domingo, 11 de octubre de 2020

PANDEMIA POLÍTICA, GUERRA HÍBRIDA Y EL ESTADO DEL TERROR



Las etapas de esta PLANDEMIA se van sucediendo con una pasmosa efectividad. Todo estaba atado y bien atado desde hace décadas.

Han inmovilizado a la mayoría de la población a través de la propaganda del terror, amplificando artificialmente la incidencia de una nueva y mediática enfermedad que tiene una tasa de mortalidad inferior al 0,1% de la población, una enfermedad cuyo agente causante necesita recombinarse con “algo” aún secreto, para ser una potencial amenaza.

Eminentes especialistas descartan que el Covid-19 sea el causante principal de la muerte de los fallecidos oficialmente por covid-19. Incluso se han inflado las cifras de portadores del Covid-19 deliberadamente desde los gobiernos. 


El propio inventor de las pruebas PCR que se utilizan hoy para detectar Covid-19, dijo que su invento no sirve para detectar enfermedades. La PCR “amplifica muestras genéticas, puedes encontrar cualquier cosa con la debida amplificación de datos”. 

El inventor de los PCR murió repentinamente de una “neumonía” en pleno verano, cuatro meses antes del inicio de la plandemia. 

La guerra híbrida de la élite contra el pueblo utiliza a los mass media como uno de sus principales brazos ejecutores. Éstos se encargan de propagar el terror con “las cifras de contagiados”. 
 
El “contagiado” es una persona sana o con otras patologías o enfermedades, que da positivo a una determinada secuencia de genes previamente definida por la élite. No importa si tienes gripe, conjuntivitis, o estás sano. Cualquiera, enfermo o no, puede dar positivo a una determinada secuencia de genes amplificada. Y los genes amplificados no contagian. Porque eso, y no otra cosa, son los PCR, detectores de secuencias de genes, no detectan enfermedades o cargas virales de ningún tipo. Por lo tanto no detectan ni contagiados ni contagiadores de nada. 

Desgraciadamente, Kary Mullis, el inventor de la prueba, no podrá alegar nada, para alivio de los ideólogos de la plandemia. 

Mientras, políticos y medios de comunicación, ambos peones de la guerra híbrida que la élite está ejecutando contra todos nosotros, se encargan de hablar de cientos de miles de contagiados producto de sus pruebas PCR, parte también de esa guerra híbrida contra el pueblo Con ello confinan ciudades enteras y dejan en la miseria económica a cientos de miles de ciudadanos. 

Mientras, se obliga al pueblo a llevar bozal por la calle para protegerse de una pandemia “hollywoodiense” basada en test que no detectan enfermedades. Masas con bozal atemorizados los unos de los otros y que miran al disidente del bozal poco menos que como un criminal. Todo ello atado y bien atado a través del terror esparcido por politicos y medios de comunicación. 

Es la guerra híbrida que ataca perfectamente a todos los resortes psicológicos de la población que ignora estas tácticas del poder. 

Mientras tanto se acerca la siguiente etapa de esta escenificación global, la vacuna contra un virus “hollywoodiense” al que sobrevive el 99;99% de la población mundial. 

Una vacuna que será obligatoria para poder viajar, trabajar y convivir dentro de este sistema corrupto e hipócrita que prohíbe las duchas de las playas y permite los parquímetros de la zona azul. 

Una vacuna con una llave en su interior para abrir y someter nuestro organismo a los manejos de la élite. 

Por eso hay tanta prisa, y por eso hay tanto miedo que difundir. La vacuna será el Caballo de Troya que abrirá las puertas de nuestro organismo al nuevo supervirus que pronostica Bill Gates que llegará en unos años. 

La élite busca su genocidio en masa, esto solo es una fase de pruebas para ver lo fácil que es manejar a la gente a través del terror y la propaganda. 

La siguiente fase será terrible, se echará la culpa a algún grupo terrorista imaginario de esos que utiliza la élite de manera encubierta para sus planes. 

Pero antes deben vacunar con la nueva sustancia a millones de habitantes del planeta, después activarán la fase 2 y ahí sí que encontrarán lo que buscan. 

¿Cómo es posible que la gran mayoría de personas sigan creyendo en los medios de comunicación al servicio de los amos del dinero, los mismos que buscan nuestro sometimiento y nuestra destrucción?.

¿Tan idiotas somos que estarán destruyéndonos y seguiremos creyendo en su miedo ?. 

¿Es la especie humana una especie de estúpidos incapaces de ver más allá de lo que le ponen frente a su cara ?. 

Levántate y piensa o muy, muy pronto, será demasiado tarde, estimado amigo.


2 comentarios:

  1. "La esclavitud más denigrante es la de ser esclavo de uno mismo"
    -Séneca-

    ResponderEliminar
  2. Mi dosis la regalo para los mierdas o sus madres, si quieren morir o dejarse matar o algo peor, allá ellos, las vacunas no pueden ser testadas en meses, se necesita años de ensayos y error para ser efectivas, los mierdas se creen que somos antivacunas, nada más lejos de la verdad, algunas son necesarias en el mundo, para viajar a selvas tropicales, países complejos y tercermundistas, pero ese INTERÉS en poner vacunas a todo los habitantes del planeta por un virus que NO mata, no me digáis que no es por lo menos sospechar de algo "raro", no llevo el bozal siempre que puedo, claro que voy a morir, incluso de un trueno en un día de tormenta, pero no por ello dejo de salir los días de lluvia. Voy a contar una cosa que parece que se ha olvidado, el ser humano NO es inmortal y que convivimos con virus y bacterias desde que nos bajaron del árbol, dios, su madre o quien sea, siempre hemos vencido a los elementos que conviven con nosotros, si este virus existe, también se le vencerá con la inmunidad de grupo, como siempre, pero no existe y lo que se persigue todos, pocos, lo sabemos. Suerte a todos, la vamos a necesitar, si la suerte existe.

    ResponderEliminar