miércoles, 28 de octubre de 2020

LAS NORMAS SON PARA LA PLEBE, LAS EXCEPCIONES PARA LA CLASE DIRIGENTE



No es verdad que en este país ya no quepa un tonto más. Lo que no caben son más hipócritas. Que el cupo está sobrepasado lo demostró la fiesta del diario de Pedro J. Ramírez celebrada el pasado lunes en el Casino de Madrid, donde se dio cita la élite política y empresarial en un número ciertamente superior a esas seis personas que deberían -según sus dictámenes- ser el máximo admitido en las reuniones sociales. Ellos pueden saltarse las normas, el ciudadano de a pie debe ser sumiso y obedecer. Entre los asistentes, el propio Ministro de Sanidad, además de los de Justicia, Defensa y Cultura, la fiscal general del estado, la líderesa de Ciudadanos y la cúpula del PP.



Si el lector quiere conocer la lista exhaustiva de convocados a este macro-botellón fino, "Astillas de realidad" se complace en compartirla:

Hacer click sobre la imagen para ampliar (la indignación)

Acuérdate, cuando te pidan sacrificios extremos, del ejemplo que están dando ("Haz lo que yo diga y no lo que yo haga").

Y, por favor, no repitas mecánicamente las consignas que estos cínicos dictan. Además de lo cansino que resulta, estás dándoles la razón en considerarte un memo. Si obedeces a mentirosos te estás degradando a tí mismo/a. Y la catadura moral de esta gentuza ya ha quedado suficientemente acreditada.


(posesodegerasa)

4 comentarios:

  1. Lo he leído esta mañana y en algunos medios lo han dicho también, verguenza ajena es poco, y si, no cabe un idiota más en España, el cupo está cubierto, leo que muchos defienden las gestiones de Perro Sánchez incluso las justifican pero no se dan cuenta que ellos no CUMPLEN lo que nos dictan al resto, Francina Armengol, presidenta de Baleares, también fue "pillada" tomando unas copas con más de 6 personas en un bar por la noche fuera del horario que ella misma impuso, luego pidió perdón, a los tres días y sus súbditos le han perdonado, ¿idiotas?, es poco, pero como tu sabes, es lo que hay y es lo que tenemos. Vacaciones, playas, globos, salidas en la TV, ellos si, tu, yo y el resto no, multas de entre 300 y 6000 euros. Viva Venezuela... perdón, España.
    Saludos y buen articulo.

    ResponderEliminar
  2. La sangre la tengo ahora a unos 95° grados más o menos.

    Prácticamente han inventado la incoherencia y el abuso de poder.

    El enigma es cuánto carrete les queda aún. Qué gentuza despreciable, pero desgraciadamente privilegiadamente poderosa. Puaj.

    ResponderEliminar
  3. Lo de estos sátrapas sin escrúpulos no tiene calificativo.
    O están buscando la provocación, para que ardan las calles y tener la excusa perfecta para implantar mayor represión o simplemente, como saben de qué va la farsa, tienen al pueblo acojonado y bajo control y se sienten impunes e inmunes.

    Pero lo peor de todo es que la gente, aún con tal cúmulo de pruebas, que evidencian la monumental estafa que es el tema covibicho, se niega a verlo y acata con mansedumbre bovina, todas las tropelías, cacicadas y conculcación de derechos que les echen.

    ResponderEliminar