir la resistencia, aumentar la sugestionabilidad

Según Randal Marlin, autor de Propaganda and the Ethics of Persuasion, los escritos de Bekhterev "han dejado su huella en las formas de persuasión soviéticas y nazis, así como en los métodos de reclutamiento empleados por algunas sectas contemporáneas".

egún Bekhterev, se necesitan tres condiciones objetivas para reducir la resistencia y hacer que las multitudes sean más sugestionables:

1. [El] confinamiento en la misma posición durante largos períodos de tiempo: "cuanto más inmovil esté el objetivo, mayor será la fatiga, menor será la resistencia al intento de influir tanto en la esfera personal como en la general, y más impactante será el acontecimiento psíquico final";

2."La concentración prolongada en un mismo tema (generalmente el líder y su discurso) socava la capacidad de concentración. Cuanto más tiempo se requiera la atención en el objetivo, mayor será la pérdida de control de la atención consciente y menores las posibilidades de resistir al intento de influencia mediante la búsqueda de contra-argumentos".

3. "Los métodos demagógicos del líder, acompañados de gestos y expresiones faciales apropiadas [que] determinan la uniformidad del estado de ánimo, que a su vez define la dirección de la atención activa de la multitud, ya que un aumento del estado de ánimo se asocia con la disposición a actuar."

Estamos confinados, aislados unos de otros, bombardeados con mensajes y noticias sobre el COVID y tenemos derecho al humor siniestro de François Legault, la amenaza de Horacio "chico malo" Arruda, al aire serio de Christian Dubé y/o el tono autoritario de Geneviève Guilbault frente a un gran coche blindado de la policía. Exigen que todos obedezcamos sus reglas totalitarias (sí, totalitarias), sin saber en qué se basan. La desobediencia conduce a la culpa, al ostracismo y a multas como castigo.

Especialmente el chico malo.



El miedo juega un papel importante en este lavado de cerebro, como explicamos en La Epidemia del Miedo, La Fundación Gates y Big pharma.

El lavado de cerebro y las tácticas de las sectas

En Age of Propaganda: The Everyday Use and Abuse of Persuasion, de Anthony Pratkanis y Elliot Aronson, ambos profesores de psicología, hay un capítulo irónicamente titulado "Cómo convertirse en líder de una secta".

Los métodos evocados guardan un parecido sorprendente con aquellos a los que estamos sometidos actualmente. Las sectas simplemente usan métodos de propaganda probados para "lavar el cerebro" a sus seguidores.


El término "lavado de cerebro" se usó originalmente para referirse a las tácticas persuasivas empleadas por los chinos con los prisioneros de guerra estadounidenses en los campos. Los autores explican:

"Estos campos eran entornos totalitarios en los que los secuestradores lograban controlar los pensamientos de los prisioneros de guerra controlando todas las fuentes de información y recompensando y castigando los pensamientos apropiados e inapropiados respectivamente. "(Es la autora que hace énfasis en todas las citaciones)

Podemos establecer fácilmente un paralelismo con el actual control de la información, desde la censura absoluta hasta los innumerables artículos que se ensañan contra los llamados conspiradores, pasando por los "verificadores de hechos independientes", que son independientes sólo de nombre y atacan todos los puntos de vista divergentes con el fin de desacreditarlos y desalentar el cuestionamiento del discurso dominante.


Estar de acuerdo con el punto de vista oficial (pensamientos apropiados), te convierte en una persona sana, mientras que estar en desacuerdo (pensamientos inapropiados), conduce a la desaprobación, la culpa, los ataques personales y el rechazo por parte del gobierno y las elites de los medios de comunicación, un rechazo que se propaga insidiosamente en las familias. Si hablas en contra del discurso dominante, eres un conspirador inculto, un egoísta, una amenaza pública, etc.

Los medios de comunicación tradicionales, por su total falta de respeto a los valores fundamentales del periodismo, que son el respeto a los hechos y los puntos de vista, son el foco de división de la población. Sin embargo, proyectan acusando a los que critican el discurso oficial de romper familias, sin importar si su crítica se basa en hechos verificados y comprobables.

Por un lado tenemos la buena palabra martillada por el gobierno y los medios oficiales, observada religiosamente por los "buenos" ciudadanos. Por otro lado, inevitablemente tenemos el mal, propagado por los llamados conspiradores anti-máscara, herejes de los tiempos modernos.

Nos hemos encerrado en una lógica maniquea del bien y del mal manipulando nuestra necesidad fundamental de pertenencia. El cuestionamiento del discurso dominante da lugar a la exclusión social y muchos permanecen en silencio para no sufrir este oprobio.

Secta COVID: las 7 etapas del adoctrinamiento

Examinemos ahora las siete etapas para convertirse en un gurú de la secta según Pratkanis y Aronson, que en la segunda parte del artículo aplicaremos al discurso del COVID:

1.Crear su propia realidad social

2.Crear un granfallo (un término acuñado por Kurt Vonnegut que significa "una agrupación de seres humanos orgullosa y ridícula")

3.Crear compromiso mediante una trampa de racionalización

4.Establecer la credibilidad y el encanto del chef

5.Enviar miembros para hacer proselitismo

6.Distraer a los miembros evitando que tengan pensamientos "no deseados".

7.Fijar la visión de los miembros en un fantasma.


(Fuente: http://www.verdadypaciencia.com/)

5 comentarios:

  1. Es tan verídico como demoledor. No sé si irme preparando para vivir el resto de mi vida como perdedora 100% de una batalla muy crucial. Habrá que intentar mentalizarse.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    cortometraje, por si es de su interés:

    El Aviso
    vimeo.com/458442934
    pass: zerkalo

    Gracias


    ResponderEliminar
  3. MIEDO Y CONTROL Y MANIPULACIÓN MENTAL
    "Una vacuna es necesaria ahora para proteger la salud pública y permitir que las personas regresen cómodamente al trabajo y a la escuela.” ¿Y poder ir a comprar a las tiendas? ¿Viajar? ¿Vivir? Cuidado con este postulado. No se necesita la fuerza bruta para "obligarnos"... Cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La publicidad del Rodilla dice "Todavía no podemos tocarnos pero sí podemos sonreírnos." Aparte de las ganas de vomitar que produce tal mensaje, ¿ya están avisando de lo que se puede y lo que no? Nos obligan a las cosas sin necesidad de fuerza bruta, es verdad.

      Eliminar
    2. Todo el planeta es ya (para los que lo pueden ver) un experimento psicológico a gran escala.
      Solo pueden inducir el miedo (el hecho real es siempre mucho menor) para que nos equivoquemos "libremente".
      Así ha sido desde siempre.
      Por eso las "víctimas" no dejan de ser cooperadores imprescindibles ya sobre si mismos ya sobre los que tienen poder.
      El libre albedrío está intacto pero no ejercido por el miedo.Falta de conocimiento.

      No te tiran por un precipicio tan solo te distraen y te dicen que no hay peligro para que tu solito camines hacia el abismo.
      O lo contrario decir que hay un gran peligro que no es tal para que consintamos ser protegidos por los mismos verdugos.
      Es el poder corrupto el que está en las últimas no nosotros.No lo olvideis.
      Esto que llamamos vida no es más que un sueño muy corto en el que algunos despiertan y otros siguen soñando a expensas de los que suministran las pesadillas.

      La credulidad y complicidad durante generaciones en un sistema corrupto vuelve corruptos a los que no quieren saber.

      Eliminar