sábado, 31 de octubre de 2020

GRAFITTIS EN UN CENTRO DE SALUD DE VICÁLVARO: VERDADES COMO PUÑOS

 





2 comentarios:

  1. Hoy por la noche hemos visto y algunos vivido porque hemos ido a una manifestación en contra de las normas y leyes injustas con los ciudadanos que nos dicen que nos quieren salvar de un virus pero nos arruinan la vida, incluida la mía, por circunstancias que no vienen al caso mi vida está resuelta, pero soy de los que practican con el ejemplo y si hay una revuelta social, participo, creo en la fuerza para defender mi modo de vida y mi modo de ver la libertad individual, sin fuerza no hay derechos, las palabras suaves, lo políticamente correcto no llenan neveras ni pagan viviendas, ayer fue en Sevilla, Bilbao, anteayer Italia, Paris, hoy Barcelona y cuando he llegado a casa leo que también en Burgos, la mecha prende muy fácilmente, nos están arruinando la vida, parados, empresas cerradas, negocios cerrados y sus dueños sin cobrar pero se les pide el alquiler y pagar el género, nos decían en las calles algunos mierdas, negacionistas, a uno le he cogido del pecho y le he recriminado, no niego nada imbécil, me estoy quedando en paro y esta gente trabajan en bares y restaurantes… reconozco que se han “colado” algunos que no son “pacíficos”, pero de esos siempre hay o los “colocan” para romper protestas legales, había permiso para ello, pero el miedo, la indignación la precariedad LA TENEMOS YA ENCIMA, si esto no se ve es que somos aparte de borregos, ciegos. Somos ciudadanos libres y no quiero vivir de limosnas, no quiero ver pobreza a mí alrededor, no quiero ver como cierran los negocios de mis vecinos y sobre todo, no hay cojones a ponerme de rodillas, no me arrodillo ni ante dios muchos menos a un mono… Esto no va a quedar sin respuesta. El miedo tiene un límite y ese límite lo pongo yo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien dicho, gracias Buscador

    ResponderEliminar