sábado, 1 de agosto de 2020

"ICH BIN EIN BERLINER"




Por una de esas sincronías que a veces hacen pensar en un orden superior, el día en que "Astillas de Realidad" solo da cabida a noticias positivas e inspiradoras se ha producido en la capital de Alemania una multitudinaria manifestación de denuncia de las medidas represoras arbitradas contra la falsa pandemia y de rechazo a ese inhumano Nuevo Orden Mundial que los gobernantes europeos promueven.


Centenares de miles de personas marchando en paz que han tenido incluso la cortesía de corear "Libertad" en castellano, algo a lo que por aquí no se anima la gente que sigue amordazada y obediente como ganado camino del matadero. ¿Cuándo vamos a tomar el relevo de esa necesaria reivindicación?


El pueblo alemán nos está dando una lección de dignidad que no debería caer en saco roto. No va mucho en ello.

Como ya no pueden negar la evidencia de que hay un despertar masivo ante cómo se ha abusado de nosotros, los apesebrados medios de comunicación han seguido el previsible guión de tildar de iniciativa de la ultraderecha la histórica manifestación, mientras, algunos ofrecían simultáneamente imágenes de simbología anti-fascista y banderas arco iris y LGTB. Particularmente manipulador, "El Mundo" llega a la brillante conclusión de que, dado que la convocatoria se hizo bajo el lema "Día de la libertad", "hay un interés ultraderechista en la convocatoria". ¿No se dan cuenta de lo ridículo de sus "informaciones"? ¿No se les cae la cara de vergüenza ante la disonancia obvia que pregonan?

3 comentarios:

  1. ¿Os acordais de la caída del muro de Berlín?
    Pués bueno ese muro y esa caída es puro simbolismo.
    Me da que ha sido escogida y permitida la manifestación en la ciudad de Berlín precisamente como un claro mensaje simbólico.
    9 del 11 de 1989.

    ResponderEliminar
  2. Si, he leído el articulo en el Mundo, verguenza pero también he leído los comentarios de los lectores y eso me ha animado ya que hay más críticos que creyentes y eso parece que se empieza a mover algo, aunque sean anónimos y sin salir a las calles, aún... veremos como va la cosa. Tengo poca fe en el borrego pero quien sabe, a lo mejor me equivoco y todo.

    ResponderEliminar
  3. Yo respeto tu miedo, tu respeta mi vida y como la quiera vivir y quiero asumir el riesgo que conlleva mi día a día, mi vida es solo mía, y no voy a permitir que nadie la interfiera y me imponga a la fuerza su modo de vivir la suya y sus miedos, si es así me defenderé, primero con palabras si no funciona con la fuerza. Si no lucho por mi libertad, ¿quien lo hará?

    ResponderEliminar