sábado, 31 de octubre de 2020

VIOLENTA EXPULSIÓN DEL PARLAMENTO ITALIANO DEL DIPUTADO VITTORIO SGARBI POR NO LLEVAR BIEN LA MASCARILLA


La paranoia generalizada de los falsos positivos PCR y el humillante bozal no tolera disidentes que echen en cara su aborregamiento a la masa.

PEDRO SÁNCHEZ HA VENDIDO ESPAÑA AL BANCO MUNDIAL Y AL F.M.I.



El presidente del gobierno mantendrá las cuarentenas y cercados perimetrales hasta declarar el estado de quiebra, y pondrá a España en manos del Banco Mundial y el FMI. Otros países, como Italia y Grecia, irán después, hasta que el Banco Mundial pueda declarar estados de emergencia económica y pilotar el paso de las quebradas economías mediterráneas a una economía socialista. China tutelaría este nuevo comunismo a través de la hegemonía de la Deuda contraída por nuestros bancos centrales y corporaciones con la banca asiática, que ya es la mayor del mundo


El Banco de Pagos Internacional de los Rothschild con sede en Basilea impondrá al Banco Mundial y a la ONU que decreten el ESTADO DE QUIEBRA de una lista de países que empezará por España, y seguirá por Grecia, Italia, y Francia. Portugal aguantará más porque su deuda adquirida será menor. En el caso de Francia querrá entrar en un tandem con Alemania, cuyas principales corporaciones como el Deutsche Bank, Commerzbank, su compañía de correos, transportes y ferrocarriles han tocado ya el techo de rescate y endeudamiento.

El Banco Mundial y el FMI se declararán a sí mismos en quiebra ante la imposibilidad de emitir más moneda física, que ya solo será electrónica o en microchip, y la economía europea será entregada a un holding banquero asiático liderado por China.

Ni que decir tiene que esta agenda ya pactada con la masonería jázara francesa y promovida por la agenda comunista globalista tiene posible respuesta. Pero se llegue a lo que se llegue, y para cuando lleguemos la financiación que se obtenga ha de pasar por la banca asiática china que finalmente y ante el estado de penuria, hambre, y necesidad establecerían un reparto a lo Yalta pase lo que pase y con una población reducida dos tercios que necesitará dos décadas con un ejército ya operado en su mayoría por robots con una minoría humana dirigida por bancos chinos, a su vez dirigidos por los Rothschild.

Rusia es la única potencia cuyo banco central ahora es libre e independiente como su soberanía y ejército, por eso van a intentar provocarles una guerra desde el mar Báltico con Suecia, y por el Mar Negro. Algo que está por ver dado el alto nivel de tecnología militar aún no superado por ninguna otra potencia, y que puede llegar a cambiar la agenda del NOM al menos un poco, ya que de momento Rusia depende de colocar petróleo en la Europa de los Rothschild como el resto de países. Y a su vez lograrán su principal objetivo de China y el nuevo orden mundial liderado por China y la ONU: frenar la producción, la distribución, y el consumo de petróleo en Europa para acabar de paralizarla además de con el covid 19.


La gran sorpresa pueda venir de la rotura de los grandes acuerdos de cooperación de los países del Golfo que no darían su apoyo al NOM comunista cuando avancen aún más sus posiciones de control global.

La UE se disolverá técnicamente después de que el Banco Central Europeo se declare en estado de quiebra y se derogue el Tratado de Schengen con el cierre de fronteras. El BCE pasará a ser tutelado por el Banco Mundial, que para 2022 estará dirigido por un equipo de presidencia chino, así como la ONU. A partir de ese momento (marzo de 2022) EEUU declarará la guerra abierta a China. Y los primeros países intervenidos como España e Italia disolverán el ejército soberano para entregarlo al Banco Mundial dirigido por un holding de corporaciones y bancos chinos que se están creando en estos momentos. Los cuatro mayores bancos del mundo ya son chinos: entre los quince bancos de mayor tamaño del mundo se encuentran cuatro chinos (Industrial & Commercial Bank of China, China Construction Bank, Agricultural Bank of China y Bank of China), cuatro japoneses (Mitsubishi UFJ Financial Group, Japan Post Bank, SMBC Group y Mizuho Financial Group), uno suizo (HSBC), cuatro estadounidenses (JP Morgan Chase, Bank of America, Citigroup y Wells Fargo) y dos franceses (BNP Paribas y Crédit Agricole), de acuerdo con un informe sobre el futuro de la banca elaborado por PwC”.

La gran penuria y hambruna occidental, lograda con un virus salido de China, ha logrado mediante cuarentenas intermitentes impuestas por los bancos asiáticos dirigidos por los Rothschild bloquear definitivamente la economía occidental. Una penuria provocada artificialmente por el Covid 19, cuyo origen, sospechosamente, ningún dirigente mundial salvo el presidente Trump cuestiona. Puede ser China o el propio EEUU desde laboratorios de corporaciones de George Soros y Bill Gates.

Las grandes corporaciones de Soros, como AMAZON controlada por Bezos, DIA supermercados, controlarán tanto el reparto de correo y comida como la decisión de quiénes comerán o no. Será un hambre tecnológica con una intendencia al estilo siglo XXI con la llamada ´Logística´ controlada por ordenadores cuánticos como Charlie en el estado de Washington y grandes grupos sionistas como Amazon, DIA, Mercadona (Wallmart en los EEUU), y transportes marcados por Prosegur y el CETA repartido ahora a los bancos asiáticos desde Rotterdam y Canadá .

Solo Donald Trump puede llegar a pelear contra el Nuevo Orden Mundial que dirigirá China, colonizada por los Rothschild. Aunque conociendo el nuevo modelo banquero norteamericano, que imita al modelo banquero chino, lo que veremos será más bien un show acordado y pactado cuyo objetivo sea la creación de campos de concentración y exterminio para dar un empujón a la eugenesia comenzada por el modelo Covid19. Soltarán virus más potentes y guerras localizadas aunque controladas dónde usarán las nuevas bombas de neutrinos de efecto nuclear controlado probadas por Israel en Yemen y ahora producidas ya en los EEUU y China.


La declaración de quiebra será probablemente en el año 2022, y el objetivo del NOM es el decreto de Ley Marcial permanente, y un ejercito que se disolverá para convertirse en un ejército privatizado operado por las grandes corporaciones de las trece familia sionistas y que comenzará a operar en los países mediterráneos comenzando por España, Italia, Grecia, y Francia.

La declaración de Ley Marcial se justificará en como respuesta a los disturbios callejeros que irán generalizándose hasta crear un clima de caos absoluto. Los choques callejeros parecerán espontáneos, pero seguirán un patrón identificable, que va desde el "uniforme Nike" de los radicales hasta el protagonismo de menas a los que parece que la legalidad no incumbe en absoluto. Parecerán no querer el gobierno de Pedro Sánchez cuando han sido pagados y organizados por el mismísimo Sánchez y la izquierda radical comunista anarquista coordinados por la Open Society.

En concreto, los grupos españoles están organizados desde los EEUU e Israel por Jeff Cohen y Norman Solomon, co-fundadores de la RootsAction progresista de extrema izquierda, que dispone de más de 1,3 millones de miembros activos. Y provienen de movimientos callejeros anarquistas activados por Joe Biden para desestabilizar la calle y derrocar a Donald Trump en las elecciones norteamericanas.

China está organizando escenarios de enfrentamiento civil y guerra en ciudades de los países pigs más afectados por la Deuda con la banca china como España e Italia. La organización de estas respuestas controladas tiene por eso algo de guión y actuación de cine, dónde los manifestantes parecen zombies avanzando, y se graba desde lejos para evitar detalles de identificación de los actores sacados de la izquierda radical.

La idea es que haya gente que se anime, y que sus organizadores callejeros cobren para luego inspirar a la derecha, y así caer en la trampa de una revolución callejera de justificada represión política que obligará a la salida del ejército a lo largo desde mayo 2021 (por eso lo ha firmado el presidente Pedro Sánchez sin ni siquiera conocer el desarrollo de la mini pandemia -algo inaudito hasta la fecha-, del primer virus que no muta para una quiebra inducida de la banca española e italiana), que se ha acordado en las llamadas internamente Cumbres de Doñana que se asimilan a las también llevadas por Hillary Clinton en el Rancho Mirage de California también en dos cumbres y cuyo tema fue principalmente banquero para entregar la soberanía norteamericana a China mediante el canje de paquetes de hipotecas subprimes.

La diferencia es que en las dos Cumbres secretas de Doñana en Las Marismillas (otra parelela con la primera de Doñana en Fort de Brégançon), se ha canjeado no solo la deuda bancaria, sino la privatización del ejército que será comunista corporativo chino de los nuevos bancos asiáticos más grandes del mundo liderado por los Rothschild y su delfín George Soros que han puesto sus infraestructuras bancarias y logísticas a merced de China. La estrategia ha sido la entrega de metadatos de las agencias de inteligencia públicas y privadas al conglomerado banquero que dirigen las ya ahora finanzas del estado que estaban integradas en presupuestos generales que en 2022 acabarán pasando directamente a la banca asiática.

(Artículo completo en https://eladiofernandez.wordpress.com/)

LEYES Y TRATADOS INTERNACIONALES QUE NOS PROTEGEN DE LA OBLIGATORIEDAD DE LA VACUNA



Pese a la evidente intención de los gobiernos títeres de la OMS de proceder a la vacunación obligatoria de toda la población, aún hay diques legales que oponer a esta medida, a todas luces ilegal. A continuación expongo un listado, que no es exhaustivo, de las leyes y acuerdos que nos amparan a quienes queremos vivir en libertad, y no controlados por nanotecnología:

Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)
(http://tratadoseuropeos.eu/Documentos/Declaracion_Universal_de_los_Derechos_Humanos.pdf)

Artículo 3: Toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Artículo 5: Nadie será sometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Artículo 30: Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

Código de Nüremberg (1947), principios orientativos de la experimentación médica en seres humanos (http://www.bioeticanet.info/documentos/Nuremberg.pdf)

Artículo 1: Es absolutamente esencial el consentimiento voluntario del sujeto humano. Esto significa que la persona implicada debe tener capacidad legal para dar consentimiento; su situación debe ser tal que pueda ser capaz de ejercer una elección libre, sin intervención de cualquier elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción u otra forma de constreñimiento o coerción; debe tener suficiente conocimiento y comprensión de los elementos implicados que le capaciten para hacer una decisión razonable e ilustrada

Artículo 2: El experimento debe ser tal que dé resultados provechosos para el beneficio de la sociedad, no sea obtenible por otros métodos o medios y no debe ser de naturaleza aleatoria o innecesaria.

Artículo 5: No debe realizarse ningún experimento cuando exista una razón a priori (" a priori" conocimiento que es independiente de la experiencia) para suponer que pueda ocurrir la muerte o un daño que lleve a una incapacitación (...).

Artículo 7: Se debe disponer de una correcta preparación y unas instalaciones adecuadas para proteger al sujeto de experimentación contra posibilidades, incluso remotas, de daño, incapacitación o muerte.

Declaración de Ginebra (1948), versión actualizada del juramento hipocrático, recoge los principios éticos de la profesión médica
(https://www.1aria.com/contenido/legislacion/juramento-ginebra)

Prometo solemnemente:

- Velar ante todo por la salud y el bienestar de mi paciente;

- Respetar la autonomía y la dignidad de mi paciente;

- Velar con el máximo respeto por la vida humana;

(...)

- No emplear mis conocimientos médicos para violar los derechos humanos y las libertades ciudadanas, incluso bajo amenaza;


Tratado de Helsinki
(1964), conjunto de principios éticos para la investigación médica en seres humanos
(https://www.wma.net/es/policies-post/declaracion-de-helsinki-de-la-amm-principios-eticos-para-las-investigaciones-medicas-en-seres-humanos/)

Artículo 9: En la investigación médica, es deber del médico proteger la vida, la salud, la dignidad, la integridad, el derecho a la autodeterminación, la intimidad y la confidencialidad de la información personal de las personas que participan en investigación. La responsabilidad de la protección de las personas que toman parte en la investigación debe recaer siempre en un médico u otro profesional de la salud y nunca en los participantes en la investigación, aunque hayan otorgado su consentimiento.

Artículo 17: Toda investigación médica en seres humanos debe ser precedido de una cuidadosa comparación de los riesgos y los costos para las personas y los grupos que participan en la investigación, en comparación con los beneficios previsibles para ellos y para otras personas o grupos afectados por la enfermedad que se investiga.

Artículo 20: La investigación médica en un grupo vulnerable sólo se justifica si la investigación responde a las necesidades o prioridades de salud de este grupo y la investigación no puede realizarse en un grupo no vulnerable.

Artículo 25: La participación de personas capaces de dar su consentimiento informado en la investigación médica debe ser voluntaria.

Artículo 26: En la investigación médica en seres humanos capaces de dar su consentimiento informado, cada participante potencial debe recibir información adecuada acerca de los objetivos, métodos, fuentes de financiamiento, posibles conflictos de intereses, afiliaciones institucionales del investigador, beneficios calculados, riesgos previsibles e incomodidades derivadas del experimento, estipulaciones post estudio y todo otro aspecto pertinente de la investigación. El participante potencial debe ser informado del derecho de participar o no en la investigación y de retirar su consentimiento en cualquier momento, sin exponerse a represalias. (...) Después de asegurarse de que el individuo ha comprendido la información, el médico u otra persona calificada apropiadamente debe pedir entonces, preferiblemente por escrito, el consentimiento informado y voluntario de la persona.



Declaración de Lisboa sobre los derechos del paciente (1981)
https://www.wma.net/es/policies-post/declaracion-de-lisboa-de-la-amm-sobre-los-derechos-del-paciente/)

Apartado 3a: El paciente tiene derecho a la autodeterminación y a tomar decisiones libremente en relación a su persona.

Apartado 3b:El paciente adulto mentalmente competente tiene derecho a dar o negar su consentimiento para cualquier examen, diagnóstico o terapia

Declaración de Siracusa
(1984), promulgada por la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas
(https://www.civilisac.org/civilis/wp-content/uploads/principios-de-siracusa-1.pdf)

5. No se impondrá ninguna limitación al ejercicio de los derechos humanos a menos que así lo disponga una ley nacional de aplicación general que sea compatible con el Pacto y esté en vigor al momento en que se aplique la limitación.

6. Las leyes que impongan limitaciones al ejercicio de los derechos humanos no serán arbitrarias o irrazonables.

7. Las normas jurídicas que limiten el ejercicio de los derechos humanos serán claras y accesibles a todo el mundo.

8. La ley ofrecerá salvaguardias adecuadas y recursos eficaces contra la imposición o aplicación ilegal o abusiva de limitaciones a los derechos humanos.

Parte II, 1: Ningún Estado, ni siquiera en situaciones de excepción que amenacen la vida de la nación, podrá suspender las garantías contenidas en el Pacto con respecto al derecho a la vida; a no ser sometido a torturas, ni apenas o tratos crueles, inhumanos o degradantes; a no ser sometido sin libre consentimiento a experimentos médicos o científicos; a no ser sometido a la esclavitud ni a ser servidumbre no voluntaria; el derecho a no ser encarcelado por no cumplir una obligación contractual; el derecho a no ser condenado a una pena más grave en virtud de una legislación penal retroactiva; el derecho a ser reconocido como una persona ante la ley; y el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Estos derechos no admiten derogación en ninguna condición aún cuando se afirme que su propósito sea defender la vida de la nación.


Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos
(2005), proclamada por la Unesco
(http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=31058&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html)

Artículo 5 (Autonomía y responsabilidad individual):

Se habrá de respetar la autonomía de la persona en lo que se refiere a la facultad de adoptar decisiones, asumiendo la responsabilidad de éstas y respetando la autonomía de los demás.

Artículo 6 (Consentimiento)

1. Toda intervención médica preventiva, diagnóstica y terapéutica sólo habrá de llevarse a cabo previo consentimiento libre e informado de la persona interesada, basado en la información adecuada. Cuando proceda, el consentimiento debería ser expreso y la persona interesada podrá revocarlo en todo momento y por cualquier motivo, sin que esto entrañe para ella desventaja o perjuicio alguno.

2. La investigación científica sólo se debería llevar a cabo previo consentimiento libre, expreso e informado de la persona interesada. La información debería ser adecuada, facilitarse de forma comprensible e incluir las modalidades para la revocación del consentimiento. La persona interesada podrá revocar su consentimiento en todo momento y por cualquier motivo, sin que esto entrañe para ella desventaja o perjuicio alguno. Las excepciones a este principio deberían hacerse únicamente de conformidad con las normas éticas y jurídicas aprobadas por los Estados, de forma compatible con los principios y disposiciones enunciados en la presente Declaración, en particular en el Artículo 27, y con el derecho internacional relativo a los derechos humanos.

3. En los casos correspondientes a investigaciones llevadas a cabo en un grupo de personas o una comunidad, se podrá pedir además el acuerdo de los representantes legales del grupo o la comunidad en cuestión. El acuerdo colectivo de una comunidad o el consentimiento de un dirigente comunitario u otra autoridad no deberían sustituir en caso alguno el consentimiento informado de una persona.

Artículo 16 (Protección de las generaciones futuras)

Se deberían tener debidamente en cuenta las repercusiones de las ciencias de la vida en las generaciones futuras, en particular en su constitución genética.

Artículo 27 (Limitaciones a la aplicación de los principios)

Si se han de imponer limitaciones a la aplicación de los principios enunciados en la presente Declaración, se debería hacer por ley, en particular las leyes relativas a la seguridad pública para investigar, descubrir y enjuiciar delitos, proteger la salud pública y salvaguardar los derechos y libertades de los demás. Dicha ley deberá ser compatible con el derecho internacional relativo a los derechos humanos.

Artículo 28 (Salvedad en cuanto a la interpretación: actos que vayan en contra de los derechos humanos, las libertades fundamentales y la dignidad humana)

Ninguna disposición de la presente Declaración podrá interpretarse como si confiriera a un Estado, grupo o individuo derecho alguno a emprender actividades o realizar actos que vayan en contra de los derechos humanos, las libertades fundamentales y la dignidad humana.

LA INCÓMODA VERDAD SOBRE LA "PLANDEMIA" COVID-19 (3ª parte: SOLUCIONES)



LA VACUNACIÓN TIENE QUE SER SIEMPRE LIBRE Y VOLUNTARIA

La libertad es un derecho fundamental y, por tanto, también lo es la libertad de vacunación. Ninguna ley puede estar por encima de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Nadie puede obligar a otro a inocularse ninguna sustancia, máxime cuando su eficacia y seguridad no están debidamente testadas y pueden tener efectos adversos a medio y largo plazo. Además, no es cierto que las vacunas hayan erradicado enfermedades o acabado con pandemias como bien explica la revista médica Discovery DSALUD en este reportaje. Es más, la última vacuna de la polio inoculada a la población de Sudán generó un rebrote de la enfermedad en el país. Así lo tuvo que reconocer la OMS.


Si la vacuna no protege (no tiene alta eficacia) es un despropósito obligar a toda la población a inoculársela, y si protege, resulta evidente que un no vacunado nunca podrá causar ningún daño a un vacunado, si acaso a otros que libremente han elegido no vacunarse. No estamos, por tanto, ante un tema de salud pública sino de temor personal. Además tanto la OMS como Anthony Fauci declararon que los asintomáticos -si son algo más que falsos positivos- muy rara vez contagian. Fauci afirmó también que el virus se puede prevenir fácilmente con las Vitaminas C y D ¿No son los zumos y el sol más agradables de tomar que las vacunas? Por si no fuera suficiente, países como China y Finlandia ya han comunicado que han acabado con la pandemia y levantado las medidas, ¡Sin necesidad de vacuna!

La asociación Dulce Revolución ha organizado una recogida de firmas en su propia web pidiendo que la vacunación sea siempre libre y voluntaria, lo más segura posible, de gestión transparente y que se informe a los que libremente elijan vacunarse de las sustancias que contiene y que efectos adversos puede provocar el producto que se les va a meter en el cuerpo. La petición ya ha superado los 106.000 firmantes. Puedes firmar haciendo click aquí.

VICTORIAS EN FAVOR DE LA VACUNACIÓN VOLUNTARIA

Nigeria fue el primer país en el que se intentó aprobar una ley de vacunación obligatoria (el Proyecto de Ley de control de enfermedades infecciosas 2020). La oposición denunció "injerencias y presiones extranjeras para que se aprobara" así como sobornos millonarios a legisladores. Esta denuncia provocó el rechazo de parte de la prensa y, sobre todo, de la población nigeriana a la vacunación obligatoria. La presión ejercida por la población obligó a la cámara de representantes a detener el trámite de la ley y a someterla a una futura audiencia pública.

En Cataluña (España), a principios de junio se intentó obligar a los niños a tener el calendario de vacunación al día para poder empezar el nuevo curso escolar. Gracias a la demanda que presentó el abogado y sanitario Luis de Miguel Ortega (de la asociación de consumidores ACUS y Scabelum) en representación de 676 familias y con la colaboración del agricultor ecológico y activista Josep Pàmies (de la asociación Dulce Revolución) la Generalitat de Catalunya rectificó y sustituyo la obligación de vacunación por una simple "recomendación". 

A finales de agosto, Anthony Fauci, director del National Institute Of Alergy and Infectuos Diseases, epidemiológo, asesor de la Casa Blanca y acérrimo defensor de las vacunas afirmó que "la vacunación NO será obligatoria en EE.UU.", lo que significa una gran victoria para los defensores de la libertad. Agregó que "no habrá una vacuna efectiva al 100%" pero que si llegara al 50% ya se conformarían, lo cual desmonta todo argumento a favor de la obligatoriedad pues con una efectividad menor del 100% es obvio que no su puede erradicar el supuesto SARS-CoV-2, como no se ha podido erradicar la gripe tras muchos años de vacunación.


ÁFRICA SE REBELA CONTRA LA OMS


Han sido muchas y diversas las acciones de distintos países africanos en contra de la OMS y la industria farmacéutica. Por ejemplo, el presidente de Ghana Nana Akufo-Addo reveló unos documentos de la Fundación Rockefeller de los que se puede inferir que la pandemia es un montaje. En Burundi, su presidente Pierre Nkurunziza expulsó a la OMS del país. El presidente de Tanzania, John Magufuli, que es doctor en química, denunció la nula fiabilidad de los test cedidos por la OMS exponiendo que dieron positivo por coronavirus una papaya y también una cabra y un pájaro llamado kware...



Pero lo más llamativo ha sido que el presidente de Madagascar Andry Rajoelina, ya a finales de abril, anunció que habían encontrado una cura eficaz para el Covid-19.

COVID-ORGANICS: LA CURA AFRICANA

Cuando empezó la pandemia, el doctor Charles Andrianjara, director del departamento de I+D del prestigioso Instituto Malgache de Investigación Aplicada (IMRA), revisó sus bases de datos, en busca de plantas que pudieran ser útiles para tratar el Covid-19. Así empezó a trabajar con la artemisia annua, planta medicinal que ya había demostrado su eficacia en el tratamiento de la malaria y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (el SARS-CoV). Con ella y otras plantas que mantienen en secreto hasta que les sea otorgada la patente (Pues temen que, si revelan la fórmula, alguna farmacéutica pueda patentarla antes e impedir su uso), elaboraron una bebida que bautizaron como Covid-Organics. Hicieron algunas pruebas con personas que habían dado positivo al Test y tenían síntomas de Covid y vieron que funcionaba. A finales de abril el presidente de Madagascar anunció al mundo que tenía una cura eficaz para el Covid-19. A partir de ahí, el Covid-Organics se fue distribuyendo por los países africanos, constituyendo así una rebelión, en toda regla, por parte de casi un continente entero, contra las directrices de la OMS. Y es que el pueblo africano ya está muy escarmentado pues durante décadas se les ha usado como 'conejillos de indias' para probar medicamentos y vacunas experimentales que han causando daños muy graves a su población, como explicamos antes al referirnos a las vacunas financiadas por Gates y la OMS.


En cuando a la artemisia annua (también conocida como ajenjo dulce), por sí sola ya demostró su eficacia en patologías consideradas graves como la malaria. Así lo explica el agricultor ecológico y activista Josep Pàmies que desde hace años viene promoviendo su uso terapéutico como antivírico y antitumoral.



Un equipo del Instituto Max Planck de Coloides e Interfaces de Potsdam (Alemania) codirigido por el doctor Jill Kolesar -de la Universidad de Kentucky (EE.UU.) y la oncóloga Susanne Arnold del Programa de Desarrollo de Medicamentos del Markey Center (Reino Unido) también están testando la eficacia de la artemisia annua específicamente para el Covid-19. Cada tratamiento propuesto por el Programa de Desarrollo de Medicamentos es comprobado por un comité multidisciplinar de la Alianza de Expertos en Investigación Unificada (CURE) que solo elige los que son inocuos, rápidamente producibles y baratos. Los primeros resultados de estos estudios han corroborado la eficacia de la planta y la propia OMS, se ha visto obligada a reconocerlo.

Lo curioso es que la farmacéutica Novartis ya desarrolló un medicamento contra la malaria, que llamó artemisinina, si bien no es tan efectivo como la planta pues al extractar lo que ellos llaman "el principio activo", alteran el equilibrio natural. convirtiendo en tóxico lo que no lo era. El principio activo por si solo se ha demostrado poco eficaz y además genera resistencias, mientras que la planta natural goza de gran eficacia y destruye esas resistencias.

En Pàmies Vitae se puede encontrar tanto la planta viva como seca, ya lista para infusión (click aquí). Aquí puedes ver cómo infusionarla.

La planta no solo se ha demostrado efectiva para curar el Covid-19 sino también para prevenir la infección por el SARS-CoV-2 (si existe) debido a que es de las plantas que más fortalecen el sistema inmune.

La artemisia annua es considerada por muchos una de las plantas con más propiedades medicinales, junto a, por ejemplo, la estevia o el kalanchoe. Puedes encontrar información sobre todas ellas en el canal de YouTube de 'Pàmies Vitae' haciendo click aquí o en el resto de redes y web de la Dulce Revolución.

Reportajes en la revista médica DSalud sobre estas plantas:

Propiedades medicinales de las kalanchoe (LEER)

La estevia, útil en casos de diabetes e hipertensión (LEER)

MÁS CURAS EFICACES PARA EL COVID-19

Cuando decimos que las mascarillas no son eficaces para evitar el contagio y que encima son dañinas para la salud o que la eficacia de las vacunas nunca ha sido demostrada y todas tienen una larga lista de efectos adversos, hay gente que reacciona con temor por creer que sin estas "protecciones" quedaría irremediablemente expuesta a la enfermedad. Sin duda es un temor del todo injustificado (Además, recordemos que, según la OMS, se trata de una enfermedad con una tasa de mortalidad del 0,6%, igual que la gripe común). Es ese temor injustificado, y por tanto, irracional, lo que les mantiene "cautivos" de la "propaganda farmacéutica".

Para la prevención, no solo de esta sino de cualquier enfermedad, lo principal es una dieta saludable, ejercicio al aire libre y buen humor (Si el miedo baja las defensas, es obvio que la alegría las sube). Los alimentos integrales siempre resultarán mejores que los refinados. (A la sal industrial, por ejemplo, se le extrae el cloruro magnésico, un regulador natural del sistema inmune, y también el cloruro cálcico, para después venderlos como suplementos alimenticios). Josep Pàmies explica como hacer sal natural en este vídeo.


Para la cura, el médico italiano Pasquale Bacco (uno de los que realizaron las famosas autopsias que han dejado expuesta a la OMS) los tratamientos indicados para curar el Covid-19 son los antinflamatorios, anticoagulantes y antibióticos, y para los casos graves la ozonoterapia y la plasmaterapia. Algunos médicos recomiendan también la hidroxicloriquina, si bien la revista médica Discovery DSALUD no la recomienda, tanto por los efectos adversos que puede provocar como por entender que hay curas más eficaces y seguras.

Muchos médicos opinan que la clave está en los tratamientos oxidativos como el ozono, el peróxido de hidrógeno y sobretodo el dióxido de cloro.

LA OZONOTERAPIA


En Italia se ha tratado a decenas de pacientes con neumonía e insuficiencia respiratoria y en China ya hay 4 ensayos clínicos puestos en marcha y los resultados provisionales son muy esperanzadores. Un artículo de la Revista Española de Anestesiología y Reanimación también afirma que podría ser eficaz para enfermos de Covid-19. En Brasil, la ozonoterapia cuenta con el aval de los consejos federales de odontología, fisioterapia, farmacéutica y enfermería, lo que ha llevado a que, basándose en estudios realizados en Alemania con muy buenos resultados, los brasileños hayan empezado a testar la eficacia de esta terapia en diversos hospitales del país. Cabe destacar que es un tratamiento barato. Cuenta con el apoyo de médicos como el anteriormente mencionado doctor Bacco, Médicos por la Verdad o la revista médica Discovery DSALUD, entre otros muchos.

Para la revista médica Discovery DSALUD algunas de las claves para prevenir la enfermedad son una dieta alcalina y cetogénica, la ingesta de prebióticos y probióticos y de cítricos como el pomelo, el limón o la naranja (las vitaminas C y D están siendo muy recomendadas para prevenir la infección, incluso por Fauci, que recientemente ha cambiado radicalmente su discurso). También especias como la canela o la pimienta, el cardamomo, el clavo, la cebolla, la espirulina, la equinácea, el saúco, el jengibre, el ajo, la clorofila, el carbón activado, el aloe vera, la planta coloidal, los interferones alfa-2b, el cobre, productos nutricionales como el Renovén o el Viusid, y el Omega 3 de buena calidad.


Vamos a entrar ahora en el que probablemente sea uno de los tratamientos más prometedores no solo para el Covid-19 sino para una larga lista de patologías: el dióxido de cloro.

EL DIÓXIDO DE CLORO: MUY EFICAZ EN NUMEROSAS PATOLOGÍAS Y SIN EFECTOS ADVERSOS

El dióxido de cloro (Clo2) es el gas que se obtiene al hacer reaccionar el clorito de sodio (NaClo2), generalmente diluido al 25% o 28%, con un activador ácido, se recomienda el ácido clorhídrico (HCL) diluido al 4%. Luego de hacer la mezcla se le añade agua y entonces el gas queda atrapado dentro de esta. Su uso terapéutico fue redescubierto por el ingeniero y buscador de oro Jim Humble (en la foto de la izquierda) quién, en una de sus expediciones, vio como algunos miembros de su equipo enfermaron de malaria y sanaron tras ingerir agua potabilizada con clorito de sodio. Después del suceso, investigó esta sustancia y decidió dar a conocer al mundo los resultados. Desde entonces, miles de médicos y profesionales de distintas materias han ampliado la investigación y ya se sabe que es capaz de curar numerosas patologías y además, sin efectos adversos (Desde que se sustituyó el ácido cítrico, como activador, por el clorhídrico, más afín al ácido estomacal humano-.


El 17 de mayo, Andreas Ludwig Kalcker, gran investigador y promotor de esta sustancia, anunció en un vídeo los excelentes resultados del primer ensayo clínico sobre las aplicaciones del dióxido de cloro para tratar el Covid-19 realizado por la Asociación Ecuatoriana de Médicos Expertos en Medicina Integrativa (AEMEMI). En Guayaquil, la zona más afectada de Ecuador por la pandemia, se trató con éxito a más de 100 enfermos. Desde entonces se han realizado decenas de ensayos clínicos en diversos países de Latinoamérica e incluso lo está investigando el gobierno estadounidense. La Coalición Mundial de Salud y Vida (COMUSAV), que cuenta ya con más de 3.000 médicos, ha reportado haber curado de Covid-19 a decenas de miles de personas, utilizando el dióxido de cloro.

El pasado día 14 de julio el Senado de Bolivia aprobó el uso del dióxido de cloro para la prevención y tratamiento del Covid-19, así como su fabricación, comercialización y suministro. Días después la decisión fue ratificada por otros órganos nacionales. Siendo así Bolivia, Ecuador, Venezuela, Uruguay y Paraguay los países menos afectados por el Covid-19 de Latinoamérica. En Bolivia y Ecuador debido al uso del dióxido de cloro, en Venezuela debido al uso pionero de terapias alternativas como la homeopatía y en Paraguay debido a que es de los países donde más conoce su población las propiedades de muchas plantas medicinales, siendo pioneros por ejemplo en el uso de la Kalanchoe (foto de la derecha) para tratar el cáncer. Cabe decir que el dióxido de cloro se vende legalmente como potabilizador de agua para consumo humano. Lo que está prohibido -excepto en Bolivia- es publicitarlo como medicamento. En cualquier caso, su uso queda amparado por la Declaración de Helsinki.

El principal problema del dióxido de cloro es que es barato, fácil de producir e impatentable y no es, por tanto, buen negocio para la industria farmacéutica. En este artículo se incluye toda la información necesaria para saber qué es, cómo consumirlo, dónde comprar y qué enfermedades se pueden tratar con este producto. En este vídeo, una médico desmiente los bulos más repetidos por los medios de masas.

Estamos tan acostumbrados a que los problemas sean difíciles de resolver que no podemos concebir que pudieran ser fáciles, pero lo cierto es que estos descubrimientos (tanto el dióxido de cloro como el resto de terapias oxidativas así como la medicina natural) tal vez podrían transformar un mundo basado en el negocio de la enfermedad por un mundo mucho más sano y feliz. Puede que, para mucha gente sea "chocante" asumir todo esto y se pregunten ¿Cómo es que los médicos no han salido a desmentir las enormes mentiras que se han contado desde los medios?

MÉDICOS POR LA VERDAD: LA REBELIÓN EN LA MEDICINA Y EN OTROS ÁMBITOS PROFESIONALES

En EE.UU. surgieron los American Frontline Doctors (los 'médicos americanos en primera línea') que, en una rueda de prensa delante del capitolio hicieron énfasis en que HAY CURA para el Covid-19 y nadie tiene porqué morir. Igualmente afirmaron que son innecesarias las medidas restrictivas de derechos que los gobiernos están implementando. 

En Alemania salieron los Médicos por la Verdad que tienen por objetivo analizar la gestión de la crisis por parte del gobierno y la idoneidad de las medidas tomadas mediante la Comisión Extraparlamentaria de Investigación sobre el Coronavirus (ACU). 

No tardó en extenderse el proyecto a la península ibérica con la creación de Médicos por la Verdad España (y posteriormente Médicos pela Verdade Portugal). En la rueda de prensa y presentación del proyecto español, que tuvo lugar el pasado 25 de julio, se opusieron al uso obligatorio de mascarillas, al confinamiento, a la vacunación obligatoria, cuestionaron las cifras oficiales de contagiados y fallecidos, pidieron que se investigara la relación de la pandemia con la Tecnología 5G y la última campaña de vacunación de la gripe y apostaron por el dióxido de cloro, el ozono y el peróxido de hidrógeno como los tratamientos apropiados para salir de esta pandemia. 

El movimiento se expandió hasta Argentina y de ahí a absolutamente toda Latinoamérica. Como se puede ver, sí hay muchos médicos que están diciendo la verdad. Cosa distinta es que no los inviten a hablar en televisión por temor a perder los ingresos en publicidad que les proporcionan la industria farmacéutica. (Ello, sin perjuicio de que alguna vez se les cuele alguno, como el Dr. Luis Miguel de Benito, que apareció en la televisión pública española desmintiendo la saturación en los hospitales y la presunta eficacia de los Test PCR. Recientemente también ha grabado este vídeo en donde expresa su opinión sobre los temas que le pregunta la gente, como por ejemplo las vacunas:



Aparte de Médicos por la Verdad, existen Sanitarios por la Verdad, Psicólogos por la Verdad, Abogados y Procuradores por la Verdad, Abogados por la Libertad, Juristas por la Verdad, Científicos por la Verdad y Ciudadanos por la Verdad, entre muchos otros colectivos. 

Recientemente salió Policías por la Libertad, que agrupa a algunos de aquellos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se niegan a poner multas por no llevar mascarilla (En recta aplicación del RDL 21/20) y que se niegan a provocar miedo en la población que juraron proteger. Así lo explica su portavoz y policía nacional Sonia Vescovacci en este vídeo:



Este colectivo ha creado una web donde se ofrece ayuda legal para evitar el uso de mascarilla y para recurrir en caso de multa.

El Dr. Rashid Buttar también ha reunido a centenares de médicos en Reino Unido para oponerse a la vacunación obligatoria y a las vacunas genéticas, igual que la viróloga Judy Mikovits, que también está exponiendo la farsa. Queremos resaltar también el trabajo que está realizando, en el ámbito judicial, el sanitario y abogado Luis de Miguel Ortega, mediante su asociación ACUS-Scabelum, luchando legalmente contra la vacunación obligatoria, contra la mascarilla obligatoria y contra muchas de las medidas impuestas. Lo mismo están haciendo otros abogados como José Ortega, que también está ofreciendo asistencia jurídica mediante su web Coronavirus Legal y Aitor Guisasola. En el ámbito de la divulgación, cabe resaltar el trabajo de Josep Pàmies, dando a conocer las increíbles aplicaciones terapéuticas de las plantas medicinales y también del dióxido de cloro.


Así pues, son muchos los médicos, sanitarios, juristas, policías, biólogos y profesionales de cualquier materia que están contando la verdad como son muchos los ciudadanos que estamos en contra de esto. Basta ver los millones de personas que se reunieron el pasado 29 de agosto, no solo en Berlín sino también en Londres, Paris, Madrid, Dublin, Polonia, Suiza, Argentina, Uruguay, Canadá, solo por poner algunos ejemplos.

Recomiendo mucho la visualización del siguiente vídeo de 7 minutos del Dr. Bodo Schiffmann, uno de los miembros fundadores de Médicos por la Verdad Alemania y ACU:



TIEMPO DE ACCIÓN

Con toda la información que he expuesto, yo me sentí suficientemente informado, y es por eso que he querido recopilarla y compartirla pues pienso que, igual que yo perdí el miedo, tú también lo puedes perder. y puedes hacer que lo pierdan tus familiares y amigos. Compartir información y ayudar a los que están luchando activamente es vital. Recordemos que, en la simulación del Evento 201 ellos admitieron que su nuevo orden distópico solo se podrá imponer si lo acepta la gente, y es evidente que la gente informada nunca lo aceptará ... Si no estás de acuerdo con la dictadura, no aceptes medidas dictatoriales! Mucha gente se está organizando -en la plataforma soberaniaysalud.com, p. ej., pero hay más-, ¡búscalas! ... 

Y no temas, lo que está ocurriendo no es nada nuevo: Son los mismos partidos corruptos de siempre, los mismos usureros de siempre, las mismas empresas farmacéuticas que tanto daño han hecho a millones de familias, las mismas empresas químicas que llevan tanto tiempo envenenando el aire, el agua, los alimentos. En resumen, es la misma guerra de siempre. La pudimos ganar hace tiempo, pero preferimos darle una patada al problema, cada vez que se presentaba, y enviarlo un poco más adelante, hacia el futuro. Tal vez, la única diferencia es que ya no podemos dar más patadas.

Nos han mentido y nos siguen mintiendo, y con ello evidencian que nos temen pues quién tiene un poder real no necesita mentir, ¡Ordena y punto! Con sus mentiras evidencian su miedo y su miedo solo puede ser debido a que creen que pueden perder y es así como nos informan que les podemos ganar ... ¡Hagámoslo de una vez!.. Afrontemos el problema. Nuestros hijos nos lo agradecerán y puedo asegurar que ellos también. Ellos necesitan perder para perder su miedo

Miquel Ruiz Ferri
(Fuente: https://periodicoelpacifico.blogspot.com/)

viernes, 30 de octubre de 2020

LOS CDC RECONOCEN QUE NO EXISTEN RESERVAS DEL VIRUS COMPLETO DEL SARS COV-2



Una nueva prueba del "coronafraude" sale a la luz, esta vez de la mano del Centro de Control de Enfermedades (CDC) del Departamento de Salud de los Estados Unidos.

En un documento -"CDC 2019-Novel Coronavirus (2019-nCoV) Real-Time RT-PCR Diagnostic Panel For Emergency Use"- donde se habla del procedimiento para realizar las pruebas PCR, las mismas pruebas PCR que se están utilizando para hinflar las cifras de contagios, para hundir las economías familiares y para acabar con las libertades civiles en gran parte del mundo, el CDC reconoce lo siguiente:

“Dado que actualmente no se dispone de aislamientos de virus cuantificados de 2019-NCov, los ensayos diseñados para la detección del ARN de 2019-NCov se probaron con cepas caracterizadas de ARN de longitud completa transcrito in vitro (gen n; acceso de genbank: mn908947.2) de título (copias de ARN/μl) añadido a un diluyente que consiste en una suspensión de células a549 humanas y medio de transporte viral (vtm) para imitar la muestra clínica”

El CDC reconoce que no hay virus cuantificado y aislado. Solo disponen de muestras de ARN a la que se les llama “virus del Sars Cov-2”, pero NADIE dispone de un virus del “Sars Cov-2” completo y almacenado.

En el enlace del primer párrafo podéis acceder al documento, observad la página 39. En ella está la prueba de que están utilizando material genético al que le han puesto la etiqueta de “virus del Sars Cov-2”, pero no están utilizando un virus completo para saber si tienes la enfermedad.

Material genético que tal y como demostró la experta catedrática de análisis clínicos, doctora Martínez Albarracín, puede ser identificado como material genético de otros virus o bacterias, e incluso encontrado en material genético humano en las actuales pruebas pcr que se están realizando.

En definitiva un auténtico fraude, con oscuras y perversas intenciones.

(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/)

LA IMPOSICIÓN DE MASCARILLAS A PARTIR DE 6 AÑOS ES UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD



El primer y fundamental motivo por el que las mascarillas son inútiles en el caso de la COVID-19 es que no se ha probado que exista esa nueva enfermedad ni que la cause un supuesto coronavirus que jamás se ha aislado ni se podrá aislar del mismo modo que no se han aislado ninguno de los llamados “coronavirus humanos”.

Este solo motivo hace que todas las recomendaciones sobre uso de mascarillas carezcan de justificación, y con más motivo aún todas las medidas obligatorias y represivas, muy en particular las que embozan a niños y adolescentes en una agresión global sin precedentes contra nuestros hijos y nietos que plantea un reto moral a nuestras sociedades.

La documentación científico-médica que demuestra que las mascarillas no sirven y por el contrario son enormemente peligrosas es apabullante. Se han documentado hipoxia, disminución de moléculas de energía ATP, degradación de la glucosa que reduce la energía celular, caída del PH intracelular y formación de ácido láctico con debilitamiento y atenuación de los sentidos, mareos, pérdida de consciencia, reducción de hasta un 20% de oxigenación de la sangres, deterioro del sistema inmune, generación de cataclismo y estrés celular, y daños neurológicos que pueden ser graves, incluyendo la muerte.

En estas circunstancias, se hace evidente que las mascarillas son un elemento fundamental del montaje perpetrado con esta falsa pandemia. Y puesto que no hay razones científico-médicas para recomendarlas, está claro que los motivos son muy otros:

MIEDO

Las mascarillas hacen visible el miedo, escenifican el miedo, permiten visualizarlo allá donde vayas, lo trasmiten en el trato diario, lo convierten en una imagen clara y nítida que envía un mensaje inmediato a todo el que contempla una figura humana irreconocible, un rostro oculto que se acerca y te mira mientras estás ingresado en un hospital y te pregunta si se trata de alguien que te teme y se protege o de alguien que quiere protegerte porque tiene miedo de transmitirte algo maligno … el miedo es irracional y las mascarillas lo perpetúan y multiplican de modo irracional, emocional, descontrolado. Y el hecho de que se haya generalizado añade un elemento extra de espanto e inquietud: caminar por calles pobladas de espectros, de figuras deshumanizadas que no sabes si conoces o no, si siguen siendo tus vecinos de ayer o no, si pertenecen al escenario de una pesadilla o si son el mundo real transformado por quienes se han arrogado el poder absoluto sobre lo que ellos decretan que es un peligro mortal.

AUTORIDAD

Las mascarillas son una señal, una marca, un símbolo de autoridad. Dejan bien claro quien manda y quien obedece. Materializa la obediencia incluso para aquellos que han buscado un certificado médico que los exima porque también se han sometido a la autoridad médica que tiene la potestad de liberarte de la máscara pero imponiéndote igualmente su autoridad en virtud de artículo tal de la correspondiente orden estatal o autonómica que te concede ese privilegio debido a tu incapacidad, enfermedad o debilidad del tipo que sea, pero entendida siempre como una condición que ellos deciden.

DOGMA DE LA INFECCIÓN

El mero hecho de llevar la mascarilla y ver como otros la llevan ya contribuye a interiorizar la idea de miedo a la infección, miedo al contagio, miedo al contacto, posibilidad de que el mal se extienda, y refuerza por tanto uno de los dogmas fundamentales de la medicina moderna industrial: el de la falsa teoría microbiana de Louis Pasteur, Robert Koch y otros, que a su vez sirve de sostén al enorme negocio de las vacunas en general y de la vacuna contra esta falsa pandemia en particular.

INCOMUNICACIÓN, SEGREGACIÓN Y DESHUMANIZACIÓN

Ya se están haciendo estudios sociológicos sobre la falsa pandemia y sus consecuencias. Parece evidente que las mascarillas contribuyen a incomunicar o dificultar enormemente la comunicación por razones obvias, así como a segregar, apartar, discriminar negativamente como apestados a quienes no las llevamos, contribuyendo en definitiva a dar un paso más en la deshumanización que ya de por sí venía lastrando esta sociedad que nos ha tocado vivir.

Y en el caso de niños y adolescentes -incluyendo los menores de 6 años a los que sus padres ponen la mascarilla creyendo que así los protegen- voy a ser muy escueto y directo para no regodearnos en algo que está meridianamente claro:

La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (BOE 24 de noviembre de 1995) establece en su artículo 174.1: “Comete tortura la autoridad o funcionario público que, abusando de su cargo […] por cualquier razón basada en algún tipo de discriminación, sometiere [a cualquier persona] a condiciones o procedimientos que por su naturaleza duración u otras circunstancias le supongan sufrimientos físicos o mentales, la supresión o disminución de sus facultades de conocimiento, discernimiento o decisión o que, de cualquier otro modo atenten contra su integridad moral”.

Y en su artículo 173: “El que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando su integridad moral será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años. Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que sin llegar a constituir trato degradante supongan grave acoso contra la víctima".

Nancy Covidiota, para que se vayan
acostumbrando desde la infancia
Si las terribles noticias que se han publicado en diversos medios y en redes sociales se confirman -y parece que así es en algún caso- han muerto al menos seis niños -dos en China, tres en Alemania y uno en Portugal- casi con toda seguridad a causa de las mascarillas. Uno. Dos. Tres. Cuatro. Cinco. Seis. Tardo seis segundos en contarlos. Pero esos seis segundos suponen el derrumbe de seis familias, el dolor de seis familias … y debería suponer el dolor de todos los que aún conservamos un resto de humanidad.

Jesús García Blanca
(Visto en http://saludypoder.blogspot.com/)

LA CENSURA MATA


Este grave crimen, ignorado por buena parte de la población, es una de las raíces de los males que nos azotan. Hay que acabar con ella y asegurarse de que jamás algo así se vuelve a repetir en la historia de la humanidad.

jueves, 29 de octubre de 2020

POR QUÉ EL COVID-19 NO VA A ACABARSE NUNCA


Vista aérea del Centro Médico Dartmouth-Hitchcock

La tos ferina se había propagado en el hospital igual que un incendio abrasador. 

Todo empezó con un internista y se extendió rápidamente, convirtiéndose en una tos severa entre el personal sanitario. A pesar de no ser letal para los adultos sanos, esta enfermedad puede ser mortal para los ancianos, los niños frágiles, y los de muy baja edad, por lo que el sistema de salud reaccionó inmediatamente. No había tiempo que perder - en pocas semanas más de 1.000 personas del equipo fueron enviadas a sus hogares y puestas en cuarentena. 142 personas dieron positivo, miles de personas recibieron antibióticos, y la UCI cerró. La respuesta llegó rápida y efectiva, los profesionales de la salud pública estaban altamente entrenados e iban armados con las mejores herramientas de la medicina moderna. 

Sólo que algo salió mal. 

Nada de lo ocurrido reflejaba la realidad

La historia de Gina Kolata en el New York Times sobre lo sucedido en 2006 en el Centro Médico Dartmouth-Hitchcock revela algo asombroso. No podría contarlo mejor que ella, les aconsejo que lo lean sin más. Pero si esa no es su intención, citaré algunas partes relevantes (el énfasis es mío): 

En el laboratorio, no se confirmó ni un solo caso de tos ferina con la prueba definitiva mediante el cultivo de la bacteria Bordetella. En su lugar, el personal médico había sido afectado por enfermedades respiratorias comunes, como la del resfriado común. 

[...] los especialistas opinan que el problema fue su fe exagerada en un test molecular rápido y altamente sensible que los confundió [...] En Dartmouth la decisión se centró en el uso de un test P.C.R., el cual registra la reacción en cadena de la polimerasa [...] su sensibilidad reporta falsos positivos, y cuando cientos o miles de personas son testadas, como en el caso de Dartmouth, los falsos positivos pueden hacernos creer que estamos ante una epidemia. 

No tenemos datos nacionales sobre pseudoepidemias causadas por una excesiva dependencia de tales test moleculares, aclaró la Dra. Trish M. Perl [...], añadiendo que las pseudoepidemias ocurren todo el tiempo. Puede que el caso de Dartmouth haya sido uno de los más importantes, pero en manera alguna se trata de una excepción, precisó. Hubo un caso similar de tos ferina en el Hospital para Niños de Boston el otoño pasado que involucró a 36 adultos y 2 niños. Sin embargo, los test definitivos no detectaron ninguna tos ferina. 

"Como creíamos que los casos estaban relacionados con la tos ferina, y dado la presencia de pacientes vulnerables en el hospital, actuamos en consecuencia", explicó. 

"Si nos hubiéramos detenido allí, creo que todos hubiéramos opinado que se trataba de un brote de tos ferina, y que lo teníamos controlado", dijo el Dr. Kirkland. 

"Es un problema; nos consta que lo es", dijo el Dr. Perl. "Supongo que lo que ocurrió en Dartmouth será cada vez más común." 


La lógica circular en la medicina 

Esta historia cobra vital importancia ante los acontecimientos actuales, ya que estamos recurriendo a las pruebas RT-PCR como test estándar para el COVID. Sin embargo el problema de las pseudoepidemias apenas está sometido a debate. Los test rápidos para comprobar la presencia de un virus es algo muy nuevo, lo que explica una de las razones por las que el mundo ha luchado para mejorar la capacidad de los test. 

"El mensaje importantísimo es que todos los laboratorios son vulnerables ante lecturas de falsos positivos", especificó el Dr. Petti. "Ningún resultado de los test es absoluto y esto es aún más preocupante con resultados de test que se basan en el P.C.R." 

Esta no pretende ser una declaración controvertida, es un hecho para la mayoría de las mediciones científicas. Pero a pesar de ser una afirmación anodina y obvia, no sólo se ha convertido en una idea controvertida tratándose del Covid, sino que ha sido rotundamente rechazada por los gobiernos y el organismo médico. Peor aún, cualquiera que se atreva a plantear preguntas sobre la verdadera gravedad del Covid suele obtener respuestas tipo "Supongo que no te importan los cientos de miles de muertes que ha causado". Pero si los test son erróneos, entonces también lo son los recuentos de muertes, de ahí que este tipo de respuesta no tiene sentido. 

El problema es simple, pero de lógica circular y viciosa. En el caso del 2006, el sentido común se reafirmó gracias al uso de un test que tardaba mucho más en mostrar los resultados, pero era fiable. Representaba la viva definición de lo que se llama la verdad científica: el árbitro final, el que define la realidad. Se pudieron comparar los resultados de los test PCR con la verdad científica después de transcurrido un tiempo prudencial, lo que dio lugar a la gran revelación: la tasa de error del PCR era del 100%. 

Pero no existe ningún test para el covid-19. Además, se trata de un "nuevo" virus, cuyos efectos exactos se desconocen, por lo que se decidió que la elección obvia de referirse a los síntomas como la verdad científica implicaría demasiado riesgo. 

Esta situación particular implicó una novedad y algo muy grave. El test PCR se ha convertido en la verdad fundamental. A pesar de su margen de error del 100% en el pasado, por definición se le adjudica ahora un margen de error del cero%. 

¿Su test sale positivo? Tiene el virus, fin de la historia. ¿No siente molestias? Irrelevante, esta infección es asintomática. ¿No hay anticuerpos? No importa, seguramente que no tardarán en aparecer. ¿Usted nunca desarrolla anticuerpos pero empieza a dar positivo a pesar de todo? Qué misterioso, quizás usted tenga un nuevo sistema de inmunidad desconocido por la ciencia. ¿Sus test dan positivo, luego negativo, y otra vez positivo? Aterrador: el cuerpo no parece desarrollar la inmunidad igual que con los demás virus. ¿Qué pensar en el caso de test que resultan en una sucesión de negativo, positivo, negativo, positivo, negativo? Bueno, los consideraremos como positivos por mayor seguridad. Los síntomas se detuvieron hace meses pero los test positivos siguen acumulándose... No tiene nada que ver con los test, basta con que permanezca en confinamiento indefinidamente. Y así se suceden este tipo de respuestas. 

Muchas de las explicaciones que se están dando de los análisis temporales del PCR para el Covid requieren de nuevas teorías médicas inventadas sobre la marcha, algunas de las cuales son absurdas. Esto es exactamente lo que se esperaría que ocurriese en un entorno donde nadie está autorizado a objetar la validez de un test aparentemente espectacular y sin margen de error. Se ha ido acumulando una asombrosa cantidad de pruebas sobre la escasa fiabilidad de los test para el covid, igual que en el caso de Dartmouth-Hitchcock, entre otros. El monopolio de un test que niega cualquier otra verdad fundamental y que prohíbe el derecho a expresiones del estilo "eso es un falso positivo" convierte a los organismos de la salud pública en algo cada vez más errático. En 2006, lo único que les salvó de creer que habían controlado una epidemia inexistente fue la aplicación de un test fidedigno. Sin él, los expertos médicos bien habrían podido pasar por esquizofrénicos, creyendo que luchaban contra un enemigo invisible e invencible que dejaba señales por todas partes aunque no fueran reales. Y cuanto más tiempo pasaba, y cuanto más perturbadoras se volvían sus acciones, más difícil era aceptar la verdad: que habían cerrado el hospital y puesto en peligro a los pacientes en vano. 


Es con este motivo en 2007que el equipo médico se puso a relatar lo acontecido, para advertirnos de los peligros del PCR. Pero sin éxito; sus advertencias no fueron escuchadas.

Para que quede claro, no estoy discutiendo que el nivel de gravedad de la pseudoepidemia Covid-19 es equiparable a lo ocurrido en Dartmouth-Hitchcock. Si este fuera el caso, no tendrían que existir verdaderos casos de covid en ninguna parte, y eso requeriría de cierta explicación, como por ejemplo los picos de excesos de mortalidad en algunos países, las inusuales dificultades respiratorias y demás, un tema que pospongo para otro día. Por ahora, observemos que los países que no registraron ningún exceso de muertes son bastante numerosos, a pesar de la confirmación de 200.000 casos en Alemania, por ejemplo: 

Hacer click en la imagen para ampliar

Y también Austria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Luxemburgo, Malta y Noruega, por nombrar unos pocos. La cuestión de por qué algunos países registraron casos sin exceso de muerte mientras que otros reportaban los picos es un misterio muy debatido, no cabe duda, pero como cada ensayo tiene un espacio limitado, prefiero centrarme en los falsos positivos por hoy.

Los falsos positivos y sus conceptos 

La ratio de falsos positivos en los test del COVID es importante. Importa debido a la asombrosa cantidad de test llevados a cabo. En los EE.UU. se están haciendo alrededor de medio millón de test a diario en este mismo instante en que estoy redactando este artículo, y los expertos de la salud pública están anunciando a la gente que para "controlar al virus" 4,3 millones de test a diario serán necesarios. Esta es una cantidad enorme de test. A estas escalas, incluso un bajo porcentaje de falsos positivos causaría una pseudoepidemia masiva e interminable. 


Cuando empecé a investigar este tema pensé que encontraría muchos estudios sobre el volumen de falsos positivos de los test del COVID. En realidad, son escasos. 

Una de las fuentes es este informe de la autoridad sanitaria de Noruega en el que especifican que para detectar un verdadero positivo es necesario que 12.000 personas pasen el test, de las cuales 15 reportarán un falso positivo mientras que sólo una revelará el caso que están buscando. 

Pero ¿cómo es que llegan a esta conclusión, puesto que el test es fidedigno? No lo saben. Se trata de lógica circular: 

"En tales situaciones, los profesionales de la salud no deberían confiar en un resultado positivo hasta haber realizado un nuevo test que lo confirme" 

En otras palabras, un verdadero positivo lo definen como dos test positivos. Esta definición no tiene nada de lógica.

Consideremos el escenario de Dartmouth-Hitchcock: el test resulta inútil. El margen de error es del 100%. En aquel caso "casi 1000" personas fueron testadas (llamémoslo un millar aproximadamente), y 142 dieron positivo, pero el verdadero margen de positivos quedó en cero. Si modelamos el test igual que una falsa moneda, según la definición de Noruega, el número total de infectados habría sumado (142/1000)² = ~2%. El brote nunca se habría detenido. 

Recuerde la cifra del 2%. Volveremos a ella. 

La proporción de falsos positivos brutos puede ser engañosa. Traducido en porcentajes, Noruega afirma que su test tiene una proporción de falsos positivos del 0,125%, y si nos apartamos de los problemas lógicos por un momento, la verdad es que suena muy escaso. Pero la señal que intentan detectar es tan pequeña que el margen de error termina siendo del 94%, muy cercano al margen de error del 100% del test para la "tos ferina". 


Un estudio en la revista British Medical Journal intenta bailotear alrededor de esta metodología francamente ilógica: 

La falta de una "regla de oro estándar" para los test de covid-19 dificulta la evaluación precisa de estos test. 

Inevitablemente esto introduce cierto sesgo de incorporación, donde el test que se está evaluando forma parte de la referencia estándar, y esto tendería a inflar la medición de la sensibilidad de estos test. 

El documento también reporta la opinión del equipo médico sobre los test PCR: el verdadero problema son los falsos negativos y no los falsos positivos. Esto se debe a que los investigadores médicos definen un falso negativo como un negativo seguido de un positivo. ¿Qué ocurre cuando el negativo es correcto y el positivo es falso? Este uso desafortunado de la lógica puede convertir los falsos positivos en falsos negativos, y dado que los falsos negativos merecen una consideración mucho peor que la de un falso positivo, esto se utiliza como pretexto para rebajar el umbral de los test, incluso más de lo que ya se había rebajado, lo que podría dar lugar a un bucle de falsos positivos más recurrentes interpretados a su vez como más falsos negativos. 

De hecho, el autor del artículo de BMJ ni siquiera discute el tema de los falsos positivos, es como si creyera que no existen realmente. Sólo se preocupa por los falsos negativos debido a las cifras oficiales de entre el 2% y el 29%. (Una variación tan grande en los reportes de falsos negativos nos obliga a cuestionar ante todo si el test que se está estudiando es el mismo). 

Pero pese a quien le pese, reconocer el "reto" (por absurdo que sea) que plantea el calibrar un test contra sí mismo, lleva a la única alternativa disponible: ignorar el test, algo impensable desde luego. Ahora que el RT-PCR hizo su entrada a escala masiva hay que utilizarlo, tenga sentido o no. 

Una forma de determinar el porcentaje de falsos positivos es comprobar aquellas muestras que no estén infectadas. El presidente de Tanzania lo hizo de manera memorable enviando muestras de cabras y frutas a un laboratorio; el resultado salió positivo. Luego despidió a su jefe médico. A pesar de haber sido ridiculizado, los científicos ya habían hecho este tipo de pruebas con anterioridad. Antes del covid, el nuevo coronavirus más grave y más reciente fue el MERS-CoV que se propagó hace unos 5-7 años. Los investigadores enviaron una gran variedad de muestras ciegas a los laboratorios, algunas de ellas con el coronavirus ordinarios en lugar de MERS-CoV. El 8,1% de los laboratorios generaron falsos positivos por no conseguir distinguir el MERS-CoV de otros virus inofensivos (del tipo responsable del resfriado común). NB: Esto no es lo mismo que una tasa de 8,1% de falsos positivos. Suponiendo que los casos hubieran escalado, la verdadera tasa de falsos positivos dependería de las interpretaciones de los test. Si todos los laboratorios tuvieran la misma capacidad y unas muestras homogéneas a disposición, entonces tendríamos la tasa de falsos positivos. En un proceso real, la precisión heterogénea de los laboratorios revelaría "puntos calientes" parciales que no existen realmente. 


Que el 8% de los laboratorios generen falsos positivos es una cifra muy elevada. Para darnos una perspectiva, una tasa de falsos positivos para el COVID en los EE.UU. crearía una pseudoepidemia interminable de unas 600 muertes al día, para siempre, y (asumiendo el objetivo de "supresión" de 4,3 millones de test al día) unos 344.000 nuevos casos falsos diarios, incluso en caso de la completa desaparición del virus. 

La verdadera tasa de falsos positivos en el covid tiene que ser menor que eso, ya que en algunos países donde la epidemia está superada el promedio de test positivos se reduce al 1%-2%, por lo que se establece el límite superior para cualquier media de falsos positivos. Pero una tasa de error del 8% habría sido inútil para los test masivos: el hecho de que esto sucediera hace sólo cinco años debe plantear la pregunta: ¿Cuántos falsos positivos están produciendo las normas que rigen los test para el covid? Sin embargo, nadie conoce la respuesta, y algunos "expertos" médicos pretenden que los test tienen cero porcentaje de falsos positivos. Vaya delirio, tendría que preocupar a todo el mundo. 


Los responsables de la salud pública no entienden de datos 

Un ejemplo sobre la confusión desenfrenada reinante en los gobiernos sobre los datos del COVID llegó con la repentina decisión de las autoridades británicas de que los que volvieran al Reino Unido de sus vacaciones en España tuvieran la obligación de someterse a dos semanas de arresto domiciliario, supuestamente causado por una repentina "segunda ola" de casos en España. 


Tal cual, se trataría de una segunda ola prevista alrededor del 3 de julio. 

Pero, ¿cuántos test tiene España a sus espaldas? ¿Es posible que se hayan limitado a aumentar el número de test sobre la población? A todas luces, una pregunta básica que no podemos omitir. 


De hecho, aumentaron el número de test alrededor del 3 de julio, fecha coincidente con el principio de la multiplicación de los casos. Ahora bien, sólo se trata de una correlación. No implica automáticamente que el aumento de casos positivos se deba al aumento de los test. Si los test se desencadenaran a raíz de constataciones científicas, como cuando alguien presenta ciertos síntomas, entonces los volúmenes de test sólo estarían ocupándose de seguirle la pista al virus en lugar de lo contrario, que es lo que pretendemos. 

Desafortunadamente, la OMS declaró que los países se aplicaran en "hacer test, y más test" por lo que este test no está siendo impulsado de acuerdo a la presentación de los síntomas. Lo sabemos porque son muchos los test que dan negativos (asumiendo que alguien que presenta síntomas del covid confirma que está afectado por el covid, por supuesto, lo cual originaría otro debate). Veamos el gráfico proporcional: 


Visto de esta manera, la segunda ola ha desaparecido. Hay una pequeña tendencia al alza después de la última semana, pero tal como lo hemos visto, una variación entre el 1,5% al 2,5% de test que dan positivo no es necesariamente significativo con el RT-PCR. Una tasa de falsos positivos rondando el 2% es lo que contabilizaríamos en una situación del tipo Dartmouth-Hitchcock con su técnica de "duplicación". Incluso si asumimos que los test modernos son mucho mejores, los números son tan bajos que aún así siguen ocupando la zona de peligro. 

España realiza controles de temperatura en todas las llegadas a los aeropuertos. Lo más probable es que la afluencia de la gente haya ido aumentando considerablemente en vista de las vacaciones. Alguna fracción de esas personas dieron positivo en el control de temperatura motivado por un sinfín de razones, y esas personas se ven sometidas a la prueba del RT-PCR. Luego, algunas personas darán positivo aunque no sea real, porque así funcionan las pruebas. No se necesita nada más para crear una "segunda ola". 


Repito, no estoy afirmando que el 100% de estos nuevos casos positivos sean falsos. Probablemente haya que contar con algunas personas asintomáticas. Mi afirmación es que en realidad no hay forma de saberlo a ciencia cierta ya que al intentar detectar una señal muy débil, los falsos positivos pueden superar rápidamente a los verdaderos positivos, incluso cuando la tasa de falsos positivos no registra una alta incidencia. Al final de la epidemia, el riesgo de falsos positivos es especialmente elevado porque como se observa en el gráfico de muertes, hace mucho que el covid ha desaparecido en España, lo que explica una señal tan débil: 


A partir del 9 de junio, prácticamente desaparecieron las muertes por COVID positivo en España, aunque el 1%-1,5% de los test dieron un positivo general. Es muy probable que esto represente el ruidillo de fondo de estos test. 

Conclusión 

Los tiempos del covid han aplastado mi fe en el gobierno y en la experiencia académica del sistema sanitario, supongo que para siempre. Son tantos los problemas que han surgido, como los modeladores que dirigen la política del gobierno a pesar de no saber programar adecuadamente las computadoras o predecir las epidemias. Pero uno de los problemas más deprimentes es la suposición aparentemente universal de que los falsos positivos no son importantes, y que los confinamientos son gratuitos. 

Dadas las definiciones actuales, el covid-19 nunca acabará. Por su culpa, la gente irá muriendo, sin tregua, incluso si el virus desaparece por completo. Peor aún si cabe, el sistema se encuentra bloqueado en una serie de bucles retroalimentativos - si por una razón u otra los números de test son incrementados, entonces también les seguirán los números de casos, lo que a su vez disparará la cantidad de test y los números de positivos, desencadenándose así los confinamientos locales con sus rituales absurdos e inútiles, hasta que la gente se deprima y deje de intentar hacer cosas que causen que los números que están siendo probados caigan de nuevo. 

El sistema de salud está dirigido por personas que no sufren las consecuencias de las reacciones exageradas de las políticas. La pérdida de empleos inducida por el confinamiento no los afectará, ya que trabajan para el gobierno. Una frase que lo permea todo, la de "una norma para ellos y otra para nosotros" apenas es imaginable. Por lo tanto, no sorprende cuando leemos que la Salud Pública de Inglaterra define la muerte por covid en estos términos: toda persona que haya dado positivo para luego haya muerto, por cualquier razón, en cualquier momento. Dicho de otra manera, cuando pretenden que el Reino Unido pudiera ser "uno de los países más afectados del mundo", se refieren a una estadística fantasiosa. Así lo definieron los funcionarios de la sanidad pública de Inglaterra por su temor a ser tildados de asquerosos libertarios que minimizan el problema sólo para ayudar a los trabajadores capitalistas. La idea de que crearían otros problemas mayores simplemente no se les ocurrió, o peor aún, se les ocurrió pero no les importó.

Mike Hearn
(Fuente: https://es.sott.net/)